08 julio 2012

Louis Jordan


El 8 de julio de 1908 nació en Brinkley (Arkansas) Louis Jordan, un músico de jazz que adquirió bastante fama en los años cuarenta siendo de los pocos músicos negros que eran igualmente populares entre audiencias blancas o negras. Llamado el 'rey del juke-box' fue un cantante y músico de talento y grabó dúos con algunos de los más grandes de la época como Louis Armstrong, Bing Crosby y Ella Fitzgerald.

Louis era hijo de Jim Jordan, un director de banda y profesor de música. Bajo la tutela de su padre, Jordan comenzó a estudiar clarinete, pero cuando vio en un escaparate de una tienda de instrumentos un saxofón, realizó todo tipo de trabajos para conseguir el dinero suficiente para comprarlo. Con quince años, durante unas vacaciones actuó por primera vez con la Belvedere Orchestra en Hot Springs (Arkansas). Su primer trabajo como profesional fue tocando el clarinete con los Fats Chapelle's Rabbit Foot Minstrels, que andaban de gira por el Sur. Posteriormente asistió a la Universidad Baptista de Little Rock, donde estudió música.

En 1930 se estableció en Philadelphia, donde trabajó con la orquesta del trompetista Charlie Gaine. Dos años después viajó a Nueva York donde tomó parte en una sesión de grabación con la banda del pianista Clarence Williams. Allí tocó también con las bandas de Kaiser Marshall y el baterista Joe Marshall. Su trabajo más importante, sin embargo, llegó en 1936, cuando se unió a la orquesta de Chick Webb, una banda de 13 músicos que incluía a la cantante Ella Fitzgerald. En ella, Jordan ejercía de músico, cantante y presentador, adquiriendo muchas tablas para su carrera futura en solitario. Un año más tarde realizó su primera grabación como cantante, 'Gee, but you're swell'

Louis Jordan & his Tympany Five
En el verano de 1938, Jordan abandonó la orquesta de Webb para formar su propia banda de nueve músicos, con la que realizaba sus shows en el Elk's Rendezvous de Harlem. Como Bert Williams and the Elk's Rendezvous Band actuó en clubs de la calle 52 y en 1939 grabaron algnas piezas para el sello Decca. Ese mismo año, en diciembre, Jordan cambió el nombre de su banda a Tympany Five y redujo la banda a seis miembros (más tarde serían siete u ocho). Fueron invitados a tocar en el intermedio de la actuación de los Mills Brothers en el Capitol Theater de Chicago y su interpretación de diez minutos fue la sensación de la noche. Pronto Jordan y sus Tympany Five atraían a más público que los artistas principales, por lo que le ofrecieron prolongar su show a media hora. En enero de 1942 alcanzó las listas de éxito con su versión del clásico de blues 'I'm gonna move to the outskirts of town'.


Con su banda Tympany Five, a los que exigía perfecta elegancia y corrección en el vestir, popularizó un estilo musical llamado 'jump blues' el cual preparó el camino para el R&B y más tarde, el rock'n'roll.

Desde 1942 hasta 1951 tuvo 43 hits en el Top5 de las listas de R&B, de los que 18 fueron nº1. Temas como 'G.I. Jive' (1944), 'My baby said yes' (con Bing Crosby), 'Caldonia' (1945), 'Buzz me' (1946), 'Choo choo ch'boogie' (1946), 'Ain't nobody here but us chickens' (1947), 'Boogie woogie blue plate' (1947), 'Baby, it's cold outside' (con Ella Fitzgerald) y 'Saturday night fish fry' (1949).

A mediados de los cincuenta, con la aparición del rock'n'roll, que él consideraba "R&B tocado por blancos", la popularidad de Jordan decreció. Aún así, realizó varias giras exitosas por Europa y apareció en el Festival de Jazz Newport en 1973,  Durante una actuación en Nevada en octubre de 1974 sufrió un ataque al corazón. Murió unas semanas después, en febrero de 1975, a los 66 años.

Johnnie Johnson


El 8 de julio de 1924 nació el pianista de blues Johnnie Johnson, que a principios de los cincuenta lideraba un grupo en el que militaba como guitarrista un joven e inexperto Chuck Berry. Fue éste el que llevó uno de los temas que tocaban a Chess Records. A los hermanos Chess les gustó, se grabó 'Wee wee hours' y 'Maybelline' (1955) y el grupo de Johnnie pasó a ser la banda de acompañamiento de Chuck. Johnson comentó al respecto: "Me figuré que obtendríamos más trabajo con Chuck como líder. Además, lo más importante: Tenía coche".

Johnnie Clyde Johnson nació en Fairmont (Virginia Occidental). Su padre era minero y aficionado ala música, y cuando Johnnie cumplió los cuatro años, la famila compró un piano. El mismo día que el instrumento entró en casa, el pequeño Johnson ya investigaba con los sonidos y las teclas, demostrando una habilidad innata. Su aprendizaje fue autodidacta e intentaba imitar a grandes virtuosos del piano como Art Tatum y Meade 'Lux' Lewis. Con nueve años ya tocaba en las emisoras de radio locales. Con 13 años formó su primer grupo, los Blue Rhythm Swingsters y cuando estalló la segunda Guerra Mundial, trabajó en una fábrica de tanques en Detroit. En 1943, una época en la que era raro encontrar afroamericanos entre los marines norteamericanos, Johnson se alistó y sirvió en el Pacífico Sur. Allí tuvo la oportunidad de tocar con la Special Service Band que acompañaba a los músicos de swing y jazz que se encontraban de gira para entretener a la trop. Tras trabajar junto a numerosos sidemen de las bandas de Count Basie y Lionel Hampton, comenzó a considerar una carrera como artista en solitario.

Terminada la guerra, Johnson se estableció en Chicago, donde encontró un trabajo en una fábrica. Por las noches tocaba en los clubs de la ciudad y ocasionalmente acompañó a Albert King en sus grabaciones. El año 1952 consiguió un nuevo trabajo en la empresa American Steel en St Louis, una ciudad con su propia movida musical. Formó el Johnnie Johnson Trio con el que interpretaban standards y temas swing. La Nochevieja de 1952, uno de sus músicos habituales cayó enfermo y Johnnie, para sustituirle en una actuación que tenían contratada en el Cosmopolian Club en East St. Louis, contrató a un joven guitarrista llamado Chuck Berry.

Chuck Berry
A pesar de tener sólo seis meses de experiencia, Berry encajó en la banda e, incluso, tocó aquella noche alguna de sus composiciones, piezas de un R&B muy marcado con letras cuyas historias recordaban a las de las canciones country. El mánager del club los invitó a volver y en poco tiempo, Berry se erigió en líder de la banda. Tras la firma de Chuck con el sello Chess, Johnson permaneció con él como sideman. Johnson odiaba los viajes en avión y mantuvo su trabajo en la fábrica de acero por un tiempo. Berry se quejaba amargamente de los continuos retrasos de Johnson a la hora de actuar, retrasos que se hicieron más frecuentes cuando Johnson intensificó su consumo de alcohol. No obstante, ambos músicos colaboraron estrechamente durante más de veinte años.

E. Hardy, C. Berry y J. Johnson
Johnson, con su maleabilidad y perfecta capacidad de adaptación a toda clase de estilos, fue el pianista ideal para terminar de desarrollar lo que se llamaría rock'n'roll. Junto a Willie Dixon y Ebby Hardy desplegó sólidos ritmos que acompañaban el personal estilo de la guitarra de Berry, en temas como 'Sweet little sixteen' y tomando en varios casos el papel protagonista, como en 'Rock and roll music', donde tocó un piano de boogie woogie que caracterizó uno de los primeros clásicos del nuevo género.

De hecho, Johnson tuvo mucho que ver en la mayoría de las composiciones de Berry. Keith Richards comentó en una entrevista: "Puedes ver la importancia que tenía Johnson en las canciones de Berry en el hecho de que los riffs de guitarra de Chuck están tocados en tonalidades más usuales entre pianistas. Tonos como Fa, Sib y Mib eran mucho menos habituales entre guitarristas." Quizás el tema más emblemático de Berry, 'Johnny B. Goode', según el propio Johnson, estaba referido a él mismo, aunque el protagonista de la canción es un guitarrista y Berry jamás corroboró tal información.

Johnson permaneció con Chuck Berry hasta 1973 y posteriormente regresó a St. Louis, donde trabajó por un tiempo como conductor de autobús, pero su afición a la botella provocó que le despidieran. Berry, en su autobiografía comentaba con amargura los excesos de alcohol de Johnson. Johnnie, al leerla no tuvo la menor objeción: "No me dolió especialmente, porque era cierto. Bebía demasiado y eso interfería en mi música. Leer cosas como esa, en cierto modo, me ayudó a salir del pozo"

En 1987, gracias al documental "Chuck Berry, Hail! Hail! Rock' n' Roll" volvió a recordarse su figura y se puso un énfasis especial en sus contribuciones. Johnson fue uno de tantos que recibieron el título de 'padre del rock & roll' y una biografía suya escrita por Travis Fitzpatrick fue nominada al Pulitzer. Su tercera mujer, Frances, consiguió alejarle del alcohol y Johnson volvió a los estudios de grabación en plena forma, grabando el álbum 'Blue Hand Johnnie' (1987), al que siguieron 'Johnnie B. Bad' (1992) y 'That'll Work' (1993). En los años noventa compartiría escenario con artistas como Keith Richards, Eric Clapton, John Lee Hooker y Bo Diddley y siguió actuando hasta pocos días antes de morir a los ochenta años en abril de 2005.

Billy Eckstine


El 8 de julio de 1914 nació en Pittsburgh (Pennsylvania) el cantante de jazz y pop Billy Eckstine. Poseedor de una voz de barítono, fue en los años cuarenta una figura carismática de la música pop negra, al liderar una de las primeras big band de bop y convertirse en el primer cantante negro de baladas románticas (fue llamado el Sinatra negro).

Frank Sinatra y Billy Eckstine
Eckstine comenzó a cantar a los nueve años y participó en numerosos espectáculos para aficionados. Aunque su vocación había sido la de jugador de fútbol americano, una grave lesión lo recondujo hacia el mundo de la música. Tras diversos trabajos al oeste de Chicago a finales de los años treinta, Eckstine fue invitado por Earl Hines para unirse a su Grand Terrace Orchestra en 1939. Aunque sus primeros éxitos fueron canciones triviales como 'Jelly, Jelly' y 'The jitney man', grabó también varios estándares como 'Stormy monday'. Hacia 1943, se acompañaba de estrellas como Dizzy Gillespie, Charlie Parker y Sarah Vaughan.

Billy Eckstein Orchestra

Tras formar su propia banda ese año, contrató a los tres y gradualmente se hizo con más figuras modernas y con futuras estrellas: Wardell Gray, Dexter Gordon, Miles Davis, Kenny Dorham, Fats Navarro y Art Blakey, así como con arreglistas como Tadd Dameron y Gil Fuller.

Billy Eckstine, el 'Sinatra negro'
La Billy Eckstine Orchestra fue la primera big band bop, y su líder reflejaba las innovaciones bop adaptando sus armonías vocales a las baladas normales. A pesar del matiz moderno del grupo, Eckstine encabezó las listas frecuentemente a mediados de los cuarenta, con temas como 'A cottage for sale', 'Prisoner of love', 'Blue moon' y 'Caravan'. En las giras por Europa y América, el cantante tocaba también la trompeta, el trombón y la guitarra.

Forzado a disolver la orquesta en 1947 tras haber formado la suya propia Gillespie, Eckstine realizó una transición hacia un estilo más baladístico y con arreglos de cuerda. Grabó más de una docena de éxitos a finales de los cuarenta, entre los que se incluyen 'My foolish heart' y 'I apologize'. Se hizo popular en Gran Bretaña, obteniendo un gran éxito durante los cincuenta con temas como 'No one but you' y 'Gigi', así como con sus dúos con Sarah Vaughan.

Eckstine regresaría a sus raíces jazzísticas ocasionalmente, grabando con Vaughan, Count Basie y Quincy Jones, y publicando un LP en directo, 'No Cover, No Minimum', en el que interpretaba algunos solos de trompeta. Grabó varios discos para Mercury y Roulette a comienzos de los sesenta y publicó en Motown algunos discos de estándares. Tras grabar muy espaciadamente en los setenta, Eckstine realizó su última grabación, 'Billy Eckstine Sings with Benny Carter', en 1986. Murió de un ataque al corazón en 1993 a los 78 años.