11 abril 2012

Gato Pérez


El 11 de abril de 1951 nació en Buenos Aires el músico y cantante afincado en Barcelona (España) Xavier Patricio Pérez Álvarez, más conocido como Gato Pérez, auténtico renovador de la rumba catalana.

Comenzó haciendo country rock con una banda llamada Sloblo y su primera grabación profesional la realizó como bajista del grupo de jazz-rock progresivo Secta Sónica, con los que grabó dos álbumes. Tras su disolución, Xavier se incorporó como jefe de promoción en el sello Edigsa, apoyando a grupos como la Companyia Eléctrica Dharma. Asimismo formó parte del grupo fundador de Zeleste, una de las salas de concierto más prestigiosas de la escena musical barcelonesa, en la que contribuyó a que muchos músicos barceloneses comenzaran a ver en la rumba, la salsa y el flamenco una salida a su ya largo estancamiento en el jazz-rock: así la Orquesta Mirasol, pasa de inspirarse en Miles para descubrir los ritmos caribeños, Toti Soler se va a Sevilla a estudiar flamenco y se forma la Orquesta Platería, sobre el modelo de orquesta de baile de fiestas de pueblo, incorporando a la flor y nata de los músicos locales.

En 1979 Pérez, tras descubrir la rumba catalana en unas fiestas populares gracias a los gitanos de su barrio, publicó su primer disco, 'Carabruta'. Abría el álbum el tema 'Ja soc aquí', título que parafraseaba las palabras que el político catalán Josep Taradellas pronunció a su llegada a Barcelona procedente del exilio en Francia. Otra canción destacable fue 'Viejos automóviles'.

Con su segundo trabajo, 'Romesco', obtuvo un gran éxito, sobre todo con el tema 'El ventilador'. Fue de los primeros que, con sus letras de afilados versos, comenzó a describir los desajustes sociales y étnicos que se vivían en las comarcas del Maresme o en las comunidades gitanas de los barrios de la Barcelona de finales de os setenta, enfrentados a la visión idílica de ciudad abierta mediterránea que se exhibía oficialmente. En 1981 publicó su disco más conocido, 'Atalaya', con arreglos de Ricard Miralles y temas clásicos de su repertorio como 'Gitanitos y morenos' y 'Se fuerza la máquina'.

Ese mismo año sufre un infarto y obligado a dejar el alcohol confiesa que sus siguientes trabajos están compuestos "bajo los efectos del agua mineral". Aparecen en 1982 'Prohibido Maltratar a los Gatos' y 'Flaires de Barcelunya', éste último, cantado enteramente en catalán. Su siguiente trabajo, 'Música' (1983) no tiene apenas repercusión y constata la pérdida de interés del mercado por la rumba catalana. Además, Gato se encuentra mal, se cansa mucho y no aguanta más de una hora en escena.

La culpa del fracaso se la acabará llevando la rumba, puesto que en su siguiente disco, 'Ke imbenten eyos' (1984), empieza a hablarse de funky. Tampoco con él logra repetir sus éxitos anteriores y en 1986 además de publicar 'Gato x Gato', compone las canciones para el film de Ventura Pons 'La Rubia del Bar'. Sus últimas entregas fueron 'Ten' (1987) y 'Fenicia' (1990). Los problemas de salud no lo abandonarían hasta su muerte, víctima de un infarto de miocardio, el año 1990.

No hay comentarios:

Publicar un comentario