09 agosto 2012

Harry Mills


El 9 de agosto de 1913 nació en Piuqua (Ohio) el cantante norteamericano Harry Mills, uno de los componentes del cuarteto vocal de hermanos The Mills Brothers. A través de su padre, John Mills, Sr., los chicos entraron pronto en contacto con la música popular, ya que John era miembro de los Four Kings of Harmony, otro grupo vocal.

John, Herbert, Harry y Donald
Los cuatro hermanos formaron su propio grupo y comenzaron llamándose Four Boys and a Guitar, realizando sus primeras actuaciones durante los años veinte en pequeños teatros de Ohio. Gracias a sus actuaciones en la emisora WLW de Cincinatti, el cuarteto adquirió fama fuera del estado. A través de las ondas los descubrió Duke Ellington, quien les consiguió un contrato discográfico con Brunswick Records en Nueva York.

Herbert, John Jr., Donald y Harry
Ya con su nuevo nombre, The Mills Brothers, John, Herbert, Harry y Donald Mills, grabaron su primer disco en octubre de 1931, con los temas 'Tiger Rag y 'Nobody's Sweetheart'. El single copa el primer puesto de las listas pop durante cuatro semanas y The Mills Brothers logran vender su primer millón de copias. La característica principal del grupo, que cantaba a cappela acompañados de una guitarra, es que eran capaces de imitar a la perfección los sonidos de contrabajo, trompeta, trombón y saxofón.

 

Debutan ese mismo año en el cine en el film 'The Big Broadcast' al que seguirán muchos otros. En 1932 consiguen otro nº1 acompañando a Bing Crosby en el tema 'Dinah', y nuevos hits con 'St Louis blues', 'Bugle call rag', 'Swing it sister' y 'Sleepy head'.

Harry, Herbert, Donald y John Jr.
En 1934, una gira por Gran Bretaña y varias actuaciones en el London Palladium los da a conocer en Europa. Dos años más tarde, John Jr., el mayor de los hermanos, murió de una pulmonía, por lo que su padre, John Sr., cubrió su puesto. Además se agregaría al grupo el guitarrista Norman Brown, que continuaría con ellos los siguientes treinta años. En 1943 el cuarteto familiar publicó su mayor éxito, 'Paper doll', que fue nº1 durante doce semanas y del que se vendieron seis millones de copias.

Herbert, Donald y Harry con papá Mills
Le siguió 'You always hurt the one you love' (1944), que repitió nº1 y disco de oro. A finales de los cuarenta grabaron varios éxitos más como 'I wish' (1945), 'Across the alley from The Alamo' (1947), 'Someday (You'll want me to want you)' (1949), o 'Nevertheless (I'm in love with you)' (1950), en el que comenzaron a utilizar una orquesta como acompañamiento. Hasta entonces en la mayoría de sus grabaciones, sólo usaban una guitarra y sus voces.

Herbert, Donald, Harry y John Mills Sr.
En 1952, con 'The glow-worm', también disco de oro, consiguieron su último nº1. El repertorio del grupo cambió y cantaron con diferentes orquestas. En 1957 John Mills, que ya contaba 68 años, dejó el grupo tras sufrir una amputación de pierna, por lo que continuaron como trío. Hasta su última entrada en las listas de pop, 'The ol' race track' en 1968, siguieron grabando temas pop-rock como 'Get a job' (1958), 'Yellow bird' (1959) y 'Cab driver' (1968).

En 1976 se celebró su 50 aniversario en la profesión con un concierto tributo en el Dorothy Chandler Pavillion de Los Ángeles, presentado por Bing Crosby. En aquel momento, Harry Mills, a causa de una diabetes que padecía, se había quedado prácticamente ciego. Herbert, Harry y Donald siguieron como trío hasta la muerte de Harry en junio de 1982 a los 68 años.

John Mills III y Donald
Herbert y Donald continuaronon como dúo hasta la muerte del primero en 1989. A continuación Donald siguió trabajando con la tercera generación de los Mills, John III. Tras la muerte de Donald en 1999, la saga de los Mills Brothers continúa, aunque ya con miembros no pertenecientes a la familia Mills, como Elmer Hopper, que había cantado anteriormente en una de las variadas y múltiples formaciones que existieron de The Platters.
A finales de los años sesenta, Dean Martin pidió a su productor Greg Garrison que contratara a los Mills Brothers para su show de TV. En aquella ocasión Martin confesó, que Harry Mills había tenido en su estilo vocal mucha más influencia que Frank Sinatra o Bing Crosby.

No hay comentarios:

Publicar un comentario