29 octubre 2016

Omara Portuondo


Hoy cumple 86 años la bailarina y cantante cubana Omara Portuondo, nacida en el barrio de Cayo Hueso de La Habana. Hija de una adinerada familia de ascendencia española y destinada a un matrimonio social de conveniencia, escapó con el hombre que amaba, un jugador negro de base-ball del equipo nacional cubano.

Cuarteto D'Aida
Comenzó su carrera en 1945 en el famoso club Tropicana como bailarina. Junto a su hermana Haydee, que también bailaba allí, cantó durante un tiempo en la banda Loquibambla Swing. En 1952 ambas se unieron a las cantantes Elena Burke y Moraima Secada y el pianista Aida Diestro y fundaron el Cuarteto D'Aida, que tuvo un gran éxito haciendo giras por los Estados Unidos, actuando con Nat King Cole y compartiendo escenarios con Édith Piaf, Pedro Vargas, Rita Montaner, Bola de Nieve y Benny Moré.

Omara, la novia del Filin
Tras la revolución, permaneció en Cuba y con la orquesta, al contrario que su hermana, que emigró a Estados Unidos. En 1967 Omara también deja la orquesta y comienza su carrera en solitario grabando numerosos álbumes. Obtuvo el permiso para actuar fuera de Cuba y hace presentaciones en países como Francia, Japón, Bélgica, Finlandia y Suecia.

Su fama a nivel internacional llegó gracias a su trabajo vocal junto a Compay Segundo en el álbum producido por Ry Cooder 'Buena Vista Social Club' en 1997 y el consiguiente film de Wim Wenders de 1998. En el año 2000 se publica 'Buena Vista Social Club presents Omara Portuondo', con temas como 'La sitiera', 'He perdido contigo', 'Donde estabas', 'No me llores más' y 'Veinte años'.
El álbum 'Gracias' (2008), ganó el premio Grammy Latino, convirtiéndose Omara en la primera artista cubana residente en la isla en ganar el galardón y recogerlo con sus propias manos. En el disco hace un recorrido por sus 60 años de carrera, con participaciones especiales de los cantautores cubanos Silvio Rodríguez, Pablo Milanés y el brasileño Chico Buarque.
Su publicación más reciente fue 'Omara & Chucho' (2011) junto a Chucho Valdés.

No hay comentarios:

Publicar un comentario