29 enero 2012

Derek Bailey


El 29 de enero de 1930 nació en Sheffield el guitarrista avant garde inglés Derek Bailey, que fue una figura clave junto a los saxofonistas Evan Parker y Peter Brötzman del movimiento de 'improvisación libre' (sin reglas previas, secuencias de acordes o melodías establecidas) que surgió en los setenta inspirado por el free jazz.

Procedente de una familia musical (su abuelo y su tío eran músicos) obtuvo sus primeros conocimientos de guitarra de George Wing y John Duarte. Bailey se ganó la vida con las ocupaciones más diversas, en clubes, salas de conciertos y trabajos para la radio o la televisión como guitarrista solista o acompañante, y también en formaciones orquestales. En 1963 formó el Joseph Holbrooke Trio junto con Gavin Bryars (bajo) y Tony Oxley (batería). En el curso de su existencia, la música del trío evolucionó de tocar un jazz relativamente tradicional, con cambios de acordes y un tempo, para más tarde comenzar a explorar con las improvisaciones libres. Rechazando los métodos convencionales de composición, y tomando como principal punto de referencia a Anton Webern, Derek alcanzó resultados sonoros muy similares a los que obtenía la vanguardia europea.


En 1966 Bailey se trasladó a Londres donde formó una serie de asociaciones musicales con, entre otros, el batería John Stevens, el saxofonista Evan Parker, el trompetista Kenny Wheeler y el bajista Dave Holland. Grababan bajo el nombre de Spontaneous Music Ensemble y en ella desarrollaron el tipo de improvisación igualitaria y colectiva que Bailey iba a adoptar desde entonces. Dos años después, Derek se volvió a reunir con Tony Oxley en cuyo sexteto permaneció hasta 1973

En 1970, y en compañía de Oxley y Evan Parker, Bailey fundó Incus Records. Se trataba del primer sello estable independiente dirigido por músicos en el Reino Unido, una marca de prestigio que aún hoy se mantiene en activo. El año 1976 fue el de la fundación de Company, unos talleres de libre improvisación con músicos europeos, africanos, americanos y japoneses que a Bailey le sirvieron para desarrollar algunos de sus conciertos más recordados.

Bailey gozaba de enorme prestigio en los más selectos círculos de improvisación de medio mundo, y muy especialmente en España, un país con el que tuvo mucho vínculo en la última etapa de su vida: desarrolló proyectos con el pianista Agustí Fernández, residió durante varios años en Barcelona, donde mantenía una vivienda en el barrio gótico, y anhelaba retirarse en la costa malagueña. Autor del libro 'Improvisación: Su naturaleza y su práctica' (1980), imprescindible para comprender esta especialidad, y de la serie de documentales para la BBC 'Improvisations', Derek Bailey fue un músico influyente y reverenciado, con un legado discográfico que supera, entre obras en solitario y colaboraciones (John Zorn, Lol Coxhill, Fred Frith, Anthony Braxton...), el centenar de referencias, destacando 'Outcome' (1983), 'No Waiting' (1997), 'Mirakle' (2000) y 'Ballads' (2002). Su extremado radicalismo hizo su música difícil de digerir, pero no existe duda acerca de su influencia en jóvenes guitarristas de la escena free neoyorquina. Su estilo, métodos y estética han impregando a numerosos discípulos, en su gran mayoría desconocidos por el gran público.
Bailey murió en diciembre de 2005 a los 75 años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario