06 abril 2012

Gerry Mulligan


El 6 de abril de 1927 nació en Nueva York el saxofonista, clarinetista, compositor y arreglista de jazz Gerry Mulligan, uno de los instigadores de lo que se llamaría cool jazz, sobre todo por su participación en el álbum 'Birth of the Cool' (1948) junto a Miles Davis, siendo responsable de los arreglos de la mitad de los temas y autor de tres, 'Rocker', 'Venus de Milo' y 'Jeru'. Está considerado uno de los mejores saxos barítonos de todos los tiempos.

Se crió en Philadelphia en el seno de una familia irlandesa, católica y de clase media. Buen estudiante en sus años de colegio, pide a sus padres que le compren un saxofón. Tras estudiar música, colaboró con la orquesta de Elliot Lawrence, antes de volver a su ciudad natal con dieciocho años donde enseguida se enroló en la big band del baterista Gene Krupa. En 1947 entra como saxo barítono y arreglista en la orquesta de Claude Thornhill, la banda donde se originó el movimiento cool. Allí conoce al otro arreglista de la banda, Gil Evans. Juntos en 1949, intervienen en la gestación del histórico noneto dirigido por el trompetista Miles Davis


Whitlock, Baker y  Mulligan
En 1951 se traslada a California. El ambiente musical y los músicos que encuentra allí, le gustan y empieza a escribir arreglos para Stan Kenton, el director de una renombrada big band. Un día conoce a un trompetista llamado Chet Baker y la química que surge entre ellos les lleva a formar un cuarteto (sin piano) con Bob Whitlock al contrabajo y Chico Hamilton a la batería que los lleva a la fama.

Gerry y Bob Brookmeyer
Problemas con la ley y las drogas llevan al cuarteto a su disolución y a Mulligan entre rejas, pero éste retoma el trabajo una vez cumplida la pena en 1954 y comienza una colaboración con el trombonista Bob Brookmeyer que resultó igualmente exitosa. Sus excelentes grabaciones con músicos tan distintos como Johnny Hodges y Thelonious Monk muestran su inusual capacidad de adaptabilidad musical. Desde 1950 publicó más de 40 álbumes como líder, entre los que destacan sus encuentros con Lee Konitz, Paul Desmond y Ben Webster, así como el que grabó en el Village Vanguard en 1961 con su Concert Jazz Band.

Mulligan fue también una de las figuras más versátiles del jazz moderno. Aunque lento en su desarrollo como instrumentista, ha estado reconocido desde hace tiempo como el saxo barítono más influyente desde Harry Carney. Además del idioma cool que ayudó a crear -ejemplificado a la perfección en su cuarteto de los cincuenta junto a Chet Baker- Gerry se sentía en casa igualmente con una big band, haciendo bop, o incluso dixie, en cuyo caso se pasaba al clarinete.
Gerry murió en enero de 1996 a los 68 años.