30 septiembre 2016

Johnny Mathis


81 años cumple hoy Johnny Mathis, cantante y compositor estadounidense nacido en Gilmer (Texas). Mathis es el último de los vocalistas masculinos tradicionales que surgieron antes del estallido del rock en los años cincuenta. Comenzó cantando temas de jazz, pero su productor Mitch Miller, lo prefería interpretando pop melódico y canciones románticas.

Aunque John Roy Mathis creció como el cuarto de siete hermanos en una familia afroamericana pobre de San Francisco, su infancia y adolescencia ya comenzaron a predecir su posterior éxito. Su padre, Clem, un antiguo artista de vaudeville procedente de Texas reconoció pronto el talento de Johnny y cuando cumplió los ocho años le compró un piano de segunda mano y le enseño números de vaudeville que representaban en familia. El joven Mathis también cantaba en el coro de la iglesia y ganó un concurso de jóvenes talentos con catorce años. Un año antes había impresionado de tal manera a la profesora de canto Connie Cox, que esta le ofreció clases gratis, ya que la familia no estaba en condiciones de financiarlas. Las lecciones, centradas en canto clásico y ópera continuaron durante seis años.

Johnny, practicando el salto de altura
Pero la música no era el único campo donde Mathis mostró sus capacidades. Fue el primer alumno negro en ser elegido para la mesa presidencial de la asociación de estudiantes en la San Francisco Roosevelt Junior High School y cuando se cambió a la George Washington High School, lo eligieron tesorero de la clase. También brilló en atletismo siendo un destacado saltador de altura y jugador de basket. Ingresó en la universidad estatal de San Francisco con la intención de convertirse en profesor de lengua inglesa, pero sus aptitudes deportivas le hicieron considerar la carrera de entrenador deportivo o profesor de gimnasia. Poseedor de un récord universitario de salto de altura, fue invitado a participar en los Juegos Olímpicos de 1956, pero declinó la oferta para, finalmente, dedicarse a la música.

Helen Noga
Durante su estancia en la universidad se había interesado por el jazz y comenzó a cantar en los clubes locales con un sexteto liderado por uno de sus compañeros de estudios, Virgil Gonsalves. Durante una de sus actuaciones en el Black Hawk de San Francisco, atrajo la atención de una de las propietarias del local, Helen Noga, quien, determinada a convertirlo en una estrella, se convirtió en su mánager. Noga le ayudó a conseguir mejores contratos en clubes de mayor prestigio, en uno de los cuales fue descubierto por George Avakian, uno de los productores de Columbia Records.

Mathis y Mitch Miller
Aunque con ciertos remordimientos por no terminar sus estudios, Mathis se trasladó a Nueva York para grabar con Columbia. Allí también realizó actuaciones en los mejores clubes de la ciudad como el Village Vanguard y el Blue Angel. Su primer álbum, grabado con arreglos de jazz, obtuvo escasas ventas. Sin embargo, Awakian tenía fe en su último descubrimiento y lo mandó a trabajar con otro productor de Columbia, Mitch Miller, el cual inmediatamente se dio cuenta del estilo que necesitaba Johnny. Le hizo cambiar del jazz a las melódicas baladas pop que se convertirían en su marca registrada. Su primer éxito en esta línea fue 'Wonderful, wonderful', en 1957.

Le siguieron 'It's not for me to say', tema principal del film 'Lizzie', donde apareció haciendo un papel de un cantante de night-club y una de sus canciones más recordadas, 'Chances are', que fue nº1 en las listas pop de 1957. En 'A certain smile' , otro film de 1958, también interpretó un papel de cantante, esta vez de mayor importancia. Siguió publicando éxitos como 'Small world', 'Misty' (1969), 'Gina' (1962) y 'What will Mary say' (1963), pero su éxito discográfico comenzó a disminuir, por lo que, insatisfecho con el management de Nora, se independizó en 1964, estableciendo su propia compañía, Rojon Productions.


Desde entonces se concentró sobre todo en la grabación de álbumes, de los cuales ha publicado unos 130 con unas ventas globales de más de 350 millones de copias, con temas como 'On a clear day' (1965), 'Love theme from Romeo and Julia' (1969), 'Pieces of dreams''I'm coming home' (1973).

Se mantuvo en los setenta como un showman ocupado realizando numerosos conciertos. Hasta entonces, el público de Mathis había sido predominantemente blanco. Eso comenzó a cambiar en 1978 cuando volvió a lo más alto de las listas haciendo dúo con Deniece Williams en el tema 'Too much, too little, too late', su primer nº1 en las listas negras de R&B y el segundo en las listas pop. Ha grabado duetos con Gladys Knight, Regina Belle y Dionne Warwick. También se hizo cargo de la versión en inglés del 'Eres tú' de Mocedades.

Tras Elvis y Sinatra es uno de los artistas que más álbumes ha vendido de la historia. Actualmente, Mathis sigue actuando regularmente y procura que alguna de las actuaciones coincida con un torneo de golf, deporte del que es un apasionado. Ha conseguido siete albatros (hoyos en uno) a lo largo de su vida. En 1982 publicó un libro de cocina, 'Cooking for you alone' y realizó unas polémicas declaraciones en la revista Us: "La homosexualidad es un modo de vida al que estoy acostumbrado desde hace tiempo", seguramente refiriéndose a la relación que mantuvo durante varios años con un saxofonista.

Tras esta 'sallida del armario' no volvió a mencionar el tema durante más de veinte años. En una entrevista de 2006, el cantante reveló que, tras la publicación de sus declaraciones a Us, recibió numerosas amenazas de muerte, procedentes sobre todo de los estados del sur, por lo que decidió guardar silencio. Uno de sus últimos trabajos publicados ha sido 'Let it be me: Mathis in Nashville', que apareció en otoño de 2010 y recibió una nominación al Grammy por 'mejor álbum vocal de pop tradicional'. En 2013 apareció su sexto álbum de temas navideños: 'Sending You a Little Christmas'.

No hay comentarios:

Publicar un comentario