16 julio 2017

Rubén Blades


Hoy cumple 69 años Rubén Blades, nacido en Panamá. Blades tiene tres carreras bien distintas y diferenciadas entre sí. Por un lado es un compositor, productor y cantante de lo que algunos han llamado 'salsa intelectual'. No en vano para muchos seguidores de su música en Hispanoamérica está considerado como el 'poeta de la salsa'. Tanto en solitario como acompañado de Fania All Stars o Willie Colon ha publicado más de treinta álbumes, recibiendo seis premios Grammy.
Como actor de Hollywood ha aparecido en treinta películas como 'Un lugar llamado Milagro', 'Enemigo Íntimo', 'Abajo el telón' y 'Todos los caballos bellos', junto a artistas de la talla de  Melanie Griffitth, Diane Keaton, Jack Nicholson, Denzel Washington o Bruce Willis.
Finalmente, Blades posee la carrera de abogado y fue durante años un entregado activista social que ha defendido los derechos humanos y civiles en Panamá. Tras un intento fallido de alcanzar la presidencia del país en 1994 (quedó tercero con el 20% de los votos), ha ejercido como Ministro de Turismo en uno de los últimos gobiernos panameños (2004-2009).

Nacido en 1948 en la ciudad de Panamá, fue el segundo de cinco hijos de Anoland Bellido de Luna, una cantante y pianista de nightclub y Rubén Blades Sr, músico, jugador de baloncesto e inspector de policía. Su abuela Emma, una mujer culta y librepensante jugó un papel importante en la infancia de Rubén. Blades la recordaba en una entrevista: "Menuda mujer! Practicaba el yoga y el espiritismo, pertenecía a los Rosacruces, levitaba y era vegetariana cuando nadie se había planteado entonces tal cosa. Me llevaba al cine a ver películas americanas y me enseño el verdadero sentido de las palabras justicia y verdad." Rubén creció con el nacimiento del rock'n'roll en los cincuenta y sesenta, escuchando a Elvis y a los Beatles. Pero en su hogar también sonaba el jazz americano de Dizzy Gillespie, Glenn Miller y Duke Ellington así como artistas latinoamericanos como Beny Moré, Pérez Prado y la Orquesta Casino de la Playa.

Uno de sus ídolos era el cantante adolescente Frankie Lymon, cuyas canciones se sabía de memoria y a quien llegó a escribir una carta con el fin de unirse a su grupo. Su madre jamás envió la carta, pero en su lugar le compró una guitarra. Su primera experiencia en un escenario la tuvo sustituyendo a última hora al cantante del grupo de su hermano, los Saints. Tocaban versiones de clásicos norteamericanos y Rubén cantaba en inglés. Pero su idílica imagen del mundo americano se le vino abajo cuando en 1964 se produjeron los primeros disturbios sociales entre norteamericanos y panameños que provocaron 21 muertos y más de 500 heridos. Rubén, decidió entonces no volver a cantar en inglés y se metió de lleno en la música latina escuchando las creaciones del sexteto de Joe Cuba, Ismael Rivera, Cortijo y su Combo y Cheo Feliciano, cuyo estilo vocal Rubén imitaba a la perfección.

Los Salvajes del Ritmo
Al mismo tiempo asistió a la Universidad de Panamá donde estudió Derecho y Ciencia Políticas. Continuó cantando y formó parte del Conjunto Latino y los Salvajes del Ritmo. En 1968 grabó un álbum con Bush y los Magníficos que llegó a oídos del productor de Joe Cuba en Nueva York. Se le invitó a unirse a la banda de Cuba, pero Rubén prefirió quedarse en Panamá para terminar su carrera de abogado. No obstante, la dictadura militar panameña clausuró la Universidad a causa de unos disturbios y Rubén decidió entonces viajar a Nueva York. Allí conoció a numerosos músicos latinoamericanos como Tito Puente, Machito y Willie Colón que se estaban abriendo paso con éxito en los Estados Unidos

Allí grabó con Pete Rodriguez el álbum 'De Panama a New York'. Poco después de su publicación, que resultó un fracaso comercial, la Universidad panameña fue reabierta y Blades regresó para finalizar sus estudios. Tras graduarse en 1972 aceptó un trabajo de abogado en el Banco de Panamá. En 1973, el padre de Rubén, que trabajaba en la policía secreta del pais, fue acusado por el teniente coronel Noriega, jefe del Servicio de Inteligencia del país, de estar realizando espionaje para la CIA. Blades Sr. negó las acusaciones, pero prefirió abandonar Panamá e instalarse en Miami con su familia. Rubén (hijo) le siguió al año siguiente y se instaló en Nueva York, donde trabajó para el consulado panameño y trató de buscarse un hueco en la escena neoyorquina de salsa. Poco después trabajó en la sección de correos de la discográfica Fania, donde entró en contacto con gente del negocio. Primero se dio a conocer como compositor y más tarde como cantante. Al poco tiempo, debutó con la banda de Ray Barreto en el Madison Square Garden sustituyendo al cantante solista de la orquesta.

Rubén y Willie Colón en 1977
Dos años después se encontraba con el trombonista Willie Colón, quien colaboró con él como arreglista y grabando 'Metiendo Mano' (1977), con temas como 'Pablo Pueblo', escrita por Blades en 1968, o 'Plantación adentro', un tema de Tite Curet Alonso, que trataba sobre el trato brutal perpetrado a los nativos americanos durante la etapa colonial y que se hizo tremendamente popular en los países caribeños.
Un año después ambos publican 'Siembra', considerado el álbum de salsa más popular de la historia. Lleva vendidas más de 25 millones de copias, y aún hoy es un punto de referencia para la salsa estableciendo un alto listón para la música afrocaribeña.


El disco produjo dos singles de gran éxito: 'Plástico' y 'Pedro Navaja', cuyo personaje principal era como una versión hispana de 'Mack the Knife'. Blades explicó su punto de vista: "El álbum tuvo éxito no sólo por la música y el ritmo para bailar. También se sentían identificados con los personajes que aparecían en las canciones". Por ello a su música la llamaron 'salsa consciente' o salsa con contenido social.

Seguidamente Blades compartiría cartel con artistas como Celia Cruz, Tito Puente y Johnny Pacheco, así como el grupo Fania All Stars. Canciones de esa época son 'Paula C', 'Juan Pachanga' y 'Sin tu cariño', estas dos últimas con solos de piano de Papo Lucca. En 1978 Blades compuso el tema 'El Cantante', que ante la insistencia de Willie Colón Rubén cedió al ex-compañero de Willie, Héctor Lavoe (conocido en el gremio salsero como el 'cantante de cantantes'), quien la grabó y la convirtió en éxito y en su canción bandera.

Sin embargo no en todas partes eran celebradas sus politizadas letras. En 1981 se publicó 'Canciones del Solar de los Aburridos', que incluía el tema 'Tiburón', muy crítico con la intervención estadounidense en los gobiernos caribeños lo que motivó que las emisoras de Miami prohibieran la emisión de la cancíón y que Blades se viera obligado a llevar un chaleco antibalas cuando actuaba allí. Otro tema muy popular del mismo disco fue 'Ligia Elena'. Ese mismo año 1981 tuvo su primera experiencia cinematográfica apareciendo en el film 'The last fight'

Los Seis del Solar (1983)
Tras cinco años juntos y cuatro discos de oro, Blades dejó de colaborar con Colón en 1982 para centrarse en sus propios temas y fundó su grupo, Seis del Solar, que practicaba una inusual fusión de salsa tradicional, jazz, rock, doo-wop y otros ritmos latinos. Decidió prescindir de los metales para distinguirse de su anterior etapa con Willie e incorporó a su sonido elementos del rock contemporáneo, como los sintetizadores. Muy populares en las comunidades latinas, su primer álbum fue el primer disco de salsa en publicarse en una gran compañía, Elektra/Asylum Records.

'Buscando América' (1983)
Mientras la mayoría de los trabajos del género contenían letras festivas e intrascendentes, 'Buscando América' (1983) incluía canciones que tocaban temas serios de contenido social y político, como 'El padre Antonio y el monaguillo Andrés', dedicado al padre Arnulfo Romero (asesinado por el gobierno represivo de El Salvador de aquella época, solo por adquirir conciencia y poner voz a los sin voz, exigir respeto por los derechos humanos y reclamar justicia social; fue catalogado de comunista y asesinado vilmente) o 'Desapariciones', en la que hablaba sobre los secuestros políticos perpetrados por las dictaduras latinoamericanas. El álbum vendió 300.000 copias en los primeros meses, fue nominado a los Grammy y la revista Time lo incluyó en el Top10 de los mejores álbumes del año.


A continuación, Blades decidió realizar un viejo sueño: Graduarse en leyes por la universidad de Harvard. Una vez conseguido, en 1985, volvió a la música con 'Escenas' (1985), que incluía temas como 'Sorpresas (Pedro Navaja II)' o 'Silencios', a dúo con Linda Ronstadt.

'Nothing but the Truth' (1988)
Le siguió en 1987 'Agua de Luna', con canciones inspiradas en las obras de Gabriel García Márquez. En 1988 rompió su antigua promesa de adolescente y grabó un álbum íntegramente cantado en inglés, 'Nothing But the Truth', en el que colaboraron músicos como Sting, Elvis Costello, Eric Clapton y Lou Reed. Contenía temas como 'The letter', 'In Salvador' y 'Ollie's doo-wop' en el que satirizaba a Oliver North y su escándalo del Iran-Gate. Un año después añadió un séptimo miembro a su grupo que pasó a llamarse Son del Solar y publicó el álbum ganador de un Grammy, 'Antecedentes'.

Mientras mantenía su agenda ocupada con grabaciones y giras, Blades continuó con su carrera en el cine, apareciendo en el film 'Un lugar llamado Milagro' (Robert Redford) en el papel de Sheriff que trata de mantener la paz entre los habitantes de un pequeño pueblo de Nuevo Mexico y una compañía constructora que pretende establecerse allí. Más tarde trabajó con Jack Nicholson en 'The Two Jakes' y en una comedia romántica, 'Crazy from the heart', con Christine Lahti. Activo en numerosas campañas de defensa de los derechos humanos en su natal Panamá, también ha participado en eventos internacionales, como el video anti-apartheid 'Sun City' que grabó en 1988 junto a Bono, Bonnie Raitt y Bruce Springsteen, entre otros.

En 1991, tras la caída del primer gobierno democrático posterior a la invasión de Estados Unidos para deponer al general Noriega, Blades vuelve a Panamá con la intención de fundar un partido, el movimiento Papa Egoró, cuyos fundamentos había redactado con el fin de erradicar la corrupción, el desempleo y el tráfico de drogas en Panamá. Para ello se postula como presidente del país y, aunque las primeras encuestas parecían favorecerle, sólo consigue un tercer puesto con un 20% de los votos. No obstante, miembros del partido consiguen cargos importantes en el gobierno. "En ningún momento, -explica Rubén- "pensé en llegar a presidente o nada por el estilo y, si lo hubiera conseguido, no hubiera sido por deseos de poder. Lo que pretendíamos era poner de manifiesto que hay una parte importante de la población panameña que no está de acuerdo y no se identifica con la política que se les ha impuesto. La campaña que realizamos consiguió sus propósitos totalmente".

Lisa Lebenzon y Rubén Blades
Algunos críticos de Blades sugirieron que los resultados hubieran sido diferentes si Rubén no hubiera escogido como esposa a una rubia anglo-sajona, la actriz norteamericana Lisa Lebenzon. En algunos casos las críticas fueron duras: "En el fondo, Blades sabe que ha olvidado a sus amigos, a su gente, su país, su música e incluso a sí mismo". En el aspecto musical, Rubén Blades inaugura la década de los noventa firmando contrato con Sony Music International, que abre una nueva etapa en su carrera.

'Tiempos' (1999)
Sus siguientes trabajos, 'Caminando', 'Amor y control' y 'La rosa de los vientos', producido íntegramente en Panamá con músicos y técnicos del país, conforman una trilogía en la que su obra definitivamente se encamina hacia la universalización de los ritmos y estilos que conforman la música latina, adoptando influencias celtas, árabes e hindúes en sus obras. En 'Tiempos', publicado en 1999, colaboró con el grupo de jazz costarricense Editus, por el que ganó un Grammy por 'mejor disco de pop latino'. El año 2003 ganó un Grammy latino por su álbum 'Mundo' y, dos años después, 'Across the 110th Street', con la Spanish Harlem Orchestra fue nominado al mejor disco de salsa/merengue del año.

Rubén poniendo cara de político
Entre 2004 y 2009 Blades ejerció como Ministro de Turismo y es curioso constatar que su etapa de ministro ha sido bajo el mandato de Martín Torrijos, hijo de uno de los dictadores -Omar Torrijos (1968-1981) y Manuel Antonio Noriega (1981-1989)- cuyos regímenes combatió y criticó duramente en sus letras.

Rubén con Cheo Feliciano
Una vez cumplida su etapa como político, Rubén ha vuelto a la música y publicó en 2009 'Cantares del Subdesarrollo' y reunió a sus Seis del Solar para celebrar su 25 aniversario con una gira por las Américas. Con ellos publicó también en 2010 el álbum doble 'Todos Vuelven Live'. Tras una gira por Europa, publicó en 2012 un álbum junto con Cheo Feliciano, 'Eba Say Ajá', de nuevo nominado al 'mejor álbum de salsa', del que se extrajo el single 'Lo bueno ya viene'. Su publicación más reciente ha sido 'Tangos', aparecido el mes de junio de 2014, álbum en el que reinterpreta en clave de tango y milonga algunos de sus éxitos más celebrados, con la colaboración del músico argentino Carlos Franzetti y acompañado por la Orquesta de Leopoldo Federico. Por otro lado anunció que va a suspender sus giras fuera de Panamá ya que pretende volver a presentarse a las elecciones presidenciales de su país en 2019.

No hay comentarios:

Publicar un comentario