22 junio 2012

LP 'A Song For You'


El 22 de junio de 1972 se publicó en EEUU el álbum 'A Song For You', cuarto LP del grupo The Carpenters. El nivel creativo fue tal, que se extrajeron seis singles del álbum, más que en ningún otro trabajo de estudio de los hermanos 'carpinteros'.

En el momento de su publicación, la combinación de la gran imagen de Richard y Karen junto a sus inofensivas y populares melodías pop, les había convertido en grandes estrellas. En esta ocasión, la inconsistencia de trabajos anteriores fue reemplazada por una decena de canciones de gran calidad. Una contribución vital fue la del letrista John Bettis, quien coescribió con Richard Carpenter dos de los mejores y más famosos temas del disco: 'Goodbye to love' y 'Top of the World'.


'Goodbye to love' es el prototipo de la 'power ballad', gracias al solo de guitarra con efecto fuzz que ejecutó Tony Peluso. Cuando Richard decidió incluir el solo de guitarra, Karen, que recordaba a Tony porque formó parte de un grupo que solía hacer de teloneros de los Carpenters, se puso en contacto con él y lo invitó a tocar en el tema.

Tony Peluso
Tony recuerda el instante: "Al principio no me creía que fuera la auténtica Karen Carpenter la que estaba al teléfono, pero repitió su nombre y en ese momento me di cuenta de que era ella y que estaba hablando con uno de mis ídolos". Karen le explicó que estaban trabajando en una canción, y que su estilo de guitarra se adaptaría perfectamente a lo que ellos buscaban. Cuando Peluso comenzó a grabar el solo, lo interpretó con suavidad y dulzura, pero Richard exclamó: "No, no, no! Toca la melodía durante cinco compases y después lánzate a la estratosfera! ¡Vamos! ¡Quedará magnífico!".

El resultado fue realmente soberbio, pero precisamente este solo de guitarra -demasiado 'progresivo' para los oidos de algunos- evitó que el tema alcanzara un nuevo nº1 de la banda en la lista americana de 'Música Contemporánea Adulta'. La otra canción del tándem Carpenter/Ellis fue 'Top of the World', un tema que Richard consideró de relleno, sin gancho comercial. Al año siguiente la versión que hizo Lynn Anderson alcanzó el nº1 de las listas country, por lo que Richard cambió de idea y 'Top of the world' fue editado en single. Fue el segundo nº1 de The Carpenters (tras 'Close to you') en las listas de pop, dos años después de la publicación del LP que lo contenía y permaneció casi un año en el Top100.

 

La habilidad de Richard para elegir el material adecuado para que él y Karen lo versionaran es evidente en 'Hurting each other', grabada originalmente por Ruby & the Romantics, cuya edición en single alcanzó el nº2 de las listas pop, y una de las nuevas canciones de Carole King, 'It's going to take some time'.

'Bless the beasts and the children' fue su versión del tema de la película del mismo nombre dirigida por Stanley Kramer que ya había aparecido como cara B del single 'Superstar' de Leon Russell.
La canción que da título al álbum también fue compuesta por Russell y es un magnífico tema, ya considerado por Elton John "un clásico americano", que ha recibido numerosas versiones además de esta del dúo de hermanos. 'I won't last a day without you', escrita por los habituales colaboradores de los Carpenters, Paul Williams y Roger Nichols, completa la relación de éxitos individuales del álbum que fue nº4 en EEUU y nº 13 en el Reino Unido.


1.'A song for you'  Leon Russell
2.'Top of the world'  Bettis/Carpenter
3.'Hurting each other'  Geld/Udell
4.'It's going to take some time"  King/Stern
5.'Goodbye to love' Bettis/Carpenter
6.'Intermission'   Richard Carpenter
7.'Bless the beasts and children'   Botkin Jr/DeVorzon
8.'Flat baroque'   Richard Carpenter
9.'Piano Picker'   Randy Edelman
10.'I won't last a day without you'  Nichols/Williams
11.'Crystal lullaby'  Bettis/Carpenter
12.'Road ode'   Sims/Woodhams
13.'A song for you (Reprise)'  Leon Russell

LP 'Blue'


El 22 de junio de 1971 se publicó en EEUU, 'Blue' el cuarto trabajo de la cantautora canadiense Joni Mitchell. Considerado por muchos su mejor obra, fue un éxito comercial además de recibir excelentes críticas. Alcanzó el puesto 15 de las listas de álbumes USA y el nº3 en las del Reino Unido. El single 'Carey' que se extrajo, también entró en las listas.

A pesar del éxito obtenido por sus tres primeros álbumes y temas como 'Woodstock', Joni Mitchell decidió en 1970 dejar de actuar y tras terminar su relación con Graham Nash, se tomó un tiempo sabático que dedicó a viajar a Europa, concretamente Francia, Grecia y España. Fue en este tiempo en el que escribió la gran mayoría de los temas que componen 'Blue'. Triste, escueto y extremadamente bello, Blue es el álbum más personal de Joni Mitchell. De manera franca y directa, pero llenas de poesía, sus canciones ponen el dedo en la llaga y relatan historias de amores y pérdidas (dos conceptos que aquí aparecen estrechamente ligados).

Joni toca el 'dulcimer', instrumento folk de los Apalaches

Incluso temas como 'All I want', 'My old man' y 'Carey' -los cortes más esperanzadores y luminosos del disco- se oscurecen con amargos momentos de penas y soledades. Explorando diversas facetas de las relaciones personales, desde el encaprichamiento en 'A case of you' hasta la inseguridad de 'This flight tonight', los temas llevan como acompañamiento un piano, una guitarra y un 'dulcimer', instrumento de folk de los Apalaches que Joni aprendió a tocar durante su viaje por Europa. James Taylor (pareja de la cantante en aquel momento) y Stephen Stills aportan las guitarras, Russ Kunkel la batería en tres temas y Sneakey Pete Kleinow toca la pedal steel en 'California' y 'This flight tonight'.

Joni Mitchell y James Taylor
Al mismo tiempo que canciones como 'Little Green'  y 'Blue', (un himno a la salvación, supuestamente escrito para James Taylor) llevan este tipo de folk-rock 'confesional' a nuevos niveles de sinceridad y honestidad, la música de Mitchell traspasa las fronteras del folk acústico adentrándose en otros territorios sonoros más sofisticados, sentando las bases de la experimentación en trabajos posteriores. Todo el álbum está impregnado de influencias jazz, particularmente la música de Miles Davis. Mitchell también utilizó afinaciones alternativas en su guitarra para facilitar el acceso a acordes aumentados y a combinaciones inusuales de notas.

En 1979 Mitchell comentó: "No hay una sola nota de falsedad en 'Blue'. En aquel periodo de mi vida estaba totalmente desprovista de defensas personales. Me sentía como el papel de celofán en un paquete de cigarrillos. No tenía ni un solo secreto que esconder ante el mundo y no podía tener la pretensión de ser fuerte. Ni siquiera de ser feliz. Lo bueno de todo aquello, es que la música también careció de defensas."
Sin rivales en su intensidad e introspección, Blue sigue siendo un álbum que marcó un hito. En enero de 2000, el New York Times escogió 'Blue' como uno de los 25 álbumes que representaban "un momento crucial o una cúspide creativa en la Música Popular del Siglo XX"

 1) "All I want" – 3:32
 2) "My old man" – 3:33
 3) "Little green" – 3:25
 4) "Carey" – 3:00
 5) "Blue" – 3:00
 6) "California" – 3:48
 7) "This flight tonight" – 2:50
 8) "River" – 4:00
 9) "A case of you" – 4:20
10) "The last time I saw Richard" – 4:13

 (Todos los temas compuestos por Joni Mitchell)



Joni Mitchell – dulcimer, guitarra, piano, producción y voz
Stephen Stills – bajo y guitarra en 'Carey'
James Taylor – guitarra en 'California', 'All I want', 'A case of you'
Sneaky Pete Kleinow – guitarra pedal steel en 'California', 'This flight tonight'
Russ Kunkel – batería en 'California', 'Carey', 'A case of you'

Ingeniero de sonido – Henry Lewy
Dirección artística – Gary Burden
Fotografía portada – Tim Considine

Cuando en 1965 apenas subsistía con su música en los tugurios de Toronto, Joni descubrió que estaba embarazada. El padre fue un ex-novio del colegio que Joni había dejado en Saskatoon cuando se mudó a Toronto. La niña nació en febrero de 1965 y Joni (nacida Anderson) se casó apresuradamente con Chuck Mitchell -de quien adoptó el apellido-, para intentar crear un hogar para la niña. Como la relación tampoco funcionó, unas semanas después la entregó en adopción. Este hecho permaneció secreto durante años, hasta que afloró en la letra de 'Little green'.



Little Green (Pequeña Verde)

Nacida con la luna en cáncer
elegir un nombre al que ella responderá
llámala verde, y los inviernos no van a poder hacerla desaparecer
llámala verde, por los niños que la hicieron
pequeña verde, sé una bailarina gitana

Él se fue hacia California
había oído que todo es más cálido allí
así que le escribes una carta y cuentas, "Sus ojos son azules."
Él te manda un poema, y la olvidas
pequeña verde, él no se conforma con nada

Sólo una pequeña verde
como el color cuando nace la primavera
habrá azafranes para llevar mañana a la escuela
sólo un poco de verde
como en las noches en las que brilla la aurora boreal
habrá carámbanos de hielo y vestidos de cumpleaños
y a veces habrá llanto.

Niña con anhelos de niña
cansada de enviar mentiras a casa
en el nombre de la familia
firmas todos los papeles
y estás triste y apenada, pero sin vergüenza
pequeña verde, vive un final feliz. 

La afinación que usa Joni en 'Little Green' es abierta en Sol: (de grave a aguda) Re, Sol, Re, Sol, Si, Re

Étienne Méhul


El 22 de junio de 1763 nació en Givet (Francia), Étienne Méhul, el primer compositor en ser calificado de romántico. Con tan sólo 10 años sustituyó a su maestro, organista ciego del convento franciscano de Givet, su ciudad natal. Fue discípulo en el monasterio de Lavaldieu del organista alemán Wilhem Hauser, a quien suplió en 1778. Este mismo año se trasladó a París, donde estudió con Edelman y conoció a Gluck, quien lo aceptó como alumno. 

Su estilo musical se anticipó a Berlioz con el uso de una gran fuerza, además de efectos nuevos y sorprendentes. Los aspectos más coloridos de su instrumentación fueron siempre el resultado de lo dramático de su ópera. Méhul también desarrolló algunas otras técnicas como la “reminiscence-motiv”, que tendría una gran influencia sobre Weber y, más tarde, sobre Wagner.  Durante la siguiente década, produjo dos series de sonatas para piano y teclado y se dedicó a la enseñanza para ganarse la vida. No hay casi ninguna otra música que sobreviviese de este período que ayude a trazar el desarrollo temprano de Méhul. Encontró en el patriotismo la inspiración para “Chant du Départ” (1794), obra que aseguró su permanencia entre los principales compositores del momento.

La primera obra que sobrevivió fue “Cora” (1786); su siguiente ópera, “Euphrosine” (1790), lo hizo famoso de la noche a la mañana. “Adrien” (1791), nunca se llevó a cabo hasta 1799 por razones de índole política, y “Stratonice” Volumen 1, Volumen 2, Volumen 3, Volumen 4 y Volumen 5 / Stratonice - Patricia Petibon, Antiochus - Yann Beuron, Séleucus - Étienne Lescroart, Erasistrate - Karl Daymond & Capella Coloniensis, dir. William Christie), estrenada en 1792, tuvo un gran éxito.


En este último caso, Méhul creó un estilo intencionadamente antiguo para capturar el valor del drama, una técnica especialmente romántica. La comedia “Le jeune sage et le vieux fou” (1793) fue la última ópera de Méhul que por muchos años no se vió afectada por la inminente crisis política en Francia.

El resto de las óperas de la década de los 90, “Horatius Coclès” (1794), “Mélidore et Phrosine” (1794), “Le jeune Henri” (1797), "La Chasse du jeune Henri" ( 1797), y “Ariodant” (1799): Aria “Eh ! Qu'ai-je à craindre ?, Mais que dis-je?”, contienen un trasfondo político y un mensaje de carácter republicano. Durante este período, también compuso himnos y numerosas obras instrumentales para el “Institut National de Musique”.

Esta actividad eventualmente lo llevó a oídos de Napoleón, para quien compuso varias obras después de 1800, incluyendo la ópera “L'irato” (1801) y el “Chant nacional du 14 juillet 1800”, un importante precursor del Réquiem de Berlioz. En 1802 "Le Trésor supposé", o "le Danger découter aux portes" (Gulbenkian Orchestra) que fue una comedia sobre un libreto de Hoffman, traducida a nueve idiomas.

Méhul dirigió su obra hacia una serie de comedias menores en los próximos años. La única obra importante de esta década fue “Joseph” (1807) a veces llamada  “Joseph en Egypte” : Vainement Pharaon (Roberto Alagna, Michel Plasson dir. & l'Orchestre de Paris) es una ópera bíblica en tres actos, adaptada de la tragedia bíblica de Baour-Lormian, “Omasis ou Joseph en Égypte” (1806), que a su vez se inspiraba en un episodio del Génesis, probablemente la más grande que compuso.



Posteriormente se dedicó a la composición sinfónica por un breve tiempo y produjo varias obras de un éxito extraordinario en 1808-1809:
- Sinfonía Nº 3 en do mayor (Michel Swierczewski & The Gulbenkian Orchestra)
- Sinfonía No. 4 en mi mayor: I Adagio /Allegro, II Andante, III Menuet: Allegro, IV Finale Allegro (Orchestra of the Gulbenkian Foundation & Michel Swierczewski)

Su ópera “Les amazonas” (1811) fracasó, y Méhul, desencantado con la caída del Primer Imperio y la reorganización del Conservatorio, no produjo otras obras importantes hasta la célebre “La journée aux aventures” en 1816. Aunque las obras de Méhul rara vez se escenifican en la actualidad, su influencia en Berlioz, Beethoven, Mendelssohn y Weber era profunda, y se erige como uno de los compositores más importantes del movimiento romántico temprano en Francia. Falleció en París, en 1817.