11 septiembre 2016

Arvo Pärt


Hoy cumple 81 años el compositor estonio Arvo Pärt nacido en Paide (Estonia). Su obra se inserta dentro del estilo minimalista y más específicamente dentro del 'minimalismo sacro'. Es considerado un pionero en ese estilo, como sus contemporáneos Henryk Górecki y John Tavener.

Arvo Pärt es más conocido por las obras corales de su segundo período compositivo. Posee un lenguaje tonal austero de profunda belleza espiritual con técnicas minimalistas y contrapuntísticas. Resulta curioso que uno de los compositores modernos mas reconocidos y el que ha tenido más éxitos comerciales, en cuanto a ventas de discos se refiere, se dedique a la música sacra.
Aunque las primeras obras de Pärt muestran influencias rusas de Serguéi Prokófiev y Dmitri Shostakóvich, en los años siguientes rechazó los modelos tradicionales y comenzó a utilizar primero el serialismo y más tarde un collage de materiales, como en su “Sinfonía nº 2” (1966). Tras un periodo de transición en el que utilizó la polifonía europea, como en su “Sinfonía nº 3” (1971), alcanzó una fase de madurez.

Pärt experimentó una profunda crisis personal después del primer período. Su respuesta fue sumergirse en la música antigua, es decir, volver a las raíces de la música occidental. Estudió canto llano, canto gregoriano y las primeras apariciones de la polifonía en el Renacimiento. Al mismo tiempo comenzó a explorar la religión y se unió a la rígida Iglesia ortodoxa rusa, indicando que quizá su crisis no era exclusivamente musical, sino también espiritual.
Entre 1968 y 1971 se dedicó al estudio de los compositores medievales franco-flamencos, desde Guillaume de Machaut a Josquin des Prez. Siguió un periodo de silencio que duró hasta 1976, fecha de su primer contacto con la música de la iglesia ortodoxa.
En 1980 pudo abandonar Estonia junto con su familia con destino a Israel, aunque por último decidió establecerse en Viena y más tarde, en 1982, en Berlín.

La música que produjo en esta época fue radicalmente diferente. Pärt la describe como “tintineante” (tintinnabular) como el tañir de campanas. La música se caracterizaba por armonías simples, frecuentemente notas sueltas sin adornos, o acordes triádicos (los cuales formaron la base de la armonía occidental). Hay alguna reminiscencia al sonido de las campanas (de allí el nombre). Los tintinábulos son rítmicamente simples y no cambian el tempo. Es clara la influencia de la música antigua en estas obras.
Otra característica de las últimas obras de Pärt es que tienen textos sagrados (aunque la mayoría de las veces prefería usar el latín o la lengua eclesiástica eslava que se usa en la liturgia de la iglesia ortodoxa en vez de su lengua materna (el idioma estonio).
Pärt es más conocido por sus últimas obras, y es un caso infrecuente de compositor moderno que alcanza la popularidad en vida.


La música de Arvo Pärt ha atraído a la atención pública en Occidente, particularmente gracias a Manfred Eicher, que a partir de 1984 grabó varias de sus composiciones para el sello ECM Records, además de influir en la nueva generación de compositores estonios como Erkki-Sven Tüür y Lepo Sumera.

Pärt ha dicho que su música es similar a la luz que pasa a través de un prisma (óptica): “la música puede tener un significado ligeramente diferente en cada oyente, creando un espectro de experiencias musicales, similar al arco iris.”
El compositor minimalista Steve Reich comentó acerca de Pärt: «Ya desde que estaba en Estonia, Arvo estaba sintiendo lo mismo que el resto de nosotros. [...] Amo su música y amo el hecho de que sea un hombre tan talentoso y valiente. [...] Está completamente fuera de la corriente dominante y sin embargo es enormemente popular, lo cual es muy inspirador. Su música llena una profunda necesidad humana que no tiene nada que ver con la moda».
Las obras de Arvo Pärt se agrupan en: Obras para voces y orquesta, obras para voces y conjunto instrumental (y piano), obras para coro (y órgano), obras orquestales, obras para instrumentos solistas y orquesta y obras instrumentales.

Composiciones por orden cronológico:

- “Sinfonía nº 3”- 3º movimiento (1971) (Gothenburg Symphony Orchestra & Neeme Järvi)
- “Für Alina” para piano (1976) (Piano: Alexander Malter)

- “Tabula rasa” (1977) (The 12 Cellists of the Berlin Philharmonic Orchestra, Dennis Russell Davies, Staatsorchester Stuttgart, Saulus Sondeckis & Lithuanian Chamber Orchestra)
- “Cantus in memoriam Benjamin Britten” (1977) (The 12 Cellists of the Berlin Philharmonic Orchestra, Dennis Russell Davies, Staatsorchester Stuttgart, Saulus Sondeckis & Lithuanian Chamber Orchestra)
- “Spiegel Im Spiegel” para violín o violonchelo y piano (1978) (Tasmin Little, violín & Martin Roscoe, piano)
- “Fratres para violín y piano”(1980) Parte 1), Parte 2) (Ryan Cockerham, violín & Adam Jackson, piano)

- “Passio” (1982) (Ensemble Vocale di Napoli)
- “Au son de la pluie, au milieu du silence”. Da Pacem Domine (1982) (The Hilliard Ensemble).
- “Te Deum” (1984-1985) (The Tallinn Chamber Orchestra and Estonian Philharmonic Chamber Choir).
- «Stabat Mater» (1985) 1/3, 2/3, 3/3 (The Hilliard Ensemble, Thomas Demenga & Vladimir Mendelssohn) 

- “De Profundis”(1986) (Christopher Bowers-Broadbent, organ Tonu Kaljuste, percusión & Estonian Philharmonic Chamber Choir)
- “Miserere” (1989) (The Hilliard Ensemble & David Vernier)
- “Magníficat para coro” (1989) (Tönu Kaljuste , dir. & Estonian Philharmonic Chamber Choir)
- “My heart is in the highlands” (2000) (Else Torpand & Christopher Bowers)
- “Sinfonía nº 4” - 2º movimiento (2008) (The Los Angeles Philharmonic).
- “Salve Regina” (2001 - 2011) (The Estonian Philharmonic Chamber Choir. Conducted by Paul Hillier).
Su reciente Sinfonía nº4 , denominada 'Los Angeles' está dedicada a Mikhail Khodorkovsky y se estrenó en el Walt Disney Concert Hall de Los Angeles el 10 de enero de 2009. Fue nominada a un Grammy por 'mejor composición clásica contemporánea'.

La música de Pärt se ha usado en más de cincuenta filmes, como “Väike motoroller” (1962) y “Promised Land” (‘Tierra prometida, 2004). El “Cantus in Memory of Benjamin Britten” fue usado en “Les Amants du Pont-Neuf” (de Léos Carax, 1991), en “Fahrenheit 9/11”, cuando mostraba el final de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York y en la película “Japón” del cineasta mexicano Carlos Reygadas.  “Spiegel im Spiegel” fue usado en “Wit” (de Mike Nichols, 2001) , en "Swept Away" de Guy Ritchie protagonizada por Madonna (2002), en el drama “Gerry” (de Gus van Sant, 2003), “Soldados de Salamina” (de Fernando Trueba, 2002) y en “Elegy” (de Isabel Coixet, 2008).

No hay comentarios:

Publicar un comentario