18 marzo 2012

Wilson Pickett


El 18 de marzo de 1941 nació en Prattville (Alabama) el cantante norteamericano de R&B, pop y soul, Wilson Pickett, figura crucial en el desarrollo de la música soul sureña. Aunque existe la tendencia de considerar a Pickett un intérprete soul por detrás en importancia de Otis Redding o Aretha Franklin, es el favorito de los que prefieren ese soul más crudo y sudoroso que generó algunos de los mejores ritmos para bailar de la década de los sesenta.

Wilson Pickett
Wilson fue el menor de once hermanos y sufrió malos tratos en su infancia. Su madre lo tenía aterrorizado y cuando tocaba reñirle le pegaba con la sartén o con lo que tuviera a mano. Más de una vez se escapó de casa con su perro pasando los días en un bosque. Cantaba gospel en el coro de la iglesia y en pequeños grupos vocales. Un día su abuelo -predicador en la iglesia- sorprendió a Wilson con una copia del disco 'Ain't nobody here but us chickens' de Louis Jordan, considerada música pagana, por lo que se ganó otra soberana paliza. En 1955 para huir del futuro que le esperaba recogiendo algodón en Alabama, se trasladó a Detroit con su padre.

The Falcons previos a la llegada de Wilson
Allí fue uno de tantos negros emigrantes del sur que ponían a punto sus voces cantando en las iglesias y en espontáneos grupos callejeros que surgían en las esquinas entonando doo-wop. En 1961 se unió a The Falcons, banda que contaba entre sus miembros a la futura estrella del soul de Memphis Eddie Floyd y a Joe Stubbs, hermano de Levi, de los Four Tops. Pickett comenzó a escribir canciones para el grupo y en 1962 publicaron 'I found a love' -cantada por Wilson- que alcanzó el Top5 de las listas de R&B y logró entrar en el Hot100.

A continuación, Pickett grabó como solista 'I'm gonna cry', su primera colaboración con Don Covay. Grabó asimismo una demo de un tema que había compuesto, 'If you need me', una balada soul que incluía un recitado. Se la envió a Jerry Wexler, productor de Atlantic Records, quien al oir la canción se la pasó a uno de los artistas del sello, Solomon Burke, quien logró con ella uno de sus mayores éxitos (nº2 en R&B y nº37Pop), considerado hoy un standard del soul.

Jerry Wexler y Bert Berns
Pickett, que grabó su propia versión -con mucho menor éxito- en el sello Double L Records, aunque destrozado por la jugarreta de Wexler, no le guardó rencor y, tras conseguir su primer Top10 con 'It's too late' en Double L, en 1964 firmó con Atlantic Records. Sus comienzos en el sello fueron difíciles, ya que le encargaron la producción de Wilson a Bert Berns, un productor esencialmente pop, que seleccionó canciones de Barry Mann y Cinthia Weil como 'Come home baby', un dueto con Tami Lynn que no tuvo repercusión.


Por fin, en 1965, Wexler decidió llevar a Pickett a grabar a los estudios Stax de Memphis, de Jim Stewart, con quien Atlantic tenía un acuerdo. La sesión que se realizó allí liberó la energía vocal de Wilson y se materializó en el disco más conocido de su carrera, 'In the midnight hour'.

Stax Records
El proceso de grabación tipificó las asociaciones creativas que se llevaban a cabo en los estudios Stax, donde el grupo de músicos residentes era interracial, algo inédito en el resto del país. Fue un guitarrista blanco, Steve Cropper, quien trabajó con Pickett en el desarrollo de unas voces que Pickett había estado ensayando en sus shows en directo. Pero fue Wexler el responsable de la configuración rítmica de 'In the midnight hour', mostrándoles a los músicos un nuevo baile adolescente que arrasaba en las pistas del país, 'The Jerk' en el que se acentuaba el contrapunto.

Fue nº1 en las listas de R&B y nº21 en el Hot100, pero independientemente de este logro, la canción fue tremendamente popular, siendo versionada por miles de grupos blancos y negros en escenarios y estudios durante la segunda mitad de los años sesenta. Otros temas grabados en Stax, en cuyas sesiones, además de Cropper, participaron Isaac Hayes, Donald 'Duck' Dunn y Al Jackson, fueron 'Don't fight it', 'Ninety-nine and a half (Won't do)' y '634-5789 (Soulsville, USA)', que fue nº1 en las listas de R&B y nº13 en el Hot100.

Rick Hall
Posteriormente, a causa de la ruptura del acuerdo entre Stax y Atlantic, tuvo que cambiar de estudio y viajar más al sur, a los estudios FAME de Muscle Shoals en Alabama. Cuando desde el avión, Wilson vio los campos de algodón que había dejado atrás once años antes le recorrió un escalofrío: "Miré hacia abajo y ví a todos aquellos negros recogiendo algodón y dije: 'Mierda, den la vuelta, yo no voy a volver ahí de ninguna manera'. Cuando vi a Rick Hall esperándome en el aeropuerto pensé que si hubiera sabido que Wexler me enviaría allí con aquel tipo blanco del sur, no hubiese subido jamás al avión. Y hubiese cometido el mayor error de mi vida. Aquel tío hacía un gran trabajo por allí abajo"


Estudios FAME
Rick Hall le ofreció a Pickett la misma atmósfera de trabajo que había disfrutado en Memphis y Wilson siguió grabando éxitos en la misma línea como 'Land of the 1000 dances', que fue Top10 en el Hot100 y tan versionada como 'In the midnight hour', 'Mustang Sally' y 'Funky Broadway'. Aún así la relación de Pickett con los músicos de estudio no fue la mejor, estando Pickett convencido de que todos pertenecían al Ku-Klux-Klan.


El resto de los años sesenta, Pickett como estrella consagrada, paseó su difícil carácter por los talk shows televisivos del país. Publicó varios temas escritos por Bobby Womack como 'I'm in love', 'Jealous love', 'I've come a long way', 'I'm a midnight mover' (coescrito con Pickett), y 'I found a true love'

Wilson Pickett y Duane Allman
A principios de 1969 volvió a los estudios Fame donde trabajó con un grupo que tenía en sus filas a un joven Duane Allman. De estas sesiones surgieron temas como 'Hey Jude', 'Mini skirt Minnie' y 'Hey Joe'. Ese mismo año grabó en los Criteria Studios de Miami versiones de 'You keep me hanging on' de las Supremes y 'Sugar sugar' de los Archies, así como un tema propio, 'She said yes'.

En 1971 trabajó con los productores de Philadelphia Gamble y Huff y publicó algunos éxitos menores más como 'Don't knock my love' y 'Get me back on time, engine number 9.', pero los gustos estaban cambiando y la música disco invadía las pistas de baile del país. Al año siguiente abandonó Atlantic para fichar por RCA Records y, desafortunadamente, no fue una excepción del dicho de la época que aseguraba que los artistas que abandonaban Motown y Atlantic no volvían a levantar cabeza.
Su último hit fue 'Fire and water' en 1972. Siguió apareciendo hasta finales de los años setenta en las listas de R&B y continuó activo en el circuito de giras.

En 1991 su música fue reivindicada para las nuevas generaciones con el estreno del film 'The Commitments', que narraba el ascenso de un grupo irlandés de ficción, cuyo repertorio estaba compuesto por temas de soul americano, especialmente los de Pickett. El año siguiente se publicó un disco doble con todos sus éxitos titulado 'A Man and a Half', que le trajo nuevos admiradores, pero Wilson estaba por retirarse pronto: "Las viejas carrozas tenemos que apartarnos para dejar paso a los nuevos vehículos. Me gustaría retirarme pronto con una buena imagen, un gran hit y un montón de pasta en el bolsillo".

Desgraciadamente la buena imagen se vio manchada ese mismo año. Tenía mal beber y fue procesado y encarcelado por amenazar con armas de fuego, por conducir bebido, por agredir a su novia y por invadir con su coche el jardín de su vecino. El vecino era el alcalde de Englewood (Nueva Jersey), que le perdonó -a cambio de un concierto gratuito- tras diagnosticar que "el peor enemigo de Wilson Pickett es Jack Daniels". No obstante, su lugar en la historia de la música popular está asegurado. En 1995 fue admitido en el Salón de la Fama del Rock & Roll, en 1999 publicó un álbum con nuevas canciones 'It's harder now', que recibió una nominación al Grammy y en 2000 apareció en el film 'Blues Brothers 2000'. Continuó ofreciendo conciertos hasta 2004, año en que tuvo que dejar los escenarios a causa de un grave deterioro de su salud. Murió de un infarto en enero de 2006 a los 64 años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario