01 agosto 2017

Jordi Savall


Hoy cumple 76 años el violagambista, director de orquesta y musicólogo español, especializado en música antigua, Jordi Savall i Bernadet. Jordi Savall inició con 6 años su formación musical en el seno del coro de niños de Igualada (Barcelona) su ciudad natal, completándola con los estudios de violoncello que finalizó en el Conservatorio de Barcelona (1964).

En 1965 inicia en autodidacta el estudio de la viola de gamba y la música antigua (Ars Musicae) perfeccionando desde 1968 su formación en la Schola Cantorum Basiliensis (Suiza) en la que, en 1973, sucede a su maestro August Wenzinger y con la cual continua colaborando con cursos y clases magistrales.En 1970 empezó una exitosa carrera como intérprete de viola de gamba, de la que es considerado por la crítica uno de los más grandes intérpretes.
Entre 1974 y 1989 fundó tres conjuntos, Hespèrion XX (1974, ahora Hespèrion XXI), La Capella Reial de Catalunya (1987) y Le Concert des Nations (1989), con repertorios que van desde la Edad Media al siglo XIX, pero que siempre son interpretados con el máximo rigor histórico.
Ha dirigido orquestas de prestigio como la Orquesta Sinfónica de la Fundación Calouste Gulbenkian, la Orquesta Camerata de Salzburgo, la Wiener Kammerorchester y la Philarmonica Baroque Orchestra de San Francisco.

Jordi Savall representa un caso excepcional en el panorama de la música actual. Hace más de treinta años que da a conocer al mundo maravillas musicales abandonadas en la oscuridad de la indiferencia: treinta años que las investiga, las lee y las interpreta, con su viola de gamba o como director. Todo un repertorio esencial devuelto a todos los que tienen los oídos abiertos. Un instrumento la Viola de gamba, de un refinamiento más allá del cual solamente hay el silencio, sacado de su “happy few” (círculo íntimo) que la reverenciaba con los cuales exploran y crean un universo de emociones y belleza, proyectados al mundo y a millones de amantes de la música, y que les han acreditado como principales defensores de tantas músicas olvidadas.

Vive por y para la música, al igual que lo hacía su mujer, la soprano Montserrat Figueras fallecida en noviembre de 2011, y sus dos hijos: Ariana, cantautora y arpista, y Ferran, cantautor e intérprete de guitarra y tiorba. Jordi Savall es una de las personalidades musicales más polivalentes de su generación, sus actividades como concertista, pedagogo, investigador y creador nuevos proyectos, tanto musicales como culturales, le sitúan entre los principales artífices de la actual revalorización de la música histórica.

Con su fundamental participación en la película de Alain Corneau “Tous les Matins du Monde” recibió el “César” a la mejor banda sonora y resultó nominado al mismo premio en 1998 por la partitura de "Marquise". Su intensa actividad concertística (140 conciertos al año), discográfica (6 grabaciones anuales) y recientemente con la creación de Alia Vox –su propio sello editorial– está demostrando que la música antigua no tiene que ser necesariamente elitista y que puede interesar, en todo el mundo, a un público cada vez más joven y más numeroso. Ha grabado más de 160 CDs.

Jordi Savall con Montserrat y su grupo Hespèrion XX

Entre las distinciones recibidas destacan:“Officier de l’Ordre des Arts et Lettres” (1988), la “Creu de Sant Jordi” (1990).“Músico del año” por Le Monde de la Musique (1992) y “Solista del Año” de las “Victoires de la Musique” (1993), “Medalla de Oro de las Bellas Artes” (1998), “Miembro de Honor de la Konzerthaus” de Viena (1999). Doctor Honoris Causa por la Université Catholique de Louvain (2000),“Victoire de la Musique” a su trayectoria profesional (2002) y en 2003 la “Medalla d’Or” del Parlament de Catalunya y el Premio de Honor de la "Deutsche Schallplattenkritik".

Premio nacional "Classic Voice" por el disco clásico musica de Marais y de otros autores del barroco francés por viola da gamba . En enero de 2004 sacó a la luz “Ninna nanna”, una serie de canciones de cuna interpretadas por su mujer Montserrat Figueras y su grupo vocal Hespèrion XX, trabajo que fue alabado por la crítica de The New York Times. En la gala de la 53ª edición de los Premios Grammy, celebrada el pasado 13 de febrero en los Ángeles, se le hizo entrega a Jordi Savall del premio a la mejor composición de pequeño formato por su trabajo “Dinastia Borgia. Iglesia y Poder en el Renacimiento”. En 2014 Savall recibió el Premio Nacional de Música otorgado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte español, al que renunció en protesta por la política cultural del gobierno de Mariano Rajoy. Según el intérprete, el gobierno es «responsable del dramático desinterés y de la grave incompetencia en la defensa y promoción del arte y de sus creadores», así como de «menospreciar a la inmensa mayoría de músicos que con grandes sacrificios dedican sus vidas a mantener vivo el patrimonio musical hispánico, ya que sin ellos todas las músicas medievales, renacentista y barrocas no existirían».

Según Savall, las posibilidades de la Viola de gamba como instrumento solista son, durante el Renacimiento, más bien tímidamente utilizadas, a medida que nos adentramos al siglo XVII vemos surgir en Inglaterra, Francia y Alemania, una nueva literatura en la cual ellas son progresivamente desarrolladas; la Viola de gamba, además de utilizarse "a solo" sin acompañamiento, es asociada a toda clase de instrumentos, en una extensa gama de combinaciones: Viola de gamba solista acompañada por el "bajo continuo"; o concertando con otros instrumentos como el Violín, la Flauta dulce y la travesera, el Oboe, la Viola de amor, el Clavicémbalo, el Laúd, etc., y también concertando con un solista vocal.

Carl Friedrich Abel
Interminable sería la lista si quisiéramos enumerar a todos los compositores que durante los siglos XVII y XVIII escribieron obras en las cuales es utilizada como solista la Viola de gamba; es posible, no obstante, señalar algunos de los más importantes como T. Hume, Ch. Simpson, W. Lawes, J. Jenkins, M. Locke, T. Mace, Playford y C. F. Abel en Inglaterra; Saintre-Colombe, De Kachy, M. Marais, F. Couperin, Caix d'Hervelois y A.. y J. B. Forqueray en Francia; y J. Schenk, A. Kühnel, D. Buxtehude, G. Ph. Telemann, J. S. Bach, G. F. Haendel y Ph. E. Bach en Alemania.

Marin Marais
Dentro de la gran variedad de procedimientos que se utilizan, durante los siglos XVII y XVIII, en la ejecución "a solo" con la Viola de gamba se pueden apreciar dos formas de ejecución bien diferenciadas: la ejecución "melódica" y la ejecución "armónico-polifónica". La ejecución "melódica" -o "jeu de melodie"- se caracteriza en lo esencial por subordinar todos los efectos instrumentales al desarrollo expresivo de la voz o melodía principal. En este sentido, la voz humana, con todas sus posibilidades expresivas, era el modelo ideal e incesantemente evocado por los violistas de la escuela francesa.

Mujer tocando la viola (1663)
El "jeu de melodie" puede tener unas ciertas analogías con la ejecución armónica en los casos en que la voz principal es apoyada -por el mismo instrumento solista- con acordes o dobles cuerdas. Si la melodía conserva el interés principal, el carácter de la ejecución -a pesar del empleo de dobles cuerdas o acordes- no variará; en caso contrario, nos encontraremos ante una utilización alternada de las dos formas de ejecución.
El extremo opuesto del "jeu de melodie" es la ejecución por medio de dobles cuerdas y acordes, en la cual las distintas voces guardan una cierta independencia entre sí o bien desempeñan una función predominantemente armónica. En el primer caso se podrá hablar de una ejecución de carácter polifónico y en el segundo, de "jeu d'harmonie".

Antoine Forqueray
Esta forma de ejecución presenta grandes dificultades, especialmente para la mano izquierda. La observancia de las "tenües" es esencial, así como una gran flexibilidad y precisión en las diferentes posiciones y cambios de los dedos de dicha mano. Como conclusión, podríamos decir que la síntesis de esta perfección en la delicadeza del Canto, acompañado por las armonías que lo sostienen, será adquirida definitivamente por los grandes maestros de la nueva generación como Marin Marais, Caix d'Hervelois o, más tarde, Antoine Forqueray o su hijo Jean-Baptiste Antoine, sin olvidar a Johann Sebastian Bach (aria Kommt susse Kreuz de la Pasión según San Mateo) o Georg Philipp Telemann. Por otra parte, el encanto tan exclusivo de la viola en tanto que instrumento melódico será inmortalizado de la forma más pura por las obras de Marin Marais, François Couperin (Pieces de Viole) y Johann Sebastian Bach (aria Es ist collbracht de la Pasión según San Juan) y Sonatas para Clavicémbalo y Viola de gamba.

Todas las Violas de gamba poseen trastes, generalmente siete u ocho, hechos con cuerdas dobles del tamaño de la cuerda más delgada del instrumento. En el siglo XVI el lugar de su colocación se determinaba dividiendo la distancia de la cuerda abierta o libre (desde la cejilla hasta el puente) en 1/3 para el séptimo traste; 1/4 para el quinto traste; 1/9 para el segundo. Los restantes (1º, 3º, 4º y 6º) se colocaban entre los señalados proporcionalmente y de forma ligeramente variable; probablemente gracias a la elasticidad de la tripa se podía o se intentaba diferenciar los tonos mayores y menores propios de cada modo.

Desde los inicios del Renacimiento se construyen y utilizan Violas de gamba de diversos tamaños, siguiendo el modelo de las tesituras de la voz humana. Los más usuales son el bajo, el tenor y el soprano; sus medidas son variables. El templado de la encordadura tiene siempre la misma proporción: cuarta, cuarta, tercera mayor, cuarta y cuarta. El tenor se afina a la cuarta o quinta alta del bajo (el contralto al unísono con el tenor) y el soprano a la octava alta del bajo (excepcionalmente a la séptima).


La afinación con la Viola de gamba no se hacía sobre la base de la afinación temperada, sino que acordando cada vez el instrumento sobre la tonalidad principal de la obra que se había de tañer y diferenciando en lo posible los tonos o semitonos mayores de los menores, se intentaba conseguir una afinación lo más aproximada a la natural y basada al parecer en la función de las notas dentro de cada tonalidad.
Tanto en el Renacimiento como en el Barroco, las cuerdas empleadas para la Viola de gamba son siempre de tripa; para las dos o tres cuerdas más graves se utiliza, desde la segunda mitad del siglo XVII, la tripa entorchada con un hilo de plata. Si bien que normalmente es necesario que sean menos gruesas, en proporción, que las del Violoncelo, han de corresponder a la calidad sonora del instrumento. Ya en el año 1687 una opinión autorizada nos hace notar que no todas las Violas de gamba se han de encordar con cuerdas delgadas, pues si ellas serán buenas para un instrumento que tenga una gran sonoridad, no lo serán para otro en el cual el sonido sea difícil de producirse.

La peculiar manera de emplear el arco constituye uno de los aspectos fundamentales de la técnica violística. El arco se sujeta con los dedos de la mano derecha; el dedo índice se sitúa a unos dos dedos del alza y se extiende, en dirección a la punta del arco, a lo largo del lado exterior de la madera; el pulgar la termina de sujetar por encima; los dedos medio y anular se apoya en las cuerdas del arco; la mano queda situada con la palma hacia arriba.

Arco barroco de viola de gamba tenor
El arco renacentista tiene la curva hacia fuera (al revés del arco moderno) lo cual permite tocar cómodamente tres o más cuerdas a la vez, si las cerdas están los suficientemente flojas. La función de los dedos medio y anular consiste en graduar la tensión de las mismas, aumentándola cuando hay que tocar dos o una cuerda sola y disminuyéndola cuando sea necesario tocar más cuerdas a la vez. Si bien el arco se ha de sujetar normalmente con cuatro dedos, en los momentos que sea necesario articular figuraciones rápidas será preferible sostenerlo solamente con tres dedos (pulgar, índice y medio). Durante el Barroco, el arco tiene también la curva hacia fuera, aunque algo menos pronunciada que la del arco renacentista.



1) Música para películas:

  • 1991 - Todas las mañanas del mundo, de Alain Corneau:
“Todas las mañanas del mundo” (en francés, Tous les matins du monde) es una película francesa de Alain Corneau estrenada en 1991. En ella intervienen Gérard Depardieu, Jean-Pierre Marielle y Anne Brochet. Cuenta la historia de la relación entre un anciano Monsieur de Sainte-Colombe, sumido en una profunda melancolía por la muerte de su mujer, y el todavía joven Marin Marais, decidido a ser su discípulo para perfeccionar el uso de la viola, y que a su vez mantiene una relación con su hija.

La banda original del film es de Jordi Savall, e incluye una selección de piezas de Marin Marais, Sainte Colombe, François Couperin y Jean-Baptiste Lully. Destacan la “Marche pour la cérémonie des turcs” (Lully), la “Improvisation sur les folies d'Espagne” (Marais) , el “Prélude pour Mr. Vauquelin” (Savall), “Gavotte du tendre” (Sainte Colombe), “une Jeune gillette” (melodía popular), “les Pleurs” (Sainte Colombe), el Concert à deux violes "le Retour" (Sainte Colombe), “la Rêveuse” (Marais), la “Trosième leçon de ténèbres” à 2 voix (Couperin), “ l'Arabesque” (Marais), “la Fantasie en mi mineur” (anónimo), “les Pleurs 2” (Versión a dos violas - Sainte Colombe), “le Badinage” (Marais), "Tombeau pour Mr de Sainte Colombe" (Marais), “Muzettes I – II” (Marais) y la “Sonnerie de Ste Geneviève du Mont de Paris (Marais)”.
Los músicos que acompañan a Savall son: Fabio Biondi, Christophe Coin, Montserrat Figueras, Maria Cristina Kiehr, Rolf Lislevand, Pierre Hantaï, Jérôme Hantaï.
Consiguió el César a la mejor música escrita para un film, el Gran Prix Nouvelle Académie Du Disque, Disque D'or (Rtl - Snep), Croisette d'or Grand Prix de la Ville de Cannes.

Jordi Savall ha grabado más de 120 discos desde 1968, tanto como solista o acompañado de otros solistas, como parte integrante de otros grupos (Ars Musicae de Barcelona, Ricercare-Ensemble für Alte Musik, Zurich, etc.) o dirigiendo a los grupos fundados por él (Hespèrion XX / Hespèrion XXI, La Capella Reial de Catalunya y Le Concert des Nations).


2) Discografía seleccionada de Hespèrion XX y Hespèrion XXI:


3) Discografía seleccionada de La Capilla Real de Cataluña:


Concert des Nations

4) Discografía seleccionada de Le Concert des Nations


5) Resto de su discografía como solista o como parte integrante de otros grupos:

Álbumes como integrante de "Ars Musicae de Barcelona":

  • 1968 – “Victoria de los Angeles: Songs of Andalusia”. Edición en CD en la recopilación “Victoria de los Angeles: Songs of Spain”.
  • 1968 – “Le Moyen-Age Catalan”. También publicado como “Del Romànic al Renaixement”.

Álbumes como integrante de "Ricercare-Ensemble für Alte Musik, Zurich":
  • 1971 – “De Guillaume Dufay à Josquin Des Prés”. Chansons d'amour du 15e siècle. 1972 - Ludwig Senfl: Deutsche Lieder
  • 1973 – “Musik des Trecento um Jacopo da Bologna”.
  • 1973 – “Die Instrumentalvariation in der Spanischen Renaissancemusik”.
  • 1973 – “Praetorius: Auswalh aus Terpsichore”.
  • 1974 – “The King's Musick aus der Zeit Henry VIII”.
  • 1975 – “Danze e musiche del Rinascimento italiano”.

Álbumes como integrante de otros grupos:
  • 1972 – “Telemann: Suite & Concerto” Con la Orchestre de chambre Jean-François Paillard.
  • 1976 – “Emilio de' Cavalieri: Rappresentazione di Anima e di Corpo”. Con Soloists, Mietglieder des Collegium vocale, Köln, etc.“Stationen Europäischer Musik y Emilio de' Cavalieri: Rappresentazione di Anima e di Corpo / Giacomo Carissimi: Historia Divitis
  • 1977 – “Musik im Rittersaal Schloss Thun”. Con Slokar Posaunenquartett.
  • 1980 – “Virtuose Verzierungs-Kunst um 1600”. Virtuoso ornamentation around 1600. Con la Schola Cantorum Basiliensis.


Álbumes como solista o acompañado de otros músicos:
  • 1970 - Recercadas del "Tratado de Glosas" . Junto a Genoveva Gálvez y Sergi Casademunt.
  • 1971 – “Music for guitar and harpsichord”. Junto a John Williams y Rafael Puyana. Columbia
  • 1975 – “J.S. Bach: Flute sonatas”. Con Stephen Preston, Trevor Pinnock.
  • 1975 – “Canti amorosi”. Con Nigel Rogers, Colin Tilney, Anthony Bailes y Pere Ros.
  • 1975 – “J. S. Bach: L'Œuvre pour flûte”. Con Jean-Pierre Rampal, Robert Veyron-Lacroix, Alain Marion y Robert Gendre.
  • 1976 - Marin Marais: “Pièces de viole du second Livre”, 1701. Con Anne Gallet y Hopkinson Smith.
  • 1976 - François Couperin: “Pièces de violes”, 1728.
  • 1976 – “Sieur de Sainte Colombe: Concerts à deux violes ègales. Con Wieland Kuijken.
  • 1976 - Louis de Caix d'Hervelois: “Pièces de viole, avec la Basse-continuë, 1er et 3e Livres”. Con Ton Koopman, Ariane Maurette, Hopkinson Smith.
  • 1976 – “Italienische und englische Barock Musik für Blockflöte”. Con Conrad Steinmann y Hopkinson Smith.
  • 1976 – “Música barroca española”. Con Monserrat Figueras, Janneke van der Meer, Pere Ros y Ton Koopman.
  • 1977 – “Pièces de violle de Mr Demachy”. En Musique et en Tablature.
  • 1977 - Marin Marais: “Pièces de viole du quatrième Livre”, 1717. (Suite d'un goût étranger).
  • 1977 - C.P.E. Bach: “Flöten-Sonaten”. Con Hans-Martin Linde y Colin Tilney.
  • 1977- “A Musicall Banquet” (1610). Con Nigel Rogers y Anthony Bailes.
  • 1978 - "The Punckes Delight" and other seventeenth century english music for viol and keyboard. Con Trevor Pinnock.


  •  1978 - Michel De La Barre: “Pièces pour la flute traversi&egravere avec la basse continue”, 1710. Con Stephen Preston, Blandine Verlet y Hopkinson Smith. 1978 - Antoine Forqueray "Le Père": Pièces de viole avec la basse continuë. Con Ton Koopman y Christophe Coin.
  • 1978 - J.S. Bach: “The Sonatas for Viola da gamba and Harpsichord”, BWV 1027-29. Con Ton Koopman.
  • 1978 - Telemann: “Pariser Quartette”
  • 1979 - Marin Marais: “Pièces à 2 violes du premier livre”, 1686. Con Christophe Coin, Ton Koopman y Hopkinson Smith.
  • 1979 - Orlando Gibbons: “Fantaisies Royales” (Fantasies of III Parts). Con Christophe Coin, Sergi Casademunt y Johannes Sonnleitner.
  • 1980 – “Lessons for the Lyra-violl”. Corkine, Ferrabosco, Anon.
  • 1980 - John Coprario: “Consort Musicke”. Con Christophe Coin y Sergi Casademunt.
  • 1982 - Captaine Tobias Hume: “Musicall Humors 1605”.
  • 1984 - Caccini: “Le Nuove Musiche” - Firenze 1601. Con Montserrat Figueras, Hopkinson Smith, Robert Clancy y Xenia Schindle.
  • 1983 - Marais: “Pièces de viole du cinquième Livre”, 1725. Con Ton Koopman y Hopkinson Smith.
  • 1990 - Diego Ortiz: “Recercadas del Trattado de Glosas” 1553. Con Ton Koopman, Lorenz Duftschmid, Rolf Lislevand, Paolo Pandolfo y Andrew Lawrence-King.
  • 1992 – “Sainte Colombe: Concerts à deux violes esgales, tome II”. Con Wieland Kuijken.
  • 1992 - Marin Marais: “Pièces de viole du troisième Livre” (1711). Con Ton Koopman y Hopkinson Smith. "Allemande la Superbe" di Marin Marais (1656 - 1728)
  • 1993 - Tarquinio Merula: “Arie e Capricci”. Con Montserrat Figueras, Jean-Pierre Canihac, Ton Koopman, Andrew Lawrence-King, Rolf Lislevand y Lorenz Duftschmid.


Además de numerosos álbumes junto con otros grupos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario