16 diciembre 2016

Robben Ford


Hoy cumple 65 años el guitarrista de blues, jazz y rock estadounidense Robben Ford, uno de los 100 más grandes guitarristas del siglo XX, según Musician Magazine. Además de una prolífica carrera en solitario, ha sido miembro de grupos como L.A. Express y Yellowjackets y ha colaborado en proyectos de Chick Corea, Miles Davis y B.B. King. Considerado uno de los guitarristas más versátiles, Robben se ha convertido tras cuarenta años de carrera en un 'músico de músicos'. Aunque nunca ha gozado de una gran popularidad y sus discos escasamente se emiten por las radios, tiene un nutrido y fiel número de seguidores, muchos de ellos músicos, que respetan sus credenciales de blues y jazz y su virtuosismo en ambos géneros.

Robben nació en Woodlake (California) en una familia muy musical: su padre, Charles Ford era guitarrista profesional y sus dos hermanos asimismo tenían conocimientos musicales, incluida su madre, que tocaba el piano. Ford comenzó a tocar el saxofón con diez años, pero al cumplir los trece, se pasó a la guitarra. Sus primeras influencias incluyen a Eric Clapton, B.B. King, Paul Butterfield y Mike Bloomfield. De este último, Ford confesó que su álbum de 1965 'The Paul Butterfield Blues Band' fue su mayor inspiración para comenzar a tocar la guitarra. "Sería por 1966 cuando empezé a escuchar blues eléctrico de Chicago que, entonces lo tocaban mayoritariamente músicos blancos. La banda de Paul Butterfiled era una banda multirracial de Chicago que interpretaba su música de una manera que yo consideraba auténtica. La forma de tocar y el sonido de Mike me fascinaron. Eso fue lo que me hizo dedicarme seriamente a la guitarra".

En la adolescencia, Robben formó un grupo con su hermano mayor Pat que tocaba la batería y su hermano menor Mark, armonicista. Nombraron la banda The Charles Ford Band en honor a su padre. Tras acabar sus estudios en la high school, Ford acompañó a su hermano Pat al área de la bahía de San Francisco, donde realizaron varias actuaciones, en un ocasión, como teloneros de Muddy Waters. Cuando Robben cumplió los dieciocho años, él y su hermano mayor fueron contratados por el armonicista de blues Charlie Musselwhite con el que permanecieron alrededor de un año. En 1970, el pequeño de la familia, Mark, se unió de nuevo a ellos y con la adición del bajista Stan Poplin actuaron en el circuito de clubes de la zona, triunfando con sus shows de blues eléctrico y jazz improvisado.

Aunque la banda se disolvió en la Nochevieja de 1971, grabaron un álbum en el sello Arhoolie, 'The Charles Ford Band' (1972). En 1972 el legendario cantante de blues Jimmy Witherspoon les pidió unirse a su banda. Dos años después, Ford ya era un guitarrista con experiencia y el saxofonista Tom Scott le sugirió unirse a él y a su banda de jazz fusion L.A. Express con el fin de acompañar a Joni Mitchell en su gira promocional Court and Spark.

Robben Ford (3º por la izq.) con los L.A. Express y Joni Mitchell

Robben describió esta etapa de su carrera como fundamental en su educación de músico profesional: "Estaba trabajando con grandes músicos y aprendí mucho. Sobre todo, a aceptar que la música no consiste en sólo un género. Yo era un purista del jazz y el blues y aprendí a ser más versátil como instrumentista." Robben participó en los álbumes de Mitchell 'Miles on Aisles' y 'The Hissing Of Summer Lawns'.

El guitarrista equilibraba sus intereses entre el blues y el jazz, a veces haciéndolos coincidir, pero a finales de los años setenta se centró primordialmente en el jazz.  En 1977 formó una banda que incluía a Russell Ferrante a los teclados, Jimmy Haslip al bajo y Ricky Lawson a la batería. Con esta formación estelar publicó su primer álbum, 'The Inside Story' (1979) en Elektra Records. La banda evolucionaría hasta convertirse en los Yellowjackets, una banda de fusión con fuertes influencias de R&B. Ford grabó en su álbum debut y tocaba con ellos como artista invitado pero asimismo atendía otros intereses a principio de los años ochenta, como acompañar en las giras al ex-Doobie Brother Michael McDonald.

En 1986 fue Miles Davis quien solicitó sus servicios. Ford trabajó con el trompetista seis meses, manifestando a continuación, "Trabajar con Miles fue como una coronación. Me sentí como si me hubieran nombrado Caballero". Al mismo tiempo el guitarrista había firmado con Warner Brothers y en 1988 publicó 'Talk to Your Daughter'. El álbum, además de ser nominado a un Grammy como mejor grabación de blues contemporáneo, no sólo representó su vuelta al blues; tras cerca de veinte años en la música, finalmente logró consolidarle como artista en solitario.


Animado por el éxito de 'Talk To Your Daughter', Ford consiguió más libertad de movimientos para explorar sus inclinaciones musicales, así como para formar una nueva banda. Su proyecto ideal consistía en un quintento, pero ante la imposibilidad económica de salir de gira con cinco músicos, optó por un trío.

Con el bajista de blues Roscoe Beck y el baterista Tom Brechtlein, más inclinado hacia el jazz, formó Blue Line Lounge, con los que grabó en el sello Stretch de Chick Corea el álbum 'Robben Ford & the Blue Line', una colección de nueve temas, de los cuales, siete eran composición de Robben, que fue magníficamente recibida por crítica y fans, los cuales celebraban su retorno al blues. El año siguiente se publicó su segundo álbum, 'Mystic Mile' (1993) y, de nuevo, incluía siete composiciones originales de Ford.

En 1995 apareció el CD 'Handful of Blues', producido por el guitarrista Danny Kortchmar para el sello Blue Thumb. Ese mismo año añadieron a la formación al tecladista Bill Boubitz y, grabaron en vivo en Club Yoshi's en Oakland (california) el álbum 'The Authorized Bootleg', publicado en 1998. Ann Wickstrom escribía en All Music Guide: "la exquisita brillantez de su técnica y la razón por la cual es el nº1 para tantos guitarristas se pone de manifiesto en este trabajo.". En 1997 Ford cambió de dirección y disolvió la banda. Junto a Bernie Worrell, ex-tecladista del grupo Paliament-Funkadelic grabo el álbum instrumental 'Tiger Walk', con influencias R&B y funk.


Su siguiente entrega fue 'Supernatural' en 1999, más influido por el soul, que recibió críticas encontradas. Mientras a unos les parecía un trabajo irregular con una interpretación vocal mediocre, a otros les parecía su mejor obra excusando sus limitaciones vocales "Aunque no se le puede considerar un cantante de primera línea, consigue insuflar la suficiente emoción en sus canciones hasta que su guitarra toma el relevo y el verdadero protagonismo."

El año 2001, Ford, a punto de cumplir los cincuenta, grabó 'Blue Moon' bajo el sello Concord, que se publicó un año más tarde. De nuevo Ford confundió a todo aquel que tuviera la intención de catalogar su trabajo con una ecléctica mezcla de blues, rock, soul y jazz. Dos años después publicó su segundo trabajo con Concord, el CD de blues y R&B 'Keep on Running' (2004), en el que contó con colaboraciones de Edgar Winter, Ivan Neville y John Mayall, una de sus primeras influencias.

Una de sus publicaciones más recientes fue 'Truth', publicado en agosto de 2007. Contenía una versión del tema de Paul Simon 'One man's ceiling is another man's floor', muy radiada en su día. Robben recibió su cuarta nominación al Grammy como 'mejor álbum de blues contemporáneo' y una semana tras publicarse, encabezaba las listas blues de Billboard. Ese mismo año apareció en el Festival de Montreaux junto a Larry Carlton. En 2009 apareció el directo 'Soul on Ten' con tres nuevas composiciones. Su banda incluye a Toss Panos a la batería y Travis Carlton (hijo de Larry) al bajo. En 2014 publicó 'A Day in Nashville' y su entrega más reciente hasta la fecha fue 'Into The Sun' en marzo de 2015. En su completa web oficial ofrece clases de guitarra online.

No hay comentarios:

Publicar un comentario