22 junio 2017

Kris Kristofferson


Hoy cumple 81 años el actor, compositor y cantante country Kris Kristofferson, nacido en Bronsville (Texas). Su éxito como actor en el cine y la TV ha tendido a oscurecer sus considerables aptitudes como cantante y compositor. De hecho, fue como empezó su carrera:  escribiendo y cantando música country. Sus afligidas letras -por las que ha sido llamado el 'trovador de los perdedores'- y sus sencillas melodías ayudaron a finales de los años sesenta a definir el nuevo sonido 'progresivo' de Nashville, al mismo tiempo que emergían nuevos artistas como Johnny Cash, Waylon Jennings y Willie Nelson, con los que Kris estableció una amistad y complicidad musical, formando con ellos el grupo de 'outlaws' (fuera de la ley) del country.

Su imagen rebelde y de 'outlaw' es un producto de sus años adultos, ya que en su juventud fue lo que se puede denominar el hijo modelo de una típica familia norteamericana del sur. Nieto de inmigrantes suecos e hijo de un general retirado de las fuerzas aéreas, fue un aplicado estudiante con magníficas notas y el ganador de un concurso literario de historias cortas, además de boxeador amateur. Sus buenas calificaciones le hicieron merecedor de una beca para estudiar en la universidad británica de Oxford. El futuro de Kris parecía prometedor, pero hubo algo que se cruzó en su camino hacia el tipo de vida conservador al que oarecía estar destinado: su afición por el country, especialmente las canciones de Hank Williams, que a Kris le gustaba cantar acompañado de una guitarra durante su estancia en Inglaterra, donde llegó a actuar en pequeños locales como Kris Carson e incluso apareció en la TV británica.

Kris de paracaidista
La vida académica no le satisfizo y, desilusionado con Oxford, en 1960 vuelve a Estados Unidos y se alista en el ejército. Durante un tiempo parece decidido a seguir los pasos de su padre y se entrena como paracaidista y piloto, llegando a ser un consumado piloto de helicópteros. Finalizado su servicio, se reengancha otros tres años y es destinado a una base aérea en Alemania. Allí forma un grupo y actúa en los clubs de las localidades vecinas a la base. Un día un amigo lo convence para que envíe sus canciones a un editor de Nashville. En 1965, de vuelta en Nueva York, Kris estaba a punto de aceptar un puesto como instructor en la academia militar de West Point, pero a última hora, y contra el deseo de sus padres, viajó hacia Nashville con unas cuantas canciones escritas como único equipaje.

Los siguientes cuatro años fueron una constante lucha por sobrevir y seguir escribiendo. Trabajaba como camarero y de conserje nocturno en los estudios de Columbia Records, al tiempo que ofrecía sus canciones a las estrellas del country del momento. Dos de ellos respondieron a su persistencia y a su talento: Johnny Cash y Roger Miller. Miller fue el primero en grabar en 1969 un tema de Kristofferson, el célebre 'Me and Bobby McGee'. Cash tomó su 'Sunday mornin' comin' down' (una deliciosa oda a las resacas) y la convirtió en un gran éxito que fue nº1. En 1970, Kris fue el primer sorprendido cuando la Country Music Association la nombró Canción del Año.


Una Mañana de Domingo de Resaca

Me desperté el domingo a la mañana
sin encontrar la forma de aguantar mi cabeza para que no me doliera
y la cerveza que me tomé como desayuno
no estaba mal, así que tomé una más de postre.
Atravesé mi cuarto a trompicones
en busca de mi ropa, y encontré la menos sucia de mis camisetas,
me afeité y me peiné,
y bajé tropezando por las escaleras para encontrar el día.

La noche anterior me saturé el cerebro con el humo
de cigarrillos y canciones que escogí
pero me encendí el primero y observé a un chaval
maldiciendo la lata que estaba pateando.
Entonces crucé la solitaria calle y detecté
el olor dominical de alguien friendo pollo,
y eso me hizo recordar algo que,
de alguna manera perdí en alguna parte del camino

Caminando por la acera en una mañana de domingo,
deseando, Señor, estar colocado.
Porque hay algo en los domingos,
que hace que te sientas muy solo.
Y no hay nada excepto la muerte,
tan solitario como el sonido
silencioso de las calles de la ciudad dormida
durante una mañana de domingo de resaca.

En el parque ví a un padre con
una pequeña niña sonriente que se columpiaba
y me detuve junto a una escuela dominical
escuché la canción que cantaban.
Entonces me dirigí de vuelta hacia casa y
en algún lugar, a lo lejos, sonaba una campana
y su eco resonó a través del cañón
como los sueños del ayer desvaneciéndose.

Caminando por la acera en una mañana de domingo,
deseando, Señor, estar colocado.
Porque hay algo en los domingos,
que hace que te sientas muy solo.
Y no hay nada excepto la muerte,
tan solitario como el sonido
silencioso de las calles de la ciudad dormida
durante una mañana de domingo de resaca.

Para entonces, Cash y Kristofferson se habían hecho grandes amigos y Cash le sugirió a Kris que cantara sus propias canciones. El tejano firmó con Monument Records y en 1970 apareció su primer álbum 'Kristofferson' (más tarde, debido al éxito de Joplin, renombrado a 'Me and Bobby McGee'), que contenía sus propias versiones de 'Me and Bobby McGee' y 'Sunday mornin comin' down'. Incluía también otras magníficas canciones como 'Help me make it through the night', 'To beat the devil' y 'For the good times'. La publicación del álbum no tuvo mucha repercusión en las listas de ventas, sin embargo sus canciones comenzaban a ser interpretadas por cada vez más artistas no sólo de country, también de rock y pop.

Cuando Janis Joplin grabó y popularizó póstumamente su versión de 'Bobby McGee', convirtiendo la canción en un hit internacional, Kristofferson ya había publicado su segundo álbum, 'Silver Tongued Devil and I' (1971), con temas como 'Jody and the Kid', 'Lovin' her was easier (Than anything I'll ever do again)'  y el que dió título al álbum, que fue disco de oro.
Por ésta época, Hollywood también había descubierto a Kristofferson y el cantante añadió su carrera como actor a su ya ocupada agenda de conciertos. Desde entonces ha intervenido en más de 100 films destacando sus papeles en 'Pat Garret y Billy the Kid' (1973), 'Traedme la cabeza de Alfredo García' (1974), 'Las puertas del cielo' (1980) y 'Blade' (1998).

Rita Coolidge y Kris
En 1973 Kris -tras sendos romances con Janis Joplin y Barbra Streisand- se casó con la cantante Rita Coolidge, con la que tuvo un hijo y permaneció siete años hasta su divorcio -el famoso 'seven-year itch'-, en 1980. Durante su relación grabaron juntos tres álbumes que destilaban tanto amor almibarado como autocomplacencia, 'Full Moon' (1973), 'Breakaway' (1974) y 'Natural Act' (1978). Sin embargo, fueron nominados a varios Grammy y la fama de Kris creció, algo que el músico no llevaba bien a causa de su miedo escénico y extremada timidez.

Kristofferson y Barbra Streisand
Su conflicto con la fama llegó a un punto máximo después del estreno del film 'A star is born' (1976), en el que por su papel protagonista junto a Barbra Streisand, recibió un Globo de Oro y fue nominado al Oscar. No fue capaz de digerir tanto éxito y se enganchó a la botella y en 1980 se divorció de Rita Coolidge. Tardó unos cinco años en volver a ser el mismo. Con su recién estrenada sobriedad se volvió a casar y retornó al mundo de la música country, donde se reencontró con sus amigos Cash, Jennings y Nelson que habían pasado por procesos similares.

The Highwaymen
Juntos formaron el supergrupo The Highwaymen y publicaron su primer álbum en 1985. En 1987 publicó un nuevo álbum, 'Repossessed', con el que recuperó el favor del público y la crítica, volviendo a realizar conciertos y giras. Repetiría la experiencia con los Highwaymen en dos ocasiones más, 'Highwayman 2' en 1990 y 'The Road Goes on Forever' en 1995.
Kristofferson, que se ha definido hace poco como "un viejo alcohólico, que trata de vivir al día", sigue, además de su carrera cinematográfica, publicando discos. En enero de 2013 se publicó el que hizo el álbum nº 21 de su carrera, 'Feeling Mortal' y en junio de 2016 apareció su más reciente álbum: 'Cedar Creek Sessions'.

No hay comentarios:

Publicar un comentario