24 septiembre 2012

Fats Navarro


El 24 de septiembre de 1923 nació en Key West (Florida) el trompetista de jazz Theodore 'Fats' Navarro. Así como todos los trompetistas de jazz tradicional provenían del estilo de Louis Armstrong, los de jazz moderno tienen sus raíces en Fats Navarro. Su temprana muerte fue tan llorada en su día por sus contemporáneos como lo fueron en los periodos del swing o el jazz de Chicago, las muertes de Bunny Berigan o Bix Beiderbecke.

Comenzó a tocar el piano con seis años y a los trece se pasó a la trompeta. En cuanto tuvo la menor oportunidad, tras finalizar la escuela secundaria, se enroló en una orquesta itinerante de baile, para perder de vista su ciudad natal. Estuvo de gira con la orquesta de Snookum Russell, con base en Indianápolis. Su estancia con Russell (1941-1942) fue un buen entrenamiento para Navarro, siendo el trompeta solista de la banda, en una época en la que sus mayores influencias eran Roy Eldrige y Charlie Shavers. Su siguiente trabajo fue con Andy Kirk y su banda de Kansas City, los Clouds of Joy (1943-1944). Aquí Fats comenzó una larga amistad con el trompetista Howard McGhee. 'Maggie', como se le conocía, era unos años mayor que Fats y fue una influencia importante en su carrera.

Seguidamente, Fats aceptó la invitación de Billy Eckstine (1945-1946), en cuya banda sustituyó a Dizzy Gillespie. Con Eckstine, Navarro comenzó tocando, nota por nota, los solos del propio Gillespie, aunque pronto mostró su capacidad creativa y su propio feeling. Tras dieciocho meses ininterrumpidos de conciertos, cansado de giras y carretera, en 1946 se estableció en Nueva York y Fats se convirtió en una de las grandes figuras del circuito de clubs y del naciente bebop, con cuyos intérpretes más grandes trabajó: Coleman Hawkins, Dexter Gordon, Bud Powell y el innovador Charlie Parker, quien debido al elevado caché de Navarro, no pudo contratarle para su grupo.

Tadd Dameron y Fats Navarro
También colaboró con Tommy Reynolds, Lionel Hampton, Benny Goodman y Tadd Dameron, quizás su asociación más productiva. Sus grabaciones para Blue Note como acompañante se reunieron en dos volúmenes con el título 'The Fabulous Fats Navarro'.
Fats sufría una fuerte adicción a la heroína, la cual, junto a una tuberculosis que contrajo y un considerable exceso de peso, condujeron a un deterioro de su salud, muriendo a los 26 años en julio de 1950.


Fats Navarro se negaba a ser encasillado en un determinado estilo. Poseía un sonido propio, menos acrobático que Dizzy Gillespie, pero con la misma fuerza de ataque, menos rebuscado que el de Miles Davis, pero igual de perfecto instrumentalmente, y además sabía componer con sentimiento y sus improvisaciones eran de una precisión y de una belleza sonora indescriptible. Su temprana muerte interrumpió bruscamente una extraordinaria carrera del que ya se adivinaba como uno de los grandes trompetistas del jazz de todos lo tiempos...

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario