11 noviembre 2012

Hank Garland


El 11 de noviembre de 1930 nació en Cowpens (Carolina del Sur) el guitarrista Hank Garland, que como músico de estudio de Nashville acompañó a artistas como Elvis Presley, Patsy Cline y Roy Orbison, entre muchos otros. Su guitarra se oye en prácticamente todas las grabaciones que realizó Elvis entre 1957 y 1961.

Hank comenzó a tocar la guitarra con sólo 6 años. A los 12 ya aparecía en los shows de radio locales y con 14 años fue descubierto por Frank Howard, de los Arkansas Cotton Pickers y se lo llevó al Grand Ole Opry. Pero su prometedor futuro se vio interrumpido, ya que no se permitía a un menor de edad trabajar como profesional en la música. Cuando cumplió los 16, Howard llamó de nuevo al muchacho y fue entonces cuando comenzó su carrera musical. Se mudó a Nashville, donde compartió habitación con el bajista Bob Moore y el violinista Dale Potter en la pensión de Ma Upchurch y tres años después, en 1949, Hank firmaba con Decca Records y grababa el tema 'Sugarfoot Rag', que vendió más de un millón de copias y se convirtió en un clásico. Los siguientes años, Hank grabó para Decca/Chic varios discos instrumentales en los que mostraba su destreza con la guitarra.

Entre 1957 y 1961 grabó con Elvis Presley temas como 'Little sister', 'A big hunk o'love' y 'I need your love tonight'. No obstante Garland trabajó con otros muchos artistas de country y rock & roll, como Patsy Cline, Brenda Lee, Mel Tillis, Marty Robbins, Everly Brothers, Boots Randolph, Roy Orbison y Conway Twitty. También se dedicó al jazz, siguiendo el estilo de uno de sus ídolos, Charlie Christian. En el Birdland de Nueva York llegó a coincidir con Charlie Parker y en su álbum 'Jazz Winds from a New Direction', grabado en 1961 para Columbia Records, debutó un joven vibrafonista de 17 años llamado Gary Burton.

En septiembre de 1961, cuando volvía de grabar unas sesiones para la banda sonora del film de Presley 'Follow that dream', sufrió un accidente de automóvil que lo dejó en coma durante una semana, por lo que, con la ayuda de su esposa, tuvo que aprender de nuevo a caminar, hablar y tocar la guitarra. Aunque terminó recuperándose, el accidente acabó con su carrera. Su hermano sostiene todavía hoy que el accidente fue provocado y que fue un intento de asesinato de alguien de la escena musical de Nashville. Hank murió en diciembre de 2004 a los 74 años de una intoxicación alimentaria.

LaVern Baker


El 11 de noviembre de 1929 nació en Chicago (Illinois) la cantante de R&B LaVern Baker, una de las cantantes de R&B de mayor éxito en los años cincuenta. En la tradición de Ma Rainey y Bessie Smith, su voz llena de blues con tintes gospel preparó el camino para futuras cantantes de R&B y R&R, pero LaVern creció en una época en la que los discos grabados por afroamericanos se denominaban 'race records' (discos de raza, término sustituido en 1949 por el de 'Rhythm & Blues') y recibían poca o ninguna cobertura en las emisoras nacionales dirigidas por blancos. Por ello fue muy común entonces el proceso de 'blanquear' las canciones, en el que vocalistas blancos regrababan nota a nota el hit original para hacerlo asequible al mercado blanco. A pesar de todas estas barreras, especialmente la incesante competencia que mantuvo con Georgia Gibbs, Baker permaneció en el negocio, asegurándose con hits como 'Tweedlee Dee', 'I cried a tear', 'Bop-ting-a-ling' y 'Jim Dandy' un puesto en la memoria colectiva del pop.

LaVerne como Bea Baker
Como muchos otros vocalistas de R&B de los años cincuenta, sus raíces musicales estaban en la música gospel. Nacida como Delores Williams, la música corría por sus venas. La legendaria cantante y guitarrista de blues Memphis Minnie era su tía y antes de que la pequeña Delores fuera capaz de hablar, estaba cantando por las esquinas del barrio con sus amigos. En 1941 con sólo 12 años, ingresó en el coro de la iglesia babtista de Chicago. Cuando cumplió los 17 ya cantaba profesionalmente bajo el nombre artístico de Little Miss Sharecropper, con el que grabó algunos discos para RCA en 1949. Aunque su fuerte era el blues, su repertorio estaba compuesto fundamentalmente de música pop. En uno de sus shows en Detroit conoció a Al Green que se convirtió en su mánager y fue el responsable de sus primeras grabaciones en 1951 para Columbia Records, esta vez bajo el nombre Bea Baker.  También colaboró cantando en grabaciones de Maurice King y Todd Rhodes.

En 1953 fichó por Atlantic y cuando debutó en el sello con 'Soul on fire', Baker ya era una cantante consumada. Cambió de nuevo su nombre dejándolo en el definitivo LaVerne Baker y su segundo single, 'Tweedle dee', alcanzó en 1955 el Top20 de las listas pop, convirtiéndola en la primera artista del sello Atlantic que triunfaba tanto en las listas negras como blancas. Pero a los pocos días apareció la versión 'blanca' calcada nota por nota de Georgia Gibbs, quien se llevó el mayor éxito alcanzando el puesto nº2 de las listas. Baker, enrabietada por la injusticia, la demandó, pero perdió el caso.

Perseveró con temas como 'Bob-ting-a-ling', 'Fee fi fo fum' y 'Play it fair', todos ellos grandes éxitos en las listas de R&B. Baker no sólo se convirtió en una estrella discográfica del rock. También sus actuaciones en directo atraían a numerosos fans. En enero de 1957, antes de partir hacia Australia en un tour con Bill Haley, Big Joe Turner, los Platters y Freddie Bell and the Bell Boys, LaVerne le envió a Georgia Gibbs una carta con la póliza del seguro de vida de su vuelo. La carta decía "Ya que en mi ausencia no vas a tener oportunidad de copiar nada, espero que esto te sirva a cambio".
Su aspecto físico y su gracia personal la hicieron una perfecta candidata para saltar a la TV y el cine en 1955. Apareció en el segmento de música R&B del show de Ed Sullivan y en los films de Alan Freed, 'Rock rock, rock' y 'Mr Rock & Roll'.


En 1956, Ahmet Ertegun, el productor y fundador de Atlantic Records, encontró mejor material para LaVerne y se publicó 'Jim Dandy', que fue nº1 en las listas R&B y alcanzó el puesto 17 en las listas pop.

Le siguieron otros éxitos menores como 'Jim Dandy got married' y 'Humpty dumpty heart', pero todo éxito se quedó pequeño cuando en 1959 se publicó 'I cried a tear' con King Curtis al saxo. Fue Top10 en las listas pop y nº2 en las de R&B. Los siguientes años Baker grabaria varios dúos con Ben E. King de los Drifters ('Help-each-other- romance') y Jimmy Ricks de los Ravens ('You're the boss'). En los sesenta continuó su carrera grabando temas como 'Saved' (1961), 'See see rider', 'Bumble bee' y 'Shake a hand'. Su última entrada en listas con Atlantic fue su versión de 'Fly me to the moon', en 1965

Antes de dejar Atlantic para pasarse a Brunswick, ese mismo año, Baker grabó un álbum tributo a Bessie Smith, 'Sings Bessie', que se convirtió en uno de sus álbumes más populares. En Brunswick, su grabación más destacable fue un dúo con Jackie Wilson, 'Think twice' (1966), de la que se conserva una grabación alternativa calificada 'x', con letra muy explícita (incluso para hoy) y mucho cachondeo, pero para entonces su carrera ya se encontraba en declive.

LaVerne en 1970
A finales de los años sesenta, LaVerne fue una de los muchos artistas norteamericanos en viajar a Vietnam para entretener a las tropas allí desplegadas. En 1969 sufrió una pulmonía y tuvo que ser trasladada a Filipinas con el fin de pasar unas semanas en tratamiento. Su pretendida corta estancia se convirtió en dos décadas, en las que se casó y tuvo varios hijos, además de asumir la dirección artística de una sala de fiestas ubicada en la base militar norteamericana en Filipnas. En 1989 volvió a Estados Unidos con motivo del 40 aniversario de Atlantic Records y su carrera se revitalizó cuando grabó el tema 'Slow rolling Mama' que apareció en la banda sonora de la película Dick Tracy.

En 1990 fue honrada con el premio a su carrera por la Fundación del Rhythm & Blues y ese mismo año fue inducida en el salón de la fama del Rock & Roll. Padeció diabetes durante muchos años y en 1994 le fueron amputadas las dos piernas. Tras recuperarse física y emocionalmente, Baker siguió actuando en el circuito de clubs, cantando desde su silla de ruedas. Su última grabación fue 'Jump into the fire', incluida en el CD de tributo a Harry Nilsson, 'For the love of Harry' (1995). Murió de una afección cardiovascular el 10 de marzo de 1997 a los 67 años de edad.