01 octubre 2016

Julie Andrews


Hoy cumple 81 años la actriz y cantante inglesa Julie Andrews, nacida en Walton-on-Thames (Surrey). Con una voz que abarcaba cuatro octavas (tras una operación de garganta en 1997 perdió esa facultad) Julie protagonizó desde su debut en escena en 1954 memorables musicales de Broadway como 'The Boy Friend' (1954) 'My Fair Lady' (1956) y 'Camelot' (1961) así como inolvidables películas musicales como 'Mary Poppins' (1964) y 'Sonrisas y lágrimas' (1965).

Andrews tuvo una infancia inusual. Nacida como Julia Elizabeth Wells, sus padres se divorciaron siendo ella muy joven. Su madre. pianista, se casó de nuevo con Edward Andrews, cantante de music-hall, y la niña recibió el apellido de este. La pareja viajó y actuó por todo el país buscándose la vida y cuando Julie cumplió los ocho -durante la Segunda Guerra Mundial- ya comenzó a mostrar sus habilidades vocales cuando cantaba en los refugios aéreos para levantar los ánimos de los asustados ciudadanos. Su madre percibió que la voz de su hija era especial y en cuanto le fue posible, la llevó ante Madame Stiles-Allen para que recibiera clases de canto.

Julie Andrews en 'The Boy Friend'
Al cumplir Julie los doce años, ya cantaba en los mismos escenarios que sus padres. Realizó su debut profesional en el Hippodrome Theatre del West End londinense con la revista 'Starlight Roof'. Pero Julie estaba destinada a ir más allá. Tras actuar en diversas revistas, Andrews protagonizó 'Cinderella' en 1953, obra en la que llamó la atención del director Vida Hope, quien por entonces se encontraba trabajando en un musical de Sandy Wilson sobre los años veinte llamado 'The Boy Friend'. Hope llevó su descubrimiento a Estados Unidos para debutar en Broadway, donde Andrews recibió espléndidas críticas por su papel encarnando a la joven 'flapper' británica Polly Brown. La obra duró 485 días en cartel.

Julie Andrews en 'My Fair Lady'
En 1956 consiguió un nuevo triunfo profesional cuando fue la actriz más joven en representar el papel de Liza Doolittle en escena. Protagonizó la versión musical de la obra de George Bernard Shaw 'Pigmalion' -My Fair Lady- y en ella popularizó temas como 'Wouldn' it be loverly' y 'Just you wait Henry Higgins'. Su papel recibió una nominación a un Tony y la asociación de críticos de teatro de Nueva York le concedió un premio a la 'mejor actriz en un musical'. No obstante, no fue elegida para el papel en la versión cinematográfica, que fue cubierto por Audrey Hepburn. En 1961, Andrews fue nuevamente nominada a un Tony por su papel como la reina Guinnevere en el musical 'Camelot'.

'Mary Poppins' (1964)
Aunque Andrews también fue ninguneada en la versión para la gran pantalla de Camelot (la elegida fue Vanessa Redgrave), su éxito en el cine estaba aún por venir. Realizó su debut con 'Mary Poppins' (1964), donde su trabajo encarnando a una niñera mágica recibió un Oscar y un Globo de Oro a la mejor actriz. Esta película y la que siguió, 'Sonrisas y lágrimas', donde hace el papel de la institutriz de los niños del capitán von Trapp, la establecieron como una actriz especialista en películas producidas para todos los públicos. En 'Sonrisas y lágrimas' canta como solista los temas 'The sound of music', 'I have confidence' y 'My favourite things'.


Otro film musical protagonizado por Andrews fue 'Millie, una chica moderna' de 1967. Poco después, Andrews se divorció de su primer marido, Tony Walton y se casó con el director de cine Blake Edwards, de gran fama por sus films de la 'Pantera Rosa'.

Julie participó en varios trabajos de su marido como 'Darling Lili' (1970), '10', 'S.O.B.' (1981) y 'Victor o Victoria' (1982), una comedia musical por cuyo papel fue nominada al Oscar y al Globo de Oro. También siguió grabando álbumes como 'Love Julie' (1987), donde interpreta versiones de temas clásicos americanos como 'Tea for two' o 'Come rain or come shine', y apareció en 1992 en la efímera serie de TV de la ABC, Julie. Un año más tarde vuelve -tras 30 años de ausencia- a los escenarios con el musical 'Putting It Together' y dos años más tarde protagoniza con gran éxito la versión Broadway de 'Victor o Victoria'.

En 1997 se sometió a una operación de garganta con el fin de extirpar unos nódulos no cancerígenos, cuyo resultado trajo como consecuencia un deterioro en sus capacidades vocales. Aún así siguió actuando y en 2001 volvió a ponerse ante las cámaras para una producción Disney en 'Princesa por sorpresa' y últimamente ha prestado su voz para el personaje de la reina Lillian en 'Shrek' y sus secuelas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario