14 junio 2017

Marcus Miller


Hoy cumple 58 años Marcus Miller, bajista de jazz nacido en Brooklyn (New York), que en los años setenta trabajó como músico de sesión para Aretha Franklin, Roberta Flack, Grover Washington Jr, Donald Fagen y David Sanborn, entre otros. En 1981 se unió a la banda de Miles Davis, con quien permaneció dos años. También consiguió varios Grammy produciendo trabajos para otros artistas como Luther Vandross, Chaka Khan y Bob James.

Con una carrera profesional que se remonta a sus años adolescentes, Marcus ha tocado en alrededor de 400 álbumes de unos 200 artistas diferentes. Su trabajo como bajista de sesión en los años ochenta, además de participar en numerosos jingles publicitarios de radio y TV, le llevó a participar en las grabaciones de hits de Aretha Franklin y Luther Vandross, así como en el álbum 'Tutu' de Miles Davis, con producción y composiciones de Miller. Como bajista ha logrado desarrollar un estilo propio a pesar de ser acusado durante muchos años de ser un clon de Jaco Pastorius. En 1983 debutó como músico en solitario y, desde entonces, ha publicado más de una docena de álbumes, uno de los cuales, 'M2', ganó un Grammy en 2002 por mejor álbum de jazz contemporáneo.

Marcus, nacido en Brooklyn, se crió en el barrio jamaicano del vecino Queens. Sus primeras influencias musicales las recibió de su padre, que tocaba el piano y el órgano en la iglesia local. Tras ver actuar a los Jackson 5, el jóven Marcus comenzó a formar grupos vocales con otros niños del barrio. Con ocho años tocaba la flauta y con diez dominaba el clarinete. Estudió composición y teoría musical en la escuela, pero también adquirió importantes conocimientos en casa. "Cuando tenía trece o catorce años, compraba las partituras de las canciones populares del momento para tocarlas. Mi padre me enseñó atajos para interpretar las partituras. Me enseñó a leer los acordes de guitarra para crearme mi propio acompañamiento, en vez de intentar descifrar línea a línea  el arreglo escrito. Mi capacidad de lectura al piano no era la mejor, pero aprendí mucho sobre transposición de acordes, segundas voces y armonías."

Miller asistió a la prestigiosa Laguardia School of Performing Arts (aquella que salió en la serie 'Fama'), donde siguió perfeccionando el clarinete y comenzó a estudiar el bajo por su cuenta. Poco a poco, el instrumento de las cuatro cuerdas comenzó a predominar sobre los demás, sobre todo, tras formar Marcus varias bandas de funk con amigos de la academia y del barrio. Tras graduarse en la highschool con 16 años, Miller intentó seguir con sus estudios de clarinete en la Universidad de Queens, mientras tocaba con grupos locales como Harlem River Drive. Asistía a clase por las mañanas y por las tardes trabajaba como músico de sesión o actuando. Formó parte en 1978 de la banda del programa Saturday Night Live, donde conoció a David Sanborn. Así se mantuvo durante dos años, hasta que abandonó los estudios y el clarinete para dedicarse de lleno al bajo.

Marcus y Miles
Para entonces Miller ya había realizado su debut discográfico como bajista en el álbum 'Big City' (1976) del batería Lenny White y en los años siguientes sería uno de los bajistas más demandados para grabaciones de jazz, cantantes de R&B y jingles publicitarios. Trabajó con Roberta Flack, Carly Simon, Elton John, Frank Sinatra, Donald Fagen, David Sanborn y Bobbi Humphrey, entre muchos otros, y en 1980 entró a formar parte de la banda de Miles Davis al que acompañó durante dos años en sus giras y en los álbumes 'The Man with the Horn' (1981), 'We Want Miles' (1981) y 'Star People' (1983)


En 1981 se estrenó como productor con el trabajo de David Sanborn 'Voyeur', por el cual Sanborn recibiría un Grammy y daría lugar a más colaboraciones entre ambos, produciendo Miller más álbumes del saxofonista como 'Close Up' (1988), 'Upfront' (1992) e 'Inside' (2000), éste último también ganador de un Grammy.

Luther Vandross
En 1986 volvió a reunirse con Miles y Miller se convirtió en un colaborador significativo en lo que sería la última etapa creativa del trompetista, produciendo y componiendo la práctica totalidad de los temas del álbum 'Tutu' (1986). La obra, que incorporaba elementos del jazz tradicional y el electrónico, fue recibida con entusiasmo y calificada como uno de los mejores álbumes de jazz de los años ochenta. Miller también dejó su sello en la escena del R&B contemporáneo tocando en canciones de éxito como 'Jump to it' y 'Get it right' de Aretha Franklin y 'Never too much' de Luther Vandross. Con Vandross mantuvo una relación profesional de más de veinte años y siguió produciendo y componiendo temas para él como 'Til my baby comes home', 'It's over now', 'Any love' y 'Power of love', que ganó el Grammy de 1991 por mejor canción de R&B del año.

Los tradicionalistas del jazz estaban muy molestos por su incesante uso de instrumentos electrónicos en sus grabaciones de jazz de los años ochenta. El uso de cajas de ritmo y sintetizadores fueron habituales durante la década, especialmente en el subgénero 'smooth-jazz', del que su amigo David Sanborn era un abanderado. Miller se defendía en la revista Sound on Sound: "La tecnología nos ha ayudado a facilitar el trabajo en el estudio y a la hora de editar discos. En cambio, no te ayuda a escribir mejores canciones o a tocar mejor tu instrumento. Muchos culpan a la tecnología, pero no es la culpable. Hay muchas maneras de hacer mala música. Si alguien toca mal una guitarra, nadie se queja del instrumento, entonces, ¿porqué culpar a la tecnología?"

Su eficiencia con el bajo eléctrico está ampliamente reconocida. No sólo ha estado involucrado en el desarrollo del 'slap bass' (especialmente su técnica con el pulgar), también su técnica con el bajo sin trastes (fretless) ha inspirado a muchos, llevando el fretless bass a contextos musicales y géneros previamente inexplorados. En 1983 grabó su primer álbum en solitario, 'Suddenly', al que siguió 'Marcus Miller' en 1984. Ambos trabajos adolecieron de un sonido propio y personal y se vieron muy influenciados por sus últimos trabajos con Luther Vandross.

Aguardó casi una década antes de publicar otro álbum. Esta vez sí logró un trabajo personal con 'The Sun Don't Lie' (1993) por el fue nominado a un Grammy. Para promocionar el disco, Miller realizó una gira que ayudó a restablecer su reputación como músico de jazz. En 1995 grabo 'Tales', en el que Miller continuó expandiendo los horizontes del género combinando el soul del jazz de los setenta con nuevas formas de música afroamericana como el hip-hop. Dos años después formó parte de la banda 'Legends', un supergrupo formado por Joe Sample, Eric Clapton, Steve Gadd y David Sanborn, con los que realizó una gira de siete conciertos en Europa.

En 2001 se publicó 'M2: Power and Grace', con composiciones originales de Miller y standards de John Coltrane y Charles Mingus. El álbum tuvo una excelente acogida entre los críticos y recibió el Grammy por mejor álbum de jazz contemporáneo. En 2005 salió a la venta 'Silver Rain', que además de originales de Miller, contenía temas de Edgar Winter, Stevie Wonder, Jimi Hendrix y Prince, además de una versión de la 'Sonata Claro de Luna' de Beethoven y un tema co-escrito y cantado por Eric Clapton.


En los últimos años Miller se ha dedicado a la composición de bandas sonoras y en 2007 presentó la gira 'Thunder' junto a otros dos magníficos bajistas: Victor Wooten y Stanley Clarke. En 2008 se publicó 'Marcus' y el 28 de mayo de 2012 apareció 'Rennaisance'. Su trabajo más receinte fue el álbum 'Afrodeezia' publicado en 2015.

No hay comentarios:

Publicar un comentario