11 febrero 2012

Tino Casal


El 11 de febrero de 1950 nació en Tudela Veguín (Oviedo) el cantante, compositor y productor español Tino Casal, que en los años ochenta se convirtió en una de las estrellas de la discutida 'Movida' madrileña con temas como 'Champú de huevo', 'Pánico en el edén', 'Embrujada' o 'Eloise'. Con su exuberante exhibicionismo, provocó sentimientos encontrados durante toda su carrera, hasta el punto de que en 1983 Miguel Ángel Arenas lo describiera en la revista Rock Espezial como "divino para unos e insoportable para otros". Músico arriesgado, innovador y barroco, consiguió conectar con el público de los primeros ochenta, que lo convirtió en un artista superventas y en un icono del neoglam español.

Los Zafiros Negros en 1965
El asturiano José Celestino Casal, empezó a dedicarse a la música a finales de los años sesenta, y con trece años forma el grupo los Zafiros Negros con los que durante un par de años obtiene un gran éxito local a pesar de su juventud. En 1967, otro grupo de la zona ya consolidado profesionalmente se quedó sin cantante y llamaron a Tino, que aceptó.


Los Archiduques
"Yo tendría trece o catorce años, vivía en Oviedo y estaba estudiando en la Escuela de Artes y Oficios. Mi hermano mayor cantaba muy bien y a mi se me pegó el gusanillo. Con unos amigos formé un grupo y seguramente éramos los primeros en Oviedo en usar guitarras eléctricas y tocar el 'Twist & Shout' de los Beatles y otras barbaridades... Pero entonces allí en Asturias había un grupo que era mucho más profesional que nosotros: 'Los Archiduques', habían tocado mucho y hasta habían grabado un disco, lo que era casi una proeza. Por las circunstancias entré en contacto con ellos cuando les hacía falta un cantante para grabar otro disco y nada, a mi me pareció estupendo, y allí empecé a cantar. Recuerdo que ya entonces hacíamos una versión de 'Eloise' que a mi y al guitarra nos gustaba mucho y éramos los que teníamos las ideas más claras del grupo y de la música." 

El single en cuestión era 'No le ames' / 'Lamento de gaitas'. La primera es una melodía pop, en la que Tino Casal demuestra sus cualidades vocales. Pero el mayor éxito les llegó con 'Lamento de gaitas', una versión del tema 'I love how you love me' de los hermanos Paul y Barry Ryan, con acompañamiento de gaitas asturianas. 'El Lamento' estuvo tres meses en Superventas, en el hit parade de Madrid. Después de este éxito, el grupo se desplaza a la capital, donde actúan con frecuencia en discotecas. "Con Los Zafiros Negros fueron años más brillantes, todo era muy fresco. Luego con Los Archiduques era mucho más profesional y hasta aburrido, promoción, giras por provincias, nos iban demasiado bien las cosas y casi nos dedicamos a hacer una vida contemplativa. Hicimos un segundo single que fue un fracaso, hablaba de Dalí y el sol, en fin, una letra pedante y horrible. Allí yo decidí dejar el grupo e invertir mi tiempo en otras cosas."

Emborráchate (1978)
Tino abandona a Los Archiduques a principio de los setenta y se marcha un tiempo a Londres, donde cultiva otra de sus grandes pasiones, la pintura. Allí entra en contacto con el glam-rock británicio llegando a conocer a ilustrísimos como David Bowie o Bryan Ferry. En 1977 Casal regresa a España, donde firma un contrato con la discográfica Philips. El sello buscaba en él al sustituto de cantantes melódicos desaparecidos como Nino Bravo o Bruno Lomas, y Casal edita dos sencillos de discreta acogida: 'Olvidar, recordar' y 'Emborráchate'. Con este último acudiría al XX Festival de Benidorm en el verano del 78, ganando el Premio de la Crítica y el de la Radio y Televisión al mejor intérprete, así como el de la Asociación de la Prensa. Paradójicamente, quedaría segundo en el concurso, pues al parecer su 'Emborráchate' no era políticamente correcto para merecer el primer premio.

Tras romper con Philips, Casal vuelve a Londres para empaparse de todo lo que allí se cocía. Convertido en todo un new-romantic, vuelve a España para ser una de las figuras de la nueva ola del pop. Así, retoma el camino de la música abriendo un pub que se convierte en un centro de moderneo, diseñando portadas, como los primeros álbumes de Azul y Negro, y produciendo a diversos grupos entre los que se encuentran Goma de Mascar y Tacones, y, sorprendentemente, el debut de uno de los grupos clave del heavy metal español: Obús, trabajo en el que también aportó los arreglos y fue el diseñador de la portada y el encargado de la puesta en escena, del vestuario y del logo. Interesados por su trabajo, la discográfica EMI lo contrata en 1981.

Neocasal (1981)
Con el nuevo contrato, Tino Casal obtiene una mayor libertad a la hora de trabajar, por lo que retoma su carrera como cantante. En 1981 publica su primer disco en solitario, 'Neocasal', con grandes éxitos como 'Champú de huevo' (su primer nº1) o 'Billy boy' con producción de Julián Ruiz. Otro tema incluido en el álbum fue su versión de 'Life on mars' de Bowie. A pesar de que el trabajo no contó con el visto bueno de la crítica, desconcertada ante la ambiciosa propuesta de tecno-pop y neo-glam, Casal comenzó a cosechar seguidores. Su estilo, que se había gestado durante su estancia en Londres, traía a España un tipo de música que despertaba recelos por esa ambigüedad sexual que aun era mal admitida en la joven democracia española.

Con Julían Ruiz (izq) en el estdio
Continuó su carrera como productor y director artístico con el segundo disco de Obús y colaboró con artistas como Pedro Almodóvar, al que financió parte de las películas 'Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón' y 'Laberinto de pasiones'. En esta última película cedió su famosa chaqueta roja, que en el film lleva puesta Imanol Arias. En 1983 publica 'Etiqueta Negra', álbum con el que Casal se consolida como cantante con éxitos como 'Embrujada', tema que pasaría a la posteridad como una de las canciones más recordadas de la primera mitad de los años ochenta. Otros temas de éxito del álbum fueron 'Póker para un perdedor' y 'Tigre bengalí', que apareció en la película 'Sal Gorda' de Fernando Trueba.


Hace tiempo que vive en un cuento
del cual no quiere salir
encantada, duerme con la almohada
y se olvidó de reír.

Dicen que es la bruja
con tacón de aguja
aliada de Lucifer,
cuentan que era estrella
pero la botella acabó con ella
hasta hacerla enloquecer.

Stop, mi hada, estrella invitada
victima del desamor
sube al coche, reina de la noche
y olvida tu malhumor.

Embrujada vive encadenada
a un viejo televisor,
y de Samantha cuentan que fue musa
de algún mediocre pintor.

Todo era derroche
reina de la noche
¡Quien te ha visto y quien te ve!
cuentan que eras sexy
rutilante estrella
pero la botella acabó con tu poder.

Stop, mi bruja, con tacón de aguja
victima del desamor
date prisa, envuélvete en la brisa
olvida tu malhumor.
Stop, mi hada, estrella invitada
victima del desamor.

Un año después se publicó 'Hielo Rojo', pero el público ya no estaba tan entusiasmado con la extrema exuberancia de Casal y no tuvo el mismo éxito, aunque parte del tema 'Pánico en el Edén' se utilizó como sintonía de la Vuelta Ciclista a España. Pese a ser uno de los 'imprescindibles' en Madrid, Tino Casal se negó a encasillarse como otros miembros estelares de la Movida y se movió por toda España y Europa. En uno de esos viajes, en 1985 sufre un esguince de tobillo en medio de una gira.

Desoyendo los consejos médicos, Tino prosigue con la gira durante dos meses más, automedicándose con antiinflamatorios y analgésicos, hasta que tiene que ser hospitalizado por causa de una necrosis. La larga convalecencia, que lo mantuvo alejado de la vida pública más de dos años, le obligó a permanecer en silla de ruedas durante varios meses. Reapareció con un álbum más intimista, 'Lágrimas de Cocodrilo' (1987), también producido por Julián Ruiz. De nuevo se gana a su público con su versión del clásico de los sesenta, 'Eloise'.

Casi tres años después publicó 'Histeria' (1989), menos trabajado, ya que la pintura y la escultura ocupaban entonces su tiempo principal. En el disco se incluían, entre otras, canciones como 'Tal como soy' (versión del clásico de los 70 'Killing me softly with his song' de Roberta Flack), 'No fuimos héroes' (versión de 'Don't you want me' de Human League), y 'Sex o no sex?'. En una entrevista en TVE realizada en 1990 comentó: "Los 90 pintan bien para mí y no sólo para mí, sino para toda la música en general. En mi opinión los 90 -musicalmente hablando- van a ser incluso mejores que los 80; hay una serie de grupos y solistas que van a causar sensación esta década que viene".

En mayo de 1991 empezó a trabajar en un recopilatorio de sus grandes éxitos de los últimos 10 años, titulado 'Etiqueta Negra, Grandes Éxitos'. Llegó a un acuerdo con la discográfica EMI para empezar a grabar en 1992 en Tokio su primer lanzamiento internacional. El 22 de septiembre de 1991, cuando regresaba de una fiesta en Madrid con unos amigos, el conductor del coche perdió el control a causa del exceso de velocidad y se estrelló contra una farola. De los cuatro ocupantes que iban en el vehículo, Casal, fue la única víctima mortal.
Desde el punto de vista de la Movida madrileña, Tino Casal fue al género masculino lo que Alaska al femenino y su muerte prematura, que le proporcionó esa aureola mítica que tienen los rockeros desaparecidos, no evitó que -como la diva mexicana- se constituyera en un género en sí mismo, más allá de cualquier etiqueta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario