07 octubre 2012

Judee Sill


El 7 de octubre de 1944 nació en Oakland (California) la cantautora estadounidense Judee Sill, recientemente descubierta por muchos, 25 años tras su muerte. Influida por las métricas y suites de Bach, sus canciones trataban sobre el éxtasis y la redención cristiana.

Judee pasó su infancia en el bar de su padre, que murió en 1952 de una infección pulmonar. Su madre, alcohólica crónica, se casó entonces con Kennetth Muse, un dibujante animador de la serie 'Tom y Jerry', que compartía con ella el amor por la botella. Judee intentó escapar del hogar a través de una boda apresurada, pero fue capturada y la boda anulada. Tras unos episodios en los que se vio involucrada en robos a mano armada, fue ingresada en un correccional. Una vez cumplida esta etapa, se matriculó en el Valley College de Los Angeles para estudiar música.

Al mismo tiempo se ganaba la vida tocando en bares y no tardó en consumir drogas y sucumbir a la heroína. Se casó con el también drogodependiente pianista Bob Harris, que murió en 1973 de una sobredosis. Para entonces, Judee ya había abandonado la relación que más de una vez la había llevado a robar y a prostituirse para conseguir droga. Tras una estancia en la cárcel y estar una vez a punto de morir de sobredosis, abandonó las drogas por completo.

Se enfrascó entonces en la lectura de libros religiosos y místicos y retornó a la costa oeste donde conoció a David Geffen, que había estrenado nuevo sello con Asylum y que contaba con otras cantautoras como Joni Mitchell y Carole King. Geffen le ofreció un contrato y Sill grabó el primer disco que publicó Asylum. Su primera grabación fue 'Jesus was a crossmaker', producida por Graham Nash. "Si no hubiera escrito esa canción, solo me quedaba el suicidio", comentaría Judee después. A continuación graba su primer álbum, 'Judee Sill', con temas como 'Crayon angels' y 'Lady O', que había compuesto dos años antes para The Turtles.

Su música, una mezcla de folk y country inyectado con piano gospel y cuerdas barrocas y madrigales medievales, hace que Judee Sill pase a formar parte de lo que de inmediato se conoce como Laurel Canyon Sound, delicadas pero duras canciones confesionales y californianas. “Bach, Pitágoras y Ray Charles, en ese orden”, respondió Judee Sill  una de las veces que le preguntaron cuáles eran sus influencias. Sus cuidadas composiciones, y sus personales textos, llenos de referencias místicas y religiosas, así como su claro tono de voz ayudan a que sea rápidamente conocida en los círculos de folk y durante un tiempo acompaña a Graham Nash y David Crosby como telonera en sus conciertos.

En 1972 y 1973 actúa en Inglaterra donde aparece en directo por TV y en Radio One. Al año siguiente aparece su segundo álbum, 'Heart Food', grabado con la colaboración de músicos como Buddy Emmons, Spooner Oldham, Chris Ethridge, Jim Gordon y Doug Dillard. y en el que disfrutó de plena libertad creativa. Geffen satisfizo todos sus caprichos y dispuso de orquesta sinfónica y coros celestiales. Con temas como 'Soldier of the heart', 'The kiss' y 'The pearl', el espíritu es el mismo que en el primer álbum, pero composiciones litúrgicas como 'The donor' lo hacen aún más extremo en su intensidad evangélica y sexual.

Demasiado para lo que se escuchaba entonces. Una gira por Londres (donde, desde el escenario, rogaba al público que comprara sus discos para “no tener que seguir teloneando a bandas de mierda como la que tocará hoy después de mí”) apenas sirvió para darla a conocer. Desilusionada, Judee Sill se distancia de Geffen, a pesar de tener ya grabadas algunas canciones, nunca termina su tercer álbum, sale a conducir a toda velocidad por las noches de Beverly Hills y tiene varios accidentes de tráfico que afectaron su espalda y la engancharon a los calmantes.

Luego Judee Sill desapareció de los sitios que solía frecuentar, sitios, que también solían desaparecer habitualmente. Cuando en noviembre de 1979, se anunció su fallecimiento por "una aguda intoxicación de cocaína y codeína", todos se asombraron mucho. Les sorprendió su muerte porque en realidad pensaban que Judee Sill había o debería haber muerto varios años antes. 25 años después es redescubierta y en 2005 aparece al doble álbum 'Dreams come true', que contiene las ocho canciones acabadas en 1974, así como versiones alternativas y maquetas. Al año siguiente, bajo el nombre 'Abracadabra' se publica otro doble con sus dos únicos álbumes oficiales, y, finalmente, en 2007 se editan las grabaciones que Judee realizó en los estudios de la BBC entre 1972 y 1973, 'Live in London'.

No hay comentarios:

Publicar un comentario