10 enero 2012

Jerry Wexler


El 10 de enero de 1917 nació en el Bronx neoyorquino el periodista musical Jerry Wexler, que, además de acuñar el término 'rhythm and blues' en los años cincuenta se convirtió en productor de Atlantic Records y como tal trabajó en obras fundamentales de Ray Charles, Allman Brothers, Aretha Franklin, Led Zeppelin, Dusty Springfield, Wilson Pickett y Bob Dylan. Murió a los 91 años en agosto de 2008.

Nacido en el seno de una familia judía, pasó su infancia en el Bronx de Nueva York y comenzó a estudiar en la Kansas State University hasta que fue reclutado por la Armada de los Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial. Después de la guerra, volvió a la Universidad y tras graduarse, entró a trabajar en Broadcast Music, Inc.(BMI) y en Metro-Goldwyn-Mayer (MGM).

Foto 'familiar' de Atlantic Records en 1956: Jerry Wexler, Ruth Brown. Clyde McPhatter, Laverne Baker y Ahmet Ertegün

En 1953 pasó a ser uno de los socios del sello discográfico Atlantic Records. Al poco tiempo comenzó a grabar con Ray Charles, The Drifters y Ruth Brown. Junto a los hermanos Ertegün consiguió hacer de Atlantic Records uno de los gigantes de la industria musical de su tiempo.

Wexler con Sam & Dave
En los años sesenta oyó hablar del pequeño sello de Memphis Stax Records. Tomó un avión para verlo en persona y quedó impresionado. Allí tenía todo lo que necesitaba para sus grabaciones. Un estudio propio y una banda de gran talento llamada Booker T & the MG's, como sección de ritmo residente. Wexler cerró un trato con el propietario de Stax Records, Jim Stewart, que permitía grabar a Jerry en su estudio temas de intérpretes con contrato bajo Atlantic Records.

Wilson Pickett y Jerry en Muscle Shoals
Sam & Dave fueron los primeros que trajo a grabar a Memphis y el hit 'The midnight hour' (1965) de Wilson Pickett también surgió aquí. Pero Stewart, viendo que no salía beneficiado con el trato, rompió el acuerdo al año siguiente. Wexler encontró al sustituto en la persona de Rick Hall, dueño de los estudios FAME en Muscle Shoals (Alabama), donde se grabaron más hits de Wilson Pickett y 'When a man loves a woman' de Percy Sledge.

Aretha y Jerry
En 1967 durante la grabación del gran éxito 'I never loved a man (The way that I love you' de Aretha Franklin, Hall tuvo serias discusiones con el marido de Aretha, por lo que Wexler y Franklin abandonaron los estidos FAME y acabaron el trabajo en Nueva York. Cuando ese mismo año se vendieron los estudios Atlantic por 17 millones y medio de dólares, Jerry continuó como empleado y se trasladó a Miami donde fundó Criteria Records, en los que producía trabajos de Aretha Franklin, Donny Hathaway y Roberta Flack. En 1968 y bajo recomendación de Dusty Springfield, Wexler firmó contrato con Led Zeppelin.

En 1976 abandonó definitivamente Atlantic y dos años después firmó con Warner Records, siendo responsable de que grupos como B-52's y Dire Straits firmaran con el sello. En 1979 Wexler produjo el controvertido álbum de Bob Dylan 'Slow Train Coming', en el que el cantautor se confesaba cristiano. Cuando Dylan le explicó el sentido de sus canciones y Jerry percibió que estaba intentado evangelizarle le dijo: "Escucha, Bob. Estás tratando con un judío ateo de 62 años. Déjate de rollos y hagamos un álbum".
A principios de la década de 1980 comenzó a grabar con algunas estrellas del pop británico como George Michael. A finales de los años noventa se retiró de la industria musical y murió en Sarasota, Florida, el 15 de agosto de 2008, a los 91 años.

Jim Croce


El 10 de enero de 1943 nació en Philadelphia (Pennsylvania) el cantautor norteamericano Jim Croce. Sencillas y delicadas canciones de amor y otras cargadas de humor sobre personajes pintorescos de la América profunda, son el legado de Jim, cuya trágica muerte sucedió justo antes de publicarse lo que iba a ser un álbum millonario en ventas. Sus canciones, así como su persona, eran cálidas y accesibles. Croce fue un enjuto hombre común con camisas y botas de obrero con la extraordinaria capacidad de cantar sobre cosas y lugares comunes de forma que se transformaban en nuevos para su audiencia.

Criado en una familia de origen italiano, Jim mostró pronto interés por la música. Con cinco años ya sabía tocar el acordeón y poco más tarde aprendió a tocar la guitarra. En la universidad formó varias bandas y tras graduarse tocó en pequeños clubes, bares y cofee-houses, donde tocó "cualquier cosa que la gente quisiera oir: blues, rock, a capella, canciones del ferrocarril... cualquier cosa"

Por esta época conoció en un festival de música folk a su futura mujer, Ingrid, con quien comienza a actuar como dúo, cantando temas de Woody Guthrie, Gordon Lighfoot y Joan Baez, pero al  mismo tiempo ambos comienzan a escribir canciones. En 1968, un productor discográfico amigo de ellos, les anima a ir a Nueva York para grabar un disco. Graban para Capitol Records el álbum 'Jim & Ingrid Croce', tras lo que viajan durante dos años más de 400.000 kilómetros intentando vender su álbum en el circuito de universidades, y en pequeños bares.

Ingrid y Jim Croce
Desilusionados por la falta de éxito comercial, Ingrid y Jim venden todo lo que tienen menos una guitarra y vuelven a Philadelphia, donde ella da clases para niños y él, tras desempeñar trabajos en la construcción y como camionero, consigue un trabajo en una emisora local en la que compone jingles publicitarios. Frustrado, da clases de guitarra y se alista unos meses en el ejército.


A través de un amigo común conoce a Maury Muhleisen, un cantante, pianista y guitarrista de formación clásica con quien Jim comienza a actuar formando un dúo, en el que Maury es solista y Croce le acompaña.

Maury Muhleisen y Jim Croce
Poco después los papeles se invierten y es Muhleisen quien acompaña con su guitarra las canciones de Jim que, con sus textos autobiográficos y su extraordinaria honestidad a la hora de cantarlas, engancha a un cada vez mayor número de seguidores con temas como 'Photographs & memories', 'New York's not my home' o 'Lover's cross'.

En 1972, Croce firma un contrato con ABC Records y graba 'You Don't Mess Around With Jim' (1973), cuyo tema homónimo, editado en single, alcanza el Top10 americano. Otros temas del álbum que recibieron mucha difusión por radio y TV fueron 'Operator' y 'Time in a bottle', canción escrita para su hijo, que estaba en camino. En 1973 graba otro álbum, 'Life and Times', que contenía su primer nº1, 'Bad, bad Leroy Brown' (tema que incluso recibió una versión de Sinatra)

Tras dos años de giras constantes, Croce sentía nostalgia por su hogar, donde le esperaban su esposa Ingrid y su recién nacido hijo Adrian James. Una vez concluyera la gira de 'Life and Times', tenía previsto tomarse un descanso. Desafortunadamente, la gira no llegaría a su fin. El 20 de septiembre de 1973 la avioneta en la que viajaba se precipitó al vacío poco después de despegar, a causa de un fallo del piloto. Todos sus ocupantes murieron, incluido Jim y Maury Muhleisen. Tres meses después, 'Time in a bottle', que había sido editada en single, alcanzó el nº1 de las listas USA. A continuación se publicó el álbum 'I Got a Name', que Jim había dejado grabado antes de morir, el cual contenía nuevas joyas del cantautor, como el tema que dio título al album y 'I'll have to say I love you in a song', su último Top10 en las listas.

Scott McKenzie


El 10 de enero de 1939 nació como Philip Blondheim en Jacksonville (Florida), el cantante norteamericano Scott McKenzie, el mejor ejemplo de lo que se denomina un 'one hit wonder',  por su publicación en 1967 de 'San Francisco (Be sure to wear flowers in your hair)', una canción que se convirtió en el himno de toda una generación.

The Smoothies
Pasó su juventud en Virginia y se interesó muy pronto por la música, interés que compartía con su amigo John Phillips. Ambos formaron a finales de los cincuenta un grupo folk, The Smoothies, cuyas armonías vocales recordaban a los Four Freshmen. Obtuvieron un pequeño éxito con el disco 'Softly', publicado en el sello Decca. En una de sus giras por Canadá, coincidieron con una pareja de cómicos, uno de los cuales hizo un chiste, comentando que Blondheim tenía el aspecto de un 'perrito escocés', por lo que le llamó 'Scottie' durante la gira. Phillips le sugirió añadir McKenzie, el nombre que le había puesto a su recién nacida hija, por lo q ue Philip Blondheim pasó a llamarse Scott McKenzie.

The Journeymen
En 1961, McKenzie y Phillips se unen  a Dick Weissman, cantante y virtuoso del banjo, educado en el conservatorio y procedente de Philadelphia, para formar el trío The Journeymen. Con el mismo mánager que dirigía a The Kingston Trio, The Journeymen se hicieron un nombre en el Greenwich Village y grabaron tres álbumes en el sello Capitol donde demostraban su dominio de los instrumentos, sus cuidados arreglos y sus perfectas armonías vocales. Scott tuvo que pasar por una arriesgada operación de garganta que, lejos de afectarle negativamente, suavizó y dejó más brillante su tono de voz. Su tercer trabajo, 'New Directions in Folk Music' (1963), mostraba ya las influencias blues y pop que el folk estaba adoptando en su evolución.

New Directions in Folk Music (1963)
Durante una gira por California, Phillips conoce a una joven adolescente, Michelle Gilliam, con quien comenzó un relación, lo que lleva al divorcio de su esposa. Al mismo tiempo, Scott, que siempre había sufrido cierto miedo escénico, empezó a desarrollar una paranoia que le hacía desconfiar de sus compañeros, llegando a pensar que estos conspiraban para envenenarle. Weissman ejercía de mediador y catalizador en la cada vez más difícil relación entre Scott y Phillips, cuyas mentes ya no estaban por un proyecto en común.


Por otro lado, la invasión británica de grupos beat había barrido el movimiento folk del principio de la década y las guitarras eléctricas lo invadían todo.

En la primavera de 1964 el trío se separa. Phillips se estableció en California, formando con Michelle The New Journeymen (que derivaría en The Mamas & the Papas) y Scott permaneció en Nueva York intentándolo en solitario. Dos años más tarde y tras haber sido rechazado en una audición para el grupo The Monkees (parece ser que su aspecto era demasiado 'viejo' para su edad, 27), Scott acude a la llamada de Phillips, que se encuentra en la cúspide de la fama gracias al éxito de The Mamas & the Papas, y dispuesto a organizar el primer (y único, a la postre) Festival Internacional Monterey Pop.

CANCIONES CON HISTORIA
Monterey es una pequeña ciudad cercana a San Francisco que en la primavera de 1967 tiene un dilema. Está a punto de celebrarse en ella un Festival Pop y no sólo The Mamas & The Papas, Simon & Garfunkel y Grateful Dead -entre otros artistas- han confirmado su asistencia: decenas de miles de hippies de todo el país también.

Las autoridades de la ciudad temen por la seguridad y bienestar de sus ciudadanos e instan a John Phillips, organizador del evento, a tomar las medidas pertinentes. Phillips, que además es músico y miembro del grupo abanderado del flower-power The Mamas & The Papas, no se lo piensa dos veces. En escasa media hora tiene lista una canción 'publicitaria' del festival, en la que llama a la paz y armonía entre sus asistentes. El nombre de Monterey no es citado ni una sola vez. La idea es que los hippies se dirijan a la vecina y cosmopolita San Francisco y se acerquen por Monterey únicamente para asistir a los conciertos. Las autoridades de la pequeña ciudad parecen satisfechos, pero para que el plan funcione, hay que grabar y publicar la canción inmediatamente para desviar 'las hordas de melenudos' hacia San Francisco.  

Phillips, demasiado ocupado en la organización del Festival y algo 'disperso' por el consumo de marihuana y LSD, no se encuentra en las mejores condiciones para cantar y le pide a su viejo amigo Scott McKenzie que le saque del apuro. Además, Scott, que vestía kaftanis, siempre iba descalzo y con flores en el pelo, era el intérprete perfecto para su canción.  Ensayaron el tema una tarde, al día siguiente se grabó y se puso a la venta cuatro días después. "E igual de rápido se convirtió en un hit internacional", recuerda Phillips, "Scott no había grabado nunca como solista y en una semana era conocido en todo el mundo, el 'Gran Guru del Flower Power" y añadía jocosamente, "Scott nunca me perdonó por aquello." Así nació el himno de la generación hippy: "If you're going to San Francisco, don't forget to put flowers in your hair..."


El single fue Top5 en Billboard y nº1 en el Reino Unido y numerosos países europeos. En algunos de ellos, 'San Francisco' se adoptó como un himno a la libertad y se pudo oir durante la Primavera de Praga en 1968. La enorme popularidad de la canción -que vendió más de siete millones de copias en el mundo- hizo que miles de jóvenes de la época viajaran a California y hoy representa como ninguna la atmósfera de aquel 'verano del amor'.

A 'San Francisco' le siguieron algunos éxitos menores, como 'Like an old time movie', también escrita y producida por Phillips, pero Scott, incapaz de sacudirse el estigma del hit con el que debutó y agobiado por su fama de 'guru hippy', tras publicar el álbum 'Stained Glass Morning' (1970), compuesto por temas propios y en el que colaboraron músicos de la talla de Barry McGuire, Ry Cooder, Rusty Young, Bunk Gardner y Craig Doerge, dejó de grabar y vivió semiretirado de la música hasta 1986, año en que formó parte de diversas formaciones de The New Mamas & the Papas con los que fue actuando hasta 1998, año en el que se retiró de los escenarios. Murió el 18 de agosto de 2012 a los 73 años.