08 abril 2012

Giuseppe Tartini


El 8 de Abril de 1692 nació en Piran, una ciudad en la península de Istria, en la República veneciana (ahora Eslovenia) el violinista, compositor y teórico de la música italiano, Giuseppe Tartini. Fue uno de los mayores virtuosos del violín de su época, cuyas innovaciones en la escritura para dicho instrumento sólo pudieron ser superadas por Niccolò Paganini.

Estatua de Tartini en Piran
Su vida estuvo plagada de incidentes novelescos: destinado a la carrera eclesiástica por su familia, en 1713 colgó los hábitos para casarse con una joven de modesta condición, Elisabetta Premazore, una mujer que su padre desaprobaba debido a su baja clase social y a la diferencia de edad- aunque protegida del cardenal Cornaro de Padua- circunstancia que le granjeó la enemistad con aquél. Se tuvo que refugiar en el monasterio de Asís, lugar en el cual prosiguió con su formación musical bajo la tutela del músico bohemio Bohuslav Cernohorsky, y en donde compuso una de sus obras más célebres, “El trino del diablo”. Se cuenta que Giuseppe Tartini compuso esta pieza en 1713, inspirado por un sueño donde vio al maligno al pie de su cama tocar una melodía en su violín. Al despertar, comenzó a transcribirla en su papel pautado y, a pesar de su hermosura, al parecer no era nada comparado con lo que realmente llegó a escuchar en su sueño.

'El Trino del Diablo'
En el monasterio de San Francisco de Asís se encontró un escrito de Tartini, al parecer se trataba de una carta dirigida a Joseph-Jérome de Lalande (astrónomo francés), en el que se podía leer: “Una noche, en 1713, soñé que había hecho un pacto con el Diablo y estaba a mis órdenes. Todo me salía maravillosamente bien; todos mis deseos eran anticipados y satisfechos con creces por mi nuevo sirviente. Ocurrió que, en un momento dado, le di mi violín y lo desafié a que tocara para mí alguna pieza romántica. Mi asombro fue enorme cuando lo escuché tocar, con gran bravura e inteligencia, una sonata tan singular y romántica como nunca antes había oído.


Tal fue mi maravilla, éxtasis y deleite que quedé pasmado y una violenta emoción me despertó. Inmediatamente tomé mi violín deseando recordar al menos una parte de lo que había escuchado, pero fue en vano. La sonata que compuse entonces es, por lejos, la mejor que jamás he escrito y aún la llamo La sonata del Diablo, pero resultó tan inferior a lo que había oído en el sueño que me hubiera gustado romper mi violín en pedazos y abandonar la música para siempre…”  No es el único caso de melodías inspiradas o dictadas por el mismo “diablo”. El aspecto patibulario de Paganini, sus excentricidades y la habilidad que tenía para tocar el violín, contribuyeron a extender la leyenda de que el famoso compositor había hecho un pacto con el demonio. Asimismo, Tartini, enamorado de la poesía, tenía la costumbre de anotar versos en los márgenes de las partituras. Pero no de cualquier modo: la escritura de Tartini es otro más de sus misterios, por sus rasgos casi indescifrables.


De regreso en Padua en 1715, inició una carrera de virtuoso que le llevó, durante un corto período de tiempo, hasta Praga. En 1726 se estableció definitivamente en Padua, dedicándose a la interpretación y la enseñanza. La habilidad de Tartini mejoró enormemente y en 1721 fue designado maestro de capilla en Il Santo en Padua.

En 1726, Tartini inició una escuela de violín que atrajo a estudiantes de toda Europa, la que más tarde se hizo conocida como la Escuela de las Naciones. Pietro Nardini fue su alumno más prominente. Tartini se fue interesando gradualmente por la teoría de la armonía y la acústica, y desde 1750 hasta el final de su vida publicó varios tratados. De entre sus diferentes tratados teóricos destaca “Tratado de música según la verdadera ciencia de la armonía” (1754). Tartini falleció el 26 de febrero de 1770 en Padua a los 78 años de edad.

Su música
Se le adjudica el descubrimiento compartido del fenómeno acústico de la combinación tonal al observar que, cuando se producen simultáneamente dos notas y se mantienen durante un tiempo, se percibe una tercera nota. Este fenómeno acústico, el tercer sonido o tono resultante se denomina también sonido diferencial o “sonido de Tartini”. También desarrolló una nueva técnica de manejo del arco todavía vigente e introdujo mejoras en las cuerdas.

La lista de composiciones de Tartini incluye cerca de 125 conciertos para violín, “Concierto en mi menor D56. Adagio” (Uto Ughi, violín), algunos conciertos para otros instrumentos, numerosas sonatas en trío, más de 175 sonatas para violín, así como cuartetos, tríos y varias sinfonías. Además escribió algunas obras vocales religiosas. En sus últimas creaciones la expresividad melódica se impuso finalmente sobre el virtuosismo puramente técnico de sus primeras partituras.


Obras principales
- “Trino del Diablo” 1765 (Violín: Ida Haendel & Piano: Alfred Holecek)
- “Variaciones sobre un tema de Corelli” (Zino Francescatti violín y dir. Zurich Chamber Orchestra)
- "Concierto para trompeta en Re mayor" (Maurice André)

- Concierto para violín, cuerdas y bajo continuo, en La mayor D.96 1. Mov. Allegro  2. Mov. Adagio  3. Mov. Presto  4. Mov. Largo andante  (Andrea Marcon, dir. & Venice Baroque Orchestra)
- Concierto para Viola de Gamba o violonchelo, cuerdas y bajo continuo en La mayor (Hervé Douchy, viola da gamba & Il Gardellino)
- Concierto Bucólico para violín, cuerdas y bajo continuo en Re mayor (Giovanni Guglielmo dir. & L'Arte dell'Arco)

Sonata para violín & continuo en Sol menor, "Didone abbandonata" (Enrico Casazza, violín & Roberto Loreggian, harpsichord)
- Concierto “A Sua Eccelenza Lunardo Venier” para violín, cuerdas y bajo continuo, en La menor (D 115) (L'Arte dell'Arco & dir. & Giovanni Gugliemo )
- "Concierto para flauta travesera en sol mayor"  (Milos Jurkovic flauta travesera & Slovak Chamber Orchestra & dir. Bohdan Warchall)

- "Sinfonía Pastoral en Re mayor" (Collegium Aureum & Franz Josef Maier)
- Sonata violín no. 17 Andante cantabile;
Sonata para violín y bajo continuo nº 17. Allegro (Chiara Banchini - baroque violín)
- Concerto para chelo en Re mayor, 3er Mov. – Grave (Música serie TV: "Love was one day late")

No hay comentarios:

Publicar un comentario