06 noviembre 2012

Ray Conniff


El 6 de noviembre de 1916 nació en Attleboro (Massachussetts) el músico, director de orquesta, arreglista y trombonista estadounidense Ray Conniff. A menudo llamado con cierto desprecio el padrino del 'muzak' (música de ascensor), llegó a grabar sin embargo, más de un centenar de álbumes con su orquesta, vendiendo más de 70 millones de copias en el mundo, muchos de ellos acompañado de su grupo vocal los Ray Conniff Singers.

Ray en 1934
Nacido como hijo de John Lawrence -un trombonista- y de Maude Conniff -pianista-, recibió muy joven clases de trmbón de su padre, que dirigía la banda muncicipal de Attleboro. En la adolescencia, Ray formó una orquesta de baile con compañeros del colegio y estudió arreglos musicales a través de un curso por correspondencia. Su primer trabajo lo obtuvo como músico, arreglista y 'chico para todo' en los Musical Skippers, una banda de Boston liderada por Dan Murphy. A mediados de los años treinta se trasladó a Nueva York para estudiar en la Juilliard School of Music bajo la guía de Tom Timothy, Sol Kaplan y Hugo Friedhofer.

Tocaba el trombón siempre que podía y se apuntaba a las jams que surgían en los clubes de jazz de la ciudad. En 1937 logró su primer empleo remunerado como músico profesional en las filas de la orquesta de Bunny Berigan, en la que permaneció tocando y realizando arreglos unos 15 meses. En 1939 trabajó un año con la banda de Bob Crosby y pronto se hizo un nombre entre los líderes de las big bands. En 1940 trabajó con Artie Shaw y poco después con Glen Gray. Cuando Estados Unidos entró en guerra, su talento fue reconocido y permaneció en el país como miembro de los servicios radiofónicos militares en Hollywood (California), donde tuvo oportunidad de trabajar junto a Harry James, con el que coincidiría también más tarde, como civil. La aparición del bebop a finales de los años cuarenta llevó a Conniff a desaparecer un tiempo de la escena de la música popular, que dedicó a la introspección y a desarrollar sus teorías sobre los arreglos musicales en el pop.

Por fin, en 1954, a través del popular productor y director de orquesta Mitch Miller, es contratado por Columbia Records, donde comenzaría su larga y exitosa carrera como arreglista, director de orquesta y productor. Como arreglista lograría al año de trabajar en el sello su primer Top5 con el tema 'Band of Gold', interpretado por Don Cherry. Otros hits con sus arreglos fueron 'Singing the Blues' de Guy Mitchell, 'Chances are' de Johnny Mathis, ambos nº1. (Conniff arregló otros éxitos de Mathis como 'Wonderful wonderful' y 'It's not for me to say') 'Just walking in the rain' de Johnny Ray, 'Midnight gambler' de Frankie Laine y 'A white sport coat' de Marty Robbins.

En sus arreglos, Conniff empleaba las voces femeninas del coro para doblar los clarinetes, saxofones altos y trompetas de la orquesta, mientras que las voces masculinas doblaban las melodías de los trombones y los saxos de registro más grave. En 1957 graba su álbum debut como Ray Conniff and His Orchestra y se publica ''s Wonderful'. El disco logra alcanzar el Top10 de las listas de álbumes y permanece nueve meses en el Top20. En 1962, 'S Wonderful' recibió la certificación de disco de oro, así como su secuela de 1958, 'Concert in Rhythm'.

Conniff grabó desde standards de las big band de los años cuarenta, como 'In the mood', hasta clásicos del pop de autores como Paul Simon, Stevie Wonder, Burt Bacharach, The Beatles y The Carpenters, entre muchos otros. El álbum navideño 'We Wish you a Merry Christmas' de 1962 entró en las listas durante seis años consecutivos y es uno de sus discos de platino. Popularizó el tema principal de la película 'Doctor Zhivago' (1965) 'Lara's theme', una composición de Maurice Jarre que Conniff convirtió en todo un éxito pop con el título 'Somewhere my love' y por la que obtuvo un Grammy en 1966.

Realizó giras por todo el mundo y fue el primer artista occidental que grabó en la Unión Soviética. Al final de la década de los setenta su música había migrado hacia los sonidos latinos llevándole a incluir en su repertorio y grabaciones grandes clásicos como 'Bésame mucho', 'El día que me quieras', 'Frenesí', 'Aquellos ojos verdes', 'Brazil' y 'El cóndor pasa', entre muchos otros.

Por ello, Conniff se hizo muy famoso en países latinoamericanos, gracias también, en parte, a sus constantes participaciones en el Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar. Asimismo grabó varios éxitos de Camilo Sesto y Julio Iglesias en los años ochenta. Su idilio con la música latina y brasileña duró una década más y en 1997 firmó con el sello brasileño Abril Music, donde publicó ese mismo año su álbum nº 100: 'I Love Movies'. Murió en octubre de 2002 a los 85 años a causa de un accidente doméstico (se cayó en el baño).

1 comentario:

  1. jose antonio rodriguez11 de junio de 2013, 3:20

    fabuloso no habra nunca mas uno mejor dios lo tenga en su gloria tocandole a los angeles del cielo.

    ResponderEliminar