13 abril 2017

Peabo Bryson


Hoy cumple 66 años el cantante norteamericano de soul y R&B Peabo Bryson, nacido en Greenville (Carolina del Sur) y poseedor de una voz sedosa que fue muy solicitada en los años ochenta  y comienzos de los noventa para dúos vocales.

Tuvo sus primeros éxitos en solitario en las listas de R&B con temas como 'Feel the fire', 'Reaching for the sky' (1977), 'I'm so into you' (1978) y 'Let the feeling flow' (1982). Para entonces ya había realizado exitosos dúos con Natalie Cole,  Roberta Flack y Melissa Manchester y en 1983 publicó con la segunda el álbum 'Born to love', que contenía el hit 'Tonight I celebrate my love'.

Un año después logró su primer top10 en el Hot100 de Billboard con 'If ever you're in my arms again', al que siguieron sendos nº1 en las listas R&B con 'Show and tell' (1989) y 'Can you stop the rain'. En 1991 recibió un Grammy por su dúo con Celine Dion para el film 'La bella y la bestia'  y al año siguiente repitió galardón por 'A whole new world', tema de la película 'Aladino', cantado con Regina Belle, que también significó su único nº1 en las listas pop.

En 2003 su nombre ocupó los titulares de algunos periódicos cuando el fisco estadounidense le notificó una deuda de 1,2 millones de dólares. Tuvo que organizar una subasta con los Grammys y discos de oro recibidos en su carrera para cubrir la deuda. Su trabajo más reciente fue el álbum 'Missing You' (2007).

Al Green


Hoy cumple 71 años el cantante norteamericano de soul Al Green, nacido en Forrest City (Arkansas). Considerado por muchos como el verdadero sucesor de Sam Cooke y Otis Redding, Al Green ha disfrutado de una larga y exitosa carrera tanto como cantante de pop como en la música gospel.

Emergió a comienzos de los años 70 de una relativa oscuridad (había grabado un single en los años 60) para convertirse en uno de los más grandes vocalistas de soul de la década, que con su voz aterciopelada y su carisma personal, no sólo consiguió una serie de éxitos millonarios, también fue considerado un sex symbol por sus sensuales interpretaciones. Al contrario que los grandes 'shouters' de R&B y los primeros vocalistas de soul, Green poseía una voz que, aunque capaz de tonos empapados de blues y falsetes poderosos, desplegaba una dramática emoción sin necesidad de elevar el tono o emplear técnicas guturales. Sin embargo, algo inesperado se cruzó en su camino que cambiaría radicalmente su carrera. Sintió la llamada divina y se convirtió en ministro de una Iglesia en Memphis. Aunque esta decisión le costó a Green la oportunidad de poder haber sido el rey de la música soul, ha seguido grabando álbumes desde entonces, algunos de ellos de gran calidad y asimismo ha logrado introducir el gospel en audiencias seculares.

En la adolescencia, Green y sus hermanos Walter, William y Robert formaron un cuarteto de gospel, The Green Brothers. Aunque disfrutaba con el gospel, Al también apreciaba la música popular. "Yo no hacía muchas distinciones entonces entre música espiritual y secular. Si estaba cantado con sentimiento, desde el corazón, amaba cualquier tipo de música". Cuando su familia se mudó a Grand Rapids (Michigan) a poco más de 200 kms al oeste de Detroit, Green formó con unos compañeros de colegio el grupo pop The Creations.

En 1967, la banda, renombrada a Al Green and the Soulmates, grabó el tema 'Back up train' para el sello Hotline. Alcanzó el Top5 de las listas R&B y el puesto 41 en las listas de pop. A pesar del relativo éxito de la canción y la publicación de un LP, el grupo se disolvió poco después. En 1968 Green actuó en un club de Midland (Texas) acompañado por el trompetista y director de banda Willie Mitchell. Éste había conseguido un hit con un remake del instrumental 'Soul Serenade' de King Curtis. Impresionado con el talento de Green, Mitchell le invitó a grabar con él en Memphis, con la promesa de convertirle en una estrella.

Seis meses después Al se trasladó a Memphis y juntos crearon un estilo que, inspirado en el pop-soul de Motown y el soul de Stax, trataba de conseguir una síntesis que diera como resultado una mezcla de soul negro con pop blanco. Mitchell contrató a los mejores músicos de sesión que tenía a su disposición. Entre ellos se encontraba el trio familiar formado por el guitarrista Teenie Hodges, el organista Charles Hodges y el bajista Leroy Hodges, así como miembros veteranos de Booker T. and The MG's, como el batería Al Jackson Jr.

En 1968 publicaron una versión de 'I want to hold your hand' de los Beatles y una versión de la balada 'One woman' de Hayes-Porter, las cuales aparecieron en su primer álbum en colaboración con Mitchell, 'Green is Blues' (1969). Sus siguientes singles, un cover del hit de Temptations, 'I can't get next to you' y su composición 'Tired of being alone' -con el excelente trabajo de Teenie Hodges a la guitarra- fueron los primeros grandes éxitos de Green. Estaban contenidos en su álbum 'Al Green Gets Next To You' (1971) que también incluía el desgarrado 'Im a ram', escrita por Green y una versión de un tema del pianista de blues Roosevelyt Sykes, 'Driving wheel'.


La canción que daba título a su siguiente álbum, 'Let's Stay Together' (1972) le supuso un rotundo nº1 en las listas de pop y R&B. En las notas del álbum, Robert Gordon observaba: "Este disco solidifica la dirección musical de Green. Tras basarse en modelos como Sam Cooke y Otis Redding, ha logrado establecer su propio y personal estilo". 

Ese mismo año se publicó su álbum de mayor éxito comercial, 'I'm Still In Love With You', el cual, además de incluir su segundo nº1 en las listas de R&B y Top5 en las de pop, fue un escaparate para el talento de Green que, exceptuando las versiones de 'Light my fire' de The Doors, 'For the good times' de Kris Kristofferson y 'Pretty woman' de Roy Orbison, incluye magníficos temas de su autoría como 'Love and happiness' y 'Look what you done for me'.

En abril de 1973 se publica 'Call Me', con nuevos éxitos como 'You ought to be with me', 'Call me' y 'Here I am'. Ese mismo año, Al comienza a experimentar un despertar religioso. En sus memorias describe una noche en un hotel en la que su sueño se vio interrumpido por unos gritos. "Había algo extrañamente familiar en aquella voz. ¿Dónde la había oído antes? De repente descubrí que era mi propia voz. Jesús eligió aquel momento entre toda la eternidad para revelarse ante mí en toda su Gloria y Esplendor". No obstante, siguió grabando discos y en diciembre de 1973 apareció 'Livin' For You', que incluía los hits 'Livin' for you' y 'Let's get married'.

En octubre de 1974 apareció 'Al Green Explores Your Mind', de nuevo con el acompañamiento de Wayne Jackson y los hermanos Hodges, que contenía los temas 'Sha-la-la (Make me happy)' y 'Take me to the river'. Ese mismo mes, un nuevo acontecimiento salpicó su carrera. Una de sus novias, despechada por la negativa de Green a casarse con ella (aunque ella ya estaba casada) le arrojó una olla con sémola hirviendo mientras se duchaba. Al resultó con graves quemaduras en la espalda y brazos y acto seguido, la chica encontró el 38 de Green y se pegó un tiro. La policía encontró en su bolso una nota en la que declaraba sus intenciones y la causa que las motivaba. "Cuanto más confío en tí, más me abandonas", escribió. Green citó este incidente como una nueva llamada divina a cambiar de vida.


Tras recuperarse física y emocionalmente del suceso (muy publicitado) graba 'Al Green Is Love' (1975) -el sexto y último álbum consecutivo que alcanzaba el nº1 en las listas de álbumes de soul-, con temas como 'L-O-V-E' y 'Oh me, oh my'.

'Full Of Fire' (1976) fue su siguiente trabajo y el single que daba título al álbum, su último nº1 en las listas de R&B. Ese mismo año, se ordenó como reverendo del tabernáculo del pentecostalismo (Full Gospel Tabernacle). Sin embargo continuó publicando álbumes de soul, los cuales ya no vendían como antes y recibieron críticas contrastadas de los comentaristas musicales.
En 1977, expresando su deseo de grabar más temas de gospel, dejó de trabajar con Mitchell y, sin sus acompañantes habituales, grabó 'The Belle Album', en el que Green tocaba las guitarras acústica y eléctrica y experimentó con nuevas técnicas sonoras.

Un año después, apareció el álbum 'Truth N'Time' que ya incluía en su mayoría temas gospel como 'Blow me down', 'King of all' y un tratamiento religioso del tema de Burt Bacharach, 'Say a little prayer for me'. En 1980 Green abandonó la música secular y se dedicó por completo a la religión. Su nueva espiritualidad le llevó a iniciar una carrera en el gospel moderno grabando álbumes como 'Higher Plane' (1981) y 'Precious Lord' (1982). Desde entonces hasta 1989, Green continuó publicando una serie de discos gospel, ganando ocho premios Grammy en esa categoría.

En 1988 cantó junto con Annie Lennox el tema 'Put a little love in your heart' para la banda sonora del film 'Los fantasmas atacan al jefe' y en los años noventa volvió al mercado pop gracias a un nuevo interés que suscitó su música a través de la versión que los Talking Heads grabaron del tema 'Take me to the river'. En 1994 otra de sus canciones, 'Let's stay together', apareció en la banda sonora de 'Pulp Fiction' y en 1999 Al Green hizo una aparición estelar en la popular serie de TV 'Ally McBeal' cantando su hit de 1972 'How can you mend a broken heart'.

En 2003 volvió a trabajar con su viejo amigo y productor Willie Mitchell y grabó 'I Can't Stop', un álbum que recibió excelentes críticas y en el que volvía al sonido que le había hecho famoso con temas como 'I can't stop' y 'Not tonight'. Su trabajo más reciente, 'Lay it Down', producido por Ahmir 'Questlove' Thompson y James Poysor, ha devuelto el nombre de Al Green a las listas de éxitos convirtiéndose en su mayor éxito en 35 años.. El disco fue su primer Top10 desde 1973 y recibió numerosos elogios de la crítica internacional. Allmusic comentó en su página: "¿Qué ocurre cuando pones esa increíble voz de soul en las manos de unos productores de hip hop como Questlove y Poyser y añades unos pocos artistas invitados? Respuesta: Un magnífico álbum de Al Green"


"Al Green ha contribuido a sobrepoblar el planeta" -comentó Justin Timberlake en 2004- "...ha grabado verdaderas joyas musicales para concebir niños. Pero lo que le convierte en una inspiración es esa pasión cruda, esa sinceridad y alegría que transmite con su música. Hay gente que ha nacido para hacer cosas especiales, y Al nació para hacernos sonreír"

Frederic Anthony Rzewski


Hoy cumple 78 años el compositor y virtuoso del piano estadounidense Frederic Anthony Rzewski nacido en Westfield (Massachusetts). Estudió en Harvard y en Princeton, recibiendo clases de profesores como Randall Thompson, Roger Sessions, Walter Piston y Milton Babbitt.

En 1960, viajó a Italia lo que influyó en su futuro desarrollo musical: además de estudiar con Luigi Dallapiccola empezó su carrera como intérprete de nueva música para piano, a menudo con elementos de improvisación. Unos años después fue co-fundador de "Musica Elettronica Viva", con Alvin Curran y Richard Teitelbaum. El grupo Musica Elettronica Viva concebía la música como un proceso colaborativo colectivo con utilización prominente de la improvisación y de la música electrónica. En 1971 volvió a Nueva York y posteriormente en 1977 Rzewski se convirtió en profesor de composición en el Conservatoire Royal de Musique de Lieja, Bélgica.

Ocasionalmente enseñó durante cortos periodos de tiempo en escuelas y universidades de Estados Unidos y Europa, incluyendo Yale, la Universidad de Cincinnati, El The California Institute of the Arts, la Universidad de California, en San Diego y el Real Conservatorio de La Haya. La mayoría de los trabajos de Rzewski son abiertamente políticos e incorporan elementos de improvisiación. Entre su música se incluye “The people united will never be defeated!” (36 variaciones sobre la famosa canción de Sergio Ortega “El pueblo unido jamás será vencido”) (Frederic Anthony Rzewski, piano) que popularizó el grupo chileno Quilapayún, un conjunto de variaciones para piano compuestas de forma semejante a las Variaciones Diabelli de Beethoven;

"Coming together" es una composición sobre cartas de un presidiario de la prisión de Attica, Nueva York, de cuando se produjo un famoso motín en 1971 (tema también abordado por John Lennon, en su momento); "North American Ballads"; "Night crossing with Fisherman"; "The Price of Oil" y "Le Silence des Espaces Infinis", en ambas de las cuales utiliza notación gráfica; "Les Moutons de Panurge" y "Antigone-Legend", que muestra una oposición por principios a la políticas del estado y fue estrenada la noche del bombardeo de Libia por fuerzas de los Estados Unidos de América en abril de 1986.

Decía Rzewski: "Me parecía, que no había motivos para que las estructuras formales más difíciles y complejas no pudieran ser expresadas en una forma en que pudieran ser comprendidas por una gran parte de la audiencia. Me preocupaba también lo que parecía ser una crisis de la teoría, no sólo en la música sino también en la ciencia y en la política, entonces exploré la forma en la cual los lenguajes musicales existentes pudieran ser reunidos"Nicolas Slonimsky (1993) escribe en el Baker’s Dictionary of Musicians lo siguiente: "Además de ser un técnico del piano abrumador, es capaz de depositar grandes masas de material sonoro a lo largo del teclado sin cargarse el instrumento".


Obras destacables
De Profundis (1994) (Frederic Anthony Rzewski, piano)
Song and dance/The Flower-Fed Buffaloes (1980)
Night crossing (1997): Parte 1, Parte 2 (Daan Vandewalle & Keiko Shichijo)
No place to go but around (1977)

Rzewski Plays Rzewski: Piano Works 1975-1999 (2002) Nanosonatas (Frederic Anthony Rzewski, piano)
Coming together/Attica/Les Moutons de Panurge (1972) (1990) para narrador y ensemble Parte 1-, Parte 2 (ARTefacts ensemble)
L'instruction - Oratorio (1988), con Peter Weiss
North American ballads/Squares (1978 -1989) “Dreadful memories” (Paul Jacobs, piano);
“Down by the riverside” (Paul Jacobs, piano)
Winnsboro cotton mill blues (1980) (Marc-Andre Hamelin)
Piano Music (1996)

Four Pieces/Ballad No. 3: Which side are you on? (1982) (Paul Jacob, piano & Voz Florence Reece).
Antigone-Legend (1997)
Bumps (1997)
Scratch Symphony (1997) (En Memoria de Cornelius Cardew)
The Road (1995-2003) "Stop the War!" Parte VIII (Frederic Rzewski) The Road es una de las más largas piezas no repetitivas para piano jamás escritas, con sus ocho horas de duración aproximada (o sesenta y cuatro millas, según el compositor).