02 noviembre 2016

k.d. lang


Hoy cumple 55 años la cantante canadiense de pop y country k.d. lang, ganadora de varios premios Juno y Grammy. Ha tocado con músicos de la talla de Roy Orbison, Tony Bennett, Elton John, Anne Murray y Jane Siberry y ha contribuido con sus canciones a varias bandas sonoras. Hasta la fecha ha publicado 12 álbumes de estudio y 39 sencillos. Fiel seguidora del budismo tibetano, es también una inquieta activista social siendo una firme defensora de los derechos de los homosexuales y de los animales.

Nacida Katherine Dawn Lang como la menor de cuatro hijos nacidos de la pareja formada por Audrey y Fred Lang, se crió en la pequeña localidad de Consort (Alberta) rodeada de praderas. Su padre regentaba una farmacia y abandonó a la familia cuando Katherine contaba doce años. Su madre, gran aficionada a la música, conducía cerca de una hora para acercar a sus hijos a clases de música en una ciudad cercana. Deseando continuar sus estudios musicales, Lang dejó Consort para asistir al Red Deer College, situado unas 90 millas al sur de la capital provincial Edmonton. Allí conoció la música de Patsy Cline y se sintió fascinada por su vida. Tanto, que decidió dejar los estudios y dedicarse de lleno a una carrera musical.

Su pasión por Patsy tendió a llevarla musicalmente hacia el country, e incluso pretendía ser una reencarnación moderna de la estrella de los sesenta. Sin embargo su imagen, con el pelo corto y vistiendo con un estilo ecléctico mezcla de punk y country, distaba mucho de los convencionalismos del género. En 1982 consiguió un trabajo como cantante en una banda de country swing de Edmonton llamada Dance Party. La experiencia duró poco y Lang decidió formar su propio grupo que llamó los Reclines, en honor a Patsy Cline. En 1984 publicaron su álbum debut, 'A Truly Western Experience' en el sello independiente canadiense Bumstead.

Realizó giras por todo el país y logró hacerse un hueco en la escena musical de Toronto donde se hizo con un nutrido grupo de seguidores que amaban su mezcla de country y rockabilly y a los que no les chocaba su aspecto personal o su manera de vestir. La naturaleza vanguardista de Lang impresionó a Seymour Stein de Sire Records (filial de Warner Bros) quien fichó inmediatamente a Lang y a su banda. Su primer álbum con el sello fue 'Angel With a Lariat', publicado en 1986. Obtuvo por él al año siguiente su primer premio Juno a la mejor vocalista country. En 1988 siguió el álbum 'Shadowland'. Como el anterior, contenía temas de country-punk liderados por el apasionado y particular estilo vocal de Lang.

Las críticas positivas y el número de fans crecían y en 1988 recibió su primer Grammy por su colaboración con Roy Orbison en el tema 'Crying'. A pesar de sus éxitos, la comunidad country de Nashville continuaba ignorándola. Sobre este hecho, Lang comentaba en el London Observer: "Supongo que piensan que una chica no debe tener mi imagen o actuar como actúo yo. La sociedad de Nashville es blanca, machista y cristiana, por lo que si no te riges por sus reglas, no existes."


Su tercer álbum, 'Absolute Torch and Twang' salió a la venta en el verano de 1989 y le proporcionó a Lang un nuevo Grammy por mejor intérprete femenina de country. Un año después el álbum recibió la calificación de disco de oro.

Tampoco sus nuevos logros despertaron a los popes de Nashville y Lang se fue apartando poco a poco de las ataduras del género, introduciendo elementos pop y jazz en su música. Su primer álbum alejada del country, 'Ingenue', esta vez en solitario sin los Reclines, coincidió con su salida del armario. En una entrevista con Advocate se confesó lesbiana y no tuvo reparos en aparecer al año siguiente en la portada de Vanity Fair, sentada en un sillón de barbero y dejándose 'afeitar' por una provocativa Cindy Crawford. 'Ingenue', con sus elegantes baladas le proporcionó a Lang miles de nuevos fans procedentes del sector adulto. Los críticos también bendijeron este giro musical.

En marzo de 1993 el álbum alcanzó la categoría de platino y el single 'Constant craving', cuyo video recibió un premio MTV, fue Top10 en Canadá y Top40 en Estados Unidos. Asimismo, el álbum fue merecedor de tres Juno. El año 1994 contribuye con varios temas a la banda sonora del film de Gus Van Sant 'Even Cowgirls gets the Blues' e interpreta 'Surrender' para el film de la serie James Bond 'El mañana nunca muere'. En 1995 recibió el premio a la mejor artista internacional en la ceremonia de los BRIT Awards en Londres y en otoño de ese año publicó 'All You Can Eat'.

Dos años después graba 'Drag', una colección de versiones de temas que giran alrededor de los cigarrillos y la adicción del tabaco. El año 2000 sale a la venta su noveno álbum en solitario, 'Invincible Summer' y, gracias al álbum grabado con Tony Bennett en 2003, 'A Wonderful World', Lang consigue su cuarto premio Grammy. En su siguiente trabajo, 'Hymns of the 49th Parallel', bajo Nonesuch Records, Lang efectúa un homenaje a varios autores canadienses, cantando canciones de Neil Young, Leonard Cohen, Ron Sexsmith. Joni Mitchel y Jane Siberry.

En febrero de 2008 Lang publica su primer álbum con temas originales desde 'Invincible Summer': 'Watershed'. En 2010 actuó en la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Invierno de Vancouver cantando 'Hallelujah' de Leonard Cohen.
Su última entrega hasta la fecha ha sido el álbum fue el álbum 'case/lang/veirs' grabado con Neko Case y Laura Veirs y publicado en junio de 2016.

No hay comentarios:

Publicar un comentario