30 marzo 2017

Eric Clapton


Hoy cumple 72 años el guitarrista británico Eric Clapton, uno de los nombres fundamentales de la historia del rock y uno de los más importantes e influyentes guitarristas de todos los tiempos.
En la ceremonia de entrega de los Grammy de 1993, Eric Clapton tuvo pocas oportunidades de permanecer sentado. Recibió seis trofeos a lo largo de la velada por su single 'Tears in Heaven' y el álbum 'Unplugged'. Fue como un acto de reconocimiento al veterano músico que ha representado desde los años sesenta una brillante estrella en el firmamento del blues-rock y ha atravesado una serie de tragedias personales en su carrera como graves adicciones a heroína y cocaína, alcoholismo, rupturas sentimentales y pérdidas de seres queridos. Sin embargo ha logrado mantener una elegancia singular y una devoción por la autenticidad emocional que su música es capaz de transmitir. Como dijo de él B.B. King: "Cuando él toca, se siente el blues". Al fin y al cabo su vida estuvo llena de los acontecimientos que conforman el material para un buen blues.

Eric Clapton nació como hijo ilegítimo un 29 de marzo de 1945 en Ripley, Surrey (Inglaterra), cuando la Guerra Mundial enfilaba el final. Su madre lo dejó al cuidado de sus abuelos, Rose y John Clapp, con quienes creció pensando que eran sus padres hasta que, teniendo Eric nueve años, su madre volvió al hogar. Pretendían hacerle creer que era su hermana pero terminó descubriendo la verdad por fuentes ajenas a la familia. "Para mí fue un shock que arrastré durante mi adolescencia y aquello me convirtió en la persona que soy ahora, introvertido e inseguro y obsesionado con impresionar al público o ser el mejor en determinados campos". Fue en su adolescencia cuando escuchó por primera vez el sonido del blues proveniente de Estados Unidos y de inmediato se sintió íntima y profundamente conectado a él. Cuando cumplió los trece años, recibió como regalo una guitarra acústica de cuerdas metálicas fabricada en Alemania. Fracasa en su primer intento y durante un tiempo, pierde el interés en aprender.
La voz del bluesman del Delta Robert Johnson y más tarde el blues eléctrico de Muddy Waters, entre otros, fueron el acicate para que Eric se decidiera a intentarlo de nuevo dos años después. Esta vez le dedica horas y horas estudiando las progresiones de acordes de blues y practica incansablemente con su guitarra y un pequeño grabador de bobinas portátil, en el que va registrando sus progresos.

Clapton (izq) con los Roosters
Con 16 años Clapton (que ya había dejado de lado los estudios) empieza a ser conocido en los círculos musicales por su talento y destreza con el instrumento. En 1962 comienza a tocar en los pubs de Surrey con otro entusiasta del blues, David Brock, y con 17 años se enrola en su primera banda, The Roosters, con Tom McGuinness como segundo guitarra. Permanece con ellos hasta agosto de 1963 y tras un breve estancia con Casey Jones & the Engineers, es invitado a unirse a The Yardbirds, grupo pionero de R&B británico, que había logrado ocupar el lugar que los Rolling Stones habían dejado vacante en el club de jazz Crawdaddy de Richmond dirigido por Giorgo Gomelski.

Clapton (dcha) con The Yardbirds
Año y medio más tarde, con el cínico desdén que daba la visión retrospectiva, Clapton declaró: "Oí que este grupo estaba interesado en que me uniera a ellos. Fui hasta el Crawdaddy, entré y pensé: 'Qué es ésto?'. Estaban tocando cosas como 'Can't judge a book', una especie de R&B rutinario. Eran como marionetas de R&B. No sé por qué, pero pensé que me esperaba un trabajo bastante tirado si me unía a ellos" En el período de 18 meses que pasó con The Yardbirds, Clapton se ganó su apodo de 'slowhand' (mano lenta). Durante los conciertos, cuando a Eric se le rompía una cuerda de la guitarra, dejaba de tocar y la sustituía al instante sobre el escenario. El público británico tomó la costumbre de acompañar la espera con unas palmas lentas (slow handclap) a modo de ritual y fue Giorgio Gomelski quien realizando un hábil juego de palabras acuñó el apodo que hacía una referencia irónica a la extraordinaria habilidad y rapidez de ejecución de Clapton.


Sintetizando sus influencias de guitarristas de blues como Buddy Guy, Freddie King y B. B. King, Clapton se convirtió en uno de los guitarristas más populares de la escena musical británica. La banda realizó una gira con Sonny Boy Williamson II; de la cual saldría el álbum 'Sonny Boy Williamson and The Yardbirds'.

Sonny estaba encantado con ellos: "Estos chicos tocan de una manera tan fascinante que me hacen llorar. Disfruto oyéndoles cantar blues; hacen que me sienta contento. En los Estados Unidos no tenemos muchachos blancos que canten blues." En el álbum 'Five Live Yardbirds' (1964) recrean versiones de R&B y blues americano, con largas improvisaciones y solos de guitarra, quedando clara la imaginación y confianza en sí mismo de Clapton.

Pero la necesidad de obtener un hit de la banda les lleva a grabar un tema escrito por Graham Gouldman, 'For your love' con un enfoque claramente comercial. Efectivamente, el single alcanza el Top5 británico en marzo de 1965. Esto desagrada a Clapton que se encuentra en los inicios de su cruzada personal por el blues y abandona el grupo, no sin antes recomendar a Jimmy Page como su sustituto. Sin embargo Jimmy, que tenía un gran éxito trabajando como guitarrista de sesión declinó la oferta recomendando a su vez a Jeff Beck, que sería finalmente el sustituto de Clapton en los Yardbirds.

Clapton (dcha) con The Glands
Cuando John Mayall, líder de los Bluesbreakers supo de la disponibilidad de Clapton, se apresuró en incorporarle a su banda. Reacio al principio a volver a una experiencia de grupo, la oferta musical de Mayall -muy comprometida con el blues- y su liderazgo (la antítesis de la caótica falta de dirección de los Yardbirds) sedujeron al guitarrista. Sin embargo a los pocos meses Clapton dejó el grupo para embarcarse en un viaje a Grecia para tocar con unos amigos como The Glands en una serie de night-clubs helenos. Planeado como unas vacaciones en el Mediterráneo, acabó siendo un calvario de contratiempos y actuaciones mal pagadas en lugares inadecuados.

El día que Clapton regresó a Inglaterra, le faltó tiempo para contactar con Mayall. El batería de los Bluesbreakers, Hughie Flint, recuerda: "Creo que Eric llamó a John y le dijo: 'Hola, estoy de vuelta'; y John dijo: 'Oh muy bien, ¿quieres recuperar tu antiguo empleo?'. Así que al pobre chico que tocaba entonces la guitarra (Jeff Kribbet) se le agradecieron los servicios prestados y Eric se reintegró al grupo".  Fue en esta segunda fase con los Bluesbreakers de Mayall cuando Clapton se hizo de verdad un nombre para sí mismo y, de paso, a los Bluesbreakers como grupo elevando la categoría del guitarrista hasta convertirse en ídolo popular.

De ésta época data la famosa frase 'Clapton es Dios', captada en una famosa fotografía de una pintada callejera, que el posterior marketing se ha encargado de rescatar e inmortalizar. "Cuando volvió" -comentaba Flint- "empezamos a ir de éxito en éxito. Era el show de Eric Clapton, no el del los Buesbreakers de John Mayall. Eric constituía una atracción increíble para la banda. Cada vez lo hacía mejor. Era como oir a Charlie Parker con Jay McShann. Uno sabe que hay un genio escondido en medio de aquel cenagal de sonido más bien naif. Desde el primer momento me dejó boquiabierto, porque tocaba blues como antes sólo se lo había oído tocar a los negros"


Sin embargo, Clapton no estaba satisfecho. En una entrevista de 1966 dijo: "No creo que haya sitio aquí para mí mucho tiempo. Nada en mi música es inglés; tiene sus raíces en Chicago. Yo represento lo que está pasando en Chicago en este momento, en todo caso, lo mejor que puedo, porque es difícil importar todos los discos..., de todas maneras, pienso que la única salida es ir a América. Formar una banda de blues en Inglaterra es como darse con la cabeza en una tapia de ladrillos. Nadie quiere hacerlo, nadie quiere grabarlo."

Clapton en 1966
En julio de 1966 se grabó el álbum 'Blues Breakers with Eric Clapton', (también llamado el 'Beano album' por el comic que sostiene Eric entre las manos) en el que se le daba todo el protagonismo a los solos de Clapton e incluía el tema 'Double crossing time', co-escrito con Mayall. Durante las sesiones de grabación del álbum con los Bluesbreakers, Eric conoció al bajista Jack Bruce, que compartía con él su pasión por el blues. Cuando el álbum salió a la venta, Clapton ya había abandonado los Bluesbreakers y se supo que llevaba semanas ensayando con Bruce y el batería Ginger Baker en su proyecto Cream. En el texto de la carpeta del disco Neil Slaven escribió entonces con ironía (y clarividencia): "Mucha gente se ha preguntado por qué dejó Eric a los Yardbirds en el momento en que empezaban a pegar fuerte. Pero Eric tiene un camino ineludible que recorrer, que en su momento le llevó a los Bluesbreakers, como sin duda le conducirá a algún otro lugar en el futuro"

Baker, Clapton y Bruce
Cream, también llamado entonces 'grupo de grupos', significó un cambio de dirección en el rock. Fusionando el blues eléctrico con la psicodelia y las improvisaciones jazzísticas, lograron un resultado que,como muchos críticos afirman, sentó las bases del rock progresivo y el heavy metal que surgirían después. Clapton compuso con el trío el clásico 'Sunshine of your love', inspirado en la primera vez que vio a Hendrix en directo y grabó la no menos clásica versión de 'Crossroads', original de su ídolo Robert Johnson. En una entrevista de 1985 a Rolling Stone, Clapton afirmó: "Éramos tres virtuosos, haciendo solos constantemente y a la vez".

'Goodbye' (1969)
En sus dos años de vida, Cream publicó cuatro álbumes: 'Fresh Cream' (1966), 'Disraeli Gears' (1967), 'Wheels of Fire' (1968) y 'Goodbye' (1969) con temas como 'I feel free', 'White room', 'Born under a bad sign', 'Strange brew', 'Spoonful', 'I'm so glad' o 'Toad'. En 1968 se produjo la ruptura oficial del grupo cuya intensa química inicial se vio disminuida por el abuso de las drogas que además hicieron intolerables las relaciones personales entre Clapton y Bruce. En aquel tiempo Eric había trabado amistad con George Harrison, que colaboró con él co-escribiendo y tocando la guitarra en el tema 'Badge', incluido en el último álbum del supertrío.

Eric Clapton y George Harrison
Clapton le devolvió el favor tocando la guitarra solista en el tema 'While my guitar gently weeps', grabado para el doble álbum 'blanco' de los Beatles y siendo esta la primera vez que un músico ajeno al cuarteto participaba en una grabación. Su relación con Harrison, aunque tempestuosa, sería una constante en su vida. El éxito de los numerosos grupos de imitadores que surgieron en el vacío creado por la desaparición de Cream demostró cuán grande había sido su labor en el campo de la música rock y cómo se dejaba sentir su ausencia. Muchos de sus seguidores argumentan que ninguno de los tres volvió a igualar sus logros con Cream, una devoción que puede resultar cegadora.


Tras la ruptura de Cream, Clapton y Baker se unieron a Stevie Winwood, que provenía de Spencer Davis Group y Traffic y Rick Grech (ex-Family) para formar otro 'supergrupo', Blind Faith. La banda se disolvió tras una gira y un álbum y aunque Clapton nunca llegó a estar satisfecho del resultado, temas como 'Presence of the Lord' y 'Can't find my way home', son actualmente considerados clásicos del rock.

'Eric Clapton' (1970)
A continuación realizó giras acompañando a Delaney and Bonnie and Friends, grupo que solía abrir las actuaciones de Blind Faith. Con miembros de Delaney and Bonnie y una serie de músicos de sesión (que incluían a Leon Russell y Stephen Stills), Clapton grabó su primer álbum en solitario, titulado simplemente 'Eric Clapton' (1970). En él se incluían dos de sus temas más populares y solicitados en sus conciertos 'Let it rain', co-compuesto con Bonnie y Delaney Bramlett y 'After midnight' de J.J. Cale.

Clapton en 1970
Pero Clapton, algo desorientado tras la disolución de Cream, cae bajo la influencia de dos sustancias muy adictivas: la heroína y la cocaína. Sus actuaciones se vuelven caóticas y megalómanas. Entre sus fans más críticos se oyen comentarios como "Si Clapton quiere perder su corona a manos de otro joven intérprete de la guitarra no tiene más que seguir por el mismo camino", o "Tras verle en directo, ofreciendo el aspecto de un Elvis degradado y tocando rock and roll disfrazado, salí sintiéndome aburrido, sorprendido y hastiado de la gente que aplaude al nombre y no la música."

'Layla' (1970)
Sin embargo, en plena adicción logra formar con la ayuda de Bobby Whitlock otra banda de corta pero intensa vida: Derek and the Dominos, con los que graba un extraordinario doble álbum y uno de sus mejores trabajos: 'Layla and other assorted love songs'. En el contó con la colaboración de Duane Allman, cuyo trabajo inspiró y espoleó a Clapton. La contribución de Allman fue vital. No sólo llevó a cabo una de las más bellas interpretaciones a la slide guitar de la historia del rock, sino que arrastró a Clapton a uno de sus más brillantes trabajos guitarrísticos. Sus dúos registrados en las numerosas sesiones del álbum (publicadas veinte años después como 'The Layla Sessions') son inolvidables.

Pattie Boyd, 'Layla'
El doble LP incluía un tema que se convertiría en uno de los himnos de los años setenta: 'Layla', una desesperada canción de amor, en la que confesaba públicamente su amor por Pattie Boyd, la esposa de su amigo George Harrison, de quien se había enamorado durante las sesiones de 'All things must pass', el primer trabajo del ex-Beatle en solitario. 'Layla' era el apodo con el que Clapton conocía a Pattie y la letra no dejaba lugar a dudas:

Traté de consolarte
cuando tu hombre te dio de lado,
como un loco me enamoré de tí,
tú transformaste todo mi mundo.
Layla, me tienes de rodillas;
Layla, estoy implorándote, querida, por favor;
Layla querida, no quieres aliviar mi atormentada mente.
Vamos a resolver la situación lo mejor posible
antes de que me vuelva loco.
No digas, por favor, que nunca encontraré la manera,
y que todo mi amor es en vano.

Townshend y Clapton en 1973
La sorpresiva falta de éxito comercial del disco, el abuso de las drogas y la fatiga producida por las giras hizo que el grupo se separase antes de grabar un segundo álbum. Posteriormente las muertes de Allman y Hendrix le produjeron una gran impresión. "Cuando Jimi murió, lloré todo el día. Me había dejado solo". Los tres años siguientes, Clapton, preso de sus adicciones y sus inseguridades se recluyó, apareciendo sólo esporádicamente en el concierto de Bangla Desh (al que acudió en un estado de salud lamentable) y en un concierto de Londres celebrado en 1973 en el Rainbow Theatre, organizado por Pete Townshend con el fin de reavivar la carrera del guitarrista. Clapton le agradecería el gesto encarnando el papel del predicador en el film 'Tommy'.


Por fin, en 1974, libre de su adicción a la heroína gracias a la acupuntura, volvió a un estudio para grabar el álbum '461 Ocean Boulevard' y asimismo logró comenzar su relación con Pattie (separada ya de George), que culminaría en boda unos años después.

Clapton y Pattie Boyd
El nuevo álbum contenía una versión de un reggae de Bob Marley, 'I shot the sheriff', que no solo supuso el despegue del género jamaicano en el mundo sino también el primer y único nº1 de la carrera de Eric Clapton. Le siguieron una serie de álbumes irregulares como 'There's One In Every Crowd' (1975), 'No Reason To Cry' (1976), 'Slowhand' (1977) y 'Backless' (1978), destacando 'Slowhand' con temas como 'Cocaine', 'Lay down Sally' y 'Wonderful tonight', otro magnífico tema inspirado por Pattie, que en 1979 se convirtió por fin en su esposa y con la que logró mantener una relación de nueve años.

'Just One Night' (1980)
En 1980 publicó el extraordinario doble álbum en directo 'Just One Night', grabado en el Budokan Theatre de Tokyo que alcanzó el Top5 de las listas de álbumes tanto en EE.UU. como en el Reino Unido. Pero Clapton tuvo que luchar contra otro de sus fantasmas interiores. En 1982 reconoció su alcoholismo e ingresó en un centro de tratamiento de Center City, en Minessota. "En los peores momentos de mi vida la única razón por la que no me suicidé fue porque pensé que si moría no sería capaz de seguir bebiendo. Creía que era lo único por lo que merecía la pena vivir y la idea de que la gente intentara apartarme de la botella provocaba que bebiera más y más, hasta que literalmente tuvieron que llevarme a la clínica"

'August' (1986)
En 1984 publicó lo que el denominaría más tarde su álbum 'más forzado': 'Money and Cigarettes', llamado así "porque eso es todo lo que veía que me habían dejado". Fue un éxito en EE.UU pero no fue bien recibido en el Reino Unido, donde no alcanzó el Top50. Superadas sus adicciones, continuó publicando trabajos en los años ochenta, incluidos dos producidos por Phil Collins, 'Behind the sun' (1985) y 'August' (1986), ambos con gran éxito en el Reino Unido con temas como 'Forever man' y 'She's waiting'. Irónicamente, regrabó 'After midnight' para cederla como canción publicitaria a una marca de cervezas.

Clapton, Conor y Lory Del Santo
Pero su relación con su amada 'Layla' no funcionaba (quizás por la incapacidad de Pattie de tener hijos) y Eric buscaba consuelo en otras. En 1985 nació su hija Ruth de una relación que sostuvo con Yvonne Kelly. La existencia de la niña se mantuvo en secreto oficialmente hasta 1991. En 1988, tras su affaire con la modelo italiana Lory Del Santo, con la que tuvo otro hijo, Conor, en 1986, Pattie solicitó el divorcio alegando 'infidelidades y comportamiento irracional'. Entre las múltiples conquistas de Clapton a lo largo de su vida se cuentan Krissy Wood (ex- de Ron Wood), Paula Boyd (hermana de Pattie), Janis Joplin, Marianne Faithful, Rosanne Cash, Yvonne Elliman, Geraldine Edwards (la groupie que inspiró el personaje Penny Lane del film 'Casi Famosos'), Sharon Stone, Patsy Kensit, Sheryl Crow y Carla Bruni.

'Journeyman' (1989)
En 1987 colaboró con Keith Richards y Chuck Berry en el concierto filmado 'Hail Hail Rock and Roll!'. En 1989 su álbum 'Journeyman', fue un nuevo éxito en el Reino Unido y es según Eric uno de sus trabajos favoritos. En él colaboraron George Harrison, Phil Collins, Daryl Hall, Chaka Khan, Mick Jones de Foreigner, David Sanborn y Robert Cray. Los primeros años de la década de los 90 fueron especialmente trágicos para Eric Clapton. El 27 de agosto, su compañero Stevie Ray Vaughan, con el que estaba de gira, y dos de sus técnicos de gira murieron en un accidente de helicóptero durante el traslado entre conciertos.

Conor y Eric
Después, el 20 de marzo de 1991, su hijo Conor, que contaba con cuatro años de edad, murió al caer de un piso 53 de un rascacielos de Nueva York en el que se encontraba con su madre. "Me quedé en blanco", declaró años más tarde a Rolling Stone, "era como una piedra y quería estar alejado de todo el mundo". Gracias a sus reuniones de Alcohólicos Anónimos y el soporte personal de amigos como Keith Richards y Phil Collins, logró transformar su crisis y su pena en arte componiendo el tema 'Tears in heaven' como tributo a su hijo fallecido.


El tema, grabado para la banda sonora de la película 'Rush', se incluyó en el álbum que recogió su actuación en el programa MTV, 'Unplugged', que asimismo contenía una versión acústica de 'Layla'. Los dos temas fueron grandes hits e impulsaron el álbum al Top10 de las listas americanas. Eric obtuvo los seis premios Grammy a los que hacíamos mención al principio.

Clapton y B.B. King en 1999
Continuó publicando excelentes álbumes como 'From the cradle' (1994) con sus versiones de viejos standards del blues o el introspectivo 'Pilgrim' (1998) en el que rememora en 'Circus' el último día que pasó en el circo con su hijo Conor. En el nuevo milenio, publicó un álbum ganador del Grammy al mejor álbum de blues tradicional. 'Riding with the King' (2000) fue una colaboración musical de Clapton con el 'rey' B.B. King en el que ofrecen versiones de clásicos del bluesman de Mississippi como 'Ten long years' y 'Three o'clock blues'.

Clapton y Dhani Harrison en 2002
Dos años después participó en el Concert for George, celebrado en el Royal Albert Hall de Londres. Clapton ejerció de director musical y tocó junto a Dhani Harrison y numerosos amigos del ex-Beatle fallecido como Paul McCartney, Ringo Starr, Jeff Lynne, Tom Petty and the Heartbreakers, Ravi Shankar, Gary Brooker, Billy Preston y Joe Brown, entre otros. En 2004 rindió tributo a otro de sus héroes con el álbum 'Me and Mr. Johnson' y fue condecorado con la Orden del Imperio Británico.


Al año siguiente se reunió con sus compañeros de Cream y realizaron una serie de conciertos en el Royal Albert Hall de Londres y el Madison Square Garden de NYC.

J.J. Cale y Clapton
En 2006 colabora con uno de sus compositores favoritos, J.J. Cale, autor de 'Cocaine' y 'After midnight', y graba con él 'The Road to Escondido'. Ese mismo año dona varias de sus guitarras para una subasta en beneficio de una organización de ayuda a drogodependientes y alcohólicos llamada Crossroads Center Antiqua que Clapton ayuda a fundar. Entre las guitarras se encontraba 'Blackie', una Fender Stratocaster negra que el músico usó en la mayoría de sus conciertos de los años setenta y ochenta. 'Blackie' alcanzó en la subasta el valor de un millón de dólares y fue adquirida por la cadena de tiendas de instrumentos norteamericana Guitar Center.

'Old Sock' (2013)
En 2010 apareció 'Clapton', que contiene versiones de clásicos del cancionero americano como 'Rocking chair' de Hoagy Carmichael, 'How deep is the ocean' de Irving Berlin y 'Autumn leaves' de Johnny Mercer y Jacques Prévert, mezcladas con clásicos del blues y jazz de Nueva Orleans. Recibió magníficas críticas y el álbum fue Top10 en EE.UU y el Reino Unido y Top5 en países como Austria, Dinamarca, Alemania, Noruega, España y Suiza. El 12 de marzo de 2013 se publicó 'Old Sock' .

'I Still Do' (2016)
En julio de 2014 apareció su trabajo más reciente: 'The Breeze: An Appreciation of JJ Cale' acreditado a Eric Clapton & Friends y dedicado a su amigo y colaborador fallecido un año antes. En él, músicos como Tom Petty, Mark Knopfler, Don White, Willie Nelson y Christine Lakeland se unen a Clapton para homenajear al guitarrista de Oklahoma. En mayo de 2015 ofreció conciertos en el Madison Square Garden y en el Royal Albert Hall de Londres para conmemorar su 70 aniversario y varios en el Budokan japonés en abril de 2016. Asimismo en mayo de 2016 se publicó el vigésimotercer álbum de su discografía 'I Still Do', producido por Glyn Johns.

4 comentarios:

  1. Una buena entrada, de un músico que venero, es... perfecta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Pedro. Cuando la vida de un artista es tan rica en acontecimientos y en creaciones musicales, uno disfruta narrándola y más, si es sobre un artista al que, como tú, venero. Un abrazo

      Eliminar
  2. cual fue su contribucion musical?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vos estás hablando en serio?? Quisiera creer que no es así......

      Eliminar