25 mayo 2017

Paul Weller


59 años cumple hoy Paul Weller, compositor, guitarrista y cantante inglés nacido en Woking (Surrey). Comenzó su carrera con la banda mod-punk The Jam (1976-1982), cambió de estilo añadiendo más soul a su música en Style Council (1983-1989) y, a partir de 1991, Paul continuó en solitario editando hasta la fecha doce álbumes. Fue el principal impulsor del mod-revival de los años ochenta y a menudo se refieren a él como el 'Modfather'.

Paul Weller
Welller creció en un hogar de clase trabajadora de la pequeña localidad de Woking en Surret (Inglaterra), donde nació un 25 de mayo de 1958. Años después cantaría con poesía sobre el sentido comunitario que reinaba en su vecindario. En una entrevista a Melody Maker hablaba sobre "Stanley Road en Woking, donde todo eran casas adosadas y podías dejar abierta la puerta de atrás y a nadie se le ocurría robar. Los vecinos entraban y salían y existía una integridad de clase trabajadora que ha desaparecido".
Sin expectativas laborables serias a las que agarrarse, Weller acabó introduciéndose muy joven en la escena musical, atraído por el naciente rock que comenzaba a escuchar a su alrededor. "La verdadera razón por la que empecé a tocar fueron los Beatles", comentaba en 1984, "me crié con ellos y creía en toda esa movida"

The Jam
En 1972 Paul tocaba con su amigo Steve Brookes en los clubs locales. Al año siguiente el dúo se expandió añadiendo a Nigel Harris y Dave Waller a la formación. Sin embargo, en 1976 hubo cambios: Brookes, Harris y Waller abandonaron el grupo y fueron reemplazados por Rick Buckler y Bruce Foxton. Junto con Weller formaron el trío The Jam, que se mantendría durante seis años. Weller tocaba la guitarra solista y cantaba y componía la mayoría de los temas. Ese mismo año 1976, el trío se dirigió a Londres donde se introdujeron en el circuito punk. "Los primeros bolos londinenses de The Jam chocaron con la emergencia del punk y el trío, con sus chaquetas deportivas de angora se hicieron con un nutrido grupo de seguidores gracias a las trepidantes y briosas composiciones de Weller." Muchos describían esta primera encarnación de la banda como una versión acelerada y punk de los Who.

En 1977, los Jam se aseguraron un contrato con Polydor Records. Su primera grabación fue el single 'In the city', aparecido en primavera de ese año y que alcanzó el Top40 británico, lo que no dejaba de ser una buena señal. El álbum debut, del mismo nombre escaló hasta el puesto nº 20. En agosto, su segundo sencillo, 'All around the world' consiguió alcanzar el puesto nº 13. Tras la publicación del álbum, el grupo se embarcó en dos giras importantes. La primera, por el Reino Unido, introdujo a la banda a un público que los esperaba con entusiasmo. La gira por Estados Unidos, en cambio, no fue particularmente exitosa. De vuelta en casa, The Jam ya había sido encasillado en la escena del 'mod revival'.

En diciembre de 1977, el segundo álbum, 'This is the Modern World', casi repite el Top20 del primero y generó otra gira por el Reino Unido. Los siguientes años el trío siguió grabando regularmente y realizó su primera gira mundial. El mercado británico estaba entusiasmado con su música y se sucedieron los hits: 'Down in the tube station at midnight' (1978), 'Strange town' y 'The Eton rifles' (1979). En 1980 lograron más éxitos con sencillos como 'Going underground'. Cuando éste debutó directamente en el nº1 de las listas británicas, el hecho recordó a la época de los Beatles en su mejor época. Los álbumes de The Jam comenzaban a visitar el Top5 británico y se asomaban tímidamente por las listas estadounidenses.


El magnífico 'Sound Affects' incluía temas como 'Start', en el que calcaban la línea de bajo del tema de Beatles, 'Taxman', 'That's entertainment' y 'Boy about town'.

Paul Weller parecía encarnar como figura pública la actitud enfadada e incorformista de The Jam. Asimismo rechazaba las pretensiones usuales de las rebelders estrellas del rock. Comentando un tema de 'The Gift', su álbum nº1 de 1982, afirmaba: "es un puñetazo en la cara a todos esos grupos de mierda que odio", refiriéndose a ellos como 'músicos de farándula'. "La cultura rock es un mito. No pertenece a la vida real. Bajo un punto de vista histórico siempre ha sido un modo de escapar y vivir de fantasías."

Su filosofía política también ha jugado un papel importante en la creación de su música. Mantiene una postura crítica anticapitalista e independiente ante cualquier modo de gobierno y no le duelen prendas manifestar sus ideas en público con la vehemencia que le caracterizaba en aquellos años: "Obviamente, lo primero que tendríamos que hacer es librarnos del gobierno, pero no me refiero a éste, sino a todos los gobiernos y sustituirlos por consejos populares, elegidos cada seis meses. Es algo que habría que implantar ahora para comenzar a ver los frutos dentro de 100 años o más, pero mientras nadie haga nada, esto seguirá siendo la misma mierda". Este tipo de declaraciones a la prensa eran habituales, pero sus convicciones políticas y sociales también se veían trasladadas a las letras de sus canciones que trataban sobre la lucha de la clase trabajadora en lugar de los anhelos románticos de los adolescentes británicos.

Conforme la reputación y el ciclo productivo de la banda se establecieron, Weller se permitió explorar otros campos y en 1981 fundó una revista llamada Jamming y su propio sello discográfico, Respond Records. Sufrió un colapso que le obligó a dejar el alcohol, lo que incrementó su hiperactividad. Incómodo por la inseguridad que sentía ante su claro compromiso político, temió por la seguridad de la banda y en 1982 decidió disolverla, a pesar de ser, en aquel momento, el grupo de reinado indiscutible en la escena rock británica. Anunciaron una gira de despedida y en 1983 formalizaron la separación oficial, "Queríamos acabar el grupo dignamente. Habíamos alcanzado todo lo que podíamos dar juntos, tanto comercial como musicalmente". Su discografía volvió a editarse y su álbum de 'Grandes éxitos' fue nº2.


Aunque Weller había acariciado la idea de seguir en solitario, un año después de dejar The Jam, formó tándem con el teclista Mick Talbot fundando Style Council. Firmaron con Polydor y el grupo se convirtió en un vehículo para explorar los sonidos soul que había intentado introducir en los últimos trabajos de The Jam.

Paul Weller y Mick Talbot
Con Talbot encontró para ello a un cómplice ideal y ambos grabaron piezas con influencias pronunciadas de soul, jazz y R&B. "Creo que es el momento ideal para una nueva manera de presentar la música sin las habituales chorradas y gilipolleces. Quería a Mick Talbot en mi grupo por que le considero uno de los mejores jóvenes organistas de soul-jazz del país y además porque ambos compartimos el mismo odio por los mitos del rock y su cultura". Su compromiso político no había cambiado. Muchas de las actuaciones de Style Council eran a beneficio de causas en favor de las clases trabajadoras. Los beneficios generados por la venta de algunos de sus singles, como 'The money-go-round' estaban asimismo destinados a causas benéficas.

'Café Bleu' (1984)
Los primeros singles de la banda demostaron que Weller no había sacrificado el éxito comercial de su música en su búsqueda de nuevos sonidos. 'Speak like a child' fue Top5 seguido de 'The money-go-round' y 'Solid bond in your heart', ambos nº11. Su primer álbum, 'Cafe Bleu' (1984), alcanzó el nº2 y contenía el hit 'My ever changing moods'. En Estados Unidos, su álbum presentación, 'Introducing the Style Council' alcanzó el puesto 56 de las listas de álbumes. Un crítico norteamericano observó: "Weller ha refinado y redefinido su música con el nuevo grupo. Está por ver si con él Weller ganará más público en América del que consiguió con The Jam. Yo creo que no. Porque Paul Weller sigue siendo Paul Weller, no importa frente a que banda se encuentre."


Efectivamente, mientras sus seguidores británicos crecían en número y recibían con agrado su nuevo giro musical, en Estados Unidos no eran especialmente receptivos. El video de 'The Long hot summer' no recibió mucha difusión en la MTV porque lo consideraban "demasiado R&B".

Weller mantuvo su nivel de activismo y compromiso políticos tomando parte en otro concierto benéfico en otoño de 1984, esta vez en apoyo de unos mineros en huelga. En otra entrevista aseguraba: "Esto no es solo cosa del mercado. También es política. En los años 60 existió un grupo británico de soul que se refería a la música como la nueva religión. Y yo creo que la música popular tiene una gran responsabilidad reemplazando el sentido de lucha que falta en nuestra sociedad. Por lo que yo he tenido ocasión de comprobar, la religión está extinta y la política es un lamentable pérdida de tiempo, así que la juventud no tiene nada en lo que depositar su fe".

The Style Council
Mientras tanto, Style Council seguía grabando temas de éxito como 'You're the best thing' y 'Shout to the top'. En 1985 publicaron 'Walls come tumbling down' y el álbum 'Our Favorite Shop' alcanzó el nº1. En 1986 realizó cambios en su vida. Cerró su sello Respond Records y se casó con su compañera de grupo y cantante Dee C. Lee, con quien tuvo un hijo dos años más tarde. Style Council permaneció como un grupo productivo y de éxito hasta 1990. Aunque a partir de 1988 dejaron de actuar en directo, siguieron publicando discos como 'The lodgers', 'Have you ever had it blue?' (1986), 'It didn't matter', 'Wanted' (1987) y 'Promised land' (1989).

En 1989 Weller decidió dar un giro en su carrera y disolvió la banda. Se apartó un tiempo de la vida pública y en otoño de ese mismo año anunció la creación del Paul Weller Movement, un grupo que no pasó de ser un experimento que no generó grabaciones. "En aquel tiempo pasé por cambios profundos. Iba a cumplir 30 años y lo llevaba muy mal. Siempre pensé que cuando cumplías los 30 te encontrabas al final del camino. Así que me retiré a encontrarme a mí mismo, a reflexionar sobre lo que estaba haciendo y si realmente seguía teniendo la necesidad de hacer música."

Cuando su primer álbum 'Paul Weller' salió al mercado, Weller ya había recuperado en cierto modo su reputación de cantante y compositor, aunque el álbum fue recibido con críticas enfrentadas. Mientras unos encontraban el trabajo interesante y reconocían influencias funk con reminiscencias de su música con Style Council, otros se sentían decepcionados. "Dónde está Weller? Ese Weller que ladraba, despotricaba y clamaba contra el sistema como un diablo enjaulado, hace música ahora sólo por el placer de hacerla", decían unos. Otros, como Rolling Stone, publicaban "es el disco de un británico de treinta y tantos obsesionado con el soul con una grave crisis de identidad", constatando con decepción que "los momentos de belleza se ven eclipsados por episodios de ingenuidad confusa" 


Muy diferente fue la acogida de su segundo trabajo, 'Wild Wood' (1993), cuya crítica positiva fue unánime y generó tres hits en el Reino Unido: 'Wild wood', 'Sunflower' y 'Hung up'.

Con 'Stanley Road' (1995) volvió a los primeros puestos de las listas británicas por primera vez en diez años y el álbum se convirtió en el más vendido de su carrera. Este trabajo marcó su vuelta al estilo más guitarrero de sus primeros años. En el tema 'I walk on guilded splintrers' participa Noel Gallagher como guitarrista invitado. Weller contribuyó al movimiento brit-pop ayudando a grupos como Oasis, Pulp y Blur. Paul también apareció como vocalista y guitarrista en el hit de Oasis 'Champagne Supernova'. Otros hits extraidos del álbum fueron 'The changingman' y 'You do something to me'.

Weller decidió suspender su gira americana para intentar conquistar el mercado estadounidense. En realidad no le hacía falta. En el Reino Unido había recuperado su estatus de ídolo y fue nombrado padre del brit-pop. Su influencia y la de Gallagher se notó en grupos emergentes británicos cuyas raíces musicales estaban en los años 60 como Ocean Colour Scene, Cast y Kula Shaker. En 'Heavy Soul' (1998), Weller dio un nuevo giro a su música, ofreciendo un sonido más crudo aún que su predecesor. En el estudio realizaba los temas en directo, con las mínimas tomas posibles. El primer single 'Peacock suit', alcanzó el Top5 británico y el álbum fue nº2.

En 2000 publicó su quinto álbum en solitario, 'Heliocentric'.
Circularon rumores por aquel tiempo de que 'Heliocentric' iba a ser su último álbum de estudio, pero estos se probaron infundados cuando en septiembre de 2002 publicó 'Illumination' que fue nº1 y generó el Top10 'It's written in the stars'. Posteriormente apareció 'Studio 150' (2004), que contiene versiones de clásicos pop como 'All along the watchtower', 'Close to you' y 'Early mornin' rain'.
En octubre de 2005 apareció 'As is now' con catorce nuevos temas originales. Los singles extraidos fueron 'From the floorboards up', 'Come on/let's go' y 'Here's the good news'.

Tras publicar unos discos en directo y recopilatorios, en junio de 2008 apareció su noveno álbum, '22 Dreams', que incluye colaboraciones de Noel Gallagher y Gem Archer de Oasis y los guitarristas Steve Cradock y Graham Coxon de OCS y Blur, respectivamente. Asimismo, en el tema 'One bright star' cuenta con la colaboración de su ex-compañero en The Jam, Graham Coxon a la guitarra española. Se extrajeron los singles 'Echoes round the sun' y 'Have you made up your mind'. El álbum fue directo al nº1 británico, suponiendo el tercero de su carrera en solitario.

En 'Wake up the Nation' (2010) volvió a trabajar con otro ex de Jam, Bruce Foxton, que contribuyó con su bajo en un par de temas. El 19 de marzo de 2012 se publicó el que hizo el undécimo álbum de su carrera en solitario, 'Sonik Kicks' y el cuarto en alcanzar el nº1. El mismo año, en noviembre, apareció el EP 'Dragonfly' en una edición limitada de 3.000 copias al que siguieron tres sencillos: 'Flame out', 'The olde original' y 'Brand new toy'.
Su entrega más reciente ha sido 'Saturns Pattern', en mayo de 2015.

3 comentarios: