12 septiembre 2012

George Jones


El 12 de septiembre de 1931 nació en Saratoga (Texas) el cantante country George Jones, llamado a menudo el mejor intérprete de honky-tonk de todos los tiempos. Un artista cuya propia vida refleja la derrota y desesperación que desprenden las letras de sus canciones, Jones fue uno de los más populares cantantes de country de los años sesenta. Permaneció hasta su muerte como uno de los favoritos de Nashville, a pesar de sus numerosos conflictos con la drogas y la ley.

Nada más nacer ya tuvo que enfrentarse a su primera desgracia, ya que al médico que asistió a su madre en el parto se le cayó el bebé al suelo, partiéndose el pequeño Jones un brazo. George se crió en una serie de pequeños pueblos de Texas, hasta que su familia se estableció en Beaumont, donde su padre logró un trabajo en los astilleros. Su infancia no fue fácil y encontraba consuelo tocando la guitarra que había aprendido a tocar a los nueve años. Cuando su hermana murió de escarlatina, su padre se dio a la bebida y a menudo, cuando volvía de noche a casa, levantaba a los niños para que cantaran para él.  Cuando cumplió los catorce, George se marchó de casa y comenzó a ganarse la vida acompañando con la guitarra a artistas que cantaban en la radio. Con 18 años ya se había casado -y divorciado al año siguiente- con su primera mujer, con la que tuvo su primera hija.

Entre 1950 y 1953 sirvió en el Ejército, entró en combate en Corea y, cuando se licenció, volvió a Texas. Allí trabajaba durante el día pintando casas y por las noches actuaba en los bares locales. En pocos meses George aparecía en los programas de radio imitando a sus cantantes favoritos como Hank Williams, Roy Acuff y Lefty Frizzell. Su reputación creció y al poco tiempo fue descubierto por H.W. 'Pappy' Daily, un productor del sello Starday, quien le animó a encontrar su propio sonido. En 1955 grabó sus primeros hits en las listas country: 'Why baby, why' y 'You gotta be my baby'.

En 1956, su mánager, visto lo poco que se vendía el country, convenció a George de que grabara temas de rockabilly, más en boga por aquel entonces. Así surgieron grabaciones como 'Rock it' y 'How come it', una etapa rockera de su carrera de la que Jones reniega. Ese mismo año logró cumplir un sueño de su niñez: fue invitado a unirse al Grand Ole Opry. En 1958 se cambió al sello Mercury donde grabó sus primeros clásicos de honky-tonk, 'White lightning' y 'The race is on', temas en las que ya se podía oir su emocional y quejumbroso estilo vocal que se convertiría en su marca registrada.


Entre 1958 y 1971, Jones colocó cada año una de sus canciones en el Top10 de las listas country. Sólo Merle Haggard puede competir con él en mayor número de hits en la historia del género.

Entre ellos se pueden citar: 'Treasure of love' (1958), 'The window up above' (1960), escrita por él, 'She thinks I still care' (1962), 'We must have been out of our minds' (1963) con Melba Montgomery, 'Things have gone to pieces', 'Love bug' (1965), 'Take me' (1966), 'Walk through this world with me' (1967), 'As long as I live' (1968), 'If not for you' (1969) y 'A good year for the roses' (1970).

Los sellos discográficos se disputaban sus servicios y Jones cambió de compañía en varias ocasiones, trabajando para United Artists, Musicor y, finalmente Epic. Durante la década de los años sesenta publicó una treintena de álbumes y no cesó de actuar y realizar giras por todo el país. Este ritmo trepidante le trajo algunos inconvenientes. A mediados de la década, el cantante comenzó a beber sin control y a mostrar comportamientos erráticos, cancelando shows o tocando sólo parte del concierto previsto, por lo que entre otros apodos como 'The Possum' (la comadreja o zorro) recibió con todo merecimiento el de 'No-show Jones'.

Tammy Wynette y George Jones
Sin embargo, su reputación volvió a mejorar cuando realizó giras junto a Tammy Wynette. Ambos artistas se encontraban en lo mejor de sus carreras y su dúo musical resultó ser un gran acierto. George y Tammy se casaron en 1968 y juntos grabaron éxitos como 'We're gonna hold on' (1973), 'Golden ring' (1976) y 'Near you' (1977). Durante un tiempo el matrimonio pareció calmar los demonios internos de Jones, pero pronto volvió a enganchar la botella y en 1975 la pareja se divorció, con consiguientes disputas legales que se prolongaron un tiempo. No obstante, años después, en 1995 se reconciliaron grabando un álbum juntos, 'One' (1995).

Tras su ruptura con Tammy, la carrera de Jones volvió a pasar por malos momentos. Se declaró en bancarrota cuando un buen número de promotores lo llevaron a los tribunales por incumplimiento de contrato y su abuso del alcohol le llevó a sufrir accidentes de coche y verse envuelto en peleas con amantes, en cierta ocasión con armas de fuego por medio. En 1983 había sufrido ya varios arrestos y hospitalizaciones por consumo de cocaína y las demandas de sus acreedores y sus ex-esposas no hacían más que crecer. Sin embargo, todos estos problemas parecían hacerle mucho más atractivo ante sus fans. Aunque su vida personal parecía sumida en un pozo sin fondo, George tomó una sabia decisión profesional.

Los últimos años, el cantante había permitido a sus productores añadir a sus canciones arreglos orquestales, lo que desvirtuaba la esencia country del tema, con el fin de hacerlo más atractico en el mercado pop. Decidió romper con esta práctica y volvió a sus raíces honky tonk, un paso que salvó su carrera. Resurgió con temas como 'He stopped loving her today', 'I'm not ready yet' (1980), 'Still doin' time' (1981), 'Yesterday's wine' (1982) con Merle Haggard, 'Shine on' y 'I always get lucky with you' (1983).

En los noventa, Jones, que había perdido la cuenta de sus grabaciones, continuó grabando álbumes: `High-Tech Redneck' (1993), 'The Bradley Barn Sessions' (1994), un album de duetos con artistas como Mark Knopfler, Ricky Skaggs, Keith Richards y Dolly Parton, 'It don't get any better than this' (1998) y 'The Cold Hard Truth' en 1999, que contenía el single ganador de un Grammy, 'Choices'. Ese mismo año, Jones sufrió un grave accidente de automóvil bajo los efectos del alcohol y tras recuperarse, decidió asistir a un programa de desintoxicación.

Con la ayuda de su cuarta mujer Nancy, George superó sus adicciones y dejó de beber. Desde comienzos del nuevo milenio se le llamaba 'el más grande artista vivo del country' y es uno de los artistas favoritos de Elvis Costello.
Murió a los 81 años en abril de 2013.

No hay comentarios:

Publicar un comentario