28 abril 2017

Ann-Margret


Hoy cumple 76 años la actriz, bailarina y cantante estadounidense Ann-Margret, nacida en Estocolmo (Suecia). Conocida por sus papeles en películas como  'Bye Bye Birdie' (1963), 'Viva Las Vegas' (1964), 'The Cincinnati Kid' (1965), 'Carnal Knowledge' (1971) y 'Tommy' (1975), ha participado en más de 60 películas y como artista del espectáculo ha pisado escenarios de todo el mundo. En menor medida encontró tiempo para realizar papeles en TV o grabar discos. Aunque al principio de su carrera se puso énfasis en su atractivo físico y su sex appeal, intentando crear una Brigitte Bardot pelirroja (su color natural es castaño), su talento le permitió romper esa imagen y con su trabajo ha ganado cinco Globos de Oro y ha sido nominada en repetidas ocasiones a los premios Oscar, Grammy y Emmy.

Ann-Margret y su madre, Anna llegaron a Estados Unidos en noviembre de 1964 para reunirse con su padre, Gustav Olsson, el cual llevaba cuatro años trabajando allí para la compañía eléctrica Johnson. Se instalaron en Wilmette (Illinois), un suburbio de Chicago y en 1949 Ann-Margret adoptó la ciudadanía estadounidense. Comenzó a tomar clases de danza, mostrando desde el principio una habilidad natural, aprendiendo rápidamente todos los pasos. Sus padres la apoyaron en todo y su madre le cosía a mano todo su vestuario. De adolescente apareció en programas de radio como Amateur Hour o Breakfast Club. Asistió a la Northwestern University, pero no acabó los estudios. Como parte del grupo 'Suttletones' actuó en clubs de Chicago y posteriormente, tras una gira, actuó en el club The Dunes de Las Vegas, donde fue descubierta por George Burns, quien la contrató para su show anual de TV.

Inició su carrera discográfica con la compañía RCA en 1961 y su primera publicación fue 'Lost love', uno de los temas contenidos en su primer álbum 'And Here She Is: Ann Margret', producido en Nashville con Chet Atkins a la guitarra y los Jordanaires y los Anita Kerr Singers como acompañantes vocales. Su voz, ligeramente ronca, estaba considerada como una de las más sexys, y se la comparaba con las de Eartha Kitt o Nancy Sinatra. La compañía RCA intentó hacer de ella la 'Elvis femenina' preparando un disco con una versión de la canción de Elvis 'Heartbreak hotel' y otras canciones de corte similar.

En 1961 obtuvo un éxito menor con el tema 'I just don't understand', que más tarde versionarían los Beatles en sus sesiones de la BBC. En 1963 realizó el papel protagonista del film 'Bye bye Birdie', con el que que se consagró como estrella de la pantalla. El mes de junio de ese mismo año cantó el tema 'Baby won't you please come home' en la fiesta privada de cumpleaños del presidente John F. Kennedy, un año después de que Marilyn Monroe le cantara aquel famoso 'Happy birthday Mr President'. El único de sus álbumes que logró entrar en las listas fue 'The Beauty and the Beard' (1964) en el que la acompañó el trompetista Al Hirt.


Ese mismo año conoció a Elvis Presley durante el rodaje del film 'Viva Las Vegas'. La química que surgió entre ellos fue tan real, que generó un romance, con el consiguiente mosqueo de la novia de Presley, Priscilla. Hasta llegó a publicarse que Ann-Margret y Elvis estaban comprometidos.

Con Elvis en 1965
Priscilla montó en cólera "Esa zorra debería llevar su culo sueco allí donde pertenece". Dos semanas después, Elvis admitió su aventura pero le prometió que había acabado. En 1967 Priscilla y el 'Rey' se casaron. A pesar de ello, Ann-Margret siguió siendo amiga de Elvis hasta su muerte. De hecho, de todas las estrellas de cine con las que había trabajado el de Memphis, Ann-Margret fue la única que asistió a su entierro. En 1965, rodando 'Once a thief', conoció a su futuro marido, Roger Smith, que se convirtió en su manager.

En Las Vegas, en 1967
En 1966 finalizó su contrato con RCA y Ann-Margret actuó por primera vez en Las Vegas, donde estuvo cinco semanas en cartel. A partir de entonces, cada vez que la cantante actuaba en Las Vegas recibía un arreglo floral en forma de guitarra enviado por su amigo Elvis. En los años setenta, además de seguir actuando en los escenarios, Ann-Margret  participó en películas con papeles que rompían con su imagen de glamour, como en 'Carnal Knowledege', de Mike Nichols o 'Ladrones de trenes', con John Wayne.

Ann-Margret en 'Tommy'
En 1975 fue nominada al Oscar por su papel como madre de 'Tommy' en el film del mismo nombre dirigido por Ken Russell. La escena en la que Ann-Margret se revuelca con lascivia en champán, alubias con tomate y, finalmente chocolate, es una de las 'cochinadas' más memorables del cine. A finales de los años setenta y principios de los ochenta grabó algunos temas que fueron éxito en las listas de 'dance', como 'Love rush', 'Midnight message' y 'Everybody needs somebody sometimes'. Aunque su labor musical quedaría eclipsada por su carrera en el cine, en la década de los ochenta siguió siendo una artista muy querida en Las Vegas, donde se grabó en 1982 un spot publicitario para la firma de cava español Freixenet.

En 2001 trabajó con el productor y arreglista Art Greenhaw, con el que grabó el álbum 'God is Love: The Gospel Sessions', nominado a un Grammy. En el álbum está acompañada por los Jordanaires, grupo vocal que ya trabajó con ella y con Elvis en sus grabaciones de los años sesenta. El éxito del álbum generó una secuela 'The Gospel Sessions 2', aparecida en 2011.

No hay comentarios:

Publicar un comentario