05 febrero 2017

Al Kooper


Hoy cumple 73 años el músico neoyorquino Alan Peter Kuperschmidt, más conocido por Al Kooper, un músico, que al igual que Stevie Winwood o John Mayall, a pesar de no haber disfrutado de un éxito claro como artista en solitario, y ser un gran desconocido para muchos (hay quien le llama el 'Forrest Gump' del rock) fue uno de los gigantes del rock de los 60, contribuyendo como músico de sesión, arreglista y productor a memorables hitos de la música.

Aunque nacido en Brooklyn, su familia se trasladó al barrio de Queens teniendo Al cuatro años. A los catorce entró a formar parte como guitarrista del grupo pop llamado Royal Teens, que poco antes habían logrado un Top10 con 'Short shorts' (1958) y con 19 años, Kooper trabajaba como músico de sesión. Dejó la universidad para aprender las técnicas de grabación y conoció a los compositores pop Irwin Levine y Bob Brass, con quienes escribe en 1964 un hit para Gary Lewis & his Playboys, 'This diamond ring' y un éxito menor de Gene Pitney, 'I must be seeing things', que en Francia versionó Johnny Hallyday ('Mes yeux sont fous'). Kooper se instaló en Greenwich Village, donde desarrolló una intensa actividad musical,  destacando ºsu participación en la grabación de lo que sería uno de los temas clave y más influyentes de la música popular de la segunda mitad del siglo XX: 'Like a Rolling Stone'.

Al Kooper fue invitado a la grabación como observador, aunque él albergaba la esperanza de contribuir con su guitarra a la grabación, por lo que la sacó de su estuche y comenzó a afinarla. Tras escuchar en los ensayos previos a Mike Bloomfield, el guitarrista contratado para la sesión, comprendió que Mike era mejor guitarrista que él, así que volvió a guardar discretamente la guitarra y se refugió en la sala de control. En un momento de la grabación, el teclista Paul Griffin, que estaba tocando el órgano Hammond se cambió al piano. Kooper aprovechó la ocasión para participar y le dijo al productor Tom Wilson que tenía "una gran idea para incluir el Hammond" (más tarde confesaría que fue un farol en toda regla) a lo que Wilson le respondió: "Al, tú eres guitarrista, no organista".

Kooper y Dylan
Antes de concluir las tomas, Wilson recibió una llamada y tuvo que ausentarse de la sala, momento que usó Kooper para sentarse en el órgano, sin apenas experiencia. Cuando volvió el productor, comprobó disgustado que ya se habían hecho varias tomas con el órgano registrado en ellas. A la hora de las mezclas, cuando se le preguntó a Dylan qué hacer con la pista del órgano, exclamó: "¡Sube ese órgano!". Ese mismo año asistió a otro momento histórico cuando acompañó a Dylan en su primera y controvertida actuación eléctrica del Festival de Newport, donde Kooper también tocó junto a Richard y Mimi Fariña.


Poco después se unió como teclista al grupo Blues Project, con quienes había trabajado como músico de sesión. Grabó con ellos los tres primeros álbumes (dos de ellos en directo) y participó en sus filas en la actuación de la banda en el Monterey Pop Festival (1967).

Blood Sweat & Tears (1968)
Cuando Al dejó Blues Project se traslado a la costa Oeste donde formó el grupo Blood, Sweat & Tears, un proyecto de banda de rock con sección de viento, con los que grabó un magnífico álbum,  'Child is Father to the Man', que contenía temas como 'I can't quit her', 'I love you more than you'll ever know' (dedicada a Janis Joplin) y sus versiones de 'Without her' (Nilsson) y 'Just one smile' (R.Newman). Diferencias musicales y creativas le llevaron el año siguiente -a pesar de ser el fundador- a dejar Blood, Sweat & Tears, que meses después se convertiría en una banda de jazz-rock-pop de gran éxito comercial.

Super Session (1968)
Ese mismo año -1968- Al Kooper graba dos sesiones independientes con dos guitarristas, Mike Bloomfield y Stephen Stills cuyo resultado se recogió en el álbum 'Super Session', con temas como 'Albert's shuffle' (con Bloomfield) y 'The season of the witch' (con Stills). Un año más tarde repite la experiencia en 'Kooper Session' con un joven Shuggie Otis de 15 años.
También en 1968 aparece su primer álbum en solitario, 'I Stand Alone', una ecléctica mezcla de country, soul, blues y rock con una ligera dosis de psicodelia y arreglos orquestales, en el que volvía a incluir un tema de Nilsson, 'One', además de otras versiones de Traffic y Bill Monroe. A este le seguiría, pocos meses después, 'You never know who your friends are', en el que con una gran banda, repite la fórmula del anterior.

Bloomfield y Kooper
En 1969 publica el doble álbum 'The live adventures of Mike Bloomfield and Al Kooper', que recogía varias actuaciones de ambos músicos registradas a finales de 1968 en el Fillmore West.  Kooper tocó como músico de sesión en cientos de álbumes de músicos como The Rolling Stones (realizó los arreglos de 'You can't always get what you want'), B. B. King, The Who, The Jimi Hendrix Experience, Alice Cooper y Cream. Por supuesto siguió colaborando con Dylan en varios de sus álbumes como 'Blonde on blonde', 'Self Portrait', 'New Morning', 'Empire burlesque' y 'Under the red sky'.


Sus siguientes entregas fueron el doble álbum, 'Easy Does It' y 'New York City (You're a woman', éste último grabado -a pesar del título- en Los Angeles y Londres, ambos  publicados en 1970, con magníficos temas como 'Brand new day', 'Love theme from The Landlord', 'New York City' o su versión de 'Come down on time' de Elton John.

En 1972 fundó sus propios estudios de grabación 'Sounds of the south' en Atlanta (Georgia), ciudad donde descubrió tocando en un bar a la banda de Florida, Lynyrd Skynyrd, cuyos tres primeros álbumes produjo Kooper, incluido el legendario tema 'Free Bird', en el que Al contribuye con coros, bajo y melotrón acreditado como Roosevelt Gook. En 1973 apareció 'Naked Songs' y en 1976 publicó su última entrega de la década, 'Act Like Nothing's Wrong', que contiene una versión de 'This diamond ring', el tema que compuso en 1958 para Gary Lewis.


Al año siguiente, cada vez más apartado de la industria, publica su autobiografía, 'Backstage Passes & Backstabbing Bastards', considerada una de las mejores obras escritas sobre el rock'n roll desde la perspectiva de un músico. En los años ochenta permaneció en segundo plano, aunque colaboró con Dylan, Tom Petty y compuso música para el cine y la TV. En 1994 se puso a la venta 'Rekooperation', otro de sus mejores trabajos, en el que con una pequeña banda, que incluye a Jimmy Vivino -discípulo de Mike Bloomfield- a la guitarra, hace un repaso -mayormente instrumental- de clásicos del R&B, soul y rock'n roll. Es su primer intento de liderar un grupo desde su fallido intento con Blood Sweat & Tears, con un óptimo resultado.

Precisamente ese mismo año, Kooper se reunió con miembros originales de las primeras formaciones de Blues Project y Blood Sweat & Tears, entre ellos, Steve Katz, John Simon, Harvey Brooks, Lew Soloff y Randy Brecker, además de Vivino, de su propia banda Rekooperators, con los que grabó  tres actuaciones celebradas en el Bottom Line de Nueva York, recogidas en el doble álbum 'Soul of a Man: Al Kooper Live' (1995). Sorprendentemente,  Katz se negó a que apareciera su guitarra en el álbum, por lo que su pista fue anulada en el estudio y regrabada con los solos de Jimmy Vivino.

Tras unos años enseñando composición y producción musical en el famoso Berklee College of Music, vive en Boston tocando de vez en cuando con su grupo  Rekooperators, con los que publicó en 2005 'Black Coffee'. Su álbum más reciente fue 'White Chocolate' (2008), que la crítica especializada ha situado al mismo nivel que su mejores trabajos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario