11 septiembre 2016

Harry Connick Jr.


Hoy cumple 49 años el cantante, actor, compositor, director de orquesta, arreglista y pianista nacido en Nueva Orleans Harry Connick Jr, que apareció en escena con 22 años, una interesante voz y un sonido de pop vintage. Connick ha sido comparado con estrellas de la época dorada de América en la que triunfaban artistas como Sinatra, Duke Ellington y Tony Bennett. Aunque su virtuosismo al piano está fuera de toda duda, también ha probado a lo largo de los años que posee una calidad artística no sólo basada en su juventud y físico. De los pies a la cabeza, Connick es un showman experimentado. Bromea acerca del hecho que guarda más trajes en sus armarios que su ex-esposa modelo. En escena, también bromea, intercambia instrumentos con el baterista y el bajista del grupo, hace imitaciones y ocasionalmente improvisa unos pasos de claqué. Esto parece ir en contra de los stándares de jazz, que exigen un concierto más relajado y sedado. "¿Pero, dónde se ha quedado el espectáculo?", pregunta Connick, "Escucha a Louis Armstrong y eso sí es un show. El hacía diez veces más locuras en sus espectáculos que yo."

Nacido en Nueva Orleans, sus padres habían estudiado ambos la carrera de leyes y su padre llegó a ser juez de distrito de la ciudad. También poseían una tienda de discos y eran amantes de la música por lo que Harry creció rodeado de ella y con tres años ya mostró ser un prodigio al piano. Con cinco años tocó 'Star bangled banner' en la toma de posesión de su padre y con diez ya tocaba con una banda local de jazz. Con nueve años, Connick interpretó el concierto para piano Opus 37 de Beethoven con la New Orleans Symphony Orchestra. Asistió a un colegio de jesuitas y al New Orleans Center for Creative Arts. Allí conoció a Ellis Marsalis, un legendario instructor de jazz, padre de los también músicos Branford y Wynton Marsalis.

Cuando Harry se encontraba todavía en su periodo de high-school, Wynton Marsalis ya era una estrella de la trompeta y Connick le idolatraba. "Quería ser como Wynton. Quería tocar en su banda y me vestía y hablaba como él." Marsalis, como Connick, se caracterizaba por tocar estilos del pasado y fue ampliamente criticado por ello. Pero Harry es de la idea que intentar emular a los grandes maestros del pasado es esencial para los músicos jóvenes. "Es una lástima que a Wynton y a mí nos critiquen por mirar atrás, porque lo único que pretendemos con ello es desarrollar nuestro propio estilo y el único modo de hacerlo es entendiendo y asimilando al máximo la música de tus predecesores."

El sueño de Connick era seguir los pasos hacia el estrellato de su amigo Marsalis y cuanto antes, mejor. Con 18 años se trasladó a Nueva York, diciéndole a su padre que pretendía estudiar en la Manhattan School of Music. Su meta real era sin embargo firmar un contrato con el sello de Wynton, Columbia. Tras unos meses en la escuela de música, Harry la abandonó y comenzó a tocar por su cuenta en iglesias, pequeños clubes de jazz e incluso en la calle. "Soy de Nueva Orleans, y eso significa que haré cualquier cosa en cualquier lado con el fin de actuar, aunque tenga que bailar claqué en plena calle... Siento la necesidad de actuar a cada momento". Por fin, los cazatalentos de Columbia tomaron nota del joven artista y a su primer álbum 'Harry Connick Jr' (1987), una selección de standards del jazz al piano, le siguió '20' (1988), la edad de Connick en ese momento. En este segundo trabajo, ya aparecían temas cantados con ese estilo a lo Sinatra que le caracterizó en sus primeros años.


La consagración definitiva le vino del cine cuando realizó la banda sonora de la película 'Cuando Harry encontró a Sally' (1989) dirigida por Rob Reiner.

Los siguientes diez años grabó discos con frecuencia -prácticamente uno por año-, en 1990 se publicó 'We Are in Love' con temas compuestos por Connick acompañado de una big band, al que siguió 'Lofty's Roach Souffle', un álbum instrumental de jazz en formato trío. En 1991, 'Blue Light, Red Light' fue disco de platino con música, escrita y orquestada por Harry.

El año siguiente aparecieron simultáneamente '25', un álbum con standards jazz y pop interpretados al piano y '11' una colección de temas grabados cuando Harry contaba once años. En 1993 publicó su aclamado álbum navideño, 'When My Heart Finds Christmas' y en 1994 comenzó a experimentar con el funk de Nueva Orleans en el álbum 'She'. 'Star Turtle', que apareció en 1996, fue el primero de sus álbumes que no accedió a la categoría de platino, como tampoco su continuación 'To See You' (1997).

'Come By Me', acompañado de su banda de 16 músicos y una orquesta completa, sin embargo, recibió un Grammy y en 2001 Harry publicó '30' y 'Songs I Heard'. En ese momento, Connick ya era un respetado músico, cantante, director de orquesta, compositor y arreglista. Sólo los críticos novatos se atrevían a criticarle a estas alturas. Ha realizado varias giras internacionales y se ha convertido en un símbolo sexual para el publico juvenil, como lo fueron en su día, Frank Sinatra o Dick Haymes.

Hasta la fecha ha vendido más de 25 millones de copias en el mundo con sus versiones de clásicos del cancionero americano. Columbia Records permitió a Harry en 2003 grabar en el sello Marsalis, dirigido por su amigo Branford Marsalis, una serie de trabajos instrumentales menos comerciales presentados como 'Connick on Piano'. El primero fue 'Other Hours' (2003), al que siguió 'Occasion' en 2005 y dos años después apareció el Vol 3, 'Chanson du Vieux Carré'.

Pero no sólo en el campo musical Harry derrochaba buen hacer y talento. Hizo su debut en el cine con 'Memphis Belle' en 1990 y en 1995 asombró a propios y extraños con su papel de asesino en serie junto a Sigourney Weaver y Holly Hunter en 'Copycat'. También realizó papeles en 'Independence Day' (1996), 'Basic' (2003), 'Siempre queda el amor' (2007), 'Ejecutiva en apuros' (2009) y 'Winter-El delfín' (2011)

Una de sus últimas entregas discográficas en estudio fue 'Your Songs' (2009), álbum en el que Harry se encargó también de los arreglos y la dirección orquestal. En la edición europea del álbum se incluyó un tema bonus, una versión de 'And I love her' de Beatles -patética, en mi humilde opinión-, cantada a dúo con la sra. Sarkozy, Carla Bruni, en la que parece que ambos quieren rememorar el 'Je t'aime moi non plus' de Gainsbourg y Birkin...
En marzo de 2011 se publicó 'Harry Connick, Jr. in Concert on Broadway', que recoge parte de los shows que ofreció Harry en julio de 2010. El CD, también publicado en DVD, recibió un Emmy por 'mejor dirección musical'.

Tras aparecer en varios capítulos de la 13ª temporada de la serie Law & Order como el ayudante de fiscal de distrito David Haden, en junio de 2013, Connick publicó un nuevo álbum con temas originales, 'Every Man Should Know'. Ese mismo año participó como uno de los miembros del jurado del talent show American Idol. En octubre de 2015 se publicó su trabajo más reciente: 'That Would Be Me', con once nuevas canciones grabadas en Londres y Nashville bajo producción de Eg White y Butch Walker. El primer single extraído fue '(I do) Like we do'.

No hay comentarios:

Publicar un comentario