17 octubre 2012

Jeanine Deckers (Soeur Sourire)


El 17 de octubre de 1933 nació en Bruselas (Bélgica) la hermana Jeanine Deckers, religiosa de un convento de la orden Dominicana, cuya superiora, viendo las aptitudes musicales de Jeanine le permitió grabar un disco negociando un contrato con el sello Philips.

Ni su nombre, ni su imagen podrían aparecer en las portadas. Una de las canciones del disco, 'Dominique' (1963), dedicada a su orden y que Jeanine publicó bajo el seudónimo de 'Soeur Sourire' (Sor sonrisa) se hizo tremendamente popular en Europa y más tarde en todo el mundo. En Estados Unidos acababa de ser asesinado John F. Kennedy y las emisoras de radio radiaron el tema hasta la saciedad como tributo al presidente desaparecido. Fue nº1 durante cuatro semanas, desbancando del puesto de honor al mismísimo Elvis.

Esto llevó a que el famoso presentador de TV Ed Sullivan se trasladara al convento en Bélgica para dar a conocer el fenómeno y la inmensaa popularidad que adquirió 'Dominique' en todo el planeta hizo que se grabaran versiones en los idiomas más inimaginables. Incluso Hollywood se sumó al acontecimeinto, estrenando en 1966 'The singing Nun', con Debbie Reynolds en el papel de la religiosa y cuyo argumento, aunque ligeramente basado en la vida de Jeanine, era pura ficción.

Ese mismo año, Jeanine sufrió una crisis de fe y tras muchos tiras y aflojas con las directoras del convento, en los que estaban por medio la fama y el dinero, abandona el convento para continuar su carrera como cantante. Tuvo que comprometerse a no usar el nombre Soeur Sourire, ni traducido a otro idioma. Jeanine, contenta por poder marcharse a vivir su vida, firmó un documento de renuncia, y a partir de entonces Volvió a grabar discos, ésta vez bajo el nombre Luc Dominique. Su primer disco fue 'Soeur Sourire', en el que proclamaba que "Sor Sonrisas ha muerto".

Annie Pescher y Jeanine
Jeanine empezó a escribir canciones muy controvertidas. En ellas ponía en cuestión a las madres, a los hombres -a los que consideraba violentos y dominadores- y a la propia Iglesia católica, a la que además escandalizaba con su vida privada, ya que vivía con su pareja Annie Pescher. En 1967 grabó 'La pilule d'or', una oda a la píldora y al control de natalidad. Se apasionó por las nuevas concepciones de la Teología (entre el Concilio Vaticano II y los sucesos de mayo del 68) y buscó para ella misma y para su compañera, una nueva vía religiosa, situada entre la vida regular y la vida seglar. Llegó a secundar la afirmación de John Lennon en el sentido de sus declaraciones sobre la popularidad de Jesús de Nazareth.

Sin embargo, su nivel de vida fue muy irregular, encontró su sustento diario a través de sus escritos, sus discos, cursos de guitarra y sobre todo a través de su trabajo con niños autistas. En 1976 intentó un retorno a los Estados Unidos, pero nadie se interesó por ella. Los servicios fiscales de Bélgica reclamaron entonces las fortunas que debía haber ganado como Sor Sonrisa y permanecieron sordos a sus protestas en las que manifestaba haber entregado -cuando renunció-, todos los derechos al convento. Requirió entonces la ayuda de su antiguo convento y de la casa Philips. Las hermanas le dieron lo que consideraban que debía ser su parte pero la casa Philips, cuyos dividendos eran el 95% del total (el resto era para el convento) no quiso ayudarla.

Las autoridades religiosas fueron generosas y le ayudaron a adquirir su vivienda en Wavre, siempre que dejara de denigrar a la congregación y firmara un documento como que ya no le debían nada, cosa que hizo. Poder recuperar su nombre de Sor Sonrisa y un nuevo intento con una versión disco de 'Dominique', no le sirvió de mucho. Frente a la situación kafkiana de la deuda, monstruosa al fin (con intereses acumulados) Jeannine y su pareja Annie se sumieron en una profunda depresión que el alcohol y los medicamentos agravaron, y juntas, se suicidaron el 29 de marzo de 1985.
Por una ironía del destino, el día de su suicidio, y sin que ellas lo supieran, la SABAM (Sociedad Belga de Autores, Compositores y Editores) había recogido en una colecta para Jeanine, 571.658 francos belgas, mucho más que su deuda con el fisco que ascendía a 99.000 francos belgas.

1 comentario: