17 junio 2011

Festival de Monterey (2)


La ciudad de Monterey -"Donde el Pacífico se encuentra con los pinos"- , fundada por Fray Junípero Serra en 1770, era un punto de encuentro ideal. Situada en una pequeña península localizada en la costa de California central, a unos 40 kms al norte de Big Sur y unos 150 kms al sur de San Francisco, Monterey fue durante siglos un cruce de caminos. Antes de llegar a ser un estado, fue la capital provincial y a finales del siglo XIX todas las mercancías que arribaban al país debían pasar por la aduana de Monterey, en la que se abonaban los impuestos. La constitución californiana se redactó en Monterey y allí se estableció la primera oficina de correos del estado.


Monterey y otras ciudades americanas habían albergado en otras ocasiones festivales de jazz y de folk, pero nada era comparable con lo que se les venía encima. Pocos de los aproximadamente 26.000 habitantes de Monterey imaginaban cuántos freakies del rock iban a reunirse en los campos de la feria de Monterey para ver en el recinto de 7000 asientos a sus ídolos musicales.

Vinieron de todas las partes del país, por la autopista de la costa oeste, la US 101 y del este, montados en autobuses multicolores, furgonetas y coches decorados, Hondas y Harleys y sobre todo en auto-stop. Y no era una masa homogénea de melenas, pies descalzos y pantalones Levi's. También se hicieron visibles otras estéticas y tipos humanos, estudiantes de universidad, jóvenes ejecutivos y empresarios, por no hablar de soldados, marineros y curiosos locales.

Lou Rawls: "Podías caminar cinco pasos y encontrarte en una conversación y atmósfera completamente diferente. Nos dábamos cuenta de que llegaba gente de todo pelaje y origen, pero en ese momento había algo que todos tenían en común: su amor por la música" . Los objetivos iniciales de los promotores consistían en vender alrededor de 7.500 entradas para cada uno de los cinco shows del fin de semana, a unos precios que oscilaban entre 3$ para los conciertos de tarde y 6.50$ para los conciertos nocturnos con un precio general de admisión al recinto ferial de 1$.

Una vez que los hoteles, hostales y algunas residencias privadas pusieron el cartel de 'completo', la mayoría de la gente se dispuso a acampar en los alrededores del recinto los cuales, bajo la dirección de Danny Rifkin (comanager de Grateful Dead), habían sido transformados en una comunidad hippie donde se hacían hogueras, se contaban historias, se cantaban canciones y se compartía la comida, la bebida y todo tipo de sustancias lisérgicas. Dormían en los coches o bajo las estrellas y aquellos que por una razón o por otra no podían acceder al recinto escuchaban el show tumbados en la hierba a través de los altavoces dispuestos por la organización.

Stanley Owsley
De la provisión de LSD se encargó Stanley Owsley, 'el Oso', famoso fabricante de ácido lisérgico que sólo entre 1965 y 1967 fabricó millón y medio de dosis de LSD. (Las anfetaminas eran ilegales, el LSD en cambio, no). Para la ocasión el alquimista del ácido presentó su nueva creación: los 'Monterey Purple', bajo cuyos efectos anduvo prácticamente la mitad de los asistentes. Para la gran mayoría fue una experiencia virgen idílica.

Lou Adler: "Queríamos organizar el mejor concierto de la historia, no sólo desde el punto de vista de la audiencia, sino también para los músicos. Yo llevaba en el negocio desde 1957 y como manager me encontraba con todo tipo de sorpresas en las salas de conciertos. Los camerinos para cambiarse solían ser los aseos, no había forma de conseguir algo de comer tras las actuaciones, los alojamientos eran: 'Oh perdonad, se nos olvidó reservar'. Así que decidimos ofrecer lo mejor de lo mejor en cada aspecto: un equipo de sonido de primera, alojamiento, transporte y catering para los músicos, todos ellos servicios a los que la gran mayoría de los artistas no estaban acostumbrados."

Albert Grossman, Benny Shapiro y Bill Graham reponiendo fuerzas en el backstage

"Tras aquel fin de semana, los artistas exigirían unos mínimos servicios en sus conciertos. Fue la primera vez que se hacía algo así. Pero lo hacíamos todo instintivamente. Cuando llegamos a la zona del recinto, no había nada allí, ni siquiera un escenario decente. Todo tuvo que construirse de nuevo y desde cero. Instalamos el campamento, establecimos un centro de comunicaciones y todos los implicados llevábamos un walkie talkie para tenernos controlados en todo el área y en todo momento. Trajimos a Chip Monck como mánager de escenario, un tío increíble. No paraba de decir: 'Esto no lo puedo hacer, a no ser que...,' y construyó más de lo que necesitábamos, un estadio dentro de una plaza de toros.

"Organizamos un equipo de transportes que incluía, no sólo coches con chófer para los artistas, también scooters y bicicletas o cualquier cosa que sirviera para moverse. Disponíamos de un equipo de limpieza y un comité artístico que se encargaba de supervisar el buen aspecto de los puestos de artesanía y los quioscos de comida. También pusimos en marcha un servicio médico de primeros auxilios porque sabíamos que podíamos tener algún problema con las drogas. No queríamos que la gente que no supiera controlar se metiera en problemas, y menos aún, que estos problemas afectaran al resto de la gente o a la buena marcha del evento. El Dr Bowersocks, director del centro médico de Monterey, manifestó días más tarde que el equipo de voluntarios que componía el servicio médico y seguridad, estaba años por delante de su tiempo a la hora de localizar, ayudar y recuperar a los chavales que se habían pasado con el ácido y no sabían controlar su 'viaje'.

Lou Adler bromea con un oficial
"Asimismo organizamos nuestro propio servicio de seguridad, supervisado por David Wheeler, que trabajó en estrecha colaboración con los agentes de policía de Monterey. Los policías locales nunca esperaron sentir tanta simpatía por la gente que vino al evento y jamás podían haber llegado a imaginar que el lema del Festival, 'música, amor y flores', les impregnaría de tal modo que dejaran fotografiarse ataviados con flores."

Minnie Coyle (Alcaldesa de Monterey): "Cuando me propusieron la organización del Festival, no estaba nada convencida y en principio estaba en contra de su celebración, pero ahora estoy agradablemente sorprendida de la buena organización y del perfecto comportamiento de la gente"

De hecho, bastantes horas antes de finalizar, el jefe de policía Frank Marinello (que estaba a punto de retirarse), se sintió con la suficiente confianza como para mandar a casa a la mitad de los efectivos que había desplegado: Sus 42 agentes, y un refuerzo de 100 más de las localidades colindantes. Los 650 soldados del cercano Fort Knox (que estaban preparados por si acaso) tampoco fueron necesarios. En toda su carrera de 33 años, dijo, nunca se había enfrentado a una masa de gente de tal magnitud y al mismo tiempo tan pacífica.

Jimi Hendrix conversa con Janis Joplin y Grace Slick

Uno de los instantes más famosos de cruce de culturas se produjo en el backstage. En uno de los barracones auxiliares que se habían desplegado con el Festival, varias firmas de instrumentos, como Guild y Moog habían montado una exposición de sus equipos e instrumentos para que los músicos tuvieran oportunidad de probarlos. En un momento dado, Jimi Hendrix y Bob Weir de Grateful Dead, sin conocerse, enchufaron sus guitarras en el mismo amplificador y empezaron a improvisar juntos. Al instante se les unió Paul Simon con una acústica.

Grace Slick: "Fue la primera vez que todos esos músicos y bandas se encontraban unos frente a otros, así que todos aprendían de todos. Eran músicas tan diferentes, desde Jimi Hendrix hasta Ravi Shankar, de The Mamas & The Papas a The Who. En el backstage había una zona donde nos servían comida durante las 24 horas y todos nos encontrábamos allí tarde o temprano. Era alucinante"

Candice Bergen
Otros que no faltaron a la cita fueron los ejecutivos y productores discográficos, que querían comprobar con sus propios ojos el increíble auge del nuevo movimiento. Allí estaban Goddard Lieberson y Clive Davis, presidente y director ejecutivo de Columbia Records, que pocas semanas después del Festival firmaría sendos contratos con Big Brother & the Holding Company y Laura Nyro; también Jerry Moss, socio de Herb Alpert en A&M Records; el jefe de Warner Bros., Mo Ostin y Jerry Wexler de Atlantic Records. Entre las celebridades se pudo ver a Nico, musa de Andy Warhol y miembro de los Velvet Underground; Brian Jones, de los Rolling Stones; Candice Bergen representando al mundo de Hollywood y Dennis Hopper, que vino como fotógrafo al Festival.

Sábado, 17 de junio de 1967


SESIÓN DE TARDE



La segunda jornada del Festival estuvo dividida en dos sesiones. La primera, de tarde, comenzó a la 1:30 PM, y el cartel fue como sigue:

Canned Heat



 (lista incompleta)


Bob Hite
Henry Diltz (Fotógrafo oficial del Festival): "Canned Heat venían de tener bastante éxito en Topanga Canyon y sitios como The Ash Grove y The Kaleidoscope en Hollywood, y Liberty Records acababa de firmarles un contrato. Pero esta fue su primera gran actuación fuera del área de Los Angeles "
    Steve Miller: "Canned Heat vino a hacer su boogie. Estaban completamente relajados y seguramente, en su mejor momento. Estuvieron sensacionales aquella tarde"
    • Voz solista: Bob 'The Bear' Hite Jr.
    • Guitarra, armónica y voces: Al 'Blind Owl' Wilson
    • Guitarra rítmica: Harry Vestine
    • Bajo: Larry Taylor
    • Batería y percusión: Frank Cook

    Country Joe and the Fish

    Fixin' to die rag
    The bomb song


    Country Joe McDonald
    Country Joe McDonald: "Llevábamos la cara pintada, teníamos flores en el pelo, gargantillas artesanas de avalorios y calzábamos sandalias. Tratábamos de tener un aspecto de estar totalmente en la onda"
    Steve Miller: "Me encanta Joe. Es un tipo increíble, así como Barry Melton y el resto de la banda. Eran estudiantes de Berkeley bastante radicales. Yo venía de la Universidad de Wisconsin en Madison, así que el estilo me era familiar. ¡Pero Country Joe & the Fish era la banda más izquierdista y subversiva de Berkeley!. La guerra en Vietnam cada vez iba a más, y no nos gustaba como nuestra sociedad estuviera mostrando sus peores caras. 

    Barry Melton
    Estos chicos eran comentaristas políticos en un escenario de pop/rock y lo hacían con un gran sentido del humor. Al mismo tiempo, Joe era una auténtica estrella del rock. Tenían su propio management, fundaron su propia editora y aprendieron a cuidarse. Él estaba ahí con el mensaje adecuado y era capaz de transmitirlo con humor."
    • Voz solista y guitarra: Country Joe McDonald.
    • Guitarra solista: Barry Melton
    • Teclados: David Cohen
    • Bajo y guitarra: Bruce Barthol
    • Batería y percusión: John F. Gunning

     

    Big Brother and the Holding Company

    Down On Me
    Combination Of The Two
    Harry
    Roadblock
    Ball And Chain

    Janis Joplin, la tarde del sábado
    John Phillips: "Janis estaba hecha un flan. Era un manojo de nervios. Lou Rawls no paraba de decirle: 'Saldrá bien, todo saldrá bien, no te preocupes por nada', pero ella no dejaba de temblar. En cuanto pisó el escenario, dio un pisotón en el suelo y de repente era la tejana de siempre"
    Lou Adler: "Mirabas y no acababas de comprender, Dios mío! ¿de dónde sale ésta chica y qué hace liderando esa banda de músicos?
    Si Otis les robó el alma y Ravi Shankar los elevó de sus asientos, Janis les arrancó el corazón"
    Michelle Phillips: "Yo estaba alucinando porque nunca había oído a una chica blanca cantar blues como Bessie Smith" 

    James Gurley
    Henry Ditz: "Janis apareció con un aspecto núbil y un top transparente. Me recordaba a una de las chicas que dibujaba Robert Crumb. Era todo fuego y  gastó el último gramo de emoción y sentimiento que le quedaba cantando. No había visto ni he vuelto a ver tanta intensidad en escena. Recuerdo que su manager se negó a que filmasen o grabasen el show para la película o para la TV, pero de alguna manera se les convenció, visto el éxito y la expectación creada, para que tocaran de nuevo al día siguiente"
    • Voz solista: Janis Joplin.
    • Guitarra y voces: Sam Andrew
    • Guitarra solista: James Gurley
    • Bajo: Peter Albin
    • Batería y percusión: David Getz

     

    Al Kooper

    I can't keep from cryin'
    Wake me shake me
    Don't let me sleep too long


    Al Kooper, un guitarrista que se había pasado al órgano desde que (por casualidad) acabó tocando un Hammond en la famosa sesión de grabación de 'Like a rolling stone' de Bob Dylan, se enroló como organista en 1965 en la banda Blues Project, con el fin de practicar con el instrumento. Tras la publicación de su segundo álbum 'Projections', el grupo entró en una fase de inseguridad y unas semanas antes del Festival, Al Kooper había dejado la banda con un nuevo proyecto sin definir en mente.

    Al Kooper
    Cuando le hablaron de Monterey se apuntó incluso para ayudar en el montaje y ejerció de ayudante de Chip Monck encargándose de localizar los mejores amplificadores y equipos de voces disponibles para el evento. Blues Project se había comprometido también a tocar en el Festival, abriendo la sesión nocturna del domingo, pero Al tocó la tarde del sábado un par de temas con su Hammond. Cuando esa misma tarde tuvo ocasión de oír a Electric Flag, el proyecto que barruntaba se definió: Unas semanas después, Kooper formó Blood Sweat & Tears.

    The Butterfield Blues Band



    Look over yonders wall
    Mystery train
    Droppin' out
    One more heartache
    (lista incompleta)

    Paul Butterfield
    Al Kooper: "Paul Butterfiled era lo más. Como dijo Mike Bloomfield: No existe lo blanco y lo negro. Paul podía haber sido un atún azul, y no hubieras notado la diferencia. Seguía siendo un bluesman. Él era el jodido blues"
    Steve Miller: "Elvin, Jerome, Mark y Paul eran sensacionales. Paul estaba en su cima y lo daba todo en el escenario. Acababa de recibir una buena crítica en el Time Magazine como 'el cantante de blues de ojos azules que tocaba muy bien la armónica' Paul tocaba la armónica de miedo, independientemente del color, la raza o lo que fuese.

    Elvin Bishop
    Montó su banda de blues en Chicago y comenzó a tocar en los clubes. Despertó mucha atención porque era blanco. En Monterey estaban en su mejor momento. Hacían música que se tocaba en Texas, Louisiana y Florida: blues y R&B, canciones de Muddy Waters y de Jimmy Reed. Cuando perfeccionaron el sonido expandieron el formato. Normalmente ese tipo de bandas consistían en bajo, guitarra, batería, armónica, guitarra solista y teclados. Paul añadió los vientos y aquello tomó un toque jazz. Fue increíble"

    • Voz solista y armónica: Paul Butterfield
    • Guitarra solista: Elvin Bishop
    • Teclados: Mark Naftalin
    • Bajo: Jerome Arnold
    • Batería y percusión: Bill Davenport
    • Trompeta: Keith Johnson
    • Saxos alto y tenor: Gene Dinwiddie y David Sanborn
    Paul Butterfield Blues Band


    Quicksilver Messenger Service



    If you live
    Acapulco gold and silver
    Too long
    Who do you love

    Quicksilver Messenger Service era una banda de rock psicodélico formada en San Francisco en 1965. Fue, junto a Grateful Dead y Jefferson Airplane uno de los tres grupos que lideraban la escena psicodélica de la California de finales de los 60. Uno de sus primeros guitarristas, Dino Valenti, que con las influencias que recogió durante el folk-blues revival ayudó a definir el sonido del grupo, se encontraba en aquel momento una vez más en prisión por posesión de marihuana.

    John Cipollina
    Todos los sellos importantes habían fichado ya a alguno de los artistas de los llamados 'hippies psicodélicos', cuya música estaba dando tanto que hablar. Grateful Dead y Jefferson Airplane ya habían fichado con Warner y RCA respectivamente, pero Quicksilver aún no había firmado contrato discográfico. "No lo necesitábamos", recordaba Cipollina, "ganábamos el doble que los que habían firmado". Pero carecieron de la proyección comercial fuera del estado que sí disfrutaron sus contemporáneos. Cuando pasó el 'verano del amor', finalmente accedieron a firmar con Capitol Records, que se había quedado rezagada con respecto a sus competidores en la contratación de nuevos valores de música 'hippie'. Este retraso jugó a favor del grupo que logró mejores condiciones en su contrato que sus colegas, consiguiendo por ejemplo poder grabar su primer trabajo en un estudio de ocho pistas, cuando lo habitual entonces, era grabar con cuatro. Jim Murray abandonó el grupo unas semanas después de sus actuación en Monterey.

    Gary Duncan, John Cipollina, Greg Elmore y David Freiberg

    • Guitarra y voces: Gary Duncan
    • Guitarra y voces: Jim Murray
    • Guitarra solista: John Cipollina
    • Bajo y voces: David Freiberg
    • Batería: Greg Elmore
     

    Steve Miller Band

    Living in the USA
    (lista incompleta)

    Steve Miller
    Steve Miller actuó con la misma banda con la que semanas antes había acompañado a Chuck Berry en el Filmore de San Francisco, la Steve Miller Blues Band. Esta actuación fue grabada y apareció en el disco de Chuck Berry, 'Live at the Fillmore Auditorium' publicado ese mismo año 1967.

    Steve Miller : "Recuerdo que mi experiencia en Monterey fue muy feliz y pasé unos momentos increíbles. Fue el primer concierto en el que participé donde todo estaba organizado con categoría, hasta el más mínimo detalle. Cuidaron a los músicos de una forma extraordinaria; nos pagaron el viaje, nos alimentaron, tenían a una flota de vehículos para llevarnos donde quisieramos. La logística funcionó como nunca y creo que aún no ha sido superado. Todo encajaba y salía a la perfección. Fue maravilloso poder formar parte de todo aquello"
    • Guitarra y voz solista: Steve Miller
    • Guitarra y voces: James 'Curley' Cooke
    • Órgano y voces: Jim Peterman
    • Bajo y voces: Lonnie Turner
    • Batería y percusión: Tim Davis


    The Electric Flag



    Groovin' is easy
    Over-lovin' you

    Mike Bloomfield
    Mike Bloomfield, que había formado parte de Paul Butterfield Blues Band, dejó el grupo en primavera de 1967 con el fin de crear su propia banda, Electric Flag, llamada originalmente American Blues Band. La idea era hacer música de raíces americnas, inspirada en el blues de T-Bone Walker, B.B. King y Guitar Slim con influencias contemporáneas de Otis Redding, Booker T & the MGs y otros artistas del Stax Records. Para ello contó con la ayuda del teclista Barry Goldberg. El bajista Harvey Brooks, que también había tocado anteriormente en la Blues Band de Paul Butterfield, tras apuntarse, recomendó al joven batería de 19 años Buddy Miles, que hasta entonces había acompañado a Wilson Pickett.

    Henry Diltz: "Habiamos oído hablar mucho de Bloomfield, de los trabajos que realizó con Dylan y con Paul Butterfield. Se notaba que estaba tremendamente nervioso. Era su primer concierto importante liderando el nuevo grupo. Pero nos dejó atónitos. Bloomfield tocó su guitarra con un soul y un sentimiento que no había oído jamás de un músico blanco."
    Steve Miller: "Me encantaba mirar a Buddy Miles tocar la batería. Me enamoré de su forma de tocar y además ¡cantaba bien!.  Electric Flag hizo una actuación tan potente y memorable que casi dolía"

    Mike Bloomfield
    Lou Rawls : "Mike Bloomfield y sus chicos hacían la música con la que habían crecido en Chicago. Allí no existían barreras raciales en lo que a música e industria del entretenimineto se refiere. La gran mayoría de los talentos musicales de Chicago procedían del sur, de Tennessee, Alabama, Lousiana, Georgia o Mississippi. Casi todos emigraron a Chicago o San Louis. Desde allí se fueron dispersando hacia todas las partes del país. Chicago fue el 'melting pot', donde se mezclaban todas las tendencias y de donde salieron grandes músicos"
    • Guitarra solista y voces: Mike Bloomfield
    • Voz solista: Nick Gravenites
    • Órgano: Barry Goldberg
    • Bajo: Harvey Brooks
    • Batería, percusión y voces: Buddy Miles
    • Trompeta: Marcus Doubleday
    • Saxo tenor: Peter Strazza
    • Saxo alto: Herbie Rich



    No hay comentarios:

    Publicar un comentario