06 diciembre 2012

Festival de Altamont


El 6 de diciembre de 1969 se celebró en el autódromo abandonado de Altamont un concierto gratuito, que pretendía ser el colofón a la exitosa gira que los Rolling Stones estaban celebrando por Estados Unidos y en el que participaban como artistas invitados Santana, Jefferson Airplane, The Flying Burrito Brothers, Crosby, Stills, Nash and Young y The Grateful Dead, cerrando los Rolling Stones el concierto.

Aproximadamente 300.000 personas asistieron al evento, y algunos especulaban que sería el 'Woodstock del Oeste', pero a causa del asesinato que se perpetró frente al escenario mientras actuaban los Stones, todo ello captado en directo por las cámaras del equipo que filmaba imágenes para el film 'Gimme Shelter', que documentaba la gira americana del grupo británico, acabó siendo el evento -posteriormente empleado como acontecimiento crucial por numerosos historiadores y medios- que terminó de marcar el fin de la década culminada desde 1967 por el movimiento hippie de las flores, la paz y el amor. No obstante, este ocaso ya había sido anunciado en cierto modo tras los asesinatos de Tate y LaBianca, cometidos en agosto de 1969 por los acólitos de Charles Manson, los cuales alteraron bastante la percepción popular de la ecuación hippies = paz + amor.

Ralph J. Gleason
Los detonantes de que se celebrara un concierto gratuito de los Stones, fueron, entre otros, el influyente crítico de jazz y pop Ralph J. Gleason, cofundador del Festival de Jazz de Monterey y primer editor de la revista Rolling Stone y sus colegas de la prensa underground californiana. Sus críticas a los elevados precios de los conciertos de los Rolling Stones en su gira norteamericana sembraron pensamientos negativos entre los jóvenes seguidores americanos de música rock acerca de la falta de compromiso de los británicos con la contracultura rock, habiéndose vendido al capitalismo.


"¿Necesitan los Stones realmente todo ese dinero? Si realmente respetan a todos esos músicos negros de los que han tomado cada nota que tocan y cada sílaba que cantan, como Ike & Tina y Howlin' Wolf, porqué no comparten el show y los ingresos con ellos? De todos modos, ¿cuánto se pueden llevar consigo a Inglaterra, una vez pagados los impuestos? Cobrar siete dólares por una hora de los Stones en el Oakland Coliseum, vistos a más de 300 metros de distancia, dice bien poco del respeto de los artistas por su público. Se podría decir que desprecian a su propia audiencia" (Rolling Stone, 1969)

Comentarios como este, irritaron a Jagger y compañía, que se vieron obligados a 'organizar algo para la gente'. "Nuestra organización, Dirt Cheap Productions se puso en marcha con varios colaboradores, entre los que se encontraban Chip Monck (que se encargó de la organización del escenario en los festivales de Monterey y Woodstock), Sam Cutler, Rock Scully, Jerry García, Phil Lesh, Lenny Hart y David Crosby." (Bill Wyman, Rolling with the Stones)

La primera elección para celebrar el concierto fue el Golden Gate Park de San Francisco, pero el ayuntamiento de la ciudad no lo permitió alegando que el mismo día se celebraba un partido de fútbol americano en un estadio cercano y que no disponían de agentes suficiente para hacerse cargo de la seguridad de ambos eventos. La segunda opción fue el circuito de carreras Sears Point, en el condado de Sonoma, pero las excesivas exigencias de los propietarios del circuito dieron al traste con las negociaciones. Por fin, 48 horas antes del concierto -que ya había sido publicitado y anunciado, a falta de la localización- se logró cerrar un trato con el empresario Dick Carter, que poseía un espacio de 32 hectáreas con capacidad de aparcamiento para 80.000 vehículos en Altamont, a 80 kilómetros de San Francisco.

Puesto de venta de LSD en Altamont. A 1$ el ácido.

La pésima elección del sitio, la falta de tiempo, para organizarlo adecuadamente, la falta de previsión de inodoros portátiles, servicios sanitarios y, sobre todo, la ingenua y equivocada elección (sugerida por Jerry García, de Grateful Dead) de usar al colectivo de motoristas Hell's Angels de San Francisco para que se hicieran cargo de la seguridad del evento, dieron lugar a los luctuosos acontecimientos. "No fue una chapuza porque escatimáramos esfuerzos, sino por la falta de tiempo" (David Crosby).

Jagger en el concierto de Hyde Park
Unas semanas antes, Mick Jagger había contratado a unos Hell's Angels británicos en Londres para un concierto similar en el Hyde Park de la capital inglesa y en una entrevista posterior manifestó en Rolling Stone: "Creo que esperamos la misma respuesta de estos miembros de los Hell's Angels, que la que tuvimos con otros hace poco en Hyde Park, en Londres, cuando se hicieron cargo de la seguridad de nuestro concierto. Ahora veo que aquellos no eran Hell's Angels como los de California. Éstos parecen ser los auténticos y son muy violentos. Esperé un concierto pacífico y me sorprendió que esto pasara en San Francisco donde ocurren tantas cosas bellas. Fue aquí donde comenzaron los festivales gratuitos al aire libre y creo que una sociedad como la de San Francisco lo podía haber hecho mucho mejor"

Los Hell's Angels de San Francisco -que habían aceptado la oferta a cambio de cerveza por valor de 500$-, se hicieron fuertes con actitud violenta y desafiante intentando evitar que ningún 'descontrolado' se subiera al escenario de sólo ¡1 metro de altura!. (Otro de los muchos errores de aquel día: una tarima más alta hubiera evitado la necesidad de tanto Ángel del Infierno frente al escenario).

Santana abre el Festival
Aunque reinó un ambiente pacífico a lo largo del día, el estado de ánimo de los asistentes se agitó, intoxicó y se tornó progresivamente violento. Ya con la actuación de Santana comenzaron los problemas cuando se hizo evidente que el sistema de sonido contratado no iba a ser suficiente para las decenas de miles de personas que se habían congregado.

Espoleados por la ingesta de drogas adulteradas y de dudosa calidad, el número de 'colocados' era elevado y la masa se volvió impredecible y antagónica, produciéndose ataques violentos entre el público, los Angels e incluso a los artistas. Los Hell's Angels, por su parte, habían estado consumiendo frente al escenario su abundante ración de cerveza gratis a lo largo del día  y la mayoría se encontraban visiblemente borrachos.

Gram Parsons y Chris Hillman
Según escribe el biógrafo de Mick Jagger, Anthony Scaduto en su libro 'Mick Jagger: Everybody's Lucifer', el único momento en el que pareció reinar algo de tranquilidad, fue durante la actuación de los Flying Burrito Brothers. Al contrario que en otros Festivales como Monterey o Woodstock, aquí no se respiraron ni el amor ni la paz. La violencia, el caos y el descontrol flotaban en el ambiente. Otra gran diferencia de Altamont con los otros festivales mencionados fue el clima. Monterey y Woodstock se celebraron en verano, y Altamont el mes de diciembre, por lo que a pesar de encontrarse en la soleada California, el frío al caer la noche fue incómodo y molesto.

Los Hell's Angels en acción
Cuando la multitud (accidentalmente) volcó una de las motocicletas que los Angels habían colocado como barrera, éstos se volvieron más agresivos, encarándose incluso con los músicos. Marty Balin, de Jefferson Airplane recibió un puñetazo en la cara, que lo dejó medio inconsciente en plena actuación de la banda. Cuando el bajista, Jack Cassidy se lo recriminó a los Angels, se desató una discusión en el escenario entre ellos, mientras continuaban en la audiencia los disturbios y Grace Slick no paraba de pedir calma por el micrófono.


Los Grateful Dead tenían prevista su actuación entre la de CSN&Y y los Rolling, pero tras las noticias del ataque a Marty Balin, rehusaron salir a escena, abandonando el festival, denunciando la excesiva vulnerabilidad física de los propios artistas ante la degeneración a la que había llegado la seguridad del evento.

Los Stones en Altamont
Cuando los Stones ocuparon el escenario, ya había caído la noche y un grupo de unas 5000 personas se apresuró a ocupar un lugar privilegiado frente a ellos y algunos pretendían subir para tocar a sus ídolos. Los Hell's Angels, continuaban apartando a la gente con violencia y armados con tacos de billar y cadenas.  

Añadir leyenda
Mick Jagger, no dejaba de repetir por el micrófono como si se dirigiera a un grupo de inocentes colegiales: "Hermanos y hermanas, tranquilicémonos todos. ¿Podemos recobrar todavía el control de nosotros mismos? Por favor, calmaos y no empujéis". Tuvieron que interrumpir su actuación a causa de las peleas desatadas frente al escenario en dos ocasiones: la primera interrupción ocurrió durante la interpretación de 'Sympathy for the devil' (que muchas fuentes citan erróneamente como el momento en el que ocurrió el famoso asesinato) y la segunda durante 'Under my thumb', durante la cual ocurrió realmente el suceso.


Meredith Hunter, un joven afroamericano de 18 años, se vio involucrado en un altercado con algunos Hell's Angels. Según un testigo ocular, todo comenzó cuando un fornido Angel, echó del escenario a Hunter empujándolo hacia el público cogido del pelo y de las orejas.

Meredith Hunter, entre el público
Cuando el chico se recompuso y quiso reaccionar, tres o cuatro Angels lo rodearon de nuevo golpeándole. Tratando de escapar, Hunter extrajo del pantalón un revólver de largo cañón, ante lo cual, otro miembro de los 'Angeles del Infierno', Alan Passaro, le apuñaló cinco veces, una de ellas en el cuello, mientras sus compañeros lo pateaban en el suelo al mismo tiempo que los Rolling Stones seguían actuando.

Esta escena, ocurrida en pocos segundos, se recogió en el documental 'Gimme Shelter' dirigido por los hermanos Albert y David Maysles y sirvió para la posterior investigación policial de los hechos. El asesino fue detenido y juzgado por el asesinato en el verano de 1972, pero fue absuelto después de que un jurado llegara a la conclusión de que actuó en defensa propia porque Hunter portaba una pistola cargada. También se comprobó que Hunter estaba bajo la influencia de metanfetaminas. Supuestamente, sus últimas palabras fueron: "No pensaba disparar".

Jagger, con su diabólica imagen, sobre el escenario de Altamont

La gran mayoría de los asistentes, incluidos los Stones no fueron conscientes del asesinato en ese momento, por lo que los músicos, para no empeorar las cosas, siguieron con el show previsto.

"Después de arreglárnoslas finalmente para acabar 'Under my thumb', tocamos 'Brown Sugar' en directo por primera vez. Teníamos que mantenernos tocando; mientras tanto Mick hacía todo lo que podía para contener la violencia, sabiendo que si parábamos podría empeorar la cosa. Tocamos 'Midnight Rambler' y luego 'Live with me'. Nunca habíamos tocado antes en un ambiente tan hostil, pero todos hicimos un gran esfuerzo y Mick estuvo brillante. 

Luego tocamos 'Gimme Shelter' y 'Little Queenie', que sonó realmente bien. Seguimos con 'Satisfaction', durante la cual una chica desnuda se subió al escenario y fue sacada a rastras. Cuando terminó 'Satisfaction', el piloto del helicóptero Jan Vinson vino al escenario y nos dijo en términos inequívocos que el suyo era el último helicóptero y que él se iba, con o sin nosotros. Tocamos 'Honky Tonk Woman' y terminamos la actuación con una elección estúpida: 'Street fighting man'. 

Altamont, al día siguiente
Desde el escenario avanzamos a través del espeso barro, apenas capaces de ver donde pisábamos. Nos apilamos en el helicóptero con nuestras mujeres y amigos. Éramos unos 20 en total, realmente demasiados para aquel helicóptero. Nunca comprenderé cómo se las arregló aquel piloto para despegar y llevarnos de vuelta a San Francisco" (Bill Wyman)

Grace Slick, en Altamont
"Todo el mundo por esa colina hacia el helicóptero. ¡¡Era como estar en Vietnam!! Había que saltar y subir por esa escalera de cuerda. Teníamos que salir de allí a toda costa!." (Keith Richards)
Grace Slick, que actuó en los grandes festivales americanos (Monterey, Woodstock y Altamont) y autora de frases lapidarias sobre aquella época comentó: "Woodstock fue una panda de vagos estúpidos en el barro y Altamont una panda de vagos cabreados en el barro"

Los periodistas de la revista Rolling Stone, quienes en definitiva -para numerosos historiadores del rock- encendieron la mecha de Altamont, se despacharon un mes después con un artículo de varias páginas -con descripción detallada y concienzuda- del asesinato, en el que acusaban a Jagger de ser el responsable por esgrimir una 'inconsciencia naiv'. El título, parafraseando el nombre del último álbum de los Stones, no dejaba lugar a dudas a quiénes apuntaban con el dedo desde la revista: 'The Rolling Stones disaster at Altamont: Let it Bleed'.

"Los 300.000 cuerpos anónimos enfangados en el barro y apelotonados en las colinas configuraban en sí una pequeña ciudad, un decadente suburbio con su propia polución ambiental. Cuando los Stones subieron a escena, docenas de pequeñas fogatas hechas con restos y desperdicios habían surgido por todo el lugar. Las siluetas de la gente tratando de calentarse alrededor de aquella basura humeante recordadaban a las pinturas medievales de las almas torturadas en la Danza de la Muerte... Fue en medio de toda esa atmósfera cuando Mick cantó aquello de lo divertido que resulta ser Satán. Nunca se había interpretado hasta entonces en un entorno más apropiado" (Rolling Stone, 1970)


En la famosa canción 'American Pie' de Don McLean hay unos versos que mencionan el festival de Altamont: "And as I watched him on the stage/My hands were clenched in fists of rage/No angel born in hell/Could break that Satan's spell/And as the flames climbed high into the night/To light the sacrificial rite/I saw Satan laughing with delight." (Y mientras lo observaba sobre el escenario/Mis manos apretaban los puños de rabia/Ningún ángel nacido en el infierno/Era capaz de romper aquel hechizo satánico/Y mientras las llamas subían alto en la noche/Para alumbrar el rito del sacrificio/Ví a Satanás riendo con deleite)

En 2008, un ex-agente del FBI aseguró que algunos miembros de los Hell's Angels habían planeado asesinar a Mick Jagger como venganza a su falta de apoyo tras los sucesos de Altamont y la imagen negativa que se mostrada en el film 'Gimme Shelter' del colectivo de motoristas. Según este testimonio, los presuntos conspiradores pretendían aproximarse en un bote a las inmediaciones de la residencia de Mick,  en Long Island (New York). El plan falló, al desatarse una tormenta y naufragar el bote. Preguntado por esta cuestión, el portavoz de Jagger, rehusó hacer comentarios al respecto.

Randy Rhoads


El 6 de diciembre de 1956 nació en Santa Monica (California) el guitarrista de heavy-metal Randy Rhoads, miembro de las bandas Quiet Riot (1977-1978) y Ozzy Osbourne (1980-1981). Un devoto estudiante de la guitarra clásica, Rhoads combinaba estas influencias con su propio estilo heavy-metal.

Rhoads formó su primera banda, Violet Fox, a los 14 años. No duró mucho, y a los 16 enseñó a su amigo Kelly Garni a tocar el bajo, y juntos fundaron la banda Quiet Riot junto al baterista Drew Forsyth. Con Van Halen, Quiet Riot se convirtió en una gran atracción en el circuito de clubs de Los Ángeles a pesar del dominio en la escena musical del punk y la new wave.

'Quiet Riot' (1977)
Si bien no consiguieron contrato en su propio país, un sello japonés se interesó por ellos y editó sus primeros discos, publicando en 1977 el disco homónimo 'Quiet Riot' y en 1978 'Quiet Riot II'. En 1979, un amigo le convenció para asistir a la prueba en la que buscaban al guitarrista de la nueva banda de Ozzy Osbourne, quien estaba por comenzar su carrera solista. Ozzy solo necesitó oír unos breves momentos y lo aceptó directamente.

Ozzie y Randy
Junto al bajista Bob Daisley y el baterista Lee Kerslake grabaron el primer disco, 'Blizzard of Ozz', publicado en 1981, que contenía los temas 'Mr. Crowley' (con letra basada en el ocultista Aleister Crowley) y 'Crazy train', cuyo solo de guitarra está considerado, según la revista Guitar World, uno de los diez mejores de la historia. Poco después, en el mismo año, le siguió el segundo disco, 'Diary of a Madman'  Ambos álbumes fueron discos de platino y lograron buenos puestos en las listas Billboard.

Randy Rhoads murió el 19 de marzo de 1982 a los 25 años. La banda se dirigía a un festival en Orlando, Florida, y se detuvieron en la casa del conductor del microbús que los transportaba, Andrew Aycock. Cercana a su casa exisitía una pista privada de vuelo y Aycock se ofreció a darles un paseo en avioneta. Randy y la maquilladora Rachel Youngblood aceptaron la oferta y, mientras el resto de la banda seguía durmiendo en el autobús, el piloto intentó sobrevolar varias veces el vehículo para despertarlos con tan mala fortuna que, en una de ellas, un ala chocó con la parte superior del autobús y la avioneta, tras una pirueta, se estrelló en una casa cercana. No hubo víctimas en la casa, pero los tres pasajeros de la avioneta murieron en el acto. La autopsia y la investigación posterior revelaron que Aycock tenía un permiso de vuelo vencido y que había consumido cocaína recientemente.

A pesar de su corta carrera, Randy fue una influencia importante en guitarristas de metal neo-clásico que emergieron en los ochenta como Yngwie Malmsteen, Michael Angelo Batio y Jason Becker, y artistas contemporáneos, como Zakk Wylde, lo citan como una de sus influencias. Cinco años después de su muerte, Ozzy Osbourne publicó el disco 'Tribute' (1987), una actuación en vivo con Randy Rhoads, grabada en Cleveland el 11 de mayo de 1981.

Mike Smith


El 6 de diciembre de 1943 nació en Edmonton (Londres) el músico y cantante inglés Mike Smith, que fue teclista y cantante solista del grupo británico Dave Clark Five.

El grupo comenzó en 1957 como Dave Clark Quintet y cuando Mike se unió a ellos en 1960, cambiaron el nombre a Dave Clark Five. En el Reino Unido fueron los únicos competidores de The Beatles hasta la aparición de los Rolling Stones. Entre 1963 y 1970, fecha de su desaparición, The Dave Clark Five obtuvieron numerosos éxitos en el Reino Unido y en Estados Unidos (donde fueron también, tras los Beatles, los más populares de la 'Invasión británica'):

'Glad all over' (1963), 'Bits and pieces' (1964), 'Can't you see she's mine', 'I like it like that', 'Catch us if you can' (1965), 'Over and over', 'Everybody knows' (1967) y 'The red balloon' (1968). Tras su disolución, Smith continuó grabando y produciendo a lo largo de los setenta y ochenta, colaborando con Mike D'Abo de Manfred Mann en la grabación de un álbum conjunto y participando en la primera grabación (1976) de la opera rock 'Evita'.

A finales de los noventa, cuando se encontraba residiendo en la Costa del Sol, viendo que aún tenía fans en el circuito de oldies, formó un grupo con otros músicos británicos de la zona llamado Mike Smith's Rock Engine, con el que realizó varios tours en 2003, año en que una caída doméstica le afectó la espina dorsal, dejándolo paralizado de brazos y de cintura hacia abajo. Murió a los 64 años a causa de complicaciones surgidas de dicha caída en otoño de 2008, dos semanas después de haber sido acogido como miembro de Dave Clark Five en el Salón de la Fama del Rock and Roll.

Dave Brubeck


El 6 de diciembre de 1920 nació en Concord (California) el pianista y compositor de jazz Dave Brubeck. Con su cuarteto logró en 1959, que el jazz lograra protagonismo en las listas de éxitos populares con su álbum 'Time Out' y el single 'Take Five'. Durante la década de los sesenta su pequeño grupo de jazz fue el más popular y el mejor pagado del mundo, lo que le trajo no pocos detractores, siendo también de los más criticados del periodo. Con la perspectiva histórica que da el tiempo, se le reconoce haber intentado -y en cierto modo logrado-, una fusión entre elementos de la música clásica europea y el jazz, sobre todo en su faceta de compositor.

Dave creció en el seno de una familia burguesa y muy religiosa. Su madre era pianista, sus dos hermanos mayores estudiaban música clásica y el joven David estudiaba piano desde los cuatro y violonchelo desde los nueve años. Continuó sus estudios de piano, teoría y composición en el College of Pacific tras renunciar a sus estudios de veterinario. El ejercito lo envía en 1944 con las fuerzas aliadas de ocupación en el sur de Alemania, donde tiene ocasión de asistir a conferencias de Arnold Schönberg. y tras el armisticio, dirigió una pequeña orquesta militar. Cuando vuelve a EE.UU. estudia con el prestigioso compositor francés Darius Milhaud y organiza un octeto experimental con otros alumnos del maestro francés. 'The Dave Brubeck Octet' (1946).

Con el batería Cal Tjader continuó trabajando en formato de trio. Idólatra confeso de Duke Ellington -su música hizo que Brubeck abandonara los terrenos de la música clásica por el jazz-, soportó al principio de su carrera criticas durísimas sobre su forma de tocar y sobre su calidad como pianista. Joe Goldberg escribía en Jazz Review: "El jazz no es la expresión natural de Brubeck, pero él se empeña, como si una persona que conoce 500 palabras en francés, emprendiese la escritura de una novela en ese idioma".

Dave Brubeck Quartet
En 1951, crea su famoso cuarteto con el saxofonista alto Paul Desmond, con el que comienza a dar conciertos por colegios y universidades con tal éxito que, en 1954, la prestigiosa revista Time le dedica su portada. Cuando en 1956 se incorpora al cuarteto el excelente batería Joe Morello y el no menos magnifico contrabajista Gene Wright en 1958, la banda se refuerza sensiblemente ganando en calidad y eso hace que Brubeck y Desmond, empiecen a ser conocidos fuera de los Estados Unidos realizando giras por los cinco continentes con el patrocinio del Departamento de Estado americano.


El éxito de masas y público le llega en 1959 cuando graba la extraordinaria composición en compás de 5/4 creada por Paul Desmond 'Take Five', que iba acompañada en el álbum 'Time Out' por 'Blue rondo a la turk', de Brubeck, en un compás de 9/8.

El éxito de aquel disco grabado para Columbia (inédito entonces en un álbum de jazz), produjo récords de venta y de audiencia que se prolongaron prácticamente hasta la marcha de Desmond del cuarteto en 1967. A partir de ese momento Brubeck entró en la lista de mejores pianistas del moderno cool jazz. Tuvo ocasión de interpretar su música junto al muro de Berlín ('Brandenburg Gate Revisited', 1961) o en la Casa Blanca (1964) y de tocar con Leonard Bernstein (1960) o Louis Armstrong.

Aparte del jazz, a Dave le interesaban otras formas de expresión musical. Además de obras sinfónicas y música de cámara, Brubeck compuso música religiosa, como diez oratorios y otras pequeñas piezas para el Brodsky Quartet, escritas en los años sesenta. También se interesó por las formas y posibilidades del rock, género con el que conectó a través de una banda formada con dos de sus hijos, también músicos en 'Two Generations of Brubeck' (1973).

En los noventa grabó sobre todo temas nostálgicos ('Young Lions & Old Tigers', 1994) o espirituales ('A Dave Brubeck Christmas', 1996). Con 80 años y más de un centenar de álbumes a sus espaldas, se permitió el lujo de grabar un álbum sólo con su piano, 'One Alone' (2000), en el que resumió su magnífica y rica carrera musical. Murió en diciembre de 2012, un día antes de cumplir 92 años.

Johann Christoph Bach


El 6 de diciembre de 1642 nace el organista y compositor alemán Johann Christoph Bach, el músico más importante y respetado de la familia Bach anterior a Johann Sebastian Bach.
Hijo mayor de Heinrich Bach, nació en Arnstadt, de donde fue organista. Se le ofreció el mismo puesto en la iglesia de San Jorge de Eisenach en 1665, en donde fue músico de la corte en 1700.

Órgano de la Iglesia de S. Jorge (Eisenach)
Además trabajó en colaboración con su primo Johann Ambrosius Bach, padre de Johann Sebastian, a quien dio lecciones de música, y el cual tuvo sus obras en alta consideración: le calificó como "el compositor más grande y expresivo de la familia". Fue un compositor de gran capacidad, si bien su arte no recibió la apreciación que merecía, probablemente debido a su difícil y terco carácter con el Concejo de Eisenach, ciudad en donde murió el 31 de marzo de 1703. Cuatro de sus hijos fueron músicos: Johann Nikolaus Bach (1669-1753), Johann Christoph Bach (1689-1740), Johann Friedrich Bach y Johann Michael Bach.


Obras:
- Aria fúnebre a 4 Mit Weinen hebt sich's an (John Eliot Gardiner)
- Motetes
“Fürchte dich nicht” (Collegium Vocale Gent): “Der Gerechte, ob er gleich” (Choir of Clare College, Cambridge & dir.Timothy Brown): "Lieber Herr Gott”
- Cantatas
Cantata "Es erhub sich ein Streit" (Cantus CöllnConcerto Palatino & Dir Konrad Junghänel)
- 2 lamentos
Lamento: "Wie bist du denn, o Gott" (Monteverdi Choir & The English Baroque Soloists & dir. John Eliot Gardiner)
- 44 corales para órgano "Was betrübst du dich, mein Herz"
- Preludio y fuga en Mi bemol mayor para órgano (Harpsichord Onofrio Della Rosa)
- Aria Eberliana pro dormiente Camillo, con variaciones


Henryk Mikolaj Górecki


El 6 de diciembre de 1933 nació en Czernica, en el sur de Polonia, el compositor polaco contemporáneo Henryk Mikolaj Górecki, una de las figuras más representativas del postmodernismo musical.
Su infancia transcurrió en Silesia y trabajó como profesor antes de estudiar composición con Szabelski, discípulo de Karol Szymanowski, en la Escuela Estatal Superior de Música (PWSM) de Katowice. Fue el adalid de la vanguardia musical polaca durante el periodo cultural post-stalinista de finales de los cincuenta con el estreno de sus obras en el Festival de Otoño de Varsovia.

Después de recibir un galardón de la Unión de Compositores Polacos, estudió en París en 1961 y 1963, a los veinte años de edad. Posteriormente, mientras continuaba sus estudios en la capital francesa, Górecki tuvo la posibilidad de escuchar trabajos de Anton Webern, Olivier Messiaen y Karlheinz Stockhausen, compositores censurados por el gobierno polaco, por el contenido religioso de sus composiciones. Más tarde, Górecki fue nombrado profesor de música en Katowice, pero renunció al cargo a finales de la década de 1970, en protesta por la negativa del gobierno pro-soviético de permitir al papa Juan Pablo II que visitase la ciudad.

Katowice ha sido uno de los centros de la resistencia polaca contra las agresiones militares alemanas y rusas, por lo que la negativa del gobierno socialista fue vista como un golpe innecesario contra las creencias del pueblo polaco, aunque -en última instancia- contribuyó a la ola de descontento y protestas sociales que finalmente hicieron naufragar a los regímenes pro soviéticos de Europa del Este.
La música de Górecki abarcaba una gran variedad de estilos, pero tendía a ser relativamente simple en armonías. Sus primeros trabajos recuerdan el estilo de Pierre Boulez y otros serialistas.

Sus composiciones más recientes suelen ser comparadas con el minimalismo, a veces llamado "minimalismo sacro". Como Arvo Pärt, con quien también se le comparaba. Sus trabajos reflejaban con frecuencia sus profundas creencias religiosas (Górecki era católico).
La obra más popular de Górecki fue su “Tercera Sinfonía” (Opus 36), también conocida como “Sinfonía de las lamentaciones” o “Sinfonía de las canciones de lamento”. Esta partitura para orquesta y soprano, escrita en 1976, se divide en tres movimientos. Los tiempos del primer movimiento - lento, sostenuto tranquillo ma cantabile (Iwona Handzlik - Sopran& The Thailand Philharmonic Orchestra, TPO, Bangkok) hacen alusión a un lamento que data del siglo XV. El segundo movimiento, lento e largo, tranquillissimo, (Isabel Bayrakdaraian, soprano & The Sinfonietta Cracovia, & dir. John Axelrod) contiene frases escritas sobre el muro de una prisión de la Gestapo en Zakopane. En ellas, su autora, la niña Helena Blazusiak, pide la intercesión de la Virgen María.


El tercer movimiento, lento, cantabile-semplice, (Dawn Upshaw, Soprano, The London Sinfonietta & dir. David Zinman) donde la soprano canta una canción folclórica en el dialecto de la región de Opole. Hay momentos de tremendo dramatismo en el que sentimos el dolor desgarrado de la madre que clama por su hijo desaparecido, muerto. La traducción del texto al español es la siguiente: 

¿Dónde has ido?, mi querido hijo.
Tal vez durante la revuelta
el cruel enemigo le mató

¡Ah! vosotros, mala gente
en nombre de Dios, el más Santo
decidme, ¿por qué matásteis a mi hijo?

Nunca más tendré su ayuda.
Aunque mis cansados ojos
lloraran amargas lágrimas
hasta crear otro río Oder
ellas no devolverían la vida a mi hijo.

Él yace en su tumba
y yo no sé dónde
aunque pregunto
a la gente por todas partes.

Tal vez el pobre chico
yace en una mala zanja
en lugar de poder estar descansando
en su cama caliente.

Además de su tercera sinfonía, Górecki compuso, entre otras obras, el himno “Totus Tuus” (Op. 60, 1987), (New College Choir, Oxford, dir. Edward Higginbottom) en el que aborda uno de los temas recurrentes de la teología del papa Juan Pablo II, el de la necesidad de desarrollar una renuncia absoluta a la voluntad de Dios, por lo que se le identifica como un himno dedicado al pontífice, aunque de hecho se trate de un himno dedicado a la Virgen María en el que se le reconoce en sus advocaciones de Madre del Salvador y Madre del Redentor, como se hace en las letanías lauretanas del rosario y en otras oraciones de la tradición católica.
Falleció el 12 de noviembre de 2010, tras una larga enfermedad, en Katowice. Su viuda es la pianista Jadwiga Ruranska con quien procreó dos hijos, uno de ellos, Anna, es pianista y Milkolaj es compositor como su padre.

Otras obras destacadas son:
- La “Segunda sinfonía”- "Copernican" op. 31 - Final (1972) (Polish National Radio Symphony Orchestra, dir. A. Wit)
- “Tres piezas en estilo antiguo” (1963) Mov. 1, Mov. 2, Mov. 3 (Hanover Chamber Orchestra, dir. Adam Kostecki)
- “Beatus Vir, op.38” (1979)

- “Miserere, op. 44” (1981) (Danish Nanional Radio Choir, dir. Dmitri Kitajenko)
- “Quasi una fantasia”. Cuarteto nº 2, Op. 64 (1991) I. Largo sostenuto
- “Concierto-Cantata Op. 65” (1992)
- “Tres piezas sobre textos de Stanislaw Wyspianski” (1996)
- “Cuarteto nº 3” (1999) (Kronos quartet)