25 octubre 2012

Gloria Lasso


El 25 de octubre de 1922 nació en Vilafranca del Penedés la cantante franco-hispano-mejicana Gloria Lasso, nacida cómo Rosa María Coscolin i Figueras, considerada como una de las últimas divas de la canción internacional.

Comenzó a cantar en salas de fiestas a los 15 años, aunque también trabajó de asistente en un gabinete médico. De su primer marido, el músico Guillermo Lasso, adoptó el apellido como nombre artístico. De Barcelona pasó a Madrid, donde trabajó como locutora de Radio Madrid. Allí obtuvo sus primeros éxitos con 'Bésame en la noche' y 'Malvarrosa', de Fernando García Morcillo. Otros temas de la época fueron 'Cuando la luna sale', 'Camino del cielo', 'Inútil es fingir' y 'Solo tuya'.

En 1954 se estableció en Francia para sustituir a una cantante enferma, y comenzó su carrera musical en París, cantando en centros nocturnos. Dotada de una gran voz, muy pronto conoció el éxito con el género que entonces se conocía como 'canción mediterránea' del 'music-hall' con 'Lune de miel', 'Hola qué tal' (1954), 'Amour, castagnettes et tango' (1955). Le siguieron otros éxitos, como 'La Cueillette du coton', 'Toi mon démon' (1956), 'Buenas noches mi amor', 'Canastos' (con Luis Mariano, 1957), 'Bon voyage' (1958), 'Sois pas fâché' (1959), 'Muchas gracias' o 'Si tu reviens un jour' (1960).

Descubierta por los empresarios de Pathé Marconi, fue contratada para grabar en 1956 un disco que incluía 'Étranger au paradis' (sobre una melodía de la opera 'Príncipe Igor' de Borodin), que ya había popularizado en inglés Tony Bennett. Con 'Étranger au paradis' ('Extraños en el paraíso') logró el disco de oro en 1956 y el estatus de estrella. De esta manera, despegó como artista, colocándose muy pronto a la cabeza de la conocida sala Olympia de París, donde totalizaría más de 30 presentaciones a lo largo de su carrera. Cantó para el general de Gaulle, el presidente John F.Kennedy y la reina Isabel II de Inglaterra en conciertos privados. Grabó más de mil canciones en diversos idiomas y países y publicó más de 500 álbumes.

Su mayor éxito en España fue 'Luna de miel', en 1959. Gloria impuso en Europa canciones mexicanas en todas sus grabaciones, como 'Aquellos ojos verdes', 'El soldado de levita', 'La cigarra', 'Guadalajara', 'Dos arbolitos', etc. De esta forma internacionalizó a los autores mexicanos, entre ellos Armando Manzanero con su tema 'Ahora', que fue un éxito en Francia y la primera de las canciones de Manzanero que se grabó fuera de México en otro idioma.

Precisamente a México se traslada Gloria a mediados de los sesenta siguiendo el consejo de su amiga Edith Piaf. Allí sus canciones eran muy populares y durante veinte años se consagró al público mexicano, nacionalizándose incluso en aquel país. Francia la reclama para el Olympia de París y decide quedarse diez años más ofreciendo recitales y grabando varios CDs. Retorna a México en 1995 con un éxito arrollador. Surgen homenajes, presentaciones y nuevas grabaciones como el disco 'América', con canciones del autor español, José Luis Perales.

Pasó la última parte de su vida entre Francia y Cuernavaca, con su hija María José Lasso. En México celebró su último concierto en noviembre de 2005, y un mes después, Gloria Lasso murió a los 83 años. La cantante ocupó frecuentemente las páginas de la prensa del corazón por sus múltiples matrimonios, que se llegaron a cifrar en una decena, aunque en una entrevista que dio en 2003 al diario francés France Soir ella aseguraba que habían sido seis, y que el resto no eran sino publicidad. En los últimos años, Lasso resultó beneficiada por la vuelta a la moda de lo 'kitsch' y se convirtió en un icono gay.

Earl Palmer


El 25 de octubre de 1924 nació en Nueva Orleans el músico Earl Palmer, llamado 'el baterista más grabado de la historia'. Su trayectoria como baterista de sesión a lo largo de cincuenta años le ha llevado a tocar en hits de Little Richard, Fats Domino, Frank Sinatra, Ray Charles, Rick Nelson, Beach Boys, Neil Young, Dizzy Gillespie, Count Basie, B.B. King, Randy Newman, Elvis Costello, Tom Waits y muchísimos más.

Su contribución al rock and roll fue premiada cuando fue admitido -por primera vez un músico de sesión accedía a ello- en el Salón de la Fama del Rock and Roll en el año 2000. Palmer murió a los 84 años en septiembre de 2009. Su batería se puede oir en temas tan diversos como 'The fat man' (Fats Domino, 1949), 'Summertime blues' (Eddie Cochran, 1958), 'La Bamba' (Ritchie Valens, 1959), 'The lonely bull' (Herb Alpert, 1962), 'You've lost that lovin' feelin' (The Righteous Brothers, 1964), 'River deep-mountain high' (Ike & Tina Turner, 1966) o 'Sweet little bullet from a pretty blue gun' (Tom Waits, 1978).
Earl aparece unos segundos en un video del grupo Cracker, 'I hate my generation' (1996). El cantante, David Lowery contó en una entrevista que cuando le preguntaron al septuagenario Earl si era capaz de seguir los temas a la batería, Palmer le miró de arriba a abajo, murmurando: "¿Bromeas?, Yo inventé esta mierda!"

Johann Strauss II


El 25 de Octubre de 1825 nació en Viena, el compositor, violinista y director de orquesta austriaco, conocido como «el rey del vals», Johann Strauss II o segundo (llamado así para diferenciarlo de su padre, el también compositor Johann Strauss). Formó parte de la dinastía de músicos que convirtió esta modalidad de baile en un símbolo de Viena.

Niño prodigio, compuso su primer vals cuando sólo contaba seis años. No obstante, su dedicación a la música encontró la firme oposición de su progenitor, que quería que fuese comerciante. Sin embargo, gracias al apoyo de la madre, pudo tomar lecciones de violín y composición en secreto y dedicarse a la música. Johann Strauss hijo, quien a partir de 1841 fuera estudiante de la universidad politécnica, no tenía gran interés en la árida contabilidad siendo expulsado de este centro después de dos años, por "conducta contraria a la disciplina". Ni siquiera un profesor particular pudo salvar la situación: Johann faltaba a las clases dando preferencia a la música.

Durante un año continuaba con sus estudios de violín y música, luego solicitó el permiso policial para "tocar con una orquesta de entre 12 y 15 personas en establecimientos de hostelería". El 15 de octubre debutó, con éxito, con su orquesta en el establecimiento "Dommayer" en Hietzing. Después de esta primera actuación, varios establecimientos le ofrecieron la oportunidad de presentarse y poco después se publicarían ya sus primeras composiciones por la editorial Mechetti. Desencadenándose una lucha musical entre padre e hijo, los dos pondrían todo su empeño en ganarse a los críticos de la prensa, intentando así ganarle terreno al otro.

El verano de 1847 la familia hizo las paces: se dice que en la víspera del santo del padre, Johann hijo le tocó una serenata, con lo que el primero le perdonaría. Cuando Strauss padre murió en septiembre de 1849, el hijo se encargó de la orquesta de su progenitor. En los funerales del 11 de octubre haría la primera salida a escena con la orquesta paterna, tocando el réquiem de Mozart. Los músicos, sin embargo, se oponían al joven sucesor con lo que no le quedó más remedio que disolver eventualmente la orquesta y reorganizarla . "Jean", como le gustaba llamarse, pronto se encargó de la dirección de la música de baile de la corte. Ya a la temprana edad de 28 años disponía de un cuerpo orquestal de 300 instrumentistas, divididos en varios conjuntos musicales. Tocaban en diferentes establecimientos y salones de baile. Strauss mismo iba de un lugar a otro, a veces dirigiendo en más de 6 estrados durante una sola noche.

"Jetty", su primera mujer, una cantante siete alos mayor que él, se encargó de la "gestión de los conciertos". Dividió la orquesta en cuatro grupos y cada noche dirigía uno tras otro. El exceso de trabajo (una nueva gira de conciertos en 1851 por Alemania, Praga y Varsovia) debilitó sus fuerzas en 1853 y su hermano Josef tuvo que hacerse cargo de la dirección de la orquesta. A partir de 1855, y durante 16 años, fue contratado cada verano en Pavlosvsk, cerca de San Petersburgo. Reemprendió sus viajes: América (1872), Italia (1874), París (1875 y 1877), Alemania (1876), Ostende y Berlín (1875), Alemania y Rusia (1876) y nuevamente Berlín (1879).

Angelika Dittrich
En 1863 fue elegido director de música de los bailes de la Corte, y recibió numerosas distinciones honoríficas austríacas y extranjeras, como la Legión de Honor, de Francia, en 1877.
Su segunda esposa, Angelika Dittrich (actriz), con quien se casó en 1878, no era una ferviente partidaria de su música y la diferencia de edad y opiniones, y sobre todo su indiscreción, llevó a que Johann le pidiera el divorcio. A Strauss no le concedió el divorcio la Iglesia Católica Romana y, por lo tanto, cambió de religión y nacionalidad y se convirtió en ciudadano de Sajonia-Coburgo-Gotha el 28 de enero de 1887.

Adele y Johann
Strauss buscó consuelo en su tercera esposa, Adele (con quien se casó el 15 de agosto de 1882) y en sus últimos años fluyeron sus talentos creativos, lo que resultó en gran parte buena música.
Johann Strauss murió de neumonía en Viena el 3 de junio de 1899 a la edad de 73 años y fue sepultado en el Zentralfriedhof de Viena (Cementerio Central de Viena). En el momento de su muerte, se encontraba trabajando en su ballet “Aschenbrödel” (Cenicienta).


Strauss se consagró a la composición de operetas, con títulos como “El murciélago” (1874) y “El barón gitano” (1885) y de valses: “El Danubio azul” (1867) (Orchestre Philharmonique de Berlin & Herbert von Karajan) , “Vals de los bosques de Viena” (1868) (Dir. André Rieu), “Rosas del sur” (1880), “El vals del emperador” (1889) y “Voces de primavera” (1883) (Orchestre Philharmonique de Berlin & Herbert von Karajan) son algunos de sus valses más populares. También compuso polkas y marchas, “Pizzicato Polka” (Johann Strauss Ensemble), “Tritsch-Tratsch Polka” (Vienna Philharmonic Orchestra, Dir. Zubin Mehta).

El “Danubio azul” es considerada como la más importante de las 498 composiciones de danza compuestas por el "rey del vals". Consiste en una introducción (44 compases) del vals propiamente dicho, dividido en cinco partes, algunas de las cuales va precedida de una "entrada" para terminar en una extensa "coda" de 148 compases. Allí se afirma el carácter decididamente rítmico de la melodía, orientada directamente, incluso con su variedad de acentos y de movimientos, a los fines de la danza. Bajo este aspecto, la obra constituye un verdadero modelo en su género. En “el bello Danubio azul” (tal es su título original en alemán) pudo escucharse por primera vez en 1867, pero no tal como hoy lo conocemos, sino en una versión coral. La orquestal, desde el mismo momento de su estreno (1890), tuvo una acogida triunfal que no ha remitido con el tiempo.

De sus operetas, debe destacarse la opereta en tres actos “El murciélago” - "Mein Herr Marquis" (Lucia Popp soprano, Bayerischer Staatsoperchor, dir. Carlos Kleiber), ópera cómica en tres actos con el libreto de C. Haffner y R. Genée, basado en la comedia Réveillon, de Meilhac y Halévy, que fue representada por primera vez en Viena, en el  Theater An der Wien, el 6 de abril de 1874. La acción transcurre en un balneario termal junto a Viena, donde una joven casada, muy sensible a los requerimientos amorosos de un tenor, lo recibe en su casa en ausencia del marido. Pero la policía, que está buscando al marido, se presenta en la casa y detiene en su lugar al tenor.

Aclarado el equívoco que, a su vez, da lugar a otros divertidos “quid pro quos”, el asunto termina, como no podía menos, de la mejor manera posible. El título deriva del apodo de "Murciélago" que le dan al director de prisiones, por haberse disfrazado de esta forma para asistir a un baile de máscaras. En la historia de esta forma teatral, marca efectivamente una fecha, por llevar a escena por primera vez hombres actuales y cotidianos, que viven la vida de su tiempo cantando alegremente vestidos a la moda del día, en lugar de personajes imaginarios, ataviados de manera fantástica, ya fuesen históricos, ya mitológicos. El Murciélago debe además su importancia al hecho de haber iniciado la opereta-vals, característica de Johann Strauss hijo, y de sus sucesores, los operistas vieneses y alemanes en general.


En efecto, en el "Murciélago", (Orquesta Filarmónica de Viena dirigida por Karl Böhm) el vals está elevado al nivel de generador lírico de la opereta entera, y sobre todo en el segundo acto (la fiesta en el jardín) anima la escena con la inagotable riqueza de sus melodías.

Monumento a Strauss en Viena
Los historiadores vieneses gustan de utilizar metáforas floridas en las que se sugiere que los Strauss (padre e hijo) más que componer valses, transformaban su ciudad en música. "Si es verdad que tengo talento", escribió en los últimos años de su vida Johann Strauss II hijo, "se lo debo, por encima de todo a mi amada ciudad en Viena... en cuyo suelo está enraizada toda mi fuerza y en cuyo aire flotan las melodías que han sido captadas por mi oído, han embriagado mi corazón y, finalmente, han escrito mi mano".

Orquesta Johann Strauss
La música de Strauss es interpretada regularmente en el Concierto de Año Nuevo de la Orquesta Filarmónica de Viena, (“Voices of Spring”, Karajan) como resultado de los esfuerzos de Clemens Krauss quien realizó un programa especial dedicado a Strauss en 1929 con la orquesta vienesa. Varios intérpretes de Strauss, como Willi Boskovsky, continuaron la tradición de dirigir violín en mano como era costumbre en la familia Strauss, así como Herbert von Karajan y Riccardo Muti. Además, la Orquesta de Viena Johann Strauss que se formó en 1966 le rinde homenaje durante las giras de esta conocida orquesta.

Georges Bizet


El 25 de octubre de 1838 nació el compositor francés perteneciente al periodo romántico Alexandre César Léopold Bizet, conocido por sus familiares y amigos como Georges Bizet. El padre, profesor de canto, le enseñó los primeros rudimentos del arte musical; a los cuatro años ejecutaba los más difíciles ejercicios y a los nueve era admitido en la clase de piano de Marmontel en el Conservatorio de París.

Seis meses después obtenía el primer premio de solfeo. Paralelamente a su formación instrumental, estudió composición con Zimmermann, que sustituía entonces a Charles Gounod. En 1852, un primer premio de piano fue la compensación a sus brillantes y fogosas ejecuciones; en 1854 obtuvo un premio de órgano en la clase de Benoist y al mismo tiempo se matriculó en el curso de composición de Halévy, el célebre autor de Hebrea. En 1854 compuso su primer Nocturno en Fa mayor (1854) (Glenn Gould). Ya en la "Sinfonía en do mayor" (1855) (Donald Johanos & New Zealand Symphony Orchestra) se pudo entrever que la economía, la precisión en la expresión y el ritmo danzante y ágil serían características de su música.Concluyó sus estudios ganando el gran Premio de Roma en 1857 y más tarde, durante sus tres años como becario en Italia, encontró allí un terreno fértil para cultivar sus grandes aficiones artísticas y literarias.

En el año 1857 Bizet consigue el Premio de Roma, instituido por Napoléon en 1803. Este "Prix de Rome" le permitió estudiar tres años en Italia con ayuda de una beca. Ya era autor de varias composiciones, entre ellas la opereta "El Doctor Milagro".
A comienzos del año 1858 aborda el tren en Livorno y después de pasar por Pisa, Pistoia y Florencia llega el 27 de Enero a Roma; se aloja en la Villa Medici y cumple religiosamente con las condiciones del premio otorgado. Cada año envía a París una obra; la primera es un “Te Deum” (Winnender Kantorei und Collegium Musicum an der Schlosskirche). En 1860 llega a Villa Medici Ernest Guiraud con el que traba amistad. Bizet concluye entonces “Vasco de Gama” y una “Suite para orquesta”.

Bizet es uno de los maestros del arte lírico francés por la concisión de pensamiento, por su sugestiva potencia, por la variedad de su vocabulario armónico y por la riqueza y la forma de su orquestación.
Su primera ópera mayor, “Los pescadores de perlas” (Alfredo Kraus), se estrenó en París en 1863. Sin embargo, no fue un éxito y pronto se retiró del cartel. Tampoco lo fue “La Bella muchacha de Perth” (1867) (Orchestre National de la Radiodiffusion française & Dir. André Cluytens). Compuso la suite “Juegos de niños, doce piezas para dos pianos” Opus 22 (1871) (Alfons & Aloys Kontarsky, piano) unas brillantes miniaturas que reflejan el mundo infantil, descritas con una intuición concisa y maravillosa. Bizet orquestó más tarde cinco de estas piezas y también la “Pequeña suite para orquesta sin instrumentos” (1871). Además de su drama musical como tal, Bizet también compuso la música para la obra de Daudet “La artesiana” (1872) (Orchestre de Paris & Daniel Barenboim).

La Opéra Comique le invita a poner música a “Namouna” de Alfred de Musset, que en la ópera se llamará “Diamileh” (1872) (Djamileh: Lucia Popp, Haroun: Franco Bonisolli, Splendiano: Jean-Philippe Lafont). El escenario de todas estas óperas se sitúa fuera de Francia. Bizet presenta con excelente acierto sus exóticos ambientes, especialmente en Los pescadores de perlas.

Junto a este exotismo bien estudiado, Bizet procuró asimilar las figuras de la escena, caracterizándolas individualmente en su música, como en el manifiesto retrato oriental de Djamileh. Por este motivo, la caracterización musical y dramática de “Carmen” (1874-1875), que se convertiría en una de las obras de más éxito en la historia de la ópera, no fue simplemente fruto del azar sino más bien la culminación del desarrollo artístico del compositor.
· Carmen – “Habanera” (Opéra de Bizet à la Scala de Milan, Anita Rachvelishvili)


 L'amour est un piseau rebelle
Que nul ne peut apprivoiser
Et c'est bien en vain qu'on l'appelle
C'est lui qu'on vient de nous refuser
Rien n'y fait, menaces ou prieres
L'un parle bien, l'autre se tait
Et c'est l'autre que je prefere
Il n'a rien dit mais il me plait
L'amour, l'amour, l'amour, l'amour
L'amour est enfant de boheme
Il n'a jamais jamais connu de lois
Si tu ne m'aimes pas je t'aime
Si je t'aime prend garde a toi
Si tu ne m'aimes pas
Si tu ne m'aimes pas je t'aime
Mais si je t'aime, si je t'aime
Prends garde a toi
L'oiseau que tu croyais surprendre
Battit de l'aile et s'envola
L'amour est loin, tu peux l'attendre
Tu ne l'attends plus, il est la
Tout autour de toi, vite, vite
Il vient, s'en va puis il revient
Tu crois le tenir, il t'evite
Tu crois l'eviter, il te tient
L'amour, l'amour, l'amour, l'amour
L'amour est enfant de boheme
Il n'a jamais jamais connu de lois
Si tu ne m'aimes pas je t'aime
Si je t'aime prend garde a toi
Si tu ne m'aimes pas
Si tu ne m'aimes pas je t'aime
Mais si je t'aime, si je t'aime
Prends garde a toi

· Carmen, "L'amour est un oiseau rebelle" (Aria ActoI) (Elīna Garanča, mezzo-soprano, Berliner Philharmoniker, dir. Gustavo Dudamel).
· Carmen, “Micaëla's aria: Je dis que rien ne m'épouvante” (Anna Netrebko Soprano (Micaëla) Munich Opera).

Los críticos de la época fueron duros en su apreciación de la música de Bizet y el estreno de Carmen fue casi un fracaso. El relato de Prosper Merimée (que narra la aventura amorosa entre la gitana Carmen y el joven soldado don José y acaba con la total degradación del soldado, cuya pasión le empuja a matar a Carmen) era un tema demasiado realista para el público de aquel tiempo.
· Carmen – “Toreador” (De la película Carmen, con Julia Migenes-Johnson como Carmen, Plácido Domingo de Don Jose y Ruggero Raimondi como El Matador.)

Pero fue precisamente este mismo realismo el que liberó el genio de Bizet. En algunos de los pasajes más emocionantes de esta ópera, Bizet se acercó peligrosamente a la expresión tonal de su amigo Gounod, pero cuando describe una pasión inquieta (como cuando se acerca a la protagonista), su capacidad para caracterizar en música se supera a sí misma.
“Carmen” se estrena el 3 de marzo de 1875 en la Opéra Comique de París (Coro y orquesta de la Scala di Milan & dir Daniel Barenboim)
Bizet no tuvo ocasión de disfrutar del éxito póstumo de Carmen: tres meses después de estrenarse la ópera, y coincidiendo con una grave depresión fruto al parecer del fracaso de la misma, el compositor fallecía a la temprana edad de 36 años, coincidiendo con el sexto aniversario de su matrimonio. La causa oficial del fallecimiento fue un fallo cardíaco debido a un «reumatismo articular agudo». Sus restos fueron enterrados en el cementerio de Père Lachaise de su ciudad natal.

Aunque conocido sobre todo en su faceta de compositor de óperas, Bizet fue en su tiempo también un extraordinario pianista que mereció los elogios del mismísimo Franz Liszt, quien después de haberlo escuchado interpretar una compleja partitura, lo calificó como uno de los pianistas más brillantes de Europa. El 23 de Octubre se escuchó, por primera vez, Carmen en idioma alemán, en la ópera Real de Viena. El éxito arrollador, le abrió a la obra las puertas hacia el mundo y significó para Bizet ser reconocido como uno de los grandes compositores de todos los tiempos.