07 junio 2017

Miguel Ríos


Hoy cumple 73 años el cantante granadino Miguel Ríos que comenzó su carrera en 1962 como uno de los pioneros del twist y el rock'n'roll en España y hasta su retirada en 2011 desarrolló una brillante e influyente carrera en la que pasó por varios géneros como pop, jazz-rock, sinfónico y blues, marcando el camino para toda una generación de músicos españoles. El rey Juan Carlos I cuando le entregó a Miguel Ríos la Medalla de Oro al Mérito en la Bellas Artes -la primera que se concedía a un rockero en España- lo presentó con estas palabras: “La música tiene muchos registros y alguno de ellos no tiene a veces el reconocimiento que debería tener como hecho musical y como realidad social. Me refiero al rock. Con Miguel Ríos, el rock español alcanzó su auténtica categoría como arte musical y su más plena expansión de una nueva realidad social, sin la cual es imposible entender nuestra historia más reciente”.

El menor de siete hermanos pasó una infancia normal en el colegio de Salesianos y en las calles del barrio de La Cartuja, su segunda escuela. Pronto encontró trabajo en el departamento de discos de unos grandes almacenes, donde se acercó a una música que todavía disfruta: el rock. En 1961 ganó un concurso radiofónico en Granada cuyo premio llevaba consigo un contrato discográfico. Este se materializó al año siguiente y Miguel se trasladó a Madrid donde los responsables de Philips le pusieron como nombre artístico 'Mike, el rey del twist', aprovechando la nueva moda mundial que surgió con el baile.

Su primer EP contenía la versión en español del famoso tema de Hank Ballard popularizado por Chubby Checker, además de una versión de una canción de Pino Donaggio, 'Pera madura', considerada por muchos el nacimiento del rock en España. Corría el año 1962, tenía 17 años y le pagaron 3.000 ptas. (18€) Los meses siguientes debuta en las legendarias matinales del Price junto a los Relámpagos, Los Tonys, Los Extraños y Les Chats Noires

Durante la década de los 60 llegaron canciones en clave rock como 'Popotitos' (1962), 'La pecosita' y 'Da-do-ron-ron' (1963) o 'El rock de la cárcel' (1970), mezcladas con ritmos del momento (twist, madison, surf, locomotion), tendencias USA ('El ritmo de la lluvia'), canciones que venían de Francia ('Detén la noche'). También italianas ('Oh mi señor'), bandas sonoras de películas ('Serenata bajo el sol'), acercamientos a los Beatles ('Yesterday') y versiones de clásicos ('Unchained melody'). Algunas de ellas tenían como grupo de acompañamiento a los Relámpagos y a los Sonor.


En 1968, ya con su nombre verdadero, ficha por Hispavox donde logra un par de hits nacionales con ‘El río’ y ‘Vuelvo a Granada’.

A partir de este momento su trayectoria musical fue en ascenso y en 1969 trabaja con Rafael Trabuchelli y Waldo de los Ríos en la adaptación del cuarto movimiento de la novena sinfonía de Beethoven, el ‘Himno a la Alegría’. Este single lo consagró como cantante en España y el resto del mundo. Vendió siete millones de copias, copando los primeros lugares de las listas de éxitos en Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania, Japón, Suecia, Italia, Austria, Holanda, Canadá...

En los años 70 experimentó con el rock progresivo (’La Huerta Atómica’, 1976) y el jazz-rock (’Al-Andalus’, 1977), pero volvió al rock’n’roll en 1979 con 'Los viejos rockeros nunca mueren'. Fue el comienzo de una serie de éxitos que continuó en 1980 con 'Rocanrol bumerang' (disco de oro y 'Santa Lucía' como canción tótem) y, sobre todo, el doble LP 'Rock & Ríos' (1982), conmemorando sus 20 años de carrera, que vendió 400.000 ejemplares y situó al rock español a nivel internacional en todos los aspectos.


Un año más tarde apareció 'El rock de una noche de verano', con vocación antinuclear y una gira de 32 conciertos por campos de fútbol y plazas de toros que atrajo a más de 700.000 espectadores. En 1985 repitió la experiencia con 'Rock en el ruedo' y en 1986 el legendario Tom Dowd produjo su disco 'El año del cometa'.

La vocación latinoamericana y solidaria de Miguel Ríos se puso de manifiesto también en 1986 cuando organizó los primeros 'Encuentros de Rock Iberoamericano'. Durante tres días, actuaron en el Palacio de los Deportes (Madrid) lo mejor del rock mexicano, argentino, chileno, brasileño, venezolano y español, ofreciendo por primera vez al público español la oportunidad de acercarse a artistas sepultados por el poderío económico del rock anglosajón. Fue una apuesta impagable por la identidad latina, que todavía hoy continúa dando frutos.

En 1987 presenta el programa de TV ‘Qué noche la de aquel año’, trabajo por el que recibe un Ondas. En 1991 publica 'Directo al corazón'. En esos años realiza varias giras por Latinoamérica, cerrando su contrato con Polydor en 1992 con la publicación del recopilatorio 'Así que pasen 30 años', que incluye una canción nueva y otra inédita. En 1993 recibe la ya mencionada Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes, la primera que se concede a un rockero en España, de manos del rey Juan Carlos. Durante ese año y el siguiente realiza y presenta para Canal Sur el programa 'Fiebre de sur'.

En el verano de 1996 comienza una gira espectacular junto con Ana Belén, Víctor Manuel y Joan Manuel Serrat, 'El Gusto es Nuestro'. Más de 500.000 espectadores en 34 conciertos en plazas de toros y otros grandes espacios que dieron lugar a un CD, un programa de televisión y un libro 'Diario en Ruta', escrito por Víctor Manuel. Antes de finalizar el año realizó una gira por Latinoamérica acompañado por una de las mejores bandas de rock de nuestro país.


En 1997 Miguel Ríos cumplió 35 años en la música y lo celebró haciendo una gira a nivel nacional llenando auditorios y teatros acompañado por una big-band de 16 músicos de reconocida trayectoria en el panorama musical, diseñando un espectáculo intimista en lo que él considera su aventura más arriesgada, novedosa, romántica y enriquecedora de los últimos años.

A final del 97 inicia un tour por Latinoamérica con 'El Gusto es Nuestro'. Dieciocho conciertos durante más de dos meses, en los que Ana, Miguel, Víctor y Joan, acompañados por un enorme despliegue de músicos y técnicos, consiguieron emocionar a millares de personas en el continente americano. En 1999 graba un doble CD para RCA: 'Ana Belén y Miguel Ríos: Cantan a Kurt Weill'. Una experiencia arriesgada nacida del espectáculo dedicada a las canciones de Kurt Weill y Bertold Brecht celebrado en el Auditorio Manuel de Falla de Granada.

En 2008 publica, 'Sólo o en compañía de Otros' y el 2010 el último disco de su carrera, 'Bye bye Ríos'. nombre que también recibió su gira de despedida que comenzó en Granada, su ciudad natal, el día 17 de septiembre de 2010 y tuvo su último concierto en España exactamente un año después, en Sevilla. Posteriormente a esto, inició una mini-gira por diversas ciudades de México dónde realizó varios conciertos de despedida. Actualmente se encuentra retirado como músico profesional y ofrece su voz a colaboraciones esporádicas y a numerosas causas benéficas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario