07 diciembre 2014

'O Tannenbaum!'


El origen de 'O Tannenbaum!', una de las canciones navideñas más conocidas del mundo, se remonta a un texto de Melchior Franck del siglo XVI, que servía como letra de una canción popular, aunque otras fuentes han encontrado en un tema más antiguo, que data de 1550, versos muy similares:

"Oh abeto, eres un noble árbol
Tus hojas resplandecen tanto en invierno como en verano
Cuando todos los árboles parecen secos
Tú, pequeño abeto, permaneces verde"

Ernst Anschütz
Basándose en esta canción, Joachim August Zarnack escribió en 1819 'O Tannenbaum' como canción trágica de amor, en la que el perenne y fiel abeto aparece como símbolo frente a la infidelidad de una amada. En su segunda estrofa aparecía la frase "Oh muchacha, qué falsos son tus sentimientos". Fue aceptada popularmente como canción navideña cuando el profesor de Leipzig Ernst Anschütz, manteniendo la primera estrofa de Zarnack, añadió en 1824 las dos estrofas que se conocen en la actualidad. En ellas ya sólo se menciona el árbol. Por otro lado, en aquel tiempo comenzó a extenderse la costumbre de conmemorar la Navidad con un abeto.


La segunda línea rezaba originalmente: "Wie treu sind deine Blätter" (Qué fieles son tus hojas), ya que en la canción de amor se buscaba el contraste entre la infidelidad de la amada y la 'fidelidad' del árbol. En el siglo XX se hizo más popular la variante "Wie grün sind deine Blätter" (¡Qué verdes permanecen tus hojas!)

O Tannenbaum, o Tannenbaum,
Wie treu (grün) sind deine Blätter!
Du grünst nicht nur zur Sommerzeit,
Nein, auch im Winter, wenn es schneit.
O Tannenbaum, o Tannenbaum,
Wie treu (grün) sind deine Blätter!

O Tannenbaum, o Tannenbaum,
Du kannst mir sehr gefallen!
Wie oft hat schon zur Weihnachtszeit
Ein Zweig von dir mich hoch erfreut!
O Tannenbaum, o Tannenbaum,
Du kannst mir sehr gefallen!

O Tannenbaum, o Tannenbaum,
Dein Kleid will mich was lehren:
Die Hoffnung und Beständigkeit
Gibt Mut und Kraft zu jeder Zeit!
O Tannenbaum, o Tannenbaum,
Dein Kleid will mich was lehren!


¡Oh, abeto!, ¡Oh abeto!
¡Qué fieles (verdes) son tus hojas!
No sólo en verano
También en invierno cuando cae la nieve
Oh, abeto!, Oh abeto!
qué fieles (verdes) son tus hojas

¡Oh, abeto!, ¡Oh abeto!
¡Cómo me puedes gustar!
Cuántas veces en Navidad
Una de tus ramas me ha alegrado
¡Oh, abeto!, ¡Oh abeto!
¡Cómo me puedes gustar!

¡Oh, abeto!, ¡Oh abeto!
Tu verde manto me enseña
que la esperanza y la constancia
dan fuerza y fe en todo momento
¡Oh, abeto!, ¡Oh abeto!
Tu verde manto me enseña


Oh Christmas tree,
oh Christmas tree,
of all the trees most lovely. (Bis)
Each year you bring to me delight,
meaning in the Christmas night,
oh Christmas tree,
oh Christmas tree,
of all the trees most lovely.

Oh Christmas tree,
oh Christmas tree,
with faithful leaves unchanging. (Bis)
Your boughs are green, in sommers glow
and do not fade in winters snow.
Oh Christmas tree,
oh Christmas tree,
with faithful leaves unchanging.




No hay comentarios:

Publicar un comentario