16 abril 2013

Single 'Brown sugar'


El 16 de abril de 1971 apareció en el Reino Unido, 'Brown sugar', el decimoquinto single británico de la banda Rolling Stones, publicado como adelanto de su álbum 'Sticky Fingers' en su nueva, flamante y propia compañía de discos Rolling Stones Records y grabado en los estudios Muscle Shoals de Alabama. En Estados Unidos se publicó al día siguiente, 17 de abril y alcanzó el nº1 del Hot100 permaneciendo dos semanas. En Inglaterra se quedó en el puesto 2º.

Bill Wyman recuerda como surgió: "Mick compuso la canción mientras rodaba 'Ned Kelly' en Australia. Fue más cosa suya como puede suponerse, que de Keith. Inspirado en la música de Freddy Cannon, Mick llamó originalmente a su canción 'Black Pussy' (coñito negro), antes de decidir darle un título más sensato. La letra estaba parcialmente inspirada en una vocalista negra que conocimos en Los Angeles llamada Claudia Linnear."  Otras versiones apuntan a Marsha Hunt como destinataria, madre del primero de los hijos de Jagger y, efectivamente la letra, calificada de sexista y llena de ambiguas referencias a temas tabú en la época como sadomasoquismo, sexo interracial y oral, procedía de Jagger y llamó bastante la atención en sus días dando lugar a todo tipo de interpretaciones.

Por otro lado, en el lenguaje de la calle, 'brown sugar' era el nombre que en algunos ambientes recibía la heroína. Además Jagger, deliberadamante, pronunció mal algunas palabras, siguiendo el consejo que le dio una vez Fats Domino. Mick declaró en una entrevista de 1995 que fue precisamente ese detalle, además de la ambigüedad de los términos y el magnífico riff de entrada de Richards, lo que ayudó al gran éxito del disco. También confesó en la misma entrevista que entonces, 24 años después, ya no sería capaz de escribir algo tan irreverente...

'Brown sugar', que llevaba grabado desde diciembre de 1969, tardó más de un año en publicarse debido a conflictos contractuales con el anterior sello de la banda, y su estreno en directo no se realizó hasta el 6 de diciembre de 1970 en el Festival de Altamont. Unos días después, el mismo día de la celebración de la fiesta de cumpleaños de Keith Richards, se grabó una versión alternativa en los Olympic Studios de Londres. En la sesión participaron Eric Clapton a la guitarra y Al Kooper al piano y la grabación que surgió, incluida posteriormente en numerosos discos piratas de los Stones, estuvo a punto de ser la elegida para aparecer en el álbum por su frescura y su atmósfera espontánea.