13 junio 2012

LP 'A Song For You'


El 13 de junio de 1972 se publicó en EEUU el álbum 'A Song For You', cuarto LP del grupo The Carpenters. El nivel creativo fue tal, que se extrajeron seis singles del álbum, más que en ningún otro trabajo de estudio de los hermanos 'carpinteros'.

En el momento de su publicación, la combinación de la gran imagen de Richard y Karen junto a sus inofensivas y populares melodías pop, les había convertido en grandes estrellas. En esta ocasión, la inconsistencia de trabajos anteriores fue reemplazada por una decena de canciones de gran calidad. Una contribución vital fue la del letrista John Bettis, quien coescribió con Richard Carpenter dos de los mejores y más famosos temas del disco: 'Goodbye to love' y 'Top of the World'.


'Goodbye to love' es el prototipo de la 'power ballad', gracias al solo de guitarra con efecto fuzz que ejecutó Tony Peluso. Cuando Richard decidió incluir el solo de guitarra, Karen, que recordaba a Tony porque formó parte de un grupo que solía hacer de teloneros de los Carpenters, se puso en contacto con él y lo invitó a tocar en el tema.

Tony Peluso
Tony recuerda el instante: "Al principio no me creía que fuera la auténtica Karen Carpenter la que estaba al teléfono, pero repitió su nombre y en ese momento me di cuenta de que era ella y que estaba hablando con uno de mis ídolos". Karen le explicó que estaban trabajando en una canción, y que su estilo de guitarra se adaptaría perfectamente a lo que ellos buscaban. Cuando Peluso comenzó a grabar el solo, lo interpretó con suavidad y dulzura, pero Richard exclamó: "No, no, no! Toca la melodía durante cinco compases y después lánzate a la estratosfera! ¡Vamos! ¡Quedará magnífico!".

El resultado fue realmente soberbio, pero precisamente este solo de guitarra -demasiado 'progresivo' para los oidos de algunos- evitó que el tema alcanzara un nuevo nº1 de la banda en la lista americana de 'Música Contemporánea Adulta'. La otra canción del tándem Carpenter/Ellis fue 'Top of the World', un tema que Richard consideró de relleno, sin gancho comercial. Al año siguiente la versión que hizo Lynn Anderson alcanzó el nº1 de las listas country, por lo que Richard cambió de idea y 'Top of the world' fue editado en single. Fue el segundo nº1 de The Carpenters (tras 'Close to you') en las listas de pop, dos años después de la publicación del LP que lo contenía y permaneció casi un año en el Top100.

 

La habilidad de Richard para elegir el material adecuado para que él y Karen lo versionaran es evidente en 'Hurting each other', grabada originalmente por Ruby & the Romantics, cuya edición en single alcanzó el nº2 de las listas pop, y una de las nuevas canciones de Carole King, 'It's going to take some time'.

'Bless the beasts and the children' fue su versión del tema de la película del mismo nombre dirigida por Stanley Kramer que ya había aparecido como cara B del single 'Superstar' de Leon Russell.
La canción que da título al álbum también fue compuesta por Russell y es un magnífico tema, ya considerado por Elton John "un clásico americano", que ha recibido numerosas versiones además de esta del dúo de hermanos. 'I won't last a day without you', escrita por los habituales colaboradores de los Carpenters, Paul Williams y Roger Nichols, completa la relación de éxitos individuales del álbum que fue nº4 en EEUU y nº 13 en el Reino Unido.


1.'A song for you'  Leon Russell
2.'Top of the world'  Bettis/Carpenter
3.'Hurting each other'  Geld/Udell
4.'It's going to take some time"  King/Stern
5.'Goodbye to love' Bettis/Carpenter
6.'Intermission'   Richard Carpenter
7.'Bless the beasts and children'   Botkin Jr/DeVorzon
8.'Flat baroque'   Richard Carpenter
9.'Piano Picker'   Randy Edelman
10.'I won't last a day without you'  Nichols/Williams
11.'Crystal lullaby'  Bettis/Carpenter
12.'Road ode'   Sims/Woodhams
13.'A song for you (Reprise)'  Leon Russell

LP 'Red Octopus'


El 13 de junio de 1975 se publicó en Estados Unidos 'Red Octopus', el décimo álbum de estudio del grupo californiano Jefferson Starship, el cual, en sus diez años de historia, había sufrido varios cambios de formación, un cambio de nombre y, desde 1966, había publicado nueve álbumes. Pero ninguno de ellos había alcanzado el nº1. El mes de febrero de 1975, Jefferson Starship entró en los estudios Wally Heider de San Francisco para grabar el nuevo trabajo.

Formados a principios de 1965 en San Francisco, el grupo, entonces denominado Jefferson Airplane, fue uno de los pioneros de la escena psicodélica de Haight-Ashbury. Su primer álbum, 'Jefferson Airplane Takes Off' no pasó del puesto 128, pero la suerte de la banda cambió cuando entró en sus filas la cantante Grace Slick. 'Surrealistic Pillow', publicado en 1967 alcanzó el nº3, gracias a los hits 'Somebody to love' y 'White rabbit'. Les tomaría una década igualar esa marca.

En 1974 la formación original había cambiado y también el nombre, actualizando el aeroplano original por una nave espacial. Se incorporó el guitarra solista de 19 años Craig Chaquico, que había pertenecido a la banda Steelwind. Marty Balin, uno de los miembros originales que había abandonado el grupo, volvió a sus filas para grabar el álbum, así como el guitarrista y co-fundador Paul Kantner. Otros miembros incluyeron al violinista de 58 años Papa John Creach, los bajistas y teclistas Pete Sears y David Freiberg y el batería Johnny Barbata. Craig Chaquito recuerda: "Por fin había un 'feeling' de grupo, porque éramos una gran banda".

Craig Chaquico
Aunque muchos acusaron a los Starship de volverse comerciales en 'Red Octopus', Chaquico asegura que no fue su intención: "La música salió únicamente de la intuición e inspiración creativa de todos nosotros. Nadie pensó ni por un segundo en las listas de ventas, ni quisimos grabar un álbum lleno de hits para el Top40". Lo cierto es que el tema más accesible o comercial del álbum, 'Miracles', duraba cerca de siete minutos. "Tras publicar el álbum el productor y nosotros decidimos editar una versión más corta para el single"
La edición recortada a tres minutos y medio alcanzó el nº3 de las listas Billboard, su mayor éxito hasta entonces. Al tema también se le suprimieron partes excesivamente explícitas de la letra, que posiblemente hubieran supuesto un problema a la hora de emitir el tema por las FMs.


El hecho de que el grupo tenía varios autores cuyas procedencias eran bastante heterogéneas se reflejó en el contenido del álbum. Chaquico explica: "Los estilos abarcan desde mis raíces de hard-rock y los orígenes folk de Marty, hasta el estilo personal de Grace y Paul".

Marty Balin
Red Octopus contiene dos temas instrumentales, 'Git fiddler' y 'Sandalphon'. Un tercer tema, 'Sweeter than honey', fue originalmente un instrumental. "Cuando tocamos esta canción por primera vez en un show benéfico de San Francisco, a Marty le pilló un atasco de tráfico, así que tuvimos que subir al escenario sin él. Comenzamos a tocar 'Sweeter than honey' y a los pocos minutos apareció Marty en escena y cantó la letra que acababa de escribir"

Grace Slick
Aunque grabaron el álbum en aproximadamente tres meses, los toques finales se hicieron mientras la banda estaba de gira. "Habíamos firmado ya varias fechas así que tuvimos que terminar las mezclas entre concierto y concierto".
El álbum alcanzó el puesto de honor de las listas de LPs 3 veces en el curso de 12 semanas, pero Chaquico no pudo participar en los festejos. "El día que alcanzó el nº1 estabamos en la carretera de gira, y aún no tenía la edad para celebrarlo en el bar del hotel"


1.'Fast buck Freddie'  Slick/Chaquico
2.'Miracles'       Marty Balin
3.'Git fiddler'  Papa John Creach, Kevin Moore, John Parker
5.'Sweeter than honey'   Balin/Chaquico/Sears
6.'Play on love'       Slick/Sears
7.'Tumblin''       Balin/Robert Hunter/Freiberg
8.'I Want to see another world'   Kantner/Slick/Balin
9'Sandalphon' (instrumental)      Sears
10.'There Will Be love'   Kantner/Balin/Chaquico

De pie: Marty Balin, Paul Kantner, Craig Chaquico y John Barbata               Sentados: Grace Slick, Pete Sears, Papa John Creach y David Freiberg.

    Grace Slick – Voz, piano
    Paul Kantner – Voz, guitarra rítmica
    Marty Balin – voz
    John Barbata – batería, percusión, coros
    Craig Chaquico – guitarra solista, coros
    Papa John Creach – violín eléctrico
    Pete Sears – bajo, piano eléctrico, órgano, teclados, coros
    David Freiberg – voz, bajo, órgano, teclados

LP 'Candy-O'


El 13 de junio de 1979 se publicó en EEUU, 'Candy-O', el segundo álbum del grupo The Cars. De nuevo con el británico Roy Thomas Baker a la producción, Ric Ocasek y sus colegas produjeron una continuación de su exitoso disco debut, demostrando que en él no lo habían dicho todo.

En el Reino Unido la new wave había sustituido al punk, que era donde los Cars habían encontrado su espacio natural en los primeros instantes de su carrera. No obstante, en Estados Unidos, eran considerados un grupo a la última, incluso 'difícil'. Esto no impidió que el álbum alcanzara el nº3 de las listas. Temas como 'Lets' go', el primer sencillo del disco, que alcanzó el nº 14 en el Top100 americano, su mejor puesto hasta entonces, y la más tranquila 'It's all I can do', muestran claramente el gran nivel del grupo. A la misma altura está 'Dangerous Type', un tributo a T. Rex.


Pero ninguno de los otros temas, sin tener la calidad de los mencionados, pueden considerarse material de relleno, como las rockeras 'Got a lot of my head' y 'Night spots', o 'Since I held you', donde muestran su faceta tierna y los redondos temas de pop moderno 'Double life' y 'Lust for kicks'. Al contrario que otras muchas bandas contemporáneas, The Cars no eran 'one hit wonders', como seguirían demostrando con sus posteriores trabajos.

 1) 'Let's go' – 3:33
  2) 'Since I held you' – 3:16
  3) 'It's all I can do' – 3:44
  4) 'Double life' – 4:14
  5) 'Shoo be doo' – 1:36
  6) 'Candy-O' – 2:36
  7) 'Nightspots' – 3:15
  8) 'You can't hold on too long' – 2:46
  9) 'Lust for kicks' – 3:52
10) 'Got a lot on my head' – 2:59
11) 'Dangerous type' – 4:28


    Ric Ocasek – guitarra rítmica, voz solista en los temas  2, 4, 5, 7, 9, 10 y 11
    Elliot Easton – guitarra solista, coros
    Greg Hawkes – percusión, teclados, saxo tenor, coros
    Benjamin Orr – bajo, voz solista en los temas 1, 3, 6 y 8
    David Robinson – batería, percusión

La ilustración de la portada fue realizada por Alberto Vargas, famoso dibujante de pin-ups en los años cuarenta y cincuenta, que a sus 83 años, estaba retirado. Fue su nieta, gran aficionada a The Cars, quien convenció a Vargas para que aceptara el trabajo. En su momento generó muchas críticas por considerarla sexista. La modelo, Candy Moore, que fue pareja del batería y director de arte de la banda David Robinson, posó sobre un Ferrari para tomar la fotografía que sirvió de modelo a Vargas.