27 mayo 2011

'That'll be the day'


El 27 de mayo de 1957 se publicó en EEUU el single 'That'll be the day' de The Crickets. Buddy Holly y the Crickets fueron un soplo de aire fresco para una escena musical, en la que Elvis, Little Richard y Fats Domino empezaban a perder su capacidad para sorprender y la revolucionaria formación de los Crickets, con un nuevo instrumento, el bajo eléctrico, les confirió una apariencia y un sonido modernos, que serían imitados por prácticamente todas las bandas de rock and roll que surgieron. 'That'll be the day' alcanzó el nº1 en las listas pop y el nº2 en las listas de R&B, a pesar de ser todos ellos blancos.


En 1956 Decca Records estaba buscando al que pudiera hacerle sombra a Elvis Presley. Holly, que venía de triunfar junto a su hermano tocando sus canciones en un show local de radio, fue tentado por la discográfica y, ante la insistencia de sus padres, firmó.

Buddy Holly
Los de Decca le convencieron para que fuera a Nashville a grabar. Buddy se dio cuenta muy pronto de que su rock and roll no era lo que buscaban los ejecutivos de Decca. Le hicieron cambiar su estilo de tocar y cantar y grabó unas sesiones en las que trabajó bajo una atmósfera restrictiva y de las que salió un single, 'Blue days, black nights' que tuvo mínima repercusión. En esas sesiones se grabó también una primera versión de 'That'll be the day', un tema basado en la frase que pronuncia John Wayne en 'The Searchers' (Centauros del desierto), la cual -visto el éxito del primer disco- no se publicó.

Norman Petty
En enero de 1957 le comunicaron a Holly que no iban a renovar su contrato y que no podía grabar ninguna de las canciones grabadas en las sesiones de Nashville, fueran publicadas o no. Buddy, que lo único positivo que sacó de estas sesiones fue la amistad del batería Jerry Allison, volvió con él a Texas donde siguió tocando sus temas sólo con la guitarra y la batería de Jerry. Holly nunca perdió la confianza en sus propias posibilidades e, impresionado con la labor de producción de Norman Petty con Buddy Knox en 'Party doll', decidió volver a grabar 'That'll be the day' en los estudios que Petty poseía en Clovis (Nuevo Mejico).

The Crickets en el Ed Sullivan Show
La atmósfera que encontró allí estaba a años luz comparada con las manipulaciones sufridas en manos de los de Decca. Con la ayuda de un bajista y otro guitarrista volvieron a registrar el tema, eligieron el nombre The Crickets buscando en un diccionario y la cinta con el resultado pasó de Columbia a RCA y de ahí, a Atlantic. Finalmente, Bob Thiele de Coral/Brunswick Records (irónicamente, subsidiaria de Decca) escuchó interesado la maqueta y le contrató. Como Buddy Holly había grabado el tema con Decca se publicó bajo el nombre 'The Crickets'. Los siguientes dos años se publicarían canciones de Buddy Holly en Coral y de The Crickets en Brunswick. La distinción era meramente artificial, ya que todos los temas fueron grabados por Buddy Holly and the Crickets.