07 mayo 2017

Lluís Llach


Hoy cumple 69 años el cantautor catalán Lluís Llach, nacido en Girona. Uno de los máximos exponentes de la nova cançó y un referente musical e intelectual de varias generaciones, surgió en los años sesenta con una clara postura nacionalista y antifranquista que le obligó al exilio en Paris.

Desde niño, Llach estuvo expuesto a un buen número de corrientes musicales. Dada su proximidad geográfica con Francia, sintió la influencia de Brassens, Brel y, sobre todo, de Leo Ferré. También es un gran admirador del gospel de Mahalia Jackson. Cuando se trasladó a Barcelona para continuar sus estudios, entró en contacto con la nova cançó y en 1967 entró a formar parte del colectivo Els Setze Judges, convirtiéndose en el decimosexto y último componente. Ese mismo año editó su primer disco, un EP de cuatro canciones: 'Que feliç era amre', 'La barca', 'El parc' y 'En Quítero'.

En 1969 publicó un single grabado en el Palau de la Música que contenía 'L'estaca', una canción que la censura franquista había autorizado para la grabación pero no obtuvo permiso para ser cantada en directo. Este hecho ayudó a que la canción se convirtiera en un himno antifranquista y a que el cantante sufriera numerosas multas y suspensiones de conciertos. Con su participación en un recital en Cuba en 1970, donde criticó al gobierno español, se ganó además la persecución intelectual.
El 12 de diciembre se le prohibió un recital en la final del I Premio Revelación de Canción en la Comunidad Valenciana, en Valencia, donde participaba como artista invitado. Su situación profesional se volvió insostenible y decidió exiliarse a París. Allí conoce a Paco Ibáñez y a Mikis Theodorakis y publica su tercer álbum, 'Com un arbre nu'. Lluis se consagra con una memorable actuación en el Olympia de Paris y en 1974 vuelve a Barcelona para actuar en el Palau de la Música, donde presenta su nuevo disco 'I si canto trist'.

Con 'Viatge a Ítaca' (1975) se confirma como uno de los cantautores más importantes del momento y en 1976, tras la muerte de Franco, triunfa de nuevo en Barcelona con sus actuaciones en el Palacio de los Deportes. Pero la transición política estaba aún en pañales y Llach seguía sufriendo acoso policial y suspensiones de sus conciertos. Los trágicos sucesos sucedidos en marzo de 1976 en Vitoria, durante los cuales 5 personas murieron y 40 resultaron heridas en un enfrentameiento con la policía, inspiraron a Lluis para grabar el oratorio 'Campanades a morts'.

Pasada la etapa de la canción política, Llach se consagró a un tipo de canción más poética e incluso fue capaz de crear una sinfonía descriptiva en 'Verges 50' (1980), una revisión de los paisajes de su infancia a través de la música. En los ochenta sus trabajos eran menos directos, pero más elaborados. En 1986 firmó con CBS y tras el Llach combativo y el poético, surgió el Llach músico. En esta etapa exprimió las posibilidades de la música sinfónica y firmó álbumes como 'Astres' (1986), 'Geografia' (1988) y 'Torna aviat' (1991), en el que contó con la colaboración de Victoria de los Ángeles.

En 1992 fichó por Picap, un sello dirigido por Joan Carles Doval y en 1994 publicó la obra 'Un pont de mar blava', en la que junto al poeta Miquel Martí i Pol realizó una síntesis musical de diversas culturas mediterráneas. A lo largo de su trayectoria se ha mantenido siempre fiel a sus constantes ideológicas y anímicas. Sin concesiones a la presiones de los sellos discográficos ha conservado una línea de calidad y compromiso como el primer día. El año 2007 celebró su despedida de los escenarios tras cuarenta años de carrera poniendo su punto final en un concierto celebrado el 24 de marzo en Verges.
Desde octubre de 2015 es diputado del partido Junts pel Sí en el Parlamento de Cataluña.

No hay comentarios:

Publicar un comentario