30 julio 2017

Buddy Guy


Hoy cumple 81 años el guitarrista de blues Buddy Guy, nacido en Lettsworth (Louisiana). Aunque su música suele ser etiquetada como 'Chicago blues', su estilo es único e inclasificable. Puede variar desde el blues más profundo y tradicional a imprevisibles y radicales amalgamas de blues, soul, free jazz y rock progresivo que mutan en cada actuación de Guy.

Willie Dixon, Waters y Guy en Chess
Buddy aprendió las primeras nociones de guitarra en un arco 'diddley' de fabricación casera de dos cuerdas. Más tarde conseguiría una guitarra acústica Harmony, que ahora descansa en el Rock and Roll Hall of Fame. A comienzos de los años cincuenta tocó con varias bandas de Baton Rouge y, tras moverse a Chicago y ganar una competición de guitarristas que se llevó a cabo con la participación de Otis Rush y Magic Sam, Buddy cayó bajo la influencia de Muddy Waters quien lo llevó a Chess Records. Chess fue su discográfica hasta 1968, pero Leonard Chess, cuyos gustos eran muy tradicionales, tildaba la música de Guy de 'ruidosa' y lo mantuvo relegado como músico de sesión en las grabaciones de Muddy Waters, Howlin' Wolf, Little Walter, Sonny Boy Williamson, Koko Taylor, entre otros.

Buddy Guy y Junior Wells en 1969

En 1967, por fin se publicó 'I left my blues in San Francisco', que estilísticamente era muy similar a todos los del boom del soul de la época. Durante esos años apareció en varias grabaciones de Junior Wells en Vanguard Records, hoy consideradas de los mejores muestras del 'chicago blues' de los años sesenta.

Con Clapton en el Supershow
En 1969 apareció junto a Eric Clapton, Jack Bruce, Buddy Miles, Led Zeppelin, Stephen Stills y Jon Hiseman entre otros, en el 'Supershow', unas actuaciones filmadas en una fábrica abandonada de Staines (Inglaterra). Pretendía ser una reunión de grandes músicos al estilo del 'super session' de Al Kooper y Mike Bloomfield.
En los setenta, Buddy Guy cayó en el olvido, como la mayoría de músicos de blues que inspiraron e instigaron el blues-rock que practicaban ahora sus discípulos los cuales recibían la fama y el reconocimiento. Eric Clapton fue uno de los que se acordó de Guy en 1990 y lo contrató para que formara parte del grupo con el que Clapton realizó 42 conciertos en el Royal Albert Hall de Londres a lo largo de dos años. Un 'grandes éxitos' de esos conciertos, '24 Nights', se publicó en 1991.

Ese mismo año, Guy obtuvo un contrato de grabación con Silvertone Records. Su primer álbum con el nuevo sello, 'Damn Right, I've Got The Blues', fue un gran éxito y contaba con colaboraciones de Eric Clapton, Jeff Beck, Mark Knopfler y los Memphis Horns. Recibió un Grammy al mejor álbum de blues contemporáneo. En 1993 y 1994 repitió premio y éxito con 'Feels like Rain' y 'Slippin' In', y desde entonces, ha publicado más de una docena de álbumes de estudio, además de varios discos en directo y recopilaciones de sus primeras grabaciones. Su entrega más reciente fue 'Rhythm & Blues', publicado en julio de 2013, que supuso su cuarto album en alcanzar el nº1 en las listas de blues, tras 'Sweet Tea' (2001), 'Skin Deep' (2008) y 'Living Proof' (2010), por el que obtuvo su sexto premio Grammy.

Ha sido llamado 'el puente entre blues y rock and roll' y fue el enlace histórico entre los pioneros del blues eléctrico de Chicago como Muddy Waters y Howlin' Wolf y los más contemporáneos Eric Clapton, Jeff Beck, Hendrix, Jimmy Page y Stevie Ray Vaughan. Éste último dijo: "Sin Buddy Guy no existiría Stevie Ray. Buddy tiene la increíble capacidad de ir de un espectro a otro. Puede tocar con el silencio más silencioso que jamás hayas oido ¡y también puede tocar de la forma más ruidosa que jamás hayas oido!. Yo acostumbro tocar fuerte, la mayoría de las veces, pero los tonos de Buddy son sencillamente increíbles... ¡el puede ponerle tanta emoción usando tan poco volumen!".

También Clapton manifestó su pasión por su música: "Buddy Guy fue para mí lo que Elvis significó para otros". Eric, nada proclive a los halagos también llegó a afirmar: "Buddy Guy es sin ninguna duda el mejor guitarrista vivo. Su forma de tocar revolucionó el blues rock". Jimi Hendrix, cuyas acrobacias con la guitarra tocando por encima de la cabeza o con los dientes estaban inspiradas en Buddy que ya las practicaba años antes, dijo: "El paraíso es estar tumbado a los pies de Buddy Guy mientras lo escuchas tocar su guitarra". Todo un 'músico de músicos', al que actualmente se le puede ver casi cada noche en Chicago sentado junto a la barra del 'Legends', el mejor local de blues de la ciudad, que Buddy regenta con orgullo. En julio de 2015 publicó su álbum más reciente 'Born to Play Guitar' que, de nuevo, obtuvo el Grammy en 2016 al mejor álbum de blues.

No hay comentarios:

Publicar un comentario