05 diciembre 2016

Little Richard


Hoy cumple 84 años el músico y cantante de rock and roll Little Richard, nacido en Macon, Georgia. Uno de los auténticos GRANDES del rock and roll, y, junto con Fats Domino y Jerry Lee Lewis una de las leyendas vivas del género. Little Richard logró fusionar la emotividad del gospel con el R&B de Nueva Orleans martilleando con energía su piano y vociferando con un regocijante y desinhibido desenfreno. Aunque numerosos otros artistas de R&B de principios de los cincuenta se estaban moviendo en la misma dirección, ninguno igualó su intensidad vocal, sus éxtasis escénicos y esa fuerza vital arrolladora que desplegaba cantando. Fue crucial en los años cincuenta para la transformación del R&B en algo similar, pero diferente, como el rock and roll.

Proveniente de una familia humilde, hijo de un destilador ilegal de whisky, fue el tercero de doce hijos y el único con un defecto físico: su pierna derecha es más corta que la izquierda. Pasó su infancia más próximo a su madre que a su severo padre. Gracias a ella, recibió clases de piano. Él mismo dijo "vine a una familia que no le gustaba el rhythm and blues, 'Pennies from heaven' de Bing Crosby y a Ella Fitzgerald era todo lo que podía escuchar". Perteneciente a la Iglesia Adventista del Séptimo Día, aprendió música gospel en las iglesias pentecostales del sur de Estados Unidos.

A los 13 años, su padre lo echó de casa escandalizado por sus escarceos homosexuales. Libre de la opresión familiar, libera sus pasiones reprimidas y se dedica a cantar en bares, tugurios o simples esquinas de la calle, para ganarse la vida. Por suerte, un matrimonio blanco, Ann y Johnny Johnson, lo sacan de ese mundo y le permiten seguir desarrollando sus aptitudes musicales en el escenario del Tick Tock, el club que regentan. En 1951 gana un concurso de aficionados en el Eighty One Theatre de Atlanta, gracias al cual, consigue un contrato discográfico con RCA y graba ocho singles con temas como 'Get rich quick''Why did you leave me', 'Every hour' y 'Thinkin' bout my mother' que pasan desapercibidos.

Little Richard y los Upsetters
Decide volver con su nueva banda, los Upsetters, a Macon, donde graba una maqueta que envían a Art Rupe de Specialty Records en Los Angeles. La cinta languideció en las oficinas de Specialty todo un año, durante el cual, Richard seguía ofreciendo sus electrizantes shows en directo cargados de sexualidad. Cuando Rupe, que andaba detrás de un cantante negro tipo Ray Charles, descubrió por fin la cinta, invitó a Richard a grabar unos temas en Nueva Orleans con la condición de que aceptase ser acompañado por músicos de prestigio.

Las primeras sesiones no terminan de convencer, pero durante una pausa en una de dichas sesiones, Richard comenzó a cantar de manera improvisada 'Tutti frutti', una canción obscena y llena de lascivia que había estado cantando en sus actuaciones. Se cambió la letra "Tutti Frutti, good booty / If it don't fit, don't force it / You can grease it, make it easy" ("Tutti Frutti, buen culito / Si no entra, no lo fuerces / puedes engrasarlo para facilitarlo") porque el productor de grabación, Roberte Bumps Blackwell, lo consideraba un exceso (además, 'Tutti-frutti' en argot significaba 'gay'). El tema, que contenía la célebre frase carente de sentido 'A-wop-bop-a-loo-bop, a-lop-bam-boom', fue publicado en single en las Navidades de 1955 y alcanzó el puesto 21 de las listas Billboard.


En los siguientes años, Richard obtendría varios éxitos más: 'Long tall Sally', 'Rip it up''Slippin' and slidin'''Lucille', 'The girl can't help it''Jenny, Jenny' y 'Good golly, miss Molly'.

Con Bill Haley en 1956
Su frenético estilo se puede ver en películas como 'Don't Knock the Rock' (1956) y 'The Girl Can't Help It' (1956), para las cuales cantó las canciones que daban el título, escritas por Bobby Troup. Aunque la etapa de sus éxitos en las listas fue relativamente corta, su influencia en el soul y en el 'beat' británico fue inmensa.

Richard en 1958
Little Richard detuvo su carrera musical de forma repentina en 1957, durante una gira por el centro de Australia; renunció a su forma de vida en el rock and roll. Parece ser que su decisión tuvo que ver con el accidental incendio de uno de los motores del avión en el que viajaba junto con su grupo. Después de aterrizar, se quitó de los dedos cuatro anillos de diamantes valorados en unos 8.000 dólares y los lanzó al río Hunter. Ingresó en una universidad cristiana en Alabama para estudiar teología y se hizo ministro pentecostal. Mientras su casa discográfica, Specialty Records, lanzaba algunas nuevas canciones basadas en antiguas sesiones de grabación, Richard hizo muy poco musicalmente hablando, apenas algunas canciones de gospel a comienzo de los años 60.

Con los Beatles en 1962
En 1962 el promotor Don Arden lo convence para hacer una gira por Europa tras comunicarle lo bien que se seguían vendiendo sus discos allí. En el Reino Unido tuvo una acogida extraordinaria. Los Rolling Stones, quienes admiraban a Richard incluso antes de que tuvieran un contrato de grabación, y los Beatles, también admiradores suyos, lo apoyaron. Los Beatles incluso le hicieron de teloneros en su gira por Hamburgo, lo que permitió a McCartney aprender de primera mano los trucos vocales de Richard.

Desde entonces, Little Richard trabajó periódicamente en películas, ha lanzado ocasionalmente algún sencillo que otro y ha aguantado como uno de los grandes y legendarios pioneros del rock and roll. Su vida parece como si hubiera ido siempre de un extremo a otro. En 1964 volvió a los escenarios grabando nuevas versiones de sus éxitos; en los años 70 sus excesos sexuales y con las drogas hicieron que su iglesia lo rechazara. Finalmente, tras la muerte de uno de sus hermanos, Little Richard reorganizaría su vida: limpiaba su organismo de drogas, se hacía vendedor de biblias a domicilio y volvía a su iglesia.

Vendiendo biblias en 1981
Fue cuando por su boca se oyeron perlas como "Rock n Roll is evil, because Rock n Roll makes you take drugs, and drugs turn you into a homosexual" (El Rock'n 'Roll es malvado, porque hace que tomes drogas y las drogas te convierten en homosexual). Esto fue después de su polémica renuncia a su propia homosexualidad, renuncia que fue atribuida a las presiones del público y al clima predominante de homofobia en la comunidad negra.

Regresó con dedicación plena al final de los años 80, manifestando que venía para realizar lo que Dios le tenía destinado ser: Little Richard. Sin embargo, conserva su licencia de ministro, y ocasionalmente celebra bodas (entre las que caben destacar las de Cyndi Lauper y Bruce Willis y Demi Moore). Nadie mejor que Little Richard merece un mayor crédito como artífice de la metamorfosis del R&B negro hacia el rock & roll, género al que dotó de significado y profundidad, inspirando las carreras de numerosos grandes artistas que le siguieron: James Brown, Elvis, Gene Vincent, Jerry Lee Lewis y Joe Tex, entre ellos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario