14 mayo 2012

LP 'Everybody Knows This is Nowhere'


El 14 de mayo de 1969 se publicó en EEUU bajo Reprise Records 'Everybody Knows This is Nowhere', el segundo álbum en solitario de Neil Young. Fue su primera grabación con el grupo Crazy Horse, una banda que -aunque con vida propia- creció asociada al nombre del canadiense y por la que pasaron grandes músicos como Danny Whitten, Nils Lofgren y Jack Nitzsche.

Una noche de agosto de 1968, Neil Young entró en el 'Whisky a Go Go' de Los Ángeles y se encontró con el sonido potente de una banda llamada The Rockets. Aunque habían lanzado un buen álbum ese mismo año, eran prácticamente desconocidos. Asombrado ante lo que estaba oyendo, Neil pidió subir al escenario y que le dejaran tocar. Tras la jam de aquella noche, les rogó que le acompañaran  a los estudios Wally Heiders para tocar con él en las sesiones de su siguiente LP. Ya había compuesto varios temas y en los primeros ensayos que realizó con la banda, Young comprobó que había acertado.

Danny Whitten
Al poco, varios miembros de The Rockets, en concreto Danny Whitten y Billy Talbot a las guitarras y bajo y el puertorriqueño Ralph Molina a la batería, se rebautizaron como Crazy Horse -nombre que adoptaron bajo sugerencia de Young- y se unieron al músico canadiense. Aunque tras la experiencia de Buffalo Springfield, Young no quería sufrir nuevamente los traumas de estar en un grupo, necesitaba un conglomerado dinámico de músicos para proyectar sus nuevas canciones y estos músicos no sólo eran un 'backing group', eran gente normal con los que Neil podía comunicarse sin problemas de ego. 'Everybody knows this is Nowhere' se grabó en las semanas siguientes al encuentro.

Neil y su 'Old Black'
En 'Cinnamon girl' se hace patente el gran papel que jugaba Danny Whitten y su guitarra en el sonido de Crazy Horse. Danny acompaña a Young cantando la voz aguda y, durante la grabación, Neil estrenó su recién adquirida Gibson Les Paul, 'Old Black'. El tema está dedicado a la californiana Jean Ray, hermana de Brian Ray, guitarrista de la actual banda de Paul McCartney.

'Everybody knows this is nowhere' es una canción que destila odio hacia Los Ángeles:

"Todo el mundo parece preguntarse
cómo se vive por aquí
Yo tengo que huir
de este correr de aquí para allá
día tras día
Todo el mundo sabe que ésto
es como estar en ninguna parte"

Robin Lane
'Round and round (It won't belong)' tiene una estructura circular e hipnótica que casa perfectamente con el tono sentencioso de la letra, que habla de pérdida, desesperanza, ofreciendo un brazo tendido a la amistad en su desarrollo final. Aquí, Robin Lane, hija de una actriz y Ken Lane, el pianista habitual de Dean Martin, que había diseñado un par de portadas de Buffalo Springfield y en aquel momento casada con Andy Summers (futuro Police), acompañó cantando a Young. Se grabó sin que ella lo supiera y sin duda, no se arrepintió, porque oportunidades como la que le brindó Young no se le ofrecerían en su posterior y corta carrera profesional con los Chartbusters.

'Down by the River' llama la atención por su duración (más de nueve minutos). Esta canción -junto a 'Cowgirl in the sand' - la compuso Neil una noche que se encontraba enfermo en su casa de Topanga Canyon, bajo el delirio de una fiebre de 40 grados y en ellas las guitarras de Young, Talbot y Whitten dialogan entre pasajes que transportan a la psicodelia de Pink Floyd. En 'Down by the river', Neil cuenta la historia de un hombre que, tras sorprender a su mujer con otro, se cita con ella en el río para matarla de un tiro. Unas horas después aparece el sheriff y el asesino es llevado a prisión... La guitarra de Young aparece escupiendo frases amargas y agresivas, nada complicadas técnicamente, pero con un sentimiento imposible de igualar, con una ferocidad que hace perfectamente creíble que la matara río abajo. Pero su muerte es puramente simbólica porque sólo el Amor ofrece posibilidades de escape:

"Toma mi mano y yo tomaré la tuya
Juntos podríamos
Toda esta locura es demasiado dolor
Es imposible vivir hoy".

Acevedo y Young en 1967
Aunque ese amor resulta difícil de concretar y parece diluirse en la inmensidad, perdiéndose en una desafección emocional de Young que coincidía con la separación de su primera esposa, Susan Acevedo, cuyo paso por la vida de Neil se podría calificar de efímero. En 'The losing end (When you're on)' habla de su frustrada relación:

"Nunca cambiarás tus maneras?
Es tan difícil que el amor salga bien
Cuando estás en el lado perdedor
Y yo me siento así de nuevo"

Neil Young y Crazy Horse en 1970
En 'Running dry (Requiem for the rockets)' aparece un instrumento poco usual en la obra de Young. El violín eléctrico de Bobby Notkoff (otro ex de los Rockets), que ofrecía un sentimiento de lamento -casi más quejumbruso que la propia voz de Young- a una pieza cuyos estribillos sintonizan con el tema que domina el álbum en conjunto: la soledad.
Neil Young y Crazy Horse formaban un grupo sólido y poderoso y Whitten, Molina y Talbot acompañaron a Young -con la adición de Jack Nitzsche al piano eléctrico- en los directos el resto del año. Y aunque posteriormente el cantante haría incursiones en otros estilos con otros músicos -unos meses después, Young debutaba en Woodstock con Crosby Stills & Nash- siempre ha regresado a Crazy Horse. Neil Young y el Caballo Loco son una combinación tan extraordinaria como lo fueron, en su día, Bob Dylan y The Band.

No hay comentarios:

Publicar un comentario