04 abril 2012

Elmer Bernstein


El 4 de abril de 1922 nació en la ciudad de Nueva York el compositor y director de orquesta Elmer Bernstein, uno de los más influyentes y prolíficos compositores de bandas sonoras, creador de algunas de las más memorables partituras para el cine de todos los tiempos. Es difícil imaginar películas como 'Los siete magníficos' (1960) o 'Matar un ruiseñor' (1962) sin las páginas musicales que Bernstein escribió para ellas. Irónicamente su única banda sonora que llegó a ganar un Oscar fue la que compuso para 'Millie una chica moderna' (1967) que ni de lejos se puede considerar su obra más innovadora o memorable. En el medio siglo que Bernstein estuvo componiendo música para el cine y la TV, fue autor de más de 200 obras.

Su padre, Edward, era profesor de instituto y había emigrado del Imperio austro-húngaro, mientras que su madre, Selma Feinstein, había llegado a los Estados Unidos procedente de Ucrania. Ambos valoraban las artes por lo que Elmer creció en un ambiente adecuado para desarrollar sus talentos artísticos que en primer lugar se concentraron en el dibujo y la pintura ganando varios concursos infantiles. También hizo sus pinitos en el teatro y la danza, pero cuando cumplió los doce años tuvo claro que quería ser músico.

Asistió al King Coit Drama School for Children entre 1932 y 1935 y comenzó sus estudios de piano con Henrietta Michelson en la Juilliard School of Music. Ésta, impresionada con las dotes del joven pianista se lo presenta al famoso compositor Aaron Coplnad, quien le organiza unas clases de composición con Israel Citkowitz. Bernstein se gradúa en 1939 en la New York City's Walden School y se embarca en una carrera como concertista de piano, al mismo tiempo que asiste a clases en la Universidad de Nueva York entre otoño de 1939 y la primavera de 1942.

El año siguiente, con la II Guerra Mundial en pleno auge, Bernstein se alista en las fuerzas aéreas donde tiene la ocasión de ejercitar sus conocimientos de composición, arreglando canciones folclóricas y tradicionales americanas y escribiendo música para producciones dramáticas de la emisora de radio de las Fuerzas Aéreas. También trabaja como arreglista de la banda militar de Glenn Miller. Tras dejar el ejército, volvió brevemente a su carrera de pianista, pero en 1949 le pidieron un par de composiciones para sendos shows radiofónicos patrocinados por Naciones Unidas. Este trabajo llamó la atención de Sidney Buchman, vicepresidente de Columbia Pictures, quien contrató a Elmer Bernstein para que escribiera sus primeras bandas sonoras para el cine 'El ídolo' (1950) y 'Boots Malone' (1951).

En 1952 su nombre fue más conocido gracias a su música para el film 'Sudden Fear', protagonizado por Joan Crawford y Jack Palance. De ideas izquierdistas, tuvo que permanecer en un segundo plano la primera mitad de la década, debido a la caza de brujas promovida por el senador McCarthy cuando perseguía a los sospechosos de ser comunistas del mundo de Hollywood. Durante esos años compuso la música films serie B como 'Cat woman of the moon'  y 'Robot Monster' (1953).



Fue Cecil B. DeMille quien trajo a Bernstein de nuevo al primer plano cuando lo contrató para escribir la partitura de la música para su épico film 'Los diez mandamientos' (1956), un trabajo que le tomó más de un año.

Durante el proceso Otto Preminger le encargó la banda sonora de su película 'El hombre del brazo de oro' (1955) y Bernstein propuso como música para la adaptación de la novela de Nelson Algren una banda sonora íntegramente compuesta por música de jazz, algo inédito hasta entonces. Contrató a Shorty Rogrs para formar una big band con Shelly Manne a la batería. El resultado fue electrificante, acompañando la música perfectamente los sentimientos del torturado protagonista, un batería de jazz heroinómano, protagonizado por Frank Sinatra.

El éxito de esta banda sonora provocó que se le encargaran más obras basadas en el jazz y así surgieron 'El precio del éxito' (1957) y 'Walk on the wild side' (1962). De diferente factura fue su trabajo para 'Matar un ruiseñor' (1962). La música comienza con solo un piano y una flauta mientras aparecen los títulos de crédito. Estos simples arreglos marcarían un antes y un después en las orquestaciones para el cine, que hasta entonces habían sido ricas, ostentosas y pomposas.

Un par de años antes, Bernstein compuso la música para el western 'Los siete magníficos' (1960), creando un tema que fue uno de los primeros instrumentales de Hollywood en convertirse en un hit y más tarde en el soporte musical de una campaña publicitaria de la marca de cigarrillos Marlboro, que duró muchos años.


Además, la asociación de su música con el western y los 'tipos duros', provocó que Bernstein fuera contratado para componer la música de las siete últimas películas de John Wayne, entre ellas 'Valor de ley' (1969) y 'El último pistolero' (1976).

En 1967 Bernstein recibió su único Oscar por la partitura original de 'Millie una chica moderna'. En los años setenta, aunque continuó centrando su trabajo en las bandas sonoras para el cine, comenzó a componer también para la TV en las series 'Owen Marshall' (1971-74), 'Ellery Queen' (1975-76) y 'Capitanes y reyes' (1976)

A finales de los años setenta y durante la década de los ochenta, Bernstein escribió la música de un buen número de comedias como 'Desmadre a la americana', 'Slap Shot' (1978), 'Los Albóndigas' (1979), 'Aeroplano!' (1980), 'Stripes' (1981), 'Trading Places' (1982), 'Cazafantasmas' (1984) y 'Aventuras y desventuras de un yuppie en el campo' (1988). Preocupado por verse encasillado en un sólo género, a finales de los años ochenta rechazó componer la música para la secuela 'Cazafantasmas II' y procuró realizar trabajos para películas menos frívolas.

Uno de su primeros proyectos en ese sentido fue 'Mi pie izquierdo' (1989) y en 1990 compuso la música de 'Los timadores', que marcó otro punto de inflexión en su música, muy diferente en este caso a su estilo habitual. Cuando supo que Scorcese preparaba el remake de 'El cabo del miedo', no tardó en llamar al director para declararse dispuesto a adaptar la partitura original de Herrmann, uno de sus ídolos. Scorcese accedió y repitió con Bernstein en 'La edad de la inocencia' (1993), la 13ª nominación al Oscar del compositor, y en 'Al límite' (1999).

Además de su trabajo para el cine, Bernstein escribió piezas de música clásica, como dos ciclos de canciones, tres suites para orquesta sinfónica, composiciones para cuarteto de cuerda, viola y piano y piano solo. Compuso el Concerto for Guitar and Orchestra con el guitarrista clásico Christopher Parkening, que este grabó con la London Symphony Orchestra, dirigida por el mismo Bernstein. Su último trabajo fue la banda sonora del film de Todd Haynes 'Lejos del cielo' (2002), protagonizada por Juliane Moore y Dennis Quaid. Por ella recibió su 14ª y última nominación a los Oscar y a los Globos de Oro. Murió en agosto de 2004 a los 84 años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario