29 septiembre 2016

Brett Anderson


Hoy cumple 49 años el cantante y compositor rock Brett Anderson, nacido en el condado de West Sussex (Inglaterra), vocalista de la banda Suede, formada en 1989. El panorama musical inglés andaba un poco perdido a principios de los noventa a causa de la invasión del grunge americano, que le estaba disputando la batuta de las nuevas tendencias del pop y el rock al Reino Unido.

De manera que cuando Suede publicaron su primer single en 1992, 'The Drowners', la crítica se rindió a sus pies, recibiéndoles como los 'nuevos Smiths' y la gran esperanza del pop británico. Sería entonces cuando se inició una relación muy especial con la prensa musical inglesa, tan propensa a exageraciones y escándalos, en la que no siempre saldrían bien parados. Incluso antes de que el primer álbum de Suede fuera lanzado al mercado, el estilo andrógino de Anderson y las imprecisas confesiones acerca de su sexualidad ("soy un bisexual que nunca ha tenido una experiencia homosexual") generaron más de una polémica. En 1993, 'Suede' se posicionó en el primer lugar de las listas en el Reino Unido.

Suede
Combinando la postura homoerótica de Morrissey con el glam de David Bowie, Anderson y su grupo coparon durante toda la década las listas británicas con temas como 'Animal nitrate' (1993), 'Stay together', 'The wild ones' (1994), 'Trash', 'The beautiful ones', 'Saturday night' (1996), 'Lazy', 'Filmstar' (1997), 'Electricity' y 'She's in fashion' (1999), hasta que, tras la publicación del fallido álbum 'A New Morning' (2002), se separan.


Tras una fugaz experiencia en The Tears, grupo formado junto a otro ex-Suede, el guitarrista Bernard Butler, con los que graba 'Here Come the Tears' (2004), Brett publica su primer álbum en solitario, 'Brett Anderson' que se publica en marzo de 2007 y del que se extrae el single 'Love is dead'.

En 2008 se anunció la presentación en un concierto a celebrar en Londres de 'Wilderness', el segundo álbum de Brett. A todos los asistentes se les entregó con el ticket de entrada una memoria USB que contenía el álbum en formato digital. Fue grabado en sólo siete días con la mayoría de los cortes registrados en directo. Brett toca el piano y las guitarras acústicas y está acompañado al chelo por Amy Langley. Uno de los temas, 'Back to you' esta cantado a dúo con la actriz francesa Emmanuelle Seigner.

Su tercer álbum, 'Slow Attack' (2009), está coescrito con Leo Abrahams. La música está más orquestada que en 'Wilderness' y los arreglos incorporan más instrumentos. Su última entrega hasta la fecha, fue su álbum 'Black Rainbows', publicado en septiembre de 2011, que vino precedido del single 'Brittle heart'.

En enero de 2010 se anunció oficialmente que Suede se volvían a reunir para una serie de conciertos. Siguieron actuando y tras una gira por Asia comenzaron a grabar un nuevo álbum que vio la luz en marzo de 2013, 'Bloodsports', su primer trabajo desde 2002 que fue recibido con excelentes críticas. A su publicación le siguió una gira europea y en febrero de 2014 anunciaron nuevo álbum, 'Night Thoughts' que se publicó en enero de 2016.

Mark Farner


68 años cumple hoy el guitarrista, cantante y compositor rock Mark Farner, nacido en Flint (Michigan). Farner, cuyo abuelo materno era indio cherokee, tenía sólo veinte cuando comenzó a formar parte de esa maquinaria de éxitos americana en la que se convirtió Grand Funk Railroad -la banda favorita de Homer Simpson- en los años setenta.

Mark, en 1971
Sin la bendición de la crítica, pero con una pléyade de fans, lograron vender más de 25 millones de copias de la decena de álbumes que grabaron hasta 1976. Quedaron para la historia del rock álbumes como 'On Time' (1969), 'Grand Funk' (1970), 'Closer to Home' (1970), 'We're An American Band' (1973) y 'Caught in the Act' (1975) y temas como 'I'm your captain' (1970), 'We're an american band' (1973), 'Some kind of wonderful', 'The locomotion' (1974) y 'Bad time' (1975).

Farner, tras la disolución del grupo emprendió carrera en solitario y grabó dos álbumes, 'Mark Farner' (1977) y 'No Frills' (1978), antes de reunirse de nuevo con su socio de Grand Funk, Don Brewer, para revivir la banda en 1980. Graban dos álbumes más, 'Grand Funk lives' y 'What's Funk' y, en 1988, Mark abandona la banda para dedicarse a la música cristiana.  Publica los álbumes 'Just Another Injustice' (1988), 'Wake Up' (1989) y 'Some Kind of Wonderful' (1991).

En 1996 se produjo una nueva reunión para un par de shows y, ante el éxito, decidieron seguir juntos tres años más dando conciertos, tras los cuales Farner volvió a su trabajo en solitario. Su último álbum fue 'For the people', publicado en 2006.
En el 2000, Brewer y Schacher, otro miembro de la formación original, decidieron reclutar al cantante Max Carl proveniente de 38 Special y al teclista Timothy Cashion y continuaron como Grand Funk Railroad. De gira constantemente desde entonces, esta agrupación ha construido una nueva audiencia, recuperando a fans de la banda original.

Jean-Luc Ponty


Hoy cumple 74 años el violinista de jazz-rock Jean-Luc Ponty nacido en Avranches (Francia). Hijo de profesores de música, Jean-Luc empezó a estudiar violín, piano y armonía a los cinco años, y a los diecisiete entró en el conservatorio superior de música de Paris, del que salió en 1960 con su primer premio de violín.

Durante sus años de conservatorio, Ponty descubrió el jazz y escuchó la música de Kenny Clarke, Bud Powell y Dexter Gordon en los clubes parisinos. Sin embargo la formación clásica estuvo como su prioridad principal y cuando finalizó el conservatorio, entre 1960 y 1962, comenzó a tocar en orquestas sinfónicas. Al mismo tiempo, en sus ratos libres, tocaba con grupos de jazz locales, como la orquesta de Jeff Gilson en Paris. Poco a poco el jazz tomó más protagonismo en su carrera y en 1963 abandonó la sinfónica para comenzar su nueva carrera. Tras actuar en el Festival de Jazz de Antibes -el único certamen importante de jazz en Europa en aquellos años- su fama se disparó.

En 1966 la revista Down Beat lo situó a la cabeza de los solistas con instrumentos poco habituales en el jazz. Tocó en el Blue Note de Paris y en el club Camaleón con el organista Eddy Louiss y el batería Daniel Humair. Su entrada en la escena del jazz americano se produjo en 1967 cuando acudió al Festival de Jazz de Monterey en California. Aquí llamó la atención de los aficionados estadounidenses así como de los sellos discográficos. Antes de regresar a Francia, Ponty realizó varias actuaciones y grabó algunos álbumes como 'The Jean-Luc Ponty Experience with The George Duke Trio' (1969) y 'Electric Connection' con la Gerald Wilson Big Band.

Jean-Luc tenía su propia banda en la que primaba la improvisacion, pero el violinista, educado en el clasicismo, no se encontraba del todo a gusto con la falta de estructura del género y la banda se disolvió a los dos años. En 1973 recibió la llamada de Frank Zappa para unirse a él en una gira. Ponty ya había colaborado con él en 'Hot Rats' 1969 y el músico se trasladó con su mujer y dos hijas a Los Angeles. Allí, además de acompañarle a cuatro de sus giras, colaboró con Zappa en sus álbumes 'Over-Nite Sensation' (1973) y 'Apostrophe' (1974).


Más adelante, hizo lo propio con la Mahavishnu Orchestra de John McLaughin en 'Apocalypse' (1974) y 'Visions of the Emerald Beyond' (1975).

Aunque no le faltaba trabajo, y colaboró con grandes artistas como Elton John, Jean-Luc todavía no había encontrado el vehículo ideal para expresarse musicalmente. En 1975 firma un contrato con Atlantic Records, donde los siguientes diez años publicaría 11 álbumes consecutivos con sus correspondientes giras por todo el mundo, entre los que destacan 'Upon the Wings of Music' (1975), 'Aurora' (1975), 'Imaginary Voyage' (1976), 'Enigmatic Ocean' (1977), 'A Taste for Passion' (1979), 'Individual Choice' (1983) y 'Open Mind' (1984).

En 1989 publica con Columbia 'The Gift of Time', al que seguiría el magnífico 'Storytelling' (1989), en el que demuestra su formación clásica y en el que tras muchos años, vuelve a tocar el violín acústico, y 'Tchokola' (1991), donde experimentó con ritmos africanos usando estructuras musicales de Senegal, Mali y Camerún.
De vuelta con Atlantic graba 'No Absolute Time' (1993) y 'The Rite of Strings' (1995), este último, también en formato acústico, con Stanley Clarke y Al DiMeola. Este super-trio realizó a continuación una gira de seis meses por Europa y el continente americano. En agosto de 2001 publicó el CD 'Life Enigma' en su propio sello, JLP Productions.

Ponty posee un virtuosismo extraordinario al violín eléctrico con el que ha descubierto sonoridades que resisten muy bien la prueba del tiempo. Su última entrega discográfica hasta la fecha fue 'The Atacama Experience' publicado en 2007.
Desde entonces no ha parado de realizar giras por todo el mundo. El año 2011 fue invitado por Chick Corea a unirse a ellos para una serie de conciertos en la cuarta encarnación de Return to Forever.
En abril de 2012 se reunió con el guitarrista Al DiMeola y el bajista Stanley Clarke para realizar un concierto en el Chatelet Theatre de Paris conmemorando sus 50 años en la música.
En septiembre de 2014 se anunció su colaboración con el cantante Jon Anderson que dio lugar a la formación de APB (AndersonPonty Band), cuyo álbum 'Better Late than Never' apareció en 2015.

Nicola Di Bari


Hoy cumple 76 años el cantautor italiano Nicola di Bari nacido en Zapponeta (Foggia). Comenzó a cantar en 1960, pero su particular tono de voz tardó en imponerse. En 1963 grabó su primer sencillo, y al año siguiente logró cierta repercusión con 'Amore torna a casa', siendo invitado a participar en el festival de San Remo 1965.

Compartió con Gene Pitney el tema 'Amici miei' que alcanzó la ronda final. En 1966 y 1967 volvió a participar con Pitney, interpretando 'Lei mi Aspetta' y 'Guardati alle spalle', sin llegar a la final. Su carrera discurrió sin más repercusión, hasta que por sorpresa logró un éxito enorme en San Remo 1970, donde alcanzó el segundo lugar con 'La prima cosa bella', en dupla con Ricchi e Poveri.

La consagración definitiva le llegó en la edición 1971 del festival, cuando compartió con Nada la canción ganadora 'Il cuore é uno zingaro'. Repitió el triunfo en 1972 -primer año en el que las canciones tuvieron un sólo intérprete- con 'I giorni dell'arcobaleno'. Ese mismo año representó a Italia en Eurovisión con la misma canción. En su última actuación en San Remo fue finalista en 1974, con 'Il matto del villaggio'.

Fue muy popular en España, Argentina y otros paises sudamericanos, por los que realizó continuas giras en los años 70 y 80, grabando muchos de sus temas en castellano. Otros éxitos fueron: 'Chitarra suona piú piano', 'Vagabondo', 'Agnese' y 'Il mondo é grigio, il mondo é blu'Tras años alejado del mundo del espectáculo, publicó en 2014 nuevo álbum, 'La Mia Veritá', en versión italiana y española, con versiones nuevas de antiguos éxitos y temas como 'Olvidame' y 'La jaula del recuerdo'.

Jerry Lee Lewis


Hoy cumple 81 años el pianista y cantante de rock & roll y country Jerry Lee Lewis, uno de los tres supervivientes de la primera generación del rock & roll junto a Chuck Berry y Little Richard. Si Elvis era escandaloso, Jerry Lee Lewis era directamente un inadaptado social. Fue el primer rockstar de la historia. Rebelde, provocador, impertinente, blasfemo, abiertamente sexual e incluso polémico en su vida personal, este rubio de Ferriday (Louisiana), personificó el salvajismo del rock'n'roll en los años cincuenta.

A los 21 años, cuando se presentó a una audición en los estudios Sun, Jerry Lee había sido expulsado de una escuela religiosa, se había casado dos veces, había intentado trabajar (sin éxito) como vendedor de máquinas de coser y había pasado una temporada en prisión. Tocaba el piano desde los 10 años y carecía de toda clase de complejos: estaba seguro de que era el mejor, y no lo ocultaba. Su primer single fue una versión de un viejo tema llamado 'Crazy arms'. Las ventas funcionaron aceptablemente, por lo que Sam Phillips (dueño del estudio) convocó a Lewis para grabar más canciones.

Más seguro de sí mismo -si cabe- sus presentaciones comenzaron a dar muestra de una energía que rondaba lo maniático, parándose en medio de las canciones para tocar con los codos o los pies e incluso, como lo hizo una vez en una fecha compartida con Chuck Berry, incendiar su piano al final del show. Su siguiente single fue su verdadero salto al estrellato, tanto que Sam Phillips pasó a considerarlo como el único artista capaz de disputarle el trono a Elvis Presley. El tema se llamaba 'Whole lotta shakin' goin' on'. Y luego llegó la confirmación, con el mítico 'Great balls of fire'.

Jerry Lee y Myra
En 1958, en el pico de su carrera, el mayor de sus numerosos escándalos terminó destruyéndolo: contrajo matrimonio con Myra Gale Brown, que no solo era su prima, además tenía apenas trece años. En su primera gira por Gran Bretaña, la prensa se enteró del asunto y lo crucificó. A nadie interesó la explicación de que en el sur de Estados Unidos era una práctica muy habitual. El tour fue cancelado y a su regreso a America sus discos fueron prohibidos. Sus días como estrella del rock & roll habían terminado...

Jerry Lee Lewis recuperaría cierta popularidad a finales de los sesenta y principios de los setenta, cuando se dedicó al country & western y obtuvo algunos hits como 'Chantilly lace', en 1973. Luego su vida personal entró de nuevo en una pendiente descendente: su matrimonio con Myra terminó, sus dos esposas siguientes murieron (una ahogada, otra de sobredosis de metadona) y su hijo de 19 años también perdió la vida en un accidente.

El 22 de noviembre de 1976, Jerry estrella su Rolls Royce en una cuneta y es arrestado por conducir borracho. Diez horas después, se presentó en casa de Elvis Presley, -borracho de nuevo y con una pistola cargada- asegurando a voz en grito que su viejo colega de la Sun Records le había arrebatado el trono del Rock and Roll y merecía morir. El escándalo dio la vuelta a los Estados Unidos... Su adicción al alcohol y los tranquilizantes se volvió incontrolable. De no haber ingresado en la clínica de rehabilitación Betty Ford, difícilmente habría sobrevivido.

De hecho, muchos lo dieron por muerto hasta que en 1981 publicó el single 'Thirty nine and holding' (39 años y aguantando). A mediados de los años 80 su carrera tuvo un nuevo revival gracias a la película biográfica 'Great balls of fire'. Hasta nuestros días sigue dando recitales por todo el mundo, manteniendo las extravagancias escénicas de antaño y demostrando que nunca se es demasiado viejo para el rock n' roll.
A pesar de sus problemas personales, su talento musical es incuestionable. Apodado 'The Killer' (El Asesino) por su poderosa voz y su manera de tocar el piano en el escenario, fue descrito por su compañero Roy Orbison como "el cantante más salvaje de la historia de la música rock".

En 1986 Jerry Lee Lewis formó parte del primer grupo incluido en el Rock and Roll Hall of Fame, siendo el primer artista introducido en el mítico Salón de la Fama. Sus últimos trabajos han sido sendos álbumes de duetos, 'Last man standing' (2006) y 'Mean Old Man' (2010), con varios 'próceres' del rock (Jimmy Page, Ringo Starr, Mick Jagger, Keith Richard, Don Henley, Sheryl Crow, Eric Clapton y Neil Young, entre otros).
Uno de los pasatiempos favoritos del Killer cuando va pasadito de copas es (o por lo menos era) contarle a jóvenes periodistas incautos las trolas más fantásticas que uno se pueda imaginar acerca de su juventud y comienzos. Por eso muchas biografías de Jerry Lee están llenas de anécdotas y hechos que son pura invención.


Otra de las características de su personalidad es su extraordinaria soberbia. En la ocasión mencionada más arriba, se celebró un show en 1958 organizado por Alan Freed y Jerry Lee aparecía en el cartel inmediatamente antes que Chuck Berry, que era el artista que cerraba el show.

Acostumbrado a finalizar los conciertos con sus frenéticas canciones, le sentó como un tiro tener que tocar antes que Chuck Berry, precisamente en un momento en el que ambos estaban en lo mejor de sus respectivas carreras. Así que, mientras se despedía con el 'Whole lot of shakin' roció el piano con gasolina, le prendió fuego y dijo mientras salía del escenario: "Supera eso, negro!" ('Top that, nigger'). El episodio aparece en la película 'Great Balls of Fire', aunque con el diálogo suavizado, por supuesto. En el film Jerry Lee dice: "Supera eso, amigo".