13 marzo 2017

Neil Sedaka


Hoy cumple 78 años el cantante y compositor norteamericano Neil Sedaka, nacido en Nueva York. A finales de los cincuenta sus composiciones lograban el nº1 en la voz de otros artistas, para pasar él mismo a cantarlas con gran éxito. La 'invasión británica', liderada por los Beatles, le relegó -como a muchos otros- a un segundo plano e, irónicamente, fue en el Reino Unido -diez años después- donde resurgió su carrera con el tema 'Laughter in the rain'.

Neil Sedaka
Neil nació en Brighton Beach, un barrio judío de Brooklyn a orillas del Atlántico y aunque su padre, de ascendencia turca, conducía un taxi como sustento de vida, tanto él como su madre eran amantes de la música y tocaban el piano. Su abuela fue incluso concertista y alumna del fundador de la prestigiosa Juilliard School. Neil mostró sus aptitudes musicales en la escuela de segundo grado, donde un profesor aconsejó a los padres de Neil a que recibiera clases particulares de piano. Poco después recibió una beca para ingresar en la Juilliard School, donde estudiaría ocho años. Su madre deseaba que Neil fuera concertista clásico, pero Sedaka estaba descubriendo la música pop. A los 13 años, un vecino que le oyó tocar el piano, le presentó a Howard Greenfield, un adolescente de 16 años aspirante a poeta y letrista. Había nacido uno de los más famosos tándems de compositores del pop.

Neil con los Linc-Tones en 1956
En principio Sedaka utilizaba su talento para ser más popular entre las chicas, pero Greenfield y él pronto le vieron potencial comercial al material que escribían. Cuando Sedaka escuchó en 1954 'Earth Angel' de los Penguins, convenció a Greenfield para componer temas de rock and roll y R&B. Tras graduarse en la Lincoln High School, Neil formó en 1955 con tres compañeros de clase el grupo Linc-Tones, con los que graba 'While I dream', una composición de Sedaka y Greenfield. Dos años después, Sedaka los abandona para comenzar e solitario y el grupo, con algunos cambios, publicaría en 1961 como The Tokens el nº1 'The lion sleeps tonight'.

Sedaka y Greenfield
Mientras aún estaba estudiando en la Juilliard School, fueron contratados como compositores por la compañía editora Aldon, cuya sede estaba en el famoso Brill Building y cuyos propietarios, Don Kirshner y Al Nevins tambíen tenían en nómina a otros jóvenes compositores como Carole King, Gerry Goffin, Barry Mann y Cynthia Weil, que forjaron el 'Brill Building Sound'. Una de las canciones del dúo compositor, 'Stupid cupid', fue grabada por Connie Francis, consiguiendo con ella un Top40. El éxito obtenido, animó a Sedaka a dejar sus estudios en Juilliard y concentrarse en su carrera pop. Kirshner y Nevins encargaron a Sedaka una demo con sus canciones y cuando Steven Sholes, de RCA Records la escuchó, no dudó en firmar un contrato discográfico con Neil. Su primer hit fue 'The diary' (1958), que alcanzó el nº15 de las listas.

Le siguió 'Oh Carol!' (1959), una canción que Sedaka y Greenfield habían escrito para Carole King, compañera de trabajo y amiga de ambos. (Carole respondió poco después con 'Oh Neil!'). El tema fue Top10 y lanzó la carrera de Sedaka. "Tuve que pellizcarme para comprobar que no estaba soñando. Es imposible describir la sensación que obtuve cuando pulsé las teclas de la radio del coche y sonaban mis canciones", confesaba a Rolling Stone. Apareció en los mejores shows de TV como American Bandstand y Ed Sullivan Show y fue requerido para actuar en numerosas ciudades del país.


Por otro lado, continuó publicando discos de éxito como 'Calendar girl', 'Stairway to heaven' (1960), 'Little devil' (1960), 'Happy birthday sweet sixteen' y 'Next door to an angel' (1962).

Como en Italia 'Oh Carol!' llegó al nº1 en 1960, Sedaka grabó versiones en italiano de sus canciones, muy populares en el país europeo como 'Tu non lo sai' o 'La terza luna'. También grabó sus éxitos en español, alemán, hebreo y japonés. Aún así, exceptuando en Italia, en la mayoría de los países preferían sus versiones originales.

Su primer nº1 en USA llegó en 1962 con 'Breaking up is hard to do' y a partir de ahí comenzó el declive. Sus posteriores singles 'Alice In Wonderland', 'Let's go steady again', 'The dreamer' y 'Bad girl', no funcionaron tan bien, siendo 'Bad Girl' su último Top40 en las listas hasta 1974. La llegada de los grupos británicos barrió de la escena a muchos que no estaban preparados para ello, entre ellos, Sedaka, que siguió componiendo con Greenfield temas para otros artistas como The Monkees, Frankie Valli y Fifth Dimension.

A pesar de su retirada de la primera línea del panorama musical norteamericano, Sedaka seguía siendo muy popular en el Reino Unido y en Australia adonde viajo en varias ocasiones de gira y donde grabó un álbum, 'Workin' on a groovy thing' (1969). Tras el fracaso cosechado con un álbum producido por Kirshner, 'Emergence', que pretendía marcar el retorno de Sedaka a la vanguardia, Neil y su familia dejaron Nueva York para instalarse en Londres. Allí realizó una gira por el Reino Unido y trabajó con los futuros componentes de 10cc en el álbum 'Solitaire' (1972) que generó un par de singles en el Top40 británico y el tema que dio título al álbum, que en versión de Carpenters, fue Top20 en EE.UU.

Volvió a trabajar al año siguiente con el equipo de 10cc (que entretanto ya habían publicado su primer álbum) para grabar 'The Tra-La Days Are Over', que incluía la versión original de 'Love will keep us together', tema con el que The Captain & Tenille alcanzarían el nº1 en USA dos años más tarde. Este álbum marcó el fin de su larga colaboración con su letrista Howard Greenfield, conmemorado en el tema 'Our last song together'. En 1974 publicó en Polydor un nuevo álbum, 'Laughter in the rain'.

Cuando Elton John descubrió que Sedaka no tenía contrato con ninguna compañía en EE.UU., se apresuró a firmarle un contrato y publicó bajo su propio sello, Rocket Records, un recopilatorio de los tres álbumes que Sedaka grabó en Europa llamado 'Sedaka's Back'. El single 'Laughter in the rain' (1974) ascendió lentamente hasta afianzarse en el nº1, el segundo de su carrera en su país natal, y supuso el reencuentro de la audiencia norteamericana con Neil Sedaka.

Le siguieron 'The immigrant' (dedicada a John Lennon), 'That's when the music takes me' y 'Bad blood', su tercer nº1 en USA y un tema que trajo cierta controversia, acusando algunos a Sedaka de misoginia por el uso en la letra del término 'bitch' (perra, puta). Neil estaba encantado con la polémica, queriendo romper con su anterior imagen de 'buen chico'. Su último Top10 fue en 1976 con una versión lenta de su propio hit 'Breaking up it's hard to do' y su última entrada significativa en las listas fue en 1980 con un dueto interpretado con su hija Dara, 'Should've never let you go'. En la actualidad, y tras más de medio siglo de carrera, Neil continúa ofreciendo shows por todo el mundo, sobre todo por el Reino Unido, donde sigue siendo más apreciado que en EE.UU. Allí publicó en 2012 'The Real Neil', su primer álbum acústico en el que únicamente le acompaña un piano. La segunda entrega en este formato y su trabajo más reciente fue 'I Do It for Applause', publicado en 2016.

No hay comentarios:

Publicar un comentario