29 noviembre 2016

John Mayall


Hoy cumple 83 años el músico de blues británico John Mayall, nacido en Macclesfield (Inglaterra). Pionero del blues en las Islas, John Mayall y su grupo The Bluesbreakers fueron los catalizadores de la revolución musical que atrapó al Reino Unido en los años sesenta y que dio origen al blues-rock. Innumerables músicos respetan a Mayall por su innegable talento y por su integridad musical. Sin embargo, es más conocido por la calidad de los músicos que apadrinó en sus respectivos grupos, los cuales llegaron a obtener mucho más éxito en el mercado pop que su mentor, a quien su dedicación al blues puro resultó más importante que la obtención de un éxito en las listas de ventas.

John en 1940
El padre de John fue músico también y tocó en numerosas bandas de aficionados. Poseía una amplia colección de discos de jazz, los cuales fueron la primera fuente de inspiración de Mayall. Aunque en aquel momento no consideró seguir la carrera musical, en sus años adolescentes aprendió a tocar piano, guitarra y ukulele. Sus inclinaciones artísticas lo llevaron con trece años a la Manchester Junior Art School, más o menos al mismo tiempo que descubrió y se fascinó con el blues americano. Pasó dos años allí, durante los cuales, John aprendió a tocar la armónica.

Con quince años trabajaba como escaparatista en unos almacenes de Manchester. A continuación fue llamado a filas y pasó dos años en el ejército, parte de ellos en Corea. Tras su regreso a Inglaterra en 1955, continuó su educación en el Regional College of Art de Manchester, donde formó su primera banda, los Powerhouse Four. Se graduó en 1959 y se empleó en una agencia de publicidad, convirtiéndose en poco tiempo en uno de los mejores tipógrafos y diseñadores gráficos de la región.

Mayall en 1955
En 1958 el legendario Muddy Waters había realizado un tour por Inglaterra y vino acompañado de una banda eléctrica formada por los mejores bluesmen de Chicago. Esta visita de Waters al Reino Unido está considerada la chispa que encendió la luz que guió a todos los dispersos aficionados al blues británicos, dotándoles de una dirección en común. Alexis Korner y Cyril Davies contribuyeron con su sexteto a que la escena londinense de los clubes de jazz pasara de contratar grupos de jazz tradicional en los cincuenta a demandar grupos de blues eléctrico en 1960. Fueron ellos quienes convencieron a Mayall, que para entonces había formado un grupo amateur llamado Blues Syndicate, de que dejara Manchester y se trasladara a Londres, donde le sería posible vivir profesionalmente de su música.

McVie, Mayall, Dean y Flint (1964)
En 1963, con 29 años, demasiado viejo para los estándares del rock n'roll, se instaló en Londres y formó su grupo soñado: los Bluesbreakers. Mayall pasó un año trabajando durante el día como delineante, pero en 1964 ya se vio capacitado para dedicarse de lleno a la música. Con su banda fueron teloneros de grandes bluesmen norteamericanos como John Lee Hooker y Sonny Boy Williamson en sus respectivas visitas a Inglaterra y realizaban actuaciones en pequeños clubes del país seis días a la semana.

Clapton, McVie, Mayall y Flint (1965)
La primera formación consistía en Mayall y Bernie Watson a las guitarras, John McVie al bajo y Martin Hart a la batería. Más tarde Hughie Flint reemplazó a Hart y Roger Dean se encargó de la segunda guitarra. No pasó mucho tiempo para que John Mayall y los Bluesbreakers fueran considerados la mejor banda de blues británica. La aparición de los Rolling Stones pareció eclipsar por un momento a los Bluesbreakers, pero esto cambió cuando Eric Clapton se unió a la banda en abril de 1965.

Eric ya traía una buena reputación de los Yardbirds pero había decidido abandonarlos cuando vio que su sonido tendía más hacia el pop. El purismo y el compromiso de Mayall con el blues casó perfectamente con la filosofía de Clapton y el talento del guitarrista hizo resurgir la fama del grupo. Fue por entonces cuando se podía leer el famoso graffiti: "Clapton is God" en las calles de Londres. Con 'Dios' en sus filas, los Bluesbreakers eran imbatibles.

Pero el inquieto Clapton dejó el grupo repentinamente en agosto de 1965 para volver en noviembre y en julio de 1966 lo dejó definitivamente para formar el trío Cream con Ginger Baker y el ex-Bluesbreaker Jack Bruce. A Mayall no le afectó demasiado, ya que comprendió desde el principio que no todos los músicos iban a someterse a sus estrictas formas clásicas y les animaba frecuentemente a dejar el grupo y explorar nuevos caminos y formas musicales.

También disolvió bandas y buscó nuevos instrumentistas, simplemente porque había desarrollado otras ideas y necesitaba músicos distintos para plasmarlas musicalmente. Otros fueron expulsados por romper otra de las reglas sagradas del músico: beber durante el trabajo. Cada vez que la banda se veía privada de un buen músico, Mayall era capaz de sustituirlo con alguien similar y, en ocasiones, mejor. Ejemplos de grandes instrumentistas que han pasado por las bandas de Mayall son, entre otros, John McVie, Mick Fleetwood y Peter Green (futuros Fleetwood Mac), Aynsley Dunbar (futuro Jeff Beck Group, Mothers of Invention y Journey), Jon Hiseman y Tony Reeves (futuros Colosseum II) y Mick Taylor (futuro sustituto de Brian Jones en los Rolling Stones)

En 1967, tras la publicación de 'A Hard Road', Mayall y sus Bluesbreakers realizaron su primera gira por Estados Unidos, donde fue tan bien recibido que el músico decidió instalarse en Laurel Canyon (California). Siguió siendo un purista del blues, lo que no le impidió explorar todas las posibilidades del género. En una época en la que todos electrificaban y amplificaban su música, Mayall grabó en 1969 'The Turning Point', un álbum acústico cuya particularidad era la ausencia de batería y que generó su tema más conocido 'Room to move'. El álbum fue su obra más vendida y alcanzó la categoría de disco de oro. Le siguieron 'Empty Rooms' (1970) y 'Back to the Roots' (1971).


Durante los años setenta su carrera pareció declinar y aunque seguía realizando una media de 120 shows al año y grabando excelentes álbumes como 'Jazz Blues Fusion' (1972) y 'Moving On' (1973), tras repetidos e infructuosos cambios de sello, los trabajos que publicó no estaban a la altura de sus álbumes anteriores, alejándose del blues-rock para experimentar con el jazz, el funk o el pop incorporando incluso voces femeninas.

7El músico abstemio que una vez echó a músicos de su banda por beber un trago antes de tocar, desarrolló su propio problema con la botella. En una entrevista con Downbeat admitió: "En los setenta toqué la mayoría de las noches borracho". Un incidente casero en el que su casa fue pasto de las llamas en 1979 y un accidente que sufrió al tirarse de un balcón a una piscina...y fallar, le hicieron ver la luz y dejar la bebida definitivamente.

En 1982 recreó una de las primeras encarnaciones de los Bluesbreakers junto a John McVie y Mick Taylor, realizando una serie de conciertos que fueron muy bien recibidos. Aunque la reunión no duró mucho, sirvió para que Mayall decidiera volver a su sonido primigenio. En 1984 puso en marcha una nueva edición de los Bluesbreakers con el guitarrista Coco Montoya y el baterista Joe Yuele. Con esta formación hizo un tour por los países del Este de Europa y publicó algunos álbumes en pequeños sellos como 'Behind the Iron Curtain', 'The Power of the Blues' y 'Chicago Line'.


En 1990 firmó con Island Records y publicó 'A Sense of Place', en el que demostraba seguir siendo capaz de explorar nuevas direcciones musicales con sensiblidad e imaginación.

Si bien sus más recientes discos adolecen de un cierto debilitamiento artístico, John Mayall aún mantiene unos estándares mínimos, que le aseguran la continuidad en el gusto de los amantes del blues. Por eso sus discos aun son esperados y sus conciertos concurridos. Con ocasión de su 70 cumpleaños se celebró un concierto homenaje en Liverpool en verano de 2003, en el que participaron como estrellas invitadas Eric Clapton, Mick Taylor y Chris Barber.

Aunque nunca obtuvo un hit, ni ganó un Grammy, ni está en el Salón de la Fama del Rock and Roll, John Mayall sigue siendo un 'músico de músicos' enormemente respetado por sus 'discípulos'. Aún en activo, publicó en septiembre de 2009 'Tough' y en su página web personal ofrece directamente antiguas grabaciones de conciertos. El año 2014 realizó una gira conmemorando su 80 cumpleaños y su álbum más reciente fue 'Find A Way To Care' publicado en septiembre de 2015.

No hay comentarios:

Publicar un comentario