29 octubre 2016

Peter Green


Hoy cumple 70 años el guitarrista de blues-rock británico Peter Green, nacido en Londres, conocido por haber sido miembro fundador, voz y guitarra solista del grupo Fleetwood Mac desde 1967 hasta 1970.

Su primera actuación como profesional la tuvo en 1966 como bajista de Peter B's, grupo en el que militaba también Mick Fleetwood a la batería.  Peter era un gran admirador de Eric Clapton y, cuando éste dejó a los Bluesbreakers de John Mayall para pasar unas largas vacaciones en Grecia, Peter fue llamado por Mayall para cubrir su puesto. Peter encajó bien en la banda y se llevo una gran desilusión cuando Clapton volvió y tuvo que dejarle de nuevo el puesto de guitarra solista. No obstante, seis meses después, Clapton dejó el grupo definitivamente para formar Cream y Peter ocupó su puesto también de forma definitiva.

Los fans de los Bluesbreakers, e incluso su productor, Mike Vernon, recibieron el cambio con mucho escepticismo. Vernon lo recuerda así: "Cuando entré en el estudio, vi que había un amplificador nuevo que no había visto nunca antes, así que pregunté a Mayall: '¿Dónde está Eric?', a lo que me contestó: 'Ya no está con nosotros. Nos dejó hace una semana'. Yo estaba aterrado, pero John Mayall intentó tranquilizarme diciendo: 'No te preocupes. Tenemos a alguien mejor'. -Yo repliqué: 'Aguarda un segundo, no seas ridículo. ¿Que tienes a alguien mejor? ¿Mejor que Clapton????', y John dijo: 'Bueno, es probable que no lo sea ahora mismo, pero espera unos años y lo será.' A continuación me presentó a Peter Green." Peter hizo su debut discográfico con los Bluesbreakers en el álbum 'Hard Road', que incluía dos temas suyos, 'The supernatural', uno de sus primeros instrumentales, que se convertirían en característicos, y 'The same way'

Fleetwood Mac en 1968
En 1967 decide formar su propio grupo de blues y junto con  Mick Fleetwood, John McVie, (ambos también procedentes de los Bluesbreakers) y el también guitarrista Jeremy Spencer, forma Fleetwood Mac. Su álbum debut, 'Fleetwood Mac' (1968) contiene una serie de temas de blues tanto clásicos como compuestos por Green o por Spencer, los cuales también se repartían la voz solista.

La aparición del disco supone un éxito rotundo e instantáneo, y alcanza el puesto nº 4 de las listas británicas, permaneciendo 37 semanas, a pesar de no publicarse un single promocional. El tema de Green 'Black magic woman', publicado como single en 1968 tuvo mínima repercusión en Inglaterra (unos años más tarde la versión de Santana llevaría el tema a las listas de todo el mundo). En el segundo álbum, 'Mr Wonderful' continúan con la misma fórmula, añadiendo arreglos de vientos y colaboraciones de otros músicos como Christine Perfect (amiga del grupo y futura señora de McVie y teclista del grupo) al piano y voces. Le siguen al año siguiente 'Albatros' (nº1 en Inglaterra que inspiró a los Beatles para la composición de 'Sun King' de 'Abbey Road'), 'Oh well' y 'Man of the world', todos temas compuestos y cantados por Peter Green.


La inexistente relación creativa entre Green y Spencer (Spencer se negaba a tocar en las canciones de Green), hizo que Peter introdujera un nuevo guitarrista en el grupo, Danny Kirwan, cuyo protagonismo en el siguiente trabajo de la banda, 'Then Play On', publicado bajo su nueva compañía Warner Bros. fue mucho mayor que el de Spencer, firmando el 50% del material.
En 1970 sus compañeros empiezan a notar profundos cambios de personalidad en Peter, agravados por su intenso consumo de LSD. En la letra de 'Man of the world' ya se intuía que algo no iba bien en el mundo interior de Green:

Shall I tell you about my life
They say I'm a man of the world
I've flown across every tide
And I've seen lots of pretty girls
I guess I've got everything I need
I would't ask for more
And there's no one I'd rather be
But I just wish that I'd never been born

And I need a good woman
to make me feel like a good man should
I don't say I'm a good man
Oh, but I would be if I could
I could tell you about my life
And keep you amused I'm sure
About all the times I've cried
And how I don't want to be sad anymore
And how I wish I was in love.


Quieres que te cuente sobre mi vida
Dicen que soy un hombre de mundo
He fluido por todas las corrientes
y he visto numerosas chicas bellas
Creo que tengo todo lo que necesito
No pediría nada más
Y no hay nadie que quisiera ser
Pero deseo no haber nacido jamás

Necesito una buena mujer
que me haga sentir como un buen hombre debiera
Y no digo que yo sea un buen hombre
Pero, ¡ah! lo sería si pudiera
Te contaría cosas de mi vida
que te mantendrían entretenida
sobre los tiempos en los que lloré
y de cómo no quiero volver a sentir tristeza
y de cómo me gustaría estar enamorado

Peter y Mick Fleetwood
Un día apareció vestido con un viejo abrigo y con un crucifijo diciendo que en un sueño, se le había aparecido un ángel con un niño de Biafra desnutrido en los brazos. Aquella visión le hizo reflexionar. Decidió que tenía demasiado dinero para ser feliz y propuso a la banda conservar sólo el dinero imprescindible y donar el resto a organizaciones caritativas. Mick Fleetwood -que consideraba que tampoco tenían tanto dinero- no le hizo ni caso. John McVie, sin embargo, pensó que no era tan mala idea, aunque la olvidó rápidamente cuando se dio cuenta del exceso de LSD que ingería Peter.

Uschi Obermaier y Rainer Langhans
Durante una gira por Alemania en marzo de 1970 sucedieron los hechos que, según Clifford Davies -el mánager de la banda- fueron determinantes para el defnitivo deterioro mental del guitarrista británico. Rainer Langhans y la modelo Uschi Obermaier invitaron a Peter Green a una fiesta en una comuna muniquesa con el fin de -a través de Green- poder contratar a Jimi Hendrix y a los Rolling Stones para un concierto tipo Woodstock proyectado en Baviera.

Peter acudió con uno de los roadies de Fleetwood Mac, Dennis Keane. En la fiesta se consumió mucho LSD, y cuando terminó, Green prefirió quedarse en la comuna. Cuando Keane volvió de nuevo a la fiesta acompañado por Mick Fleetwood para intentar llevárselo, Green se negó en rotundo. Había encontrado el paraíso. Años más tarde comentaría: "Allí toqué como nunca. Fue fantástico. Improvisábamos y el que quería se unía a nosotros. La atmósfera general fue increíble y allí toqué la música más espiritual de mi vida". Tras un concierto final con la banda el 20 de mayo de 1970, Green abandonó el grupo que él mismo habia fundado.

El último tema publicado con el grupo fue 'The Green Manalishi', en el que reflejaba su lucha interior tratando de detener su descenso a la locura. Según sus propias palabras: "Tuve un viaje, y no regresé". Tras dejar la banda, grabó el confuso álbum en solitario 'The End of the Game', haciendo una doble referencia a la extinción de la naturaleza y a su propia retirada del mundo del espectáculo.

Peter en 1980
Le vendió por 110 libras su Les Paul a Gary Moore y desempeñó todo tipo de trabajos modestos como celador de hospital, portero de hotel o enterrador. En 1977 fue arrestado por amenazar a su contable con una escopeta para que dejara de enviarle dinero. Tras este incidente fue internado en un centro psiquiátrico de Londres. En 1979 animado por sus amigos a que siguiera tocando y con la ayuda de su hermano Mike Green (que compuso la mayoría de los temas) resurgió con una serie de álbumes como 'In the skies' (1979), 'Little Dreamer' (1980), 'White Sky' (1982) y 'Kolors' (1983). Aunque de calidad irregular, contenían guiños del inigualable estilo del blues de Peter Green.

Peter en 1998
En 1990 vuelve a la carga con Peter Green Splinter Group, grupo en el que contaba con la ayuda de Nigel Watson y Cozy Powell. Con ellos Green publicó entre 1997 y 2004 nueve álbumes entre los que destaca 'The Robert Johnson Songbook' (1998). Últimamente actúa de forma esporádica con su nueva formación, Peter Green and Friends, aunque según Peter, la medicación que ha de tomar para sus problemas psicológicos también merma su capacidad de concentración y el deseo de tocar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario