31 marzo 2012

Johann Sebastian Bach


Johann Sebastian Bach, compositor alemán, es probablemente junto con Mozart, el caso más portentoso de genialidad, fecundidad y musicalidad de toda la historia de la música.
Nació en Eisenach, Turingia, el 31 de marzo de 1685 y perteneció a una familia cuyos miembros parecieron haber sido investidos por la naturaleza con el don especial de una musicalidad fuera de lo común. Setecientos años de genios creadores casi ininterrumpidos la avalan, alcanzando en Johann Sebastian la máxima expresión creadora. Durante siete generaciones la familia Bach dio origen, al menos, a 52 músicos de importancia, desde Veit Bach (?-1577) hasta Regine Susanna Bach (1742-1809).

Johann Ambrosius Bach
Johann Sebastian recibió sus primeras lecciones musicales de su padre, Johann Ambrosius, que era músico de la ciudad. A la muerte de su padre, se fue a vivir y estudiar con su hermano mayor, Johann Christoph, por entonces organista de Ohrdruf, quien se hizo cargo de su educación y lo inició en el clavecín, órgano y composición, y lo matriculó en el Instituto (donde estudió latín, griego y teología luterana) terminando los estudios dos años antes de lo que entonces se consideraba la edad normal. Tenía un don natural para tocar instrumentos, y de muy joven ya tocaba violín, viola, espineta, clavicordio, címbalo, viola pomposa (instrumento de cinco cuerdas, intermedio entre el violín y el violoncello, que él mismo inventó con diecisiete años) y, sobre todo, el órgano, su instrumento favorito.

Por tener una bellísima voz de tiple fue admitido en el coro de la iglesia de Ohrdruf, cobrando por ello y ayudando económicamente a su hermano. Johann Sebastian Bach viajó por Europa durante el siglo XVIII trabajando como organista y compositor del período barroco, aunque también tocaba el clavicémbalo y el violín, al servicio de la iglesia y de la realeza.

Leipzig en 1735
Sin embargo, en Köthen, la residencia en Sajonia donde Bach alcanzó su más alto estatus social en su condición de maestro de capilla de la corte, pudo vivir y crear sobre terreno fértil, desde 1717 hasta 1723, muchas de sus obras instrumentales.
Decidió convertirse en el sucesor de Johann Kuhnau, fallecido en 1722, como chantre en la iglesia de santo Tomás de Leipzig. A pesar de las fastidiosas riñas con el limitado consejero de la ciudad de Leipzig, Bach permaneció allí hasta el final de su vida, y en este tiempo fue el responsable de la música eclesiástica y del collegium Musicum de la universidad, que había sido fundado por su amigo Telemann. Johann Sebastian Bach muere en julio de 1750 a los 65 años.

Presunto retrato de Bach de 1715
SU OBRA, SU ESTILO
En la época de Bach, el contrapunto iba perdiendo cada día más adeptos, mientras en distintos puntos de Europa surgían escuelas musicales de nuevo cuño, que prescindiendo del estilo severo, al menos en las composiciones profanas, en las composiciones religiosas imitaban las modas de la ópera trasladándolas al ámbito eclesiástico.
No se debe deducir que Bach se limitara a seguir sin criterio las normas de la composición contrapuntística, pues según algunos biógrafos, si Bach se hubiese presentado a un examen académico de Fuga lo habría suspendido, o al menos aprobado con menor brillantez de la que corresponde a su prestigio. (Pau Casals - Master class - Bach Suite. ¿Existía realmente el staccato en tiempos de Bach?


Sus conocimientos abarcan mundos de sabiduría insospechados en su tiempo, y su técnica compositiva no estaba al alcance de cualquiera, por lo que fue marginada en su época. El triunfo del estilo brillante y superficial de la Escuela de Mannhein y la Escuela de Viena motivaron que la música de Bach desapareciera del mundo musical alemán rápidamente; de hecho, al año de su muerte el compositor ya casi había sido olvidado.

Y es preciso señalar que Bach no se consideraba a sí mismo un artista, sino un “artesano”, un trabajador de su oficio. Pese a que tras la muerte del maestro su música, considerada en exceso intelectual, cayó en un relativo olvido, compositores de la talla de Mozart o Beethoven siempre reconocieron su valor. Recuperada por la generación romántica, desde entonces la obra de Johann Sebastian Bach ocupa un puesto de privilegio en el repertorio. La razón es sencilla: al magisterio que convierte sus composiciones en un modelo imperecedero de perfección técnica, se une una expresividad que las hace siempre actuales.

Posible retrato de Bach de 1750
La influencia de Bach sobre los compositores posteriores se basa en tres grandes pilares de los que el músico barroco puede considerarse como un auténtico maestro: la ornamentación, la fuga y la variación. En toda su obra, los ornamentos están presentes en forma de notas de adorno, apoyaturas, grupitos o trinos y todos los grandes compositores (Haydn, Mozart, Beethoven, Chopìn) los han utilizado basándose en ellos.
Después de Bach, la fuga casi desaparece durante el siglo XVIII a favor de la sonata, entonces triunfante. Sin embargo, aunque el temperamento de otro genio como Mozart casi se prestaba para cultivar este genero, compuso alguna fuga para clave, además de un final fugado para pequeña orquesta, que figura en su galimatías musical compuesta a los 12 años, y la mas famosa, la del Kyrie de su esplendoroso Réquiem.
Bach fue el primer minimalista de la historia: motivos muy cortos, de tan solo cuatro notas que a veces se repiten, se entrecruzan, se multiplican o cambian de armonía. Bach, además, construyó el "tema con variaciones”, género adaptado por muchos compositores. Después de las Treinta variaciones sobre un aria en sol (Variaciones Goldberg) figuran las Variaciones para clave de Händel, los Andante con variaciones de Mozart y de Beethoven y los Estudios Sinfónicos en forma de variaciones de Schumann.


Obra instrumental de J. S. Bach
Son 494 las obras que se conservan escritas por Bach para distintos instrumentos. Como ya se ha comentado, el compositor abarcó todos los géneros musicales, por lo que su obra instrumental se compone de cánones, sinfonías y suites orquestales, conciertos para instrumentos solistas y orquesta, sonatas para instrumentos solistas o con bajo continuo, o para trío, suites y partitas para instrumento solo, fugas, obras teóricas especulativas, preludios, tocatas, fantasías, ejercicios para pedal de órgano, pasacalles, canciones, arias, pastorales, corales, dúos, invenciones o caprichos.

No hubo nada que escapara a la curiosidad y el afán de compilar y ordenar que caracterizaban al maestro de Leipzig. Toda la música instrumental, excepto los corales para órgano, es profana, y mucha de ella, especialmente, la destinada al teclado, de carácter didáctico, como El clave bien temperado BWV 846-893 y la serie de las suites inglesas-francesas y partitas compuestas por Bach para enseñar el arte de la composición a su hijo Wilhelm Friedemann Bach.

Obra para teclado
La obra de Bach para teclado es quizá la parte más extensa de su producción. En el Barroco, el clavecín era el instrumento de teclado por excelencia, y Bach le destinó una gran cantidad de obras entre las que hay algunas de gran importancia en la historia del instrumento, como las Variaciones Goldberg (BWV 988), considerada la obra de clave más difícil de interpretar del barroco. También son cruciales obras como El clave bien temperado (BWV 846-893), las partitas (BWV 825-830) y el Concierto italiano (BWV 971), obras todas de su madurez y cumbre de la literatura para teclado hasta ese momento. Éstas son sus principales obras para teclado:

15 invenciones, BWV 772 a 786 - BWV 772 - 776  (Glenn Gould, piano)
15 sinfonías, BWV 787 a 801  (Andreas Schiff, piano)
4 duetos para teclado, BWV 802 a 805  (Angela Hewitt, piano)
6 suites inglesas BWV 806 a 811 - Suite Nº 2 (Ivo Pogorelich)
6 suites francesas BWV 812 a 817 - Suite nº 4 BWV 815a (Sviatoslav Richter) - Suite nº 6 BWV 816 (Sviatoslav Richter)
6 partitas BWV 825 a 830 - Partita BWV 828 - Gigue (Glenn Gould)
• Obertura francesa BWV 831 (Sviatoslav Richter)
• Preludio y partita BWV 833 (Michele Barti)

3 minuetos BWV 841 a 843 - BWV 841-843 Minueto en sol mayor (E. Petri)
El clave bien temperado, libro I, BWV 846 a 869 - BWV 846, 847, 848, 849, 850, 851 (Sviatoslav Richter)
El clave bien temperado, libro II, BWV 870 a 893 - BWV 878, libro II. Fuga en Mi menor (Glenn Gould)
9 preludios y fugas BWV 894 a 902 - Preludio y fuga en La menor BWV 894 (Maria Perrotta)
6 fantasías y fugas BWV 904 a 909  - Fantasía y fuga BWV 904 (Samuel Feinberg)
7 tocatas BWV 910 a 916 - Tocata en sol mayor BWV 916 (Sviatoslav Richter)
Concierto italiano BWV 971 1/2, 2/2 (Glenn Gould)
Variaciones Goldberg BWV 988  - Nº 2 (Glenn Gould) - Nºs 8- 14 (Glenn Gould)



Obra para órgano
La clasificación de la obra de Bach para órgano no es tarea fácil, por cuanto, en principio, no está clara la división entre la obra para órgano y la obra para teclado.

Bach compuso la mayor parte de su música para órgano entre 1700 y 1717, cuando trabajaba como organista en Mühlhausen y Weimar, y supone un aporte crucial a los avances técnicos e interpretativos de este instrumento. El autor explotó al límite sus capacidades, haciendo sonidos y efectos nunca vistos, investigando y mejorando los recursos, la ejecución, y llevando al cénit las posibilidades que podría ofrecer el instrumento en aquel entonces. Estas son las obras principales que Bach compuso para el que se ha dado en llamar el instrumento rey, pero no constituyen la totalidad de su producción.

Seis sonatas, BWV 525 a 530 - Sonata en Do menor (Kay Johannsen)
29 preludios y fugas, BWV 531 a 551 - Preludio en Do mayor BWV 531 (Andrea Marcon
Piezas varias, BWV 561 a 591 - Tocatta en do mayor BWV 564 (Jacqueline du Pré)


Música de cámara y orquestal
Bach compuso la mayor parte de sus obras de cámara y orquestales entre 1717 y 1723, durante su estancia en Köthen, y después entre 1735 y 1747, cuando era director de música del Café Zimmermann en Leipzig. La obra de cámara no es muy extensa, pero la producción de Bach para orquesta nos ha dejado algunas de las piezas más importantes de la historia de la música instrumental, como sus Conciertos de Brandenburgo .

Conciertos de Brandenburgo
- Concierto nº 1 BWV 1046 (Wiener Philharmoniker & Jascha Horenstein)
- Concierto nº 2 BWV 1047  (Südwest-Studioorchester & Herbert Münchner)
- Concierto nº 3 BWV 1048 (Freiburg Baroque Orchestra)
- Concierto nº 4 BWV 1049
- Concierto nº 5 BWV 1050
- Concierto nº 6 BWV 1051 (Orquesta Mozart, dir. Claudio Abbado)

Concerto No 5 en Fa Menor BWV 1056 Presto (Die Deutsche Kammerphilharmonie Bremen & David Fray)
Sonatas para violín y clave BWV 1014 a 1023 - Sonata 1017. Largo. (Menuhim, violín, Glenn Gould, piano)

Sonatas para viola de gamba y clave BWV 1027 a 1029 - BWV 1027 (Leonard Rose, Cello & Glenn Gould, Piano)
• Sonatas para flauta y clave BWV 1030 a 1035 - BWV 1030 (Milos Jurkovic, Flute & Zuzana Ruzickova, Harpsichord)
Conciertos para violín y orquesta BWV 1041 a 1043 - Doble concierto BWV 1043 (Itzhak Perlman y Isaac Stern)
Concierto para flauta, violín, clave, cuerdas y continuo BWV 1044 - Mov 1 AllegroMov 2 AdagioMov 3 Tempo di Allabreve  (Jeanne Lamon & Tafelmusik Baroque Orchestra).
Cánones BWV 1042 a 1078 y BWV 1086
Fuge BWV 1080 "Contrapunctus I" (Hespèrion XX & Jordi Savall, viola da gamba)

Suites para orquesta BWV 1066 a 1069
- Suite No.2 en Si menor BWV 1067 Parte 1. Parte 2. (Café Zimmermann Ensemble)
- Suite Nº 3 en Re mayor BWV 1068 “Air” (Ton Koopman - The Amsterdam Baroque Orchestra)
- Suite No.4 en Re mayor, BWV 1069 Parte 1Parte 2 (Le Concert des Nations La Capella Reial de Catalunya & dir. Jordi Savall)
14 cánones BWV 1087
Sonatas para violín solo, BWV 1001, 1003 y 1005
- Sonata nº 1 BWV 1001 Allegro (Itzhak Perlman)
- Sonata nº 1 BWV 1001 Adagio (transcripción Guitarra) (Nicholas Goluses)
Partitas para violín solo, BWV 1002, 1004 y 1006

Obra para cuerda
En 1720, Bach escribió sus sonatas y partitas para violín solo, cuya polifonía refinada, técnica y virtuosismo componen pasajes inigualables, como la célebre Chacona de la partita nº 2.

El violonchelo abarca muchas facetas de la obra de Bach, ante todo en calidad de acompañante. La única aportación a este instrumento como solista, y una de sus obras instrumentales más destacadas y conmovedoras, son las suites que escribió en Köthen en 1722. El preludio de la suite n.º 1, BWV 1007 se ha convertido en una de las piezas más conocidas de este inmortal compositor.
Seis suites para violoncello solo, BWV 1007 a 1012
- BWV 1007. Suite nº 1 (Mstislav Rostropovich, cello)
- BWV 1008. Suite nº 2 (Jacqqueline Du Pré)
- BWV 1011. Suite nº 5 (Mischa Maisky)
- BWV 1012. Suite nº 6 Gavota y Giga  (Mstislav Rostropovich)

Otros instrumentos solistas
Además de para los instrumentos mencionados, Bach compuso algunas obras para laúd y flauta solos, entre las que destacan: 
• Suite para Laúd BWV 996 (Juliam Bream)

Música vocal
La música vocal de Bach, que ha llegado intacta, se manifiesta en 525 obras, aunque sólo se han conservado 482 completas. La componen:

224 cantatas: - Cantata BWV 30 aria "Freue dich, erlöste Schar", V. Aria: "Kommt, ihr angefocht'nen Sünder" (Magdalena Kozená, Marek Stryncl & Musica Florea) - Cantata BWV 140 (Tenor: Peter Schreier Orchestra: Munich Bach Choir, Munich Bach Orchestra, Dir: Karl Richter) - Cantata BWV 146-7 "Herz und Mund und Tat und Leben", Choral "Jesus bleibet meine Freude" (Heinrich-Schutz Chor Tokyo & dir.Yumiko Tanno) - Cantata BWV199 - Aria “Stumme Seufzer” (John Eliot Gardiner, English Baroque Soloists and Orchestra, Soprano: Magdalena Kozená) - Cantata BWV 209, Aria "Ricetti gramezza e pavento", (Magdalena Kozena, soprano) - Cantata BWV 211"Coffee", Parte I, Parte II (Academy of Ancient Music, Christopher Hogwood, David Thomas & Emma Kirkby)
Oratorio de Navidad BWV248 - Mov 1 - Mov 2-5 - Mov 6-9  (Concentus Musicus Wien & the Arnold Schoenberg Chor)
10 misas - Misa en si menor (English Baroque Soloists)


Pasiones:
- Pasión según San Mateo BWV 245 Nº 9-11 "Du lieber Heiland/ Buss und Reu", Nº 16-17 "Ich bin's ich sollte bussen", Nº 18-24 "Wiewohl mein Herz in Tränen schwimmt", Nº 47 "Erbarme Dich mein Gott" (Wiener Singakademie & Wiener Sängerknaben, dir. Hans Gillesberger).
- Pasión de San Lucas BWV 246 (Gerhard Rehm & Balinger Kantorei; Kammerorchester Collegium Musicum Tübingen)

Magníficat (BWV 243)
A diferencia de las cantatas, la base del Magnificat es un texto de la Biblia (Lucas 1, 46-55) que no va ligado al año eclesiástico y se interpretaba precediendo a las misas de las grandes festividades, y por ese motivo tiene una extensión menor que las cantatas: 1. Magnificat anima mea 2. Et exsultavit 5. Quia fecit mihi magna 6. Et misericordia 7. Fecit potentiam 8. Deposuit potentes 9. Esurientes implevit bonis 10. Suscepit Israel 11. Sicut locutus est (Nikolaus Harnoncourt dir. & Arnold Schoemberg Chorus.

Bach en el cine
“Las variaciones Goldberg” se han utilizado mucho en películas como 'El hombre terminal' (1974), 'El paciente inglés', 'La última fortaleza', 'Solaris' (la de George Clooney), 'The Last Dive' y 'Hannibal'.

Una gran mayoría de directores han escogido la Tocata BWV 565” para causar impresión en el espectador y sin duda las primeras notas de ese órgano lo consiguen: Nos están juzgando. Lo que pocos saben es que el impacto terrorífico se va diluyendo a medida que transcurre la pieza. Señalemos las siguientes películas: 'Condenados de ultratumba', 'Dr Jekyll y Mr Hyde' (1941), 'El teléfono del infierno' (1989), 'El crepúsculo de los dioses' (1950), 'El cuervo' (1935).
La Cantata BWV 147, Coral Jesu bleibet meine Freude” aparece en películas como: 'La sonrisa de Mona Lisa' (2003), 'Los padres de ella' (2000), 'Más que un recuerdo'. (1988), 'Mientras haya hombres' (2001) y 'Minority Report' (2002).
El “Concierto para 4 claves y cuerdas en la menor, BWV 1065” en 'Las amistades peligrosas'
El Preludio Cello Suite No. 1 en sol mayor en 'Master and Commander'. Air suite nº 3 en Re mayor en 'Flashback' y La pasión de San Mateo en 'Sacrificio' de Andrè Tarkovsky.

Estatua de Bach en Leipzig


CITAS


«Al oír la música de Bach tengo la sensación de que la eterna armonía habla consigo misma, como debe haber sucedido en el seno de Dios poco antes de la creación del mundo» (Johann Wolfgang Goethe)

«Solamente hay un músico de quien los demás podríamos aprender algo nuevo: Johann Sebastian Bach» (Robert Schumann)

«Esta semana he ido a escuchar tres veces la Pasión según san Mateo del divino Bach, y en cada una de ellas con el mismo sentimiento de máxima admiración. Una persona que -como yo- ha olvidado completamente el cristianismo no puede evitar oírla como si se tratase de uno de los evangelios» (Friedrich Nietzsche)

«La música le debe tanto [a Bach] como la religión a su fundador» (Robert Schumann)

«Es el amado Dios de la música, a quien todos los compositores deberían elevar una oración antes de ponerse a trabajar» (Claude Debussy)
«El principio y el fin de toda la música» (Max Reger)
«¡No es un arroyo sino un Océano!» [La palabra Bach, en alemán, significa arroyo] (Ludwig van Beethoven)
«Lo que Newton fue como científico, Bach lo fue como músico» (C. F. Daniel Schubart, S. XVIII)
«La chacona BWV 1004 es en mi opinión una de las más maravillosas y misteriosas obras de la historia de la música. Adaptando la técnica a un pequeño instrumento, un hombre describe un completo mundo con los pensamientos más profundos y los sentimientos más poderosos. Si yo pudiese imaginarme a mí mismo escribiendo, o incluso concibiendo tal obra, estoy seguro de que la excitación extrema y la tensión emocional me volverían loco» (Johannes Brahms, en una carta a Clara Schumann)
«Es un artista extraordinario en el órgano y clavicémbalo, y no he dado con ningún músico que haya podido rivalizar con él» (A. Scheibe, 1737)
«Todo ocurre en Bach” (Anton Webern, 1933)
«La figura de Bach es central en la historia de la música, o dicho de otro modo, Bach es el epicentro de la música occidental» (Antoni Ros-Marbà, 2000)

No hay comentarios:

Publicar un comentario